Sarajevo, qué ver en la capital de Bosnia y Herzegovina

Cruce de culturas, Sarajevo es una de esas capitales que el turista mira aún con cierto recelo. Te mostramos qué ver en la capital Bosnia y Herzegovina

1 / 8
hotel-europa. Hotel Europa

1 / 8

Hotel Europa

El Hotel Europa es el centro físico y semántico de Sarajevo, con elementos del este y del centro de Europa. Construido e inaugurado durante la ocupación austro-húngara, el hotel se convirtió en la primera sede hotelera moderna de la ciudad. Durante su casi siglo y medio de vida, el hotel ha visto muchos cambios y en el año 1992, cuando albergaba a mujeres y niños refugiados, fue incendiado por un proyectil de artillería durante la guerra de los Balcanes. A día de hoy, es un hotel de cinco estrellas donde alojarse (136 € 2 pax, 1 noche)  o tomarse un café vienés (o turco) , según guste.

Foto: Hotel Europe

Bascarsija. Baščaršija

2 / 8

Baščaršija

Baščaršija es el casco antiguo de la ciudad, un bazar de estilo turco construído por el Imperio Otomano y hoy repleto de tiendas de souvenirs. Un lugar idóneo para pasear por callejones adoquinados, casitas de construcciones bajas y restaurantes tradicionales. El Zeljo es probablemente el lugar más recomendable para probar el Ćevapi, un plato tradicional bosnio a base de carne picada y pan. ¡Delicioso!

Foto: Gtres

Fuente Sebilj

3 / 8

Fuente Sebilj

Rodeada por palomas la Sebilj es una fuente pública construída a base de piedra y madera con forma de kiosco. Cuenta la leyenda que quien beba de esta fuente de estilo pseudo-otomano, regresará tarde o temprano a Sarajevo. Así que si crees que no vas a tener suficiente tiempo para verlo todo en la ciudad, ¡dale un buen sorbo!

Foto: AP

Mezquita-Gazi-Husrev-Beg. Mezquita Gazi Husrev-Beg

4 / 8

Mezquita Gazi Husrev-Beg

Elegante y soberbia, la Mezquita Gazi Husrev-Beg, la más importante de la capital y la más grande del país, es una de las estructuras otomanas más características de Bosnia y Herzegovina. Gobernada por una cúpula principal y un sólo minarete de más de 45 metros de altura, se trata de uno de los símbolos mas destacables de Sarajevo, visible desde innumerables puntos de la ciudad. Durante las horas de oración permanece cerrada a los turistas.

Foto: Gtres

placa-franz-ferdinand. Francisco Fernando de Austria

5 / 8

Francisco Fernando de Austria

El asesinato de Francisco Fernando de Austria, heredero al trono del imperio Austro-Húngaro, sucedió en el lado norte del Puente Latino, justo delante del antiguo ayuntamiento o Vjecnica, visita también obligada en la ciudad. Convertido tras la I Guerra Mundial en biblioteca y ahora en sala de exposiciones, el interior del edificio, con mosaicos y pinturas árabes, está totalmente restaurado ya que en el 1992 las tropas Serbias quemaron todo el edificio y se perdieron los documentos de más de 150.000 libros y manuscritos. El precio de la entrada ronda los 3 euros.

Foto: Gtres

cementerio. Cementerio musulmán

6 / 8

Cementerio musulmán

Para entender mejor los acontecimientos de la última guerra es interesante adentrarse en alguno de los muchos cementerios que hay en la ciudad. O incluso intentar descubrir algunas de “Las Rosas de Sarajevo”, manchas rojas en el suelo que, a base de resina roja, rellenan las grietas ocasionadas por las bombas y representan toda la sangre derramada durante la guerra. Se pueden encontrar varias por toda la ciudad.

Foto: Gtres

Spasa. Túnel de Spasa

7 / 8

Túnel de Spasa

Si nos alejamos un poco del centro urbano, a unos 12 km aproximadamente, podemos llegar al Túnel de Spasa, conocido también como “el túnel de la esperanza” puesto que fue la única vía de comunicación entre la ciudad y el exterior durante el sitio de Sarajevo. Una zona controlada por las Naciones Unidas donde se permitió que los alimentos, los suministros de guerra y la ayuda humanitaria entraran en la ciudad. El precio es de unos 15 euros y el horario de visitas es de 9 a 4pm.

Foto: AgeFotostock

Zuta-Tabija. Zuta Tabija

8 / 8

Zuta Tabija

Imprescindible terminar el recorrido viendo la puesta de sol desde la fortaleza de Zuta Tabija, o bastión amarillo, un lugar muy concurrido por los vecinos de la ciudad, con una vista panorámica de Sarajevo difícil de olvidar. La entrada es gratuita.

Foto: AgeFotostock

Fuente Sebilj

Sarajevo, qué ver en la capital de Bosnia y Herzegovina

Según el escritor bosnio más destacado de su generación, Dževad Karahasan, para conocer Sarajevo se debe empezar el recorrido en el Hotel Europa. Nos adentramos en esta enigmática ciudad donde conviven tres culturas distintas.

Los místicos dicen que todo lo que existe en el mundo existe en Sarajevo. Y es verdad. Esta ciudad cosmopolita donde conviven las tres grandes religiones monoteístas es el paradigma de un cruce de culturas. Existen distintas huellas arquitectónicas, también cicatrices de guerra. Descubrimos los lugares esenciales de una ciudad desconocida para la mayoría de los viajeros pero que, aquellos que la visitan, quedan encantados con su hospitalidad, su historia y su extraña mezcla de idiomas, comidas y personas.

Serbia: una nación dividida

Más información

Serbia: una nación dividida

18

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?