Escapadas refrescantes cerca Burgos

Que la provincia de Burgos no tenga costa no significa que no podamos darnos un refrescante baño rodeados de paisajes espectaculares

1 / 4
burgos-Valle-de-Mena. Cascada de Peñaladros (Valle de Mena)

1 / 4

Cascada de Peñaladros (Valle de Mena)

Para muchos, la cascada perfecta de Burgos. Basta ver la imagen para así pensarlo. Esta preciosa caída de agua de unos 30 metros de altura se encuentra en el valle de Mena, a muy poca distancia del pueblo de Cozuela. Sorprende que siendo una de las más bellas también sea una de las más ocultas. ¿La razón? La vegetación exuberante hace que la cascada pase desapercibida. Mención aparte, la carretera, que es sinuosa a más no poder.

Foto: Turismo de Burgos

Burgos-Valle-de-Tobalina. El Peñón (Pedrosa de Tobalina)

2 / 4

El Peñón (Pedrosa de Tobalina)

Al sur de Las Merindades, siguiendo el curso del río Jerea encontramos El Peñón, una cascada de 100 metros de ancho y 20 de alto que es tan bella que por sí sola sitúa en el mapa a la pequeña población de Pedrosa de Tobalina. No hay pérdida porque la cascada está dentro del núcleo urbano y hay un mirador desde la que contemplarla.

Foto: Turismo de Burgos

Cueva del AguaOrbaneja del Castillo. Cascada de Orbaneja del Castillo

3 / 4

Cascada de Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo es uno de los pueblos más singulares de Burgos. Uno de sus atractivos turísticos es el complejo kárstico con cuevas como la del Barbancho, de la que brota una impresionante cascada que cuando veas no podrás parar de fotografiar. Destaca también la Cueva del Agua con visitas guiadas durante el verano. Además el conjunto histórico de Orbaneja del Castillo está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Foto: AgeFotostock

piscina natural de Espinosa de los Monteros. Piscina natural de Espinosa de los Monteros

4 / 4

Piscina natural de Espinosa de los Monteros

Es en la comarca de Las Merindades donde encontramos algunos de los enclaves más refrescantes de la provincia de Burgos. Por ejemplo, la piscina natural de Espinosa de los Monteros. El agua del río Trueba alimenta en verano un espacio de baños en el que se disfruta de zonas arboladas para descansar a la sombra. Después del baño, vale la pena conocer el conjunto monumental de esta localidad histórica.

Foto: AgeFotostock

burgos-Valle-de-Mena

Escapadas refrescantes cerca Burgos

Vamos a ver, que no haya costa a 100 kilómetros a la redonda no significa que no podamos refrescarnos. En Burgos, precisamente, lo que no falta es agua. En este caso, dulce. Los ríos Ebro, Duero, Cadagua, Arlanzón… La provincia de Burgos, además de vino –la D. O Ribera del Duero comercializa más de 50 millones de litros al año– vierte agua a las tres cuencas hidrográficas peninsulares. Sus ríos y afluentes surcan el territorio originando algunos paisajes de una belleza extraordinaria, además de muy refrescantes en verano.

Estamos hablando de disfrutar de muy diversos paisajes, que van desde villas históricas y a complejo kárstico, pasando por cuevas, cascadas perfectas, lagos y pozas. Además de por la belleza y lo refrescante, el agua en verano es sinónimo de diversión.

Una ruta por la Ribera del Duero

Más información

Una ruta por la Ribera del Duero

5

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?