Trucos para hacer la maleta perfecta

Si eres de los que siempre se olvidan algo cuando viajan, te dejamos unos cuantos trucos para que tu maleta sea perfecta y nunca te falte de nada

Maleta

Maleta

Foto: Gtres

Maleta

Viajar es sin duda un placer, pero hacer la maleta puede que no lo sea tanto. Olvidarnos algo que era imprescindible o llevar cosas de más es el sino de muchos viajeros. Para ellos, para los que el momento de hacer la maleta es un castigo y quieren convertirlo en un placer, os dejamos unos cuantos trucos que debéis tener en cuenta.

Lista de lo que necesitas

Lo primero que debes hacer para no dejarnos nada, es una lista con todo aquello que sabes que necesitarás en el destino. Desde el número exacto de prendas de ropa hasta el de mudas, artículos de aseo, electrónicos y cualquier cosa que se te ocurra. ¡Sí, también debes que apuntar los pañuelos de papel!

La meteorología del destino

Para saber qué es lo que vamos a necesitar, debemos mirar el tiempo que va a hacer en el destino, ya que no ocupan los mismo las botas que las sandalias y los jerseys que las camisetas sin mangas. Lo más recomendable es mirar la web meteorológica oficial del país al que viajemos, pues probablemente su fiabilidad sea mucho mayor.

Documentación

En función del país al que viajemos, se hace imprescindible o no llevar el pasaporte o el DNI, así como la tarjeta sanitaria europea si se dispone de ella. Toda esta documentación siempre tiene que ir con nosotros, y jamás facturarla. ¡Nunca sabes cuándo te van a perder o robar la maleta! También es interesante realizar fotos de documentos como el pasaporte e incluso enviártelo a tu propio correo por si acaso acabas perdiéndolos.

Curiosidades sobre el pasaporte que igual no sabes

Más información

Pasaportes y sus curiosidades

Conjuntos de ropa

Para no pasarnos, ni quedarnos cortos con la ropa que vamos a necesitar lo mejor es crear conjuntos. Saber qué pantalón y qué camiseta nos vamos a poner ayuda a evitar los “por si acaso” y saber el número de prendas exacto que tenemos que meter en la maleta. Además, si estos conjuntos son de colores combinables entre sí para generar varios conjuntos, la maleta es perfecta.

Cómo meter la ropa en la maleta

Para solucionar este punto tenemos dos consejos. El primero consiste en enrollar en vez de doblar la ropa. Esto disminuye el volumen de la misma a la vez que evita arrugas. Además, los huecos disponible se pueden utilizar para objetos más pequeños.

Pero si no quieres enrollar la ropa, siempre la puedes envasar al vacío. Las bolsas para productos congelados son perfectas en las que introducir la ropa, sacar el aire y cerrar. Esta técnica no evita arrugas, aunque el volumen disminuye considerablemente.

Bolsas vacías

Siempre es aconsejable llevar un par de bolsas vacías para la ropa sucia. Además, nunca sabes cuándo la vas a poder necesitar. Puede que te manches los zapatos, o que necesites guardar algo húmedo... y si tienen tamaños distintos, mejor que mejor.

Artículos electrónicos

Ordenadores, tablets, móviles... y demás aparatos electrónicos valiosos siempre deben ir en la bolsa de mano y no facturarlos, pues sabes cómo los metes en las maletas, pero no cómo van a llegar tras el viaje en bodega del avión. Los cables y adaptadores sí es aconsejable meterlos en la maleta. Para que no estén sueltos y se enreden, lo mejor es meterlos en una bolsa todos juntos y enrollar los cables con gomas para que no acaben liados entre ellos.

Plataformas digitales de turismo
Foto: AgeFotostock

Hueco de los zapatos

Cuando vamos justos de espacio en la maleta no se debe desaprovechar ni el interior de los zapatos. Este hueco es perfecto para guardar todo aquello que puede ser susceptible de romperse, como auriculares, objetos de cristal, etcétera. Y si viajas sin objetos frágiles, siempre puedes guardar los calcetines y la ropa interior para ahorrar espacio. Los gorros de ducha son, además perfectos para guardar los zapatos en la maleta.

Toallas de microfibra

Es cierto que son muchos los que se resisten a usar este tipo de toallas. No siempre secan bien y no son tan agradables como las normales, pero si no vamos a un hotel en el que las toallas estén incluidas, las de microfibra son perfectas para llevar en la maleta, pues ocupan poquísimo espacio y secan a la perfección. El truco: hay que frotar la piel para secarse completamente.

Neceser

Este elemento imprescindible de la maleta es, en muchas ocasiones, lo más voluminoso. En este sentido, siempre se recomienda no llevar de más y olvidarse de los “por si acaso”. Champú y jabón suelen proporcionar en los hoteles, aunque si se quiere llevar el propio, lo mejor es trasvasar los elementos a botes más pequeños, no hace falta que nos llevemos el de dos litros. Esta misma operación se puede hacer con la crema hidratante, perfumes o desmaquillantes. Por otra parte, si nos quedamos sin ellos, estos productos siempre se pueden comprar en el destino.

Maletas en el aeropuerto
Foto: Gtres

Ropa voluminosa

Cuando ya hemos llenado la maleta pero aún nos falta espacio, un truco es ponerse para el viaje las prendas más voluminosas. Esas grandes botas o el jersey más gordo que tenemos no son ideales para viajar, pero siempre es mejor llevarlo puesto que no llevarlo. Además, siempre te lo puedes quitar durante el vuelo e incluso te puede servir de almohada si tienes pensado echar una cabezada.

Equipaje de mano

Si no se va a facturar, es indispensable saber las medidas exactas del equipaje de mano que permite llevar contigo la compañía aérea con la que se vuela. En este equipaje además recomendamos, si se ha facturado el equipaje principal, llevar un traje de repuesto y artículos de aseo personal, pues nunca se sabe cuando van a llegar las maletas.

Las mejores apps para tus viajes

Más información

Apps imprescindibles para viajeros

11

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?