Fallas de Isil: culto al fuego

En 2015 la Unesco declaró las 'falles' de Isil Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¿Cuándo se celebran? ¿Por qué son tan especiales?

Falla mayor de Isil

Falla mayor de Isil

En 2015, las Fallas de Isil fueron declaradas por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Foto: Roc García-Elías Cos

Falla mayor de Isil

Cada 23 de junio por la noche, durante la vigilia de San Juan, tiene lugar en Isil una celebración pagana en la que el fuego es el principal protagonista. La fiesta de esta población de los Pirineos leridanos se lleva a cabo desde tiempos inmemoriales, coincidiendo con el solsticio de verano. Consiste en el descenso por la montaña de troncos encendidos (falles) que la gente de Isil acarrea hasta el centro del pueblo, donde formarán una inmensa hoguera dispuesta alrededor de la Falla Mayor.

"Las preparaciones de esta fiesta ancestral comienzan los primeros días de mayo –dicen desde la Associació Cultural Falles d’Isil–, cuando los fa­­llaires suben al bosque para elegir los pinos que talarán para la construcción de 60 fallas. Son troncos de un metro y medio de longitud que se horadan para introducir en ellos trozos de madera que facilitarán su quema".

Cómo se celebra la noche de San Juan en España

Más información

Así se celebra la noche de San Juan en España

9

Fotografías


Cuando las fallas están preparadas, se dejan secar hasta la misma tarde de la celebración. Entonces, con las últimas luces del día, los fallaires acuden a buscarlas y las transportan hasta el Faro, donde aguardan la señal que indicará el inicio del descenso: el encendido de la Falla Mayor, plantada en la plaza Mayor.

Como una serpiente de fuego, los fallaires bajan por la montaña con los troncos ardiendo, a cuestas o haciéndo­los rodar en zigzag ladera abajo. A la entrada de Isil los esperan las madrinas de la fiesta, y luego la comitiva recorre el pueblo. La primera parada es el cementerio, en cuya puerta trazan una cruz. Cuando llegan a la plaza, colocan todas las fallas al pie de la Falla Mayor, creando un gran fuego en torno al cual bailarán las cuatro danzas tradicionales.

En 2015 la Unesco reconoció el valor de esta tradición, que se enmarca en un conjunto de celebraciones vinculadas al solsticio de verano muy populares en Cataluña, e incluyó las Fallas de Isil en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Las Fallas de Valencia ya son Patrimonio de la Humanidad

Más información

Las Fallas de Valencia ya son Patrimonio de la Humanidad

10

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?