Rutas

1 / 103

1 / 103

Puerto de Vigo, Cangas y Baiona

Las Islas Cíes son imprescindibles en esta ruta. Hasta ellas se llega en catamarán desde los puertos de Vigo, Cangas y Baiona y en ellas es imprescindible llegar hasta el castro As Hortas, las playas de Rodas, Nosa Señora y As Figueiras o la cala de A Cantareira, así como el Monte Faro, donde el faro de las Cíes ilumina el mar desde 1852, y el faro de A Porta desde donde ver la isla de San Martiño, donde está el faro de Os Bicos.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

2 / 103

Iluminando las Islas Cíes

Esta ruta comienza en el pueblo marinero de Cangas de Morrazo, punto de partida perfecto para llegar hasta el Castro y Mirador de O Facho, desde donde se ven las Islas Cíes. Siguiendo por la costa desde el Mirador se llega hasta las playas de Barra y Melide, así como hasta el faro de Cabo Home. Volviendo por la costa de Vela, se llega hasta la parroquia de Aldán, donde se encuentra el cruceiro de O Hío, una de las grandes maravillas del patrimonio etnográfico gallego.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

3 / 103

De Corrubedo (Ribeira) a O Grove

Este itinerario propone salir de Ribeira (A Coruña), donde está ubicado el Parque Natural de Corrubedo, y continúa por A Pobra do Caramiñal, Cambados y O Grove. Son paradas imprescindibles de esta ruta, el faro de Corrubedo, activo desde 1854, el faro de Punta Cabalo, construido en 1852 y lugares de como las marismas de Ribadumia, la telleira de Seixiños y la laguna de Rouxique.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

4 / 103

De Carnota a Porto do Son

Antes de llegar a Canorta desde Fisterra, se hace imprescindible para en lugares como la villa marinera de Cee o A Fervenza do Ézaro, una cascada en el municipio de Dumbría. Una vez en Carnota, donde se ubica la playa más larga de Galicia, parada obligada es el Hórreo de Carnota, uno de los más grandes de Galicia. En la conocida Punta de A Ínsua, está el faro de Lariño que data de 1921. Destaca también el faro de Louro en el municipio de Muros (A Coruña), desde donde disfrutar de las vistas de la entrada de la Ría de Muros y Noia, de la Sierra de Barbanza y de Corrubedo. En Porto do Son hay que acercarse hasta el Mirador de A Atalaia, continuando hacia el castro y la playa de Baroña, la playa de As Furnas, y el puente medieval del río Sieira.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

5 / 103

De Malpica de Bergantiños a Fisterra

Saliendo desde Buño, en Malpica de Bergantiños (A Coruña) la primera parada es la de los Molinos de Ardeleiro y la ermita de Santo Adrián, desde donde se pueden ver las islas Sisargas y su faro. El faro de punta Nariga es el más joven de todos los faros de toda A Costa da Morte, donde también es posible descubrir los faros de O Roncudo, Laxe, Touriñán y el de Fisterra.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

6 / 103

De Ferrol a Cedeira

Durante la tercera etapa se recomienda conocer el barrio marinero de A Graña en Ferrol, los municipios de Mugardos, Cariño y las playas de Doniños, Covas y Valdoviño. Una de las paradas imprescindibles es el Faro de Prior, activo desde 1853 y desde donde es posible avistar la playa y la isla de Santa Comba o acercarse hasta la cala de As Fontes. Continuando hacia Valdoviño espera el faro de A Frouxeira y, en Cedeira, el faro de punta Candieira.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

7 / 103

De Cedeira a Mañón

La segunda etapa pasa por Santo André de Teixido, la sierra de A Capelada o el cabo Ortegal y sus Aguillóns. También se puede llegar hasta el cabo de Estaca de Bares, así como hasta los acantilados de Picón-Loiba. La Ermita de San Antonio de Corveiro en Cedeira y los faros de Punta Robaleira, Candieira y el mirador Vixía-Herbeira, son otros lugares que hay que visitar.

Foto: Ruta dos Faros de Galicia

8 / 103

De Ribadeo a Viveiro

Este tramo transcurre por lugares como las playas de O Castros y la de Las Catedrales, así como por las villas marineras de Rinlo o Ribadeo. Entre sus imprescindibles se encuentran el Mirador de Santa Cruz y los faros de Isla Pancha, Punta Atalaia (en San Cibrao) y Punta Roncadoira, todos ellos en la franja costera de Lugo.

