La Tomatina de Buñol

La fiesta se celebra desde 1945 y es de Interés Turístico Internacional

1 / 4
A24-756016. La tomatina de Buñol (Valencia)

1 / 4

La tomatina de Buñol (Valencia)

Foto: AgeFotostock

V47-2930513. La tomatina: más de 145.000 kilos de tomates maduros

2 / 4

La tomatina: más de 145.000 kilos de tomates maduros

Foto: AgeFotostock

V47-2930455. A la tomatina acuden miles de viajeros de todo el mundo

3 / 4

A la tomatina acuden miles de viajeros de todo el mundo

Foto: AgeFotostock

V47-2930491. El secreto de la tomatina es que los tomates estén muy maduros

4 / 4

El secreto de la tomatina es que los tomates estén muy maduros

Foto: AgeFotostock

V47-2930491

La Tomatina de Buñol

Nunca tirarse cosas y pringarse fue tan divertido, ni atrajo tanto la atención; pero es que La Tomatina de la localidad valenciana de Buñol está declarada como Fiesta de Interés Turístico Internacional por la Secretaría General del Turismo desde 2002. Más de un centenar de medios internacionales retransmiten la batalla de los tomates.

¿Y en qué consiste La Tomatina?

Pues básicamente, en más de 20.000 personas lanzándose unas a otras un total de 145.000 kilos de tomates durante una hora exacta, a partir de las 11 de la mañana… Eso sí, los tomates deben ser maduros, para que exploten bien sobre el cuerpo sin que el impacto lesione a nadie.

Este año, además del rojo tomate, en La Tomatina lucirá otro importante color: el violeta del Movimiento Mujeres Democráticas de Buñol y otras voluntarias, que lucirán camisetas moradas contra el acoso y la agresión sexual y funcionarán como enlace con los equipos de seguridad.

Historia de La Tomatina

Cuentan que el último miércoles de agosto de 1945, durante las fiestas del pueblo, había unos jóvenes en la plaza. Aburridos de ver pasar a gigantes y cabezudos, decidieron hacerse un hueco en el desfile. Lo hicieron con tanta energía que acabaron tirando a un participante al suelo. Éste, enfurecido, comenzó a golpear a todos echando mano a lo que tenía más cerca: un puesto de verduras, que desafortunadamente para el dueño, sirvió para la munición improvisada.

Los muchachos se divirtieron tanto que al año siguiente decidieron repetir la anécdota. Sólo que en esa nueva ocasión se llevaron ya los tomates de casa. Desde entonces, la fiesta se fue repitiendo no con pocos encontronazos con las fuerzas del orden público, empeñadas en disolver la algarabía. De hecho, ¿sabías que La Tomatina fue prohibida a principios de los 50? Muchos de los participantes fueron, incluso, detenidos.

La Tomatina se hizo popular en toda España a partir de que apareciera en el mítico programa “Informe Semanal” de la TVE en 1983. A partir de entonces, la tradición ha llamado la atención internacionalmente y hoy, el último miércoles de agosto, llegan a Buñol centenares de viajes de todos los países a participar de la batalla de tomates.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?