La Gran Ruta de Suiza

Todas las claves y los mejores lugares para disfrutar de los 1.600 kilómetros que recorren Suiza en una de las rutas en coche más espectacular de Europa

1 / 5
A24-547543. Zúrich

1 / 5

Zúrich

Esta metrópoli europea es uno de los destinos indicados desde donde iniciar la Gran Ruta de Suiza. Famosa como centro de estudios e investigaciones, dispone de una excelente infraestructura acoplada en el entorno natural. Además de los imprescindibles de Zúrich, hay un buen plan en galerías comerciales de marcas de moda, joyas y relojes. La Bahnhofstrasse, antiguo foso de agua de la fortaleza de la ciudad, se ha convertido en la calle comercial por excelencia de Zúrich. Uno de los aspectos que más sorprende de esta ciudad situada al norte del país es que tiene la densidad más alta de clubes de toda Suiza. Aquí nunca se llega tarde, si tienes ganas de fiesta. 

Foto: AgeFotostock

Basilea

2 / 5

Basilea

Considerada como la capital cultural de Suiza, Basilea ofrece una altísima calidad de vida tanto a sus habitantes como a los visitantes que se acercan a ella. Por las aguas del Rin transcurre el día a día y el ocio en la ciudad, que sorprende por su clima suave y agradable. La buena comida y bebida son casi tan importantes como el arte y la cultura. Y cuando los museos y las tiendas cierran sus puertas, Basilea muestra su cara más animada. Es entonces, cuando jóvenes y menos jóvenes se zambullen en la variada vida nocturna. La oferta satisface hasta a los más exigentes. Pero quienes buscan un lugar donde practicar deportes de aventura y senderismo, también tienen en Basilea numerosos recursos:  las verdes y suaves colinas de los bosques del Jura en Basilea Campiña, las amplias mesetas con sus fantásticas vistas, así como el Laufental, situado al sur de la ciudad.

Foto: AgeFotostock

Friburgo-suiza. Friburgo

3 / 5

Friburgo

La región de Friburgo es una tierra de contrastes. Rápidamente se pasa del clima vivificante de las montañas del Sur a la suavidad de los lagos del Norte. Dos idiomas oficiales y tres zonas donde programar las vacaciones: los Prealpes, la ciudad de Fribourg y el País de los tres lagos. En los Prealpes, se encuentran paisajes montañosos totalmente idílicos. Tradición y modernismo se estrechan la mano, como en Gruyères que guarda los tesoros de los Condes de Gruyères, pero también las obras de H.-R. Giger, el creador de Alien. Resulta imprescindible visitar una quesería y asistir a una demostración. Fribourg, capital y centro económico del cantón, es una joya arquitectónica de la Edad-Media. Una ciudad que se distingue por la pluralidad de sus culturas, su universidad y su gastronomía. Y, a menos de una hora de los Prealpes, se encuentran las ciudades medievales de Morat y de Estavayer-le-Lac. Ya, en la época de los Celtas y de los Romanos, el agradable clima del País de los tres Lagos incitaba al descanso. 

Foto: AgeFotostock

Interlaken-ciudad-suiza. Interlaken

4 / 5

Interlaken

Interlaken está ubicada en Berna Oberland en un terreno fluvial entre los lagos de Thun y Brienz y dominada por tres impresionantes colosos de piedra, los montes Eiger, Mönch y Jungfrau. La ciudad es el punto de partida para numerosas actividades. En su condición de ciudad de congresos y destino de vacaciones de nivel internacional, Interlaken es el punto de partida ideal para numerosas excursiones. Más de 45 ferrocarriles de montaña, funiculares aéreos, así como telesillas y telesquíes llevan a un área con 200 km de pistas y una densa red de senderos. Abajo, en los lagos de Thun y Brienz navegan barcos de excursiones, entre ellos históricos vapores de ruedas.

Foto: AgeFotostock

20028587. Lago Lemán

5 / 5

Lago Lemán

La región del lago Leman se extiende desde el macizo del Jura hasta los fascinantes Alpes del Vaud, que dan nombre al cantón. Paisajes idílicos de naturaleza desbordante y la ciudad de Lausana, son los puntos más emblemáticos de la zona. Es ésta una región que parece hallarse entre el sueño y realidad: en la llanura, hay extensos campos de cereales y pueblos de belleza agrícola; en la zona media, pequeñas ciudades medievales con impresionantes castillos; al norte, los picos del Jura, donde se encuentran el cielo y la tierra y el alma halla amplio espacio. Y en los Alpes de la zona del Lago Lemán, al este: un típico mundo alpino, praderas fértiles, aldeas de chalets, picos y glaciares. Terrazas soleadas para vacaciones de relajamiento y aventuras deportivas.

20028587

La Gran Ruta de Suiza

La Gran Ruta Suiza es el modo que los suizos encontraron de ordenar en un mapa los mayores atractivos de su país: veintidós glaciares; 650.000 km de ríos y arroyos, cataratas, montañas y valles; algunos castillos, iglesias y pueblos medievales; doce lugares declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y dos Reservas de la Biosfera; también regiones vinícolas, tradiciones únicas, galletas y el pueblo de Heidi, en Guarda.

Arrancas el motor del coche y aprietas un poco el acelerador. Entonces, el paisaje comienza a correr paralelo a ti, mostrándote todas las maravillas de Suiza. En total, 1.600 kilómetros de recorrido que evitan en todo momento las autopistas para que podamos descubrir el país a nuestro ritmo y antojo.

Por qué hacer la Gran Ruta Suiza

En el horizonte, destacará el Matterhorn, o también en español e italiano monte Cervino, como la montaña perfecta. Sentiremos el vértigo en el paso del puerto de Furka que, a 2.429 metros de altitud, es el punto más alto de la gran Ruta de Suiza. No sólo el paisaje, también nos sorprenderá la arquitectura: desde los castillos de Bellinzona, que parecen surgir de un cuento de hadas, a las maravillas diseñadas por Le Corbusier como la de Corseaux.

8 impresionantes vistas del Matterhorn

Más información

8 impresionantes vistas del Matterhorn

8

Fotografías

Otro espectáculo es el de las empinadas terrazas de viñedos de Lavaux. Sin duda, de las cinco regiones vinícolas del cantón de Vaud, la de Lavaux, al sur de la orilla septentrional del Lago Leman y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la más espectacular.

El mejor lugar para sentir la arrolladora fuerza de la naturaleza de Suiza es detenerse sobre la catarata del Rin en Schaffhausen, el salto de agua más grande de Europa (150 m de ancho y 23 m de salto de agua).

Lo mejor de Zúrich

Más información

Lo mejor de Zúrich

6

Fotografías

Te van a maravillar los sucesivos tramos de carreteras que seguirás. Pero si hay que destacar uno, ese es el de la Tremola, la reina de los recorridos alpinos: un recorrido adoquinado que transporta a otras épocas. El trayecto a Furka recordará a los más cinéfilos, porque fue el que hizo James Bond en “Goldfinger”.

Algunos consejos para recorrer la Gran Ruta Suiza

El circuito se aconseja hacer de abril a octubre, que es la mejor época para disfrutar de los paisajes sin contratiempos. Lo mejor, en no menos de siete días, para asir no dedicar más de cinco horas de conducción. Vehículos de gran tamaño, como por ejemplo autocaravanas, deberán consultar si existen restricciones en algún paso. Y una última recomendación: mejor comenzar por Zúrich y seguir la ruta en el sentido del reloj, que por algo estamos en Suiza.

Viaje a Suiza: del lago Lemán a los Alpes

Más información

Viaje a Suiza: del lago Lemán a los Alpes

10

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?