Descubre Sudáfrica desde las alturas

Parapente, globo aerostático y paracaídas. Tres formas de descubrir el país sudafricano de una forma diferente y desde lo más alto

1 / 3
Por los aires en globo aerostático

1 / 3

Por los aires en globo aerostático

Una de las mejores maneras de recorrer el cielo, el de Sudáfrica y cualquier otro, es el globo aerostático. Desde él se pueden ver templos, volcanes, planicies, montañas… desde una perspectiva única. En el país africano, en Free State se puede sobrevolar el cráter de Vredfort, el impacto de meteorito más grande de la Tierra con 300 km de diámetro. Este impacto data de hace 2.000 millones de años, siendo el segundo más antiguo del planeta.

Otra de las zonas que se puede ver desde un globo es la ciudad de Clarens, la “Joya del Estado Libre del Este” por ser el lugar donde Paul Kruger pasó sus últimos días. También es interesante para sobrevolar en globo el desierto del Kalahari, las llanuras de Mpumalanga, las montañas de Drakensberg, los huertos subtropicales y el río Sabi, las reservas privadas de Limpopo junto al Parque Nacional Kruger o los numerosos viñedos en Western Cape, entre otros.

Foto: Turismo de Sudáfrica

Parapente desde la cima de las montañas

2 / 3

Parapente desde la cima de las montañas

Algunas de las mejores vistas de Sudáfrica se encuentran en la cima de las montañas. La región de Western Cape cuenta con más de 60 sitios desde donde despegar el vuelo con la ayuda de con la fuerza del viento. Una de las más llamativas es la que ofrece Lion's Head, en Ciudad del Cabo, desde donde se puede ver toda la urbe bajo los pies, así como el azul del océano y el verde del Parque Nacional Table Mountain.

Foto: Turismo de Sudáfrica

Emociones en paracaídas

3 / 3

Emociones en paracaídas

Sólo los más valiente son capaces de subir en un avión hasta las nubes a más de 190 km/h y saltar. Estos es lo que ofrece la mayoría de las regiones de Sudáfrica, verlas a vuelo de pájaro con un paracaídas acompañado en tándem de un instructor o, si se tiene experiencia, sólo a 3.600 metros de altura. La Montaña de la Mesa desde Ciudad del Cabo o el Parque Kruger nunca volverán a ser iguales cuando se ven desde lo más alto.

Foto: Turismo de Sudáfrica

Por los aires en globo aerostático

Descubre Sudáfrica desde las alturas

La República de Sudáfrica es uno de esos países que visitar una vez en la vida. Con impresionantes paisajes donde las verdes llanuras se contraponen con grandes cadenas montañosas, pocos son los que se resisten a explorar sus territorios en busca de los “big five” -león, guepardo, elegante, rinoceronte y búfalo-.

Pero no todo en Sudáfrica son los animales, sino que es un país en el que los más aventureros podrán vivir experiencias inolvidables. Y es que es en Sudáfrica donde se puede nadar con tiburones blancos o lanzarse al vacío desde el que fue en su día el salto más alto del mundo, el puente Bloukrans, a 210 metros de altura.

Lo que os proponemos ahora es contemplar Sudáfrica desde otro punto de vista, desde lo más alto. Ya sea montado en un parapente, a bordo de un globo aerostático o en paracaídas, los paisajes sudafricanos no dejarán de sorprenderte, y la sonrisa nunca se podrá borrar de tu cara.

Safaris y playas de Sudáfrica

Más información

Safaris y playas de Sudáfrica

8

Fotografías

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?