9 / 103

Ruta de los Cañones del Ebro

La ruta de los Cañones del Ebro es una de las más clásicas que pueden realizarse en el norte burgalés. Es toda una oportunidad para disfrutar del juego de la erosión de la naturaleza. El río Ebro no será el Colorado; pero menudo cañón tiene. Lo podrás comprobar en este recorrido: una caminata clasificada como de pequeño recorrido (PRC – BU 01) que se desarrolla por el tramo más espectacular de las hoces que el río dibuja entre Valdelateja y Pesquera de Ebro.

Foto: AgeFotostock

10 / 103

La maleta perfecta

Foto: Gtres

11 / 103

Viaje por la Costa da Morte

A pesar de lo que podría indicar su nombre y más allá de los tópicos de tempestades y naufragios, el litoral gallego que se va de Fisterra a Malpica es, en realidad, una costa de gran belleza. Sus paisajes, cultura, patrimonio histórico y deliciosa gastronomía se convierten en tentaciones a las que no deberías renunciar, sobre todo en otoño, cuando la naturaleza se pinta de una gama cromática espectacular. Aquí te contamos algunos de los lugares que no te puedes perder de la Costa da Morte.

Foto: AgeFotostock

12 / 103

Paisajes que inspiraron la vida y la obra de Dalí

El joven Dalí solía pasar los veranos en el pueblo de Cadaqués, que junto a Figueres y Púbol dibuja en el mapa un triángulo con los paisajes esenciales en la vida y obra del genial artista. Se trata del Ampurdà, una comarca en la provincia de Girona a la que le sienta estupendamente bien el otoño. Comienza un fin de semana ideal paseando por la rambla de Figueres hacia el sorprendente museo de Figueres y no te pierdas aquí ninguno de los enclaves esenciales de Dali.

13 / 103

Tierra de templarios entre Castellón y Teruel

Cerros recortados por un viento y un paisaje que se va transformando en pliegues, así es la comarca del Maestrazgo, un territorio recogido que discurre por el Levante entre las provincias de Castellón y Teruel, cuyo nombre procede de los grandes maestres de las órdenes medievales. Este fue espacio de aventuras de los Templarios alcanza una belleza sin igual durante la temporada otoñal. Aquí te contamos qué hacer en una ruta por el Maestrazgo.

14 / 103

Ámsterdam y Bleemster

Aunque siempre apetece hacer una escapada a Ámsterdam, los amantes del mar y de las embarcaciones tienen su gran oportunidad en agosto, cuando se celebrará la Sail Amsterdam. Este evento, que reúne grandes veleros, barcos antiguos y modernos, tiene lugar una vez cada cinco años y va acompañado de un nutrido programa de espectáculos y conciertos. Tras el encuentro naviero, se puede optar por una ruta en bicicleta por los alrededores de Ámsterdam como la que recorre el pólder de Beemstera a través de grandes pastos rodeados de campos de bulbos, molinos y granjas. La experiencia no puede ser mejor, ya que es una zona magnífica para la observación de aves y además cuenta con cinco fortalezas que forman parte del Stelling van Amsterdam, la antigua línea defensiva de la ciudad. En las lindes de los pólders hay preciosos pueblos típicos, como De Rijp y Grootschermer, donde parar a comer y reponer fuerzas.

Foto: Maurizio Rellini / Fototeca 9 x 12

15 / 103

París y ruta por el Sena

Tras el reto que supone una visita a París, con su ingente cantidad de atracciones, museos y visitas de interés, se impone unos cuantos días de relax en un crucero por el Sena hasta la bella costa normanda. El barco zarpa de la capital y pasa por delante del barrio de arquitectura de vanguardia de La Defense. La tranquila corriente del Sena lleva hasta Versalles donde se impone una parada para visitar el complejo palaciego que Luis XIV mandó construir para su esplendoroso reinado. Durante la ruta van apareciendo maravillosos paisajes y poblaciones como Vernon, Andelys y Amfreville hasta llegar a Rouen con su catedral, los barrios históricos y la plaza del viejo mercado donde fue quemada Juana de Arco. El final de ruta es Honfleur, una preciosa localidad situada en la desembocadura del Sena desde donde se accede al Canal de la Mancha.

