Planetas

101 / 155

101 / 155

Representación artística de la misión AIM

Foto: ESA

102 / 155

Tormenta en Saturno

Tormenta masiva ocurrida en el hemisferio norte de Saturno en 2010 y 2011. Los colores rojo, naranja y verde han sido realzados artificialmente para crear esta imagen.

Imagen: NASA / JPL-CalTech

103 / 155

Cambio de color

La región boreal de Saturno ha mutado de color en los últimos cuatro años. Ha pasado del gris azulado al amarillo dorado.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute / Hampton University

104 / 155

Hexágono mágico

Imagen tomada con la cámara gran angular de la nave Cassini en abril de 2014, en la que destaca el hexágono mágico en el polo norte de Saturno.

Imagen: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute

105 / 155

Binary Haze

Fotografía ganadora en la categoría "Paisajes del cielo"

Una mañana brumosa de octubre en la Isla de Wight es el escenario de esta imagen que parece sacada de una inquietante película de ciencia ficción. Un ambiente oscurecido por la niebla acentúa el brillo de Venus y la Luna creciente, que se muestran como dos orbes brillantes que flotan sobre el campo de Ashey.

Foto: © Ainsley Bennett / Insight Astronomy Photographer of the Year

106 / 155

Serene Saturn

Fotografía ganadora en la categoria "Planetas, cometas y asteroides"

 

El segundo planeta más grande de nuestro sistema solar, el gigante gaseoso Saturno, fotografiado el 18 de marzo de 2016. La fotografía muestra con gran detalle los anillos del planeta y  un fuerte contraste entre cada uno de ellos. Varias tormentas son visibles a lo largo de superficie del planeta, así como el misterio astronómico que es el hexágono localizado en su polo Norte.

Foto: © Damian Peach / Insight Astronomy Photographer of the Year

107 / 155

Mar de Ligeia

En esta imagen publicada el 19 junio de 2013, la misión internacional Cassini nos muestra Ligeia Mare, la segunda masa líquida más grande de Titán. Se trata de una composición realizada a partir de las imágenes tomadas por el Radar de Apertura Sintética de Cassini durante las sucesivas aproximaciones de la sonda entre febrero de 2006 y abril de 2007. 

Foto: NASA/JPL-Caltech/ASI/Cornell

108 / 155

Cursos fluviales de metano en Titán

A la izquierda de la imagen, Vid Flumina discurre por la región polar norte de Titán desembocando en Ligeia Mare, un mar rico en metano que podemos apreciar como una mancha oscura en la parte derecha de la fotografía.

Foto: NASA/JPL-Caltech/ASI

109 / 155

Hitos de Juno

La misión Juno está siendo todo un éxito. Se trata de la primera sonda que orbita un planeta exterior y la primera impulsada por energía solar enviada a Júpiter.

Foto: NASA

110 / 155

Recreación de Juno

La sonda Juno de la NASA fue lanzada desde la Tierra el 5 de agosto de 2011 y  llegó el 4 de julio de 2016 a la órbita de Júpiter tras cinco años de periplo por el espacio.

Foto: NASA

111 / 155

Representación artística de Proxima b

Esta impresión artística muestra una vista de la superficie del planeta Proxima-b en la órbita la estrella enana roja, Proxima Centauri, la estrella más cercana al sistema solar. La estrella binaria Alfa Centauri AB también aparece en la imagen. Proxima b es un poco más masiva que la Tierra y orbita en la zona habitable alrededor de Proxima Centauri, donde la temperatura es la adecuada para que exista agua líquida en su superficie.

Foto: ESO/M. Kornmesser

112 / 155

Proxima Centauri en los cielos del sur

Proxima b fue descubierto usando el instrumento HARPS instalado en el telescopio de 3,6 metros situado en el Observatorio La Silla, en Chile, a partir del cual se ha obtenido esta imagen de los cielos del hemisferio sur en la que se aprecian las estrellas Proxima Centauri (abajo a la derecha) y la estrella doble Alfa Centauri AB (a la izquierda).

