Sida

1 / 10
Mapping SHIV Infection in the Body

1 / 10

Mapping SHIV Infection in the Body

Fotografía finalista en la categoría: Hidden Worlds

Visualizar datos genómicos complejos es difícil. En esta imagen, cada uno de los cuatro círculos coloreados muestra las mismas aproximadamente 100,000 células de los macacos rhesus, con células genéticamente y fenotípicamente similares agrupadas. Cada punto representa una sola célula y las líneas que los conectan reflejan cuán similares son. En el círculo inferior derecho, los glóbulos rojos son de monos infectados con el virus de inmunodeficiencia humana mientras que los azules representan los no infectados. Distinguir entre rojos y azules ayuda a mostrar qué células cambian y funcionan mal durante la infección, a pesar del tratamiento con medicamentos antirretrovirales.

Foto: Carly Ziegler et al, Wellcome Photography Prize

Valeria and Tymofii

2 / 10

Valeria and Tymofii

Fotografía finalista en la categoría: Hidden Worlds

Valeria es una joven madre ucraniana seropositiva. Se hizo la prueba cuando su novio se enfermó gravemente y antes de dar a luz a su hijo Tymofii, que no contrajo la enfermedad. En 2014, Valeria estaba trabajando en el este de Ucrania, apoyando a personas con VIH, cuando las tropas rusas la invadieron. A pesar de los riesgos, continuó su trabajo transportando medicamentos vitales incluso cuando las balas volaban sobre su cabeza. "Quiero que mis hijos y millones de otros niños ucranianos tengan la seguridad y las oportunidades de cualquier país próspero y estable, y haré todo lo que esté a mi alcance para lograrlo", dice. Este retrato es parte de una serie sobre el amor incondicional entre personas que viven con el VIH en diferentes países del mundo.

Foto: Chris de Bode, Wellcome Photography Prize

Virus del VIH en el torrente sanguineo

3 / 10

Virus del VIH en el torrente sanguineo

Foto: AgeFotostock

SIDA. SIDA o VIH, una enfermedad mortal

4 / 10

SIDA o VIH, una enfermedad mortal

Biosensor contra el VIH

5 / 10

Biosensor contra el VIH

El biosensor combina estructuras micromecánicas de silicio con nanopartículas de oro para conseguir una detección temprana del VIH.

Foto: Joan Costa / CSIC

Detección en menos de 5 horas

6 / 10

Detección en menos de 5 horas

“El tiempo total del ensayo es de cuatro horas y 45 minutos. Es realmente rápido, por lo que, para confirmar el diagnóstico se podría incluso repetir las pruebas y los resultados clínicos podrían estar el mismo día del control médico” explica Javier Tamayo.

Foto: Joan Costa / CSIC

Un tamaño muy reducido

7 / 10

Un tamaño muy reducido

El biosensor tan solo mide medio milímetro de longitud, un tamaño realmente reducido, como se puede observar en la imagen.

Foto: Joan Costa / CSIC

Otras aplicaciones

8 / 10

Otras aplicaciones

La tecnología está siendo aplicada tanto para la detección del VIH como para detectar de manera precoz algunos tipos de cáncer.

Foto: Joan Costa / CSIC

Manipulación del biosensor

9 / 10

Manipulación del biosensor

Trabajos de laboratorio con el biosensor en el Instituto de Microelectrónica de Madrid.

Foto: Joan Costa / CSIC

Investigación y patente

10 / 10

Investigación y patente

Javier Tamayo, científico del CSIC, muestra los biosensores en su laboratorio.

Foto: Joan Costa / CSIC

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?