Foto: Gtres

16 / 103

Lago de Como

Milán es la ciudad de moda. Tras un recorrido por la ciudad, en el que no deben faltar la vista al Duomo y el Palazzo Reale, a la Galleria Vittorio Emmanuelle y a la iglesia de Santa Marie delle Grazie, donde se halla la "Última Cena" de Leonardo da Vinci, una ruta por el cercano lago de Como puede ser el contrapunto natural a esta escapada urbana. El lago de Como se halla a unos cincuenta kilómetros al norte de la capital lombarda. Para tener un primer contacto con su entorno maravilloso, lo mejor es embarcarse y dar una vuelta completa por el lago, uno de los más profundos de Europa. A su alrededor hay pequeñas y pintorescas localidades, entre las que destaca la amurallada Bellagio, y el encantador pueblo de Varenna con sus callejuelas estrechas y empedradas. Como telón de fondo las imponentes cimas de los Alpes y en materia gastronómica, solo una palabra, insuperable.

Foto: Getty Images

17 / 103

Dublín, tras los pasos de James Joyce

Pasar un fin de semana en la capital irlandesa de la mano de Ulises, el personaje creado por James Joyce en 1922. Cada 16 de junio se celebra el Bloomsday, el evento, que se celebra recordando al personaje principal de la novela Ulises de Joyce, permite descubrir una ciudad irresistible: calles donde empezaron a tocar el grupo de música U2, pubs que sirven la mejor cerveza negra y puentes cargados de historia. No te pierdas ninguno de los barrios esenciales de Dublín, cada uno de ellos tienen su propia esencia.

Foto: Maurizio Rellini / AWL Images

18 / 103

La Ruta del Vino en Rías Baixas

La ruta del vino y de la vendimia por las Rías Baixas comienza muy cerca de Santiago de Compostela, en Ribera do Ulla y se extiende hasta la zona de O Rosal, en la frontera con Portugal. La subzona de la Ribeira da Ulla está formada por cinco concellos coruñeses (Padrón en la imagen es uno de ellos) y tres de Pontevedra.

Foto: AgeFotostock

19 / 103

O Salnés tiene hasta 21 bodegas

Con hasta 21 bodegas que participan de la D.O. Rías Baixas, O Salnés es la comarca más visitada en esta ruta para conocer los secretos y sabores del vino en Galicia.

Foto: AgeFotostock

20 / 103

Zúrich

Esta metrópoli europea es uno de los destinos indicados desde donde iniciar la Gran Ruta de Suiza. Famosa como centro de estudios e investigaciones, dispone de una excelente infraestructura acoplada en el entorno natural. Además de los imprescindibles de Zúrich, hay un buen plan en galerías comerciales de marcas de moda, joyas y relojes. La Bahnhofstrasse, antiguo foso de agua de la fortaleza de la ciudad, se ha convertido en la calle comercial por excelencia de Zúrich. Uno de los aspectos que más sorprende de esta ciudad situada al norte del país es que tiene la densidad más alta de clubes de toda Suiza. Aquí nunca se llega tarde, si tienes ganas de fiesta. 

Foto: AgeFotostock

21 / 103

Caminando por Jordania

Jordania promociona desde hace unos años una ruta bíblica al estilo del Camino de Santiago. El Jordan Trail atraviesa de norte a sur el país a través de más de 600 kilómetros, en un recorrido de ocho etapas y cuarenta días. El trayecto comienza en la antigua ciudad de Um Qais y acaba en Aqaba, a orillas del mar Rojo. Y, cómo no, es una oportunidad de alcanzar Petra, la capital de los nabateos y una de las siete maravillas del mundo moderno, de una forma diferente. 

Foto: Gtres

22 / 103

El Sena, un río con libros

Los libreros del Sena son toda una institución de París. Se les conoce como “bouquinistes” porque están especializados en libros viejos y de ocasión, aunque cada vez más recurren al recuerdo para los turistas. Son típicos los puestos de chapa verde que se abren como armarios en la orilla derecha del Sena, del Pont Marie al Quai du Louvre, y, también, en la izquierda, del Quai de la Tournelle al Quai Voltaire, muy cerca del Barrio Latino.

Foto: Oficina de Turismo de París

23 / 103

Gare de Lyon, una estación de artistas

A la Gare de Lyon, muy cerca del centro de París, llegan los trenes de alta velocidad de Renfe/SNCF. Si ya las estaciones de trenes suelen ser lugares de ambiente literario, ésta, en especial, inspira literatura. Es un lugar especial para muchos lectores de Ernest Hemingway, pues aquí su primera esposa perdió los manuscritos de juventud del escritor. Pero además, la Gare de Lyon es el espacio en el que se encuentra Le Train Bleu. El restaurante, que se inauguró para la Exposición Universal de 1900, fue refugio gastronómico de artistas y bohemios como Dalí, Jean Cocteau o el actor Jean Gabin.