Foto: Y. Beletsky (LCO)/ESO/ESA/NASA/M. Zamani

113 / 155

Proxima en la constelación del Centauro

En este cuadro se muestra la gran constelación austral de Centaurus (El Centauro) y la mayoría de las estrellas visibles a simple vista en una noche clara. La ubicación de la estrella más cercana al sistema solar, Proxima Centauri, está marcado con un círculo rojo. Proxima es demasiado débil para verse a simple vista desde la Tierra, pero se puede encontrar fácilmente usando un pequeño telescopio

Foto: ESO/IAU and Sky & Telescope

114 / 155

La órbita de Proxima

Esta impresión artística muestra el planeta Proxima b en orbita alrededor de Próxima. La estrella doble Alfa Centauri AB también aparece en la imagen entre el planeta y su estrella.

Foto: ESO/M. Kornmesser

115 / 155

Alpha Centauri y sus alrededores

Esta imagen del cielo alrededor de las brillantes estrellas Alfa Centauri AB también muestra el brillo mucho más débil de Proxima. La imagen fue creada a partir de varias imágenes obtenidas por el Digitized Sky Survey 2. El halo azul alrededor de Alfa Centauri AB se debe a un efecto del proceso fotográfico, la estrella en realidad posee un color amarillo pálido parecido al del sol.

Foto: Digitized Sky Survey 2

116 / 155

El sistema Centauri a escala

La imagen muestra los tamaños relativos de una serie de objetos incluyendo los tres miembros (conocidos) del sistema triple Alpha Centauri. Las medidas fueron obtenidas con el Interferómetro del Very Large Telescope (VLTI) del ESO desde el Observatorio Paranal. El Sol y Júpiter también se muestran para la comparación.

 

Foto: ESO

117 / 155

Curiosity, un explorador incansable

Hasta ahora solo se han enviado robots exploradores autónomos a la superficie marciana. Curiosity, en la imagen en Marte, ha sido uno de los mayores éxitos de los últimos tiempos de la NASA, al permitir conocer mucho más a fondo a nuestro rojizo vecino. De hecho, en 2021 la agencia americana tiene planeado mandar un nuevo vehículo de exploración similar a Curiosity.

Foto: Marte

118 / 155

Monte Olimpo, Marte

El monte Olimpo de Marte es el mayor volcán conocido en el sistema solar y uno de los lugares más fascinantes del planeta rojo.

Foto: NASA

119 / 155

Valles Marineris, la cicatriz de Marte

Una imagen de Marte tomada por los satélites de la NASA muestra una gran cantidad de accidentes geográficos, entre ellos el gigantesco Valles Marineris.

Foto: NASA

120 / 155

El planeta rojo

Viendo esta imagen no es difícil entender porqué Marte es conocido comúnmente como "el planeta rojo". De hecho, desde la Tierra se puede apreciar (cuando es visible), una ligera coloración rojiza incluso sin utilizar telescopios de observación astronómica.

Foto: NASA

121 / 155

Sistema estelar múltiple

Recreación artística del sistema estelar múltiple hallado con el Very Large Telescope en la constelación Centaurus. El planeta HD 131399Ab aparece abajo a la izquierda.

Imagen: ESO / L. Calçada

122 / 155

Un planeta joven

El planeta HD 131399Ab tiene unos 16 millones de años de antigüedad, una masa cuatro veces superior a la de Júpiter y unos 580 grados de temperatura.

Imagen: ESO / L. Calçada

123 / 155

Un planeta y tres estrellas

El planeta orbita la más grande y brillante de las tres estrellas y las otras dos, mucho menores, revolotean una alrededor de la otra.

Imagen: ESO

124 / 155

Observación directa

El mundo HD 131399Ab ha sido detectado de forma directa con el denominado Very Large Telescope, situado en el desierto de Atacama, al norte de Chile. Se trata de uno de los pocos exoplanetas que se han observado directamente.

Imagen: ESO / K. Wagner et al.

125 / 155

Constelación Centaurus

Una parte de la constelación Centaurus, con el sistema estelar triple visible en el centro.

Imagen: ESO / Digitized Sky Survey 2

126 / 155

La misteriosa mancha roja de Júpiter

La Gran Mancha Roja, como la denominan los astrónomos, es el mayor vórtice anticiclónico del planeta y uno de los fenómenos que más fascinan a los científicos. Fue descubierta en el siglo XVII por Robert Hooke y continúa girando sin parar sobre sí misma como un gran tornado gigante. De hecho, los huracanes interminables de la superficie de Júpiter pueden llegar a tener el tamaño de la Tierra.

Foto: NASA

127 / 155

Una masa descomunal

La masa de Júpiter, ( unos 1.900 x 10^27 kg) es exageradamente grande en comparación con cualquier otro planeta del Sistema Solar. Es 318 veces mayor que la masa de la Tierra y, para hacernos una idea, si juntásemos todas las masas del resto de planetas de nuestro sistema, seguiría siendo unas 2,5 veces mayor que el total.

 

Foto: NASA

128 / 155

Las lunas de Júpiter

La Tierra solo tiene un satélite natural dando vueltas a su alrededor, la Luna. En Júpiter sin embargo hay más de 60 lunas de mayor o menor tamaño pululando cerca suyo. Cuatro de ellas son los satélites galileanos, pues fueron descubiertos hace más de 400 años por Galileo Galilei: Ío, Europa Ganímides y Calisto. De hecho pueden verse incluso con telescopios de baja potencia desde la Tierra.

Foto: NASA

129 / 155

Meteorología en Júpiter

Los fenómenos que suceden en la atmósfera de Júpiter son insólitos y muchos de ellos inexplicables. La composición de la atmósfera, su gigantesco tamaño y su descomunal masa hacen que la meteorología de su atmósfera sea realmente inhóspita. Principalmente compuesta de hidrógeno en más de uno 80% en su atmósfera también podemos encontrar helio, metano, amoniaco, etano… y en su interior, según creen los científicos, un núcleo extremadamente denso de hierro y níquel, quizá rodeado por una capa de hidrógeno metálico líquido.. Su atmósfera tiene miles de kilómetros de grosor y las nubes más altas de esa atmósfera, compuesta mayormente de hidrógeno y helio, explican las franjas coloridas que circundan el planeta.

Foto: NASA

130 / 155

Edad y formación de Júpiter

Este planeta tiene aproximadamente, según los cálculos de los astrónomos, unos 4.500 millones de años, prácticamente los mismos que el Sol. Se piensa que es el primer planeta que se formó del Sistema Solar.

 

Foto: NASA

131 / 155

Auroras en Júpiter

Sí, las auroras no son exclusivas de la Tierra. De hecho, el telescopio espacial Hubble captó estas preciosas auroras en la superficie del planeta gaseoso recientemente. Las auroras en Júpiter son muchos más grandes que en nuestro planeta y mucho más energéticas. Además, por extraño que parezca, nunca se acaban.

Foto: NASA

132 / 155

Planeta Marte

Imagen de Marte en la que destaca el Valles Marineris, un gigantesco sistema de cañones que recorre el ecuador del planeta. En la región septentrional de Marte hay una serie de formaciones que sugieren la existencia de antiguos océanos.

Foto: NASA / JPL-Caltech

133 / 155

Depósitos de hielo

Depósitos de hielo con forma de lóbulos detectados en las llanuras septentrionales de Marte. Son vestigios de un megatsunami ocurrido hace millones de años.

Foto: Alberto Fairén

134 / 155

Barrancos helados

Barrancos helados en las regiones septentrionales de Marte.

Foto: NASA / JPL / University of Arizona

135 / 155

La superficie de uno de los planetas encontrados

La ilustración elaborada por el ESO muestra cómo podría ser la superficie de uno de los exoplanetas que podrían albergar vida.

Foto: ESO/M. Kornmesser

136 / 155

Periodos orbitales muy pequeños

Dos de los exoplanetas encontrados tienen periodos orbitales de 1,5 y 2,4 días mientras que el periodo del tercero oscila entre 4,5 y 73 días. 

Foto: ESO/M. Kornmesser

137 / 155

Unas estrellas muy comunes en la Vía Láctea

Estas estrellas son muy comunes en la Vía Láctea, pero hasta ahora no se habían encontrado planetas con unas condiciones aptas para la vida girando a su alrededor.

Foto: ESO/M. Kornmesser

138 / 155

Saludos desde Saturno

Para crear esta panorámica del planeta Saturno que abarca unos 655.000 millones de kilómetros, el equipo de la sonda Cassini