Selva

1 / 8
orangutanesdeborneo2. Plantaciones de aceite de palma

1 / 8

Plantaciones de aceite de palma

Unos 10.000 orangutanes, de los aproximadamente 54.000 que viven en estado salvaje, habitan en zonas forestales destinadas a la producción de aceite de palma. La mayoría de orangutanes morirá si estas zonas se convierten en plantaciones de aceite de palma.

Foto: Marc Ancrenaz

Parque Nacional de Ranomafana, en Madagascar

2 / 8

Parque Nacional de Ranomafana, en Madagascar

El Parque nacional de Ranomafana forma parte de la denominación Pluviselvas de Atsinanana elegida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007. Desde 2010 también se incluye en la lista Patrimonio de la Humanidad en peligro. Se localiza al sudeste de Madagascar y con más de 41.600 hectáreas de bosque húmedo, es hogar de un bgran número de especies raras de flora y fauna como los lémures. El parque fue establecido en 1991 con el propósito conservar la diversidad única del ecosistema local y reducir la presión humana sobre las áreas protegidas.

Foto: Gtres

Amazona, Iquitos, Peru. Río Amazonas, a su paso por Iquitos

3 / 8

Río Amazonas, a su paso por Iquitos

Uno de los ríos míticos del mundo. Su cuenca hidrográfica corresponde a cerca de una quinta parte del agua dulce líquida del planeta. Se trata de un universo maravilloso de fauna y flora. Es el río más largo del mundo, con 7.062 km de longitud desde su nacimiento hasta la desembocadura. Nace en Perú, atraviesa Colombia y desemboca en Brasil. A él llegan más de 1.000 ríos tributarios, algo que lo convierte en el río más caudaloso del mundo (contiene más agua que el Nilo, el Yangtsé y el Misisipi juntos). Su conservación es esencial para el planeta.

Foto: Gtres

PercyFawcett. Un Indiana Jones real

4 / 8

Un Indiana Jones real

Dicen que Steven Spielberg se inspiró en este militar y explorador británico para crear a Indiana Jones. La vida de Percival Harrison Fawcett no fue para menos: participó en primera línea de batalla de la I Guerra Mundial y realizó algunas expediciones arriesgadas por la selva. Se adentró en zonas sin cartografiar, auténticos huecos vacíos, con poco más que un machete y su brújula. Su obsesión fue La Ciudad Perdida de Z, la que consideraba fue El Dorado. Su determinación le llevó a adentrarse a los peligros hasta siete veces. De la última no volvió: junto con su hijo Jack desapareció en 1925. Ninguna de las expediciones de rescate les encontró jamás.

Foto: CC

GettyImages-486894915. Una semana a pie por la selva

5 / 8

Una semana a pie por la selva

Es obligatorio realizar la ruta con una de las cuatro empresas autorizadas por el gobierno. Dura 7 jornadas y recorre unos 40 kilómetros (entre 5 y 8 kilómetros al día) desde el pueblo de El Mamey. Se trata de una travesía exigente por el desnivel que se salva y por las nueve veces que se cruza el río Buritaca con agua hasta la cintura.

La senda atraviesa terrenos de comunidades campesinas e indígenas que cobran un porcentaje del precio del viaje. A lo largo del camino hay siete campamentos con techo de chapa metálica, camas con colchonetas y/o hamacas y cocina donde los guías preparan las comidas. Suelen hallarse junto al río. Es aconsejable llevar linterna y un saco-sábana para protegerse del fresco de la noche y no usar las mantas de los campamentos. Un repelente para mosquitos y otros insectos será indispensable. Se recomienda la profilaxis contra la malaria. 

Foto: Getty Images

Buceros bicornis

6 / 8

Buceros bicornis

Foto: Gtres

Venezuela

7 / 8

Venezuela

Río Amazonas a su paso por el altiplano, en Venezuela.

Foto: Gtres

Cochlearius cochlearius

8 / 8

Cochlearius cochlearius

Foto: Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?