Foto: Oficina de Turismo de París

24 / 103

Los puentes de París

El argentino Julio Cortázar fue un enamorado de París, ciudad que convirtió en su hogar cuando dejó Argentina. La conocía al detalle y le encantaba pasear por ella y por los puentes sobre el Sena (más de 30 puentes a lo largo del río). Ese amor convirtió a la ciudad en un protagonista más en gran parte de su obra. Papel indiscutible en Rayuela, por ejemplo, donde convirtió el Pont des Arts en lugar de encuentro de sus dos personajes principales, la Maga y Horacio. Este puente se construyó durante la época de Luís XIV para que los estudiantes pudieran cruzar el Sena hacia el Museo del Louvre.

Foto: Oficina de Turismo de París

25 / 103

Café y letras en París

La historia de la literatura en París está directamente asociada a sus cafés y restaurantes. De algún modo, esta estrecha relación se trasladó a Buenos Aires, otra gran ciudad literaria. En París, en el Boulevard St-Germain, se encontraba el café favorito de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir, el Café de Flore. En Montparnasse, las “brasseries” de las que eran asiduos escritores como Ernest Hemingway, Jean Cocteau o, entre muchos, Exra Pound. Pero, tal vez el café más poético de todos sea La Closerie des Lilas, donde escribieron escritores como Oscar Wilde y Apollinaire.

Foto: Oficina de Turismo de París

26 / 103

Las Palmas de Gran Canaria es de cine

Dos rutas cinematográficas exploran la larga tradición de Las Palmas de Gran Canaria como ciudad de cine en las Islas Canarias. A la celebración del Festival Internacional de Cine, la capital de Gran Canaria suma estas dos rutas, cuyos textos han sido elaborados por el escritor y cineasta Luis Roca.

Foto: Turismo Las Palmas de Gran Canaria

27 / 103

Rutas en Las Plmas de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria apuesta por las rutas autoguiadas para dar a conocer los valores culturales de la ciudad. Más allá de las playas, la capital de Gran Canaria tiene una sorprendente oferta cultural, como es el caso de la ruta dedicada al escritor Peréz Gáldos, que nació aquí y vivió su infancia y juventud antes de trasladarse a Madrid.

Foto: Turismo Las Palmas de Gran Canaria

28 / 103

Las Palmas de Gran Canaria y sus rutas de cine

Las rutas cinematográficas son autoguiadas y el usuario podrá descargarse el itinerario previamente en la web de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria. Además, en los enclaves, el visitante encontrará paneles informativos donde podrá conocer los detalles de los emplazamientos, las anécdotas de los rodajes y los personajes que han pasado por la capital del cine de las Islas Canarias.

Foto: Turismo Las Palmas de Gran Canaria

29 / 103

Escenarios urbanos de Las Palmas de Gran Canaria

En la capital de Gran Canaria se han rodado películas tan populares como "Moby Dick". En las rutas aparecen hasta 30 referencias cinematográficas, desde los primeros rodajes que tomaran la ciudad como escenario, hasta las películas más actuales, como "Aliados" (2015), el drama bélico protagonizado por Marion Cotillard y Brad Pitt.

Foto: Turismo Las Palmas de Gran Canaria | Quique Curbelo

30 / 103

Escenarios de cine en Gran Canaria

Las rutas proponen al visitante dos alternativas. En la primera se recorren enclaves tan turísticos como la Plaza de Santa Ana, la Plaza de Cairasco, o, como se aprecia en la imagen, el Gabinete Literario. La segunda alternativa se ocupa de la zona de Puerto Canteras. Ambas hacen las delicias de los viajeros más cinéfilos.

 

Foto: Turismo Las Palmas de Gran Canaria

31 / 103

La Selva Negra

Se cree que fueron los romanos los que la llamaron así dado que la densidad de los bosques impedía la entrada de la luz del sol. Parece que la naturaleza quiso concentrarse toda aquí. Al recorrer la Selva Negra comprobaremos que apenas hay zonas urbanas y sí lagos, ríos y mucho verde, por donde disfrutar de actividades como el senderismo y el ciclismo. Un paisaje que sirvió como escenario de diversas películas y series de producción alemana. Los más golosos están de enhorabuena, ya que les espera una delicia de la gastronomía alemana: la tarta de la Selva Negra, decorada con frutas silvestres recolectada de los bosques.

