Universo marino, bucear con mantas gigantes

Este extraordinario pez nada en todos los océanos, desde las Maldivas a Baja California.

BUCEO CON MANTAS MALDIVAS

BUCEO CON MANTAS MALDIVAS

BUCEO CON MANTAS MALDIVAS

Sentirse diminuto nadando entre estos gigantes marinos es una experiencia que se puede vivir en los océanos templados y mares tropicales del planeta, y desde las islas Maldivas hasta Baja California. De entre todas las especies de mantas, la Manta birostris o mantarraya es la más grande: hasta 8 metros de envergadura y 1500 kilos de peso. Su esperanza de vida es de 50 años y tiene el mayor cerebro en proporción a su tamaño de todos los peces con esqueleto. A pesar de su poderoso aspecto, si no se la ataca es inofensiva –carece de aguijón venenoso en la cola– y se dice que hasta sociable.

La mantarraya vive en las profundidades, pero se acerca a la superficie de arrefices y playas en busca de pececillos y organismos como el plancton para alimentarse, y de bancos de lábridos que la desparasiten. De ahí que en muchos lugares se realicen inmersiones para avistarlas. A veces se acercan atraídas por las burbujas de oxígeno que desprenden los buceadores y otras simplemente para nadar con ellos, impulsándose con sus aletas pectorales que parecen alas y dando volteretas y saltos de hasta 3 m fuera del agua.

Las Maldivas se hallan en el top ten de destinos para disfrutar de esta experiencia: en sus atolones se mueven hasta 10.000 mantas. Le siguen Baja California en México, Hawái –donde se realizan inmersiones nocturnas–, Mozambique, Tailandia, Japón e Indonesia.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?