Sol

51 / 70

51 / 70

Secuencia de un elipse total de Sol

Una imagen compuesta muestra el sol antes, durante y después de un eclipse total.

 

Foto: National Geographic Creative / Babak Tafresi

52 / 70

Filtros solares

Un filtro solar especial ofrece una vista segura de la luna que cubre el sol durante el eclipse solar total de 2008, visto desde Siberia.

Foto: National Geographic Creative / Babak Tafresi

53 / 70

Secuencia de un elipse anular de Sol

Una imagen compuesta muestra el sol antes, durante y después de un eclipse anular.

Foto: National Geographic Creative / Babak Tafresi

54 / 70

El año solar

Foto: ESA / Proba-2

55 / 70

Proba-2 spots transit of Mercury fullwidth

En la imagen podemos ver al planeta más pequeño de la Sistema Solar durante su transito entre el Sol y la Tierra el lunes 9 de mayo. Uno de los satélites más pequeños de la ESA, el Proba-2 estaba observando y capturó este momento.

Foto: ESA/ROB

56 / 70

Baily's Beads

Fotografía ganadora en la categoría "Nuestro Sol".

La imagen, tomada en Luwuk, Indonesia, nos muestra el fenómeno conocido como "las perlas de Baily" durante el eclipse solar total acontecido el pasado 9 de marzo de 2016. A medida que la Luna pasa por delante del Sol, la superficie rugosa de nuestro satélite permite que algunos haces de luz escapen de ciertos puntos en su contorno,  formando las perlas de luz que se acumulan a lo largo de esta secuencia, tomada en apenas unos pocos minutos.

Foto: © Yu Jun / Insight Astronomy Photographer of the Year

57 / 70

La corona solar se tiñe de colores cuando se observa con la tecnología adecuada

La forma en que la corona se calienta hasta alcanzar millones de grados es todavía una incógnita para los científicos, pero gracias a instrumentos como SOHO, los investigadores conocen mejor nuestra estrella más cercana.

Foto: ESA / SOHO

58 / 70

Campos magnéticos solares

NASA/SDO/AIA/LMSAL

59 / 70

Estrella moribunda cercana al colapso

Nasa / ESA

60 / 70

Eclipse de Sol a través de una radiografía

De esta guisa, utilizando una simple radiografía, observaron algunos habitantes de Jakarta, Indonesia, el eclipse de Sol del pasado 8 y 9 de marzo de 2016. Sin embargo, este sistema está absolutamente desaconsejado por los expertos, pues puede provocar lesiones oculares serias.

Foto: Gtres

61 / 70

Eclipse de Sol en Naipyidó, Myanmar

Desde Naipyidó, capital de Myanmar (la antigua Birmania), también pudieron disfrutar de uno de los eventos astronómicos más espectaculares que existen y que, los expertos no dudan en afirmar: “todo el mundo debería ver una vez en la vida”.

Foto: Gtres

62 / 70

Un avión frente al eclipse solar

Poder disfrutar de un eclipse de Sol es todo un espectáculo. Y si además en ese instante pasa un avión por delante y consigues captarlo con tu cámara fotográfica entonces el momento es mágico.  La foto está tomada en Taguig, Filipinas.

 

Foto: Gtres

63 / 70

El eclipse de Sol visto desde un satélite

El satélite espacial Proba 2 tiene la misión de observar el Sol casi continuamente. Gracias a su órbita sincronizada con nuestro astro, pues sigue exactamente la línea divisoria entre el día y la noche, ha podido tomar esta espectacular fotografía del eclipse que tuvo lugar entre el 8 y el 9 de marzo de 2016.

Foto: NASA

64 / 70

Eclipse de Sol desde Singapur

Desde enero de 2009 no se vivía un eclipse solar en este país asiático. La próxima vez que los ciudadanos de Singapur puedan volver a disfrutar de este espectáculo será en diciembre de 2019. 

Foto: Gtres

65 / 70

40 millones de personas

Este espectacular evento astronómico se pudo observar en tres zonas horarias distintas y lo pudieron disfrutar en directo unos 40 millones de personas. En la imagen, varias decenas de habitantes de Yakarta gozan del espectacular evento astronómico.

Foto: Gtres

66 / 70

Eclipse de Sol en Phnom Penh, Camboya

Cualquier objeto o silueta sirve de marco perfecto para conseguir que las fotos de los eclipses de Sol no sean una simple esfera luminosa tapada ligeramente. En este caso una flor de Camboya ha servido de inspiración para tomar esta preciosa fotografía.

67 / 70

La antena de Goldstone

La californiana antena Goldstone, de 70 metros de diámetro, genera imágenes de radar que revelan el tamaño, la velocidad y la distancia de los asteroides, y si se dirigen hacia la Tierra. En febrero, una roca de 40 metros pasó a 27.700 kilómetros de nuestro planeta.

Foto: Mark Thiessen

68 / 70

La perturbación de los gigantes

El Gran Bombardeo Tardío de la Tierra pudo ser el resultado de una fuerte alteración de las órbitas planetarias, que hizo que Neptuno (en primer término) y Urano trastocaran un cinturón de cometas, y Júpiter, el cinturón de asteroides. Según el modelo de Niza (así llamado en referencia a la ciudad donde se concibió), Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno nacieron muy juntos dentro de la nebulosa protosolar, una nube con forma de disco cuajada de detritos de roca y hielo. A medida que los cuatro planetas gigantes absorbían o repelían esos residuos con su potente gravedad, experimentaban en su propia órbita desplazamientos lentísimos que culminaron en un punto de inflexión. 

Ilustración: Dana Berry / Fuentes: Harold Levison y Dan Durda, SWRI

69 / 70

Como un rejoj

Los antiguos planetarios de mesa representaban un sistema solar predecible. El real es más azaroso: deslizar hoy un lápiz sobre la mesa puede significar que dentro de mil millones de años Júpiter vaya media órbita más adelantado. 

Ilustración: Dana Berry / Fuentes: Harold Levison y Dan Durda, SWRI

70 / 70

Rocas viajeras

En el pasado, en algún lugar entre Marte y Júpiter, chocaron dos asteroides. Este meteorito de 900 gramos probablemente procede del más grande, llamado Vesta. La gravedad de Júpiter lo lanzó después hacia la Tierra y aterrizó en la Antártida. 

Foto: Mark Thiessen