Foto: AP

32 / 103

Castillo Atalaya, en Villena

En la ruta de "Castillos del Vinalopó" encontramos un conjunto patrimonial espectacular, con castillos y fortalezas que dominan en el horizonte del Valle del Vinalopó. El castillo Atalaya de Villena, en excelente estado de conservación y cuya construcción se remonta al siglo XII, es uno de los más representativos de esta ruta en la que además de castillos, encontramos gastronomía tradicional y famosos vinos. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

33 / 103

Castillo de Biar

Su importancia estratégica, en los límites de las conquistas de Aragón y Castilla, ​convirtió la villa de Biar en un bastión clave de la defensa de los musulmanes del valle de Biar. Jaime I el Conquistador, tras un asedio de cinco meses, conquistó este castillo situado en un cerro rocoso a 750 metros de altitud que conserva su estructura de doble muralla y una gran torre del Homenaje.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

34 / 103

Castillo Santa Barbara

Dada su importancia, Pedro IV de Aragón nombró la plaza fuerte de Alicante como "la Clau del Regne" (La Llave del Reino). En la "Ruta de los Castillos de la Llave del Reino" conocemos el corazón de la provincia alicantina: la ciudad de Alicante y alrededores. En una única panorámica, vislumbramos el dominio sobre el Mediterráneo y la riqueza agraria de la huerta alicantina que hicieron que este territorio fuera codiciado por muchos.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

35 / 103

Torre de San Jose Tabarca

​Ubicada en la parte central de la Isla de Tabarca, frente al Puerto de Santa Pola, encontramos esta torre defensiva en buen estado de conservación. Es un edificio de forma tronco-piramidal y de base cuadrada con tres plantas, proyectada por Baltasar Ricoud (1789). La Isla forma parte de la Reserva Marina de Tabarca, declarada en 1986 y primera en su clase en España, destino conocido por los amantes del submarinismo.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

36 / 103

Torre de la Horadada, Pilar de la Horadada

La "Ruta de los Castillos de Tudmir" pone en valor el pasado visigodo en el sur de la provincia de Alicante. El conde Teodomiro fue un gran estratega que acabó controlando un basto dominio territorial, cuyo epicentro se situó en el municipio de Orihuela, donde podemos visitar su casco viejo declarado conjunto histórico-artístico y monumental. Encontramos torres defensivas, castillos árabes y murallas en el bello paisaje de la Vega Baja y el río Segura. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

37 / 103

Conjunto fortificado de Orihuela

Se trata de un importante conjunto de origen andalusí que se usó como sistema defensivo de origen. Hoy podemos visitar los restos del Castillo de Orihuela, de las murallas de la ciudad y la Puerta de la Olma, o de Crevillente. Tanto el castillo como las murallas son espléndidas muestras del patrimonio arquitectónico que conforma el Casco Viejo de Orihuela,  declarado conjunto histórico-artístico y monumental en 1969.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

38 / 103

Castilllo de Penella Cocentaina

La "Ruta de los Castillos de la Montaña" conduce al viajero por las tierras accidentadas de las cordilleras prelitorales. Si la Costa Blanca es conocida por sus playas, esta otra ruta nos da una perspectiva diferente de la provincia: la de los tranquilos pueblos y villas de montaña, con una vida menos bulliciosa a la de la costa. La huella árabe se conserva en las torres almohades, rehabilitadas como miradores. Es un espectáculo contemplar  las fortalezas sobre los roquedos y crestas calizas. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

39 / 103

Castillo Onil

Este Palacio-Fortaleza de entrada guiada y gratuita es uno de los edificios civiles de mayor belleza de la "Ruta de los Castillos de la Montaña".
Ramón de Vilanova, Barón de la “Foia de Castalla” y “Señor de Onil” y Fabanella, lo mandó construir en el año 1539. Su estilo es gótico-renacentista. En la Sala de Exposiciones están representadas las fiestas de interés turístico de Onil, municipio conocido como la cuna de las muñecas y los juguetes.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

40 / 103

Castillo de Guadalest

La ruta "Castillos de la Frontera del Miedo" nos lleva a un tiempo en el que los peligros llegaban desde el mar. El miedo a los corsarios fue el motivo de fundación de muchas localidades de la cosa mediterránea tan populares hoy en día como Benidorm, Altea, Calp, Xàbia o Dénia, a la que los reyes cristianos dotaron de torres defensivas y fuertes. Esta ruta brinda una oportunidad única de disfrutar del litoral de la Costa Blanca.
 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

41 / 103

Castillo de Denia

En la parte de mayor altura de la localidad se encuentra el castillo de Denia,  cuyo diseño se remonta a época islámica, entre los siglos XI y XII. Desde sus torres tendremos unas vistas espectaculares del Mediterráneo. Funciona un Museo Arqueológico de vital importancia para conocer la historia de la zona. En el exterior, del barrio Les Roques sorprenden sus calles estrechas y casas de poca altura. La gamba roja de Denia es imprescindible si queremos conocer el sabor original de la Costa Blanca.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

42 / 103

Modernas instalaciones

El punto de partida más lógico para las excursiones en el Parque Nacional de Hossa es desde el Hossa Visitor Center, un moderno centro que da la bienvenida e informa a los visitantes para que la experiencia sea agradable y segura.

Foto: Metsähallitus

43 / 103

En plena naturaleza

En el Parque Nacional de Hossa se puede acampar siguiendo las reglas especificas; además, hay un hotel, varias cabañas para sentirse en plena naturaleza y varios complejos para turistas en los alrededores.

Foto: Metsähallitus

44 / 103

Lagos para practicar piragüismo

Hay alrededor de 130 lagos y estanques en Hossa y sus aguas son claras, a excepción de los estanques de fango, que son oscuros.

Foto: Metsähallitus

45 / 103

Wave App

Lo mejor de la geolocalización tal vez sea que no tengas que estar dando explicaciones a cada momento. Es tu viaje, quieres desconectar, y no que desde casa te llamen cada dos por tres para saber cómo estás y por dónde vas. Esta aplicación es perfecta porque tu familia sabrá, cuando quiera y en cualquier momento, cómo avanza tu viaje por carretera. ¿Genial, verdad? Tú solo limítate a disfrutar conduciendo. Disponible para iOS y Android.

Foto: Wave App

46 / 103

Waze Transport SDK Banner

Lo más importante para viajar siempre ha sido la información que daban otros viajeros. En carretera es algo esencial para escoger la mejor ruta posible. Esta aplicación reúne la información de toda la comunidad de usuarios para que puedas escoger tu mejor camino, evitar las zonas de máximo tráfico y tener información en tiempo real del estado de la carretera. Disponible para iOS y Android.

Foto: Waze

47 / 103

Viajar en coche

Un smartphone es el aliado perfecto a la hora de viajar por carretera. Entre las mejores 'apps' pata tus viajes tienes mapas de todo tipo, asistentes técnicos para tu vehículo, ayuda para aparcar, para no perder tu coche, para guardar los recuerdos. ¡Pero, ojo! Pon toda tu atención en la carretera al conducir. Recuerda que la seguridad es lo primero; así que no manipules estas aplicaciones mientras conduces.

Foto: Gtres

48 / 103

Comobity

La movilidad inteligente, segura y sostenible con la aplicación oficial de la Dirección General de Tráfico (DGT). En todo viaje por carretera, lo más importante es la seguridad, nuestra y del resto de usuarios. Esta aplicación es un clásico que permite que los conductores, ciclistas y peatones que circulan por una vía informen al resto de usuarios de su presencia para que todos disfrutemos a la vez de la carretera. Para iOS y Android.

Foto: Comobity

49 / 103

JourniApp

Una de las razones por las que viajamos es porque así sumamos buenos momentos a la vida. Y por eso no los queremos olvidar. Journiapp te puede ayudar porque es una de las mejores aplicaciones móviles para organizar las fotografías de tus viajes. Tú disfruta de la carretera y guarda todos tus recuerdos para después compartir y revivir tus viajes en el formato de un diario personal junto a los datos de la ruta que seguiste. Disponible para iOS y Android.

Foto: JourniApp

50 / 103

Gasolineras España

Sin gasolina no hay kilómetros. Eso es indudable, y esta aplicación nos ayuda a encontrar las estaciones de servicio más próximas a nuestra ruta. Pero no solo eso, también el precio de cada tipo de combustible, los descuentos que podemos lograr y mucha más información para que llenar el depósito nos resulte más económico.

Foto: Gasolineras España