Viena fuera de los tópicos

Ideas para disfrutar de la capital austriaca sin pisar un palacio, más allá de su legado imperial

1 / 5
Plaza Albertina - Viena. Plaza Albertina. Estatua ecuestre del archiduque Albrecht

1 / 5

Plaza Albertina. Estatua ecuestre del archiduque Albrecht

La capital austriaca recibe al viajero con un derroche de legado imperial: palacios, arte, leyendas, objetos decorados con la cara de Sissí... Pero existen otras Vienas igual de interesantes y que suelen descubrirse en una estancia de algunos días o en una segunda o tercera visita a la ciudad.

Foto: AGE Fotostock

Pasteleria Demel

2 / 5

Pasteleria Demel

Confiterías para endulzar el día

Sacher. La tarta que lleva el nombre del establecimiento se elabora a partir de una receta secreta de 1832. Se halla en la Philharmonikerstrasse, 4.

Pastelería Demel. En la elegante calle peatonal Kohlmarkt, era la pastelería de la corte de los Habsburgo. La emperatriz Sissí pedía "violetas confitadas", flores acarameladas o recubiertas de chocolate.

Zuckerlwerkstatt. En la calle Herrengasse se elaboran caramelos y golosinas artesanas siguiendo antiguas recetas. Su producto estrella son los caramelos Seidenzuckerl, rellenos de chocolate.

Pastelería Gerstner. Ocupa tres plantas del palacio Todesco, cerca de la Ópera. En funcionamiento desde 1847. La tarta Sissí es su especialidad.

Foto: AGE Fotostock

Copa Beach - Isla del Danubio

3 / 5

Copa Beach - Isla del Danubio

La zona del Alte Donau, la Isla del Danubio y el Canal del Danubio ofrecen una gran gama de actividades, desde circuitos ciclistas a bares de copas.

Playa de Gänsehäufel. De 2 km, tiene una piscina de olas y otra deportiva, además de un área nudista.

Cruceros. El Twin City Liner y los barcos de la DDSG recorren el canal del Danubio. En la Marina Hofbauer (Alte Donau) se pueden alquilar barcas.

Bares. El Copa Beach y el Sunken City, en la isla, son los más famosos.

Festivales. En junio, el de la Isla del Danubio. Del 10 al 27 de agosto, conciertos y mercados en los Días de África.

Foto: AGE Fotostock

Casa de las Musas - Viena. Casa de las Musas

4 / 5

Casa de las Musas

Arquitectura modernista

El clasicismo de los palacios imperiales y las grandes avenidas vienesas provocó, a finales del siglo XIX, una reacción entre los artistas modernistas. El uso de las artes aplicadas (forja, estucos, vidrio, cerámica...) en fachadas e interiores y de materiales nuevos como el aluminio permitió crear una estética muy distinta a la imperial. Otto Wagner lideró esta corriente en Viena. Sus obras se hallan por toda la ciudad e incluyen viviendas (Casas de la Wienzeile), estaciones de metro (líneas U4 y U6), la iglesia Steinhof y la sede de la Caja Postal de Ahorros de Viena. Joseph Maria Olbrich sorprendió en 1898 con la cúpula de hojas doradas del Edificio Secesión, sede del movimiento modernista. Adolf Loos, en cambio, prefería pocos ornamentos y líneas rectas, algo que aplicó en la Casa Loos. Paul Engelmann y Ludwig Wittgenstein aún se mostraron más austeros en la Casa Wittgenstein (1928), más cerca del estilo Bauhaus.

Foto: AGE Fotostock

Museo de Globos terrestres

5 / 5

Museo de Globos terrestres

Para no perderse:

Globenmuseum. 240 globos terrestres y celestes, de la Luna y de Marte, antiguos y modernos (Herrengasse 9).

Heuriger. Las tabernas en las que tradicionalmente se presentaba el primer vino de la temporada. Son muy animadas y tienen jardín.

Naschmarkt. Comer en el mayor mercado de Viena es toda una experiencia.

Foto: Asun Luján

Copa Beach - Isla del Danubio

Viena fuera de los tópicos

La capital austriaca recibe al viajero con un derroche de legado imperial: palacios, arte, leyendas, objetos decorados con la cara de Sissí... Pero existen otras Vienas igual de interesantes y que suelen descubrirse en una estancia de algunos días o en una segunda o tercera visita a la ciudad. Por un lado, hallamos la Viena cotidiana, del diseño y del ocio. Esa que se muestra en los mercados, en las playas y paseos a orillas del Danubio, en los bares nocturnos y también en las cafeterías y pastelerías centenarias o actuales.

Recorrido por Viena

Más información

Recorrido por Viena

9

Fotografías

Por otro lado, Viena cuenta con un patrimonio artístico que va más allá de los grandes monumentos. Se trata de pequeños museos que guardan tesoros de la geografía, de la música o del arte. También en este apartado se incluye la ruta del modernismo vienés, un movimiento que dejó destacadas obras arquitectónicas en el centro de la ciudad.

Saborear esta amalgama de Vienas menos conocidas es una buena idea en cualquier época del año. ¡Déjate convencer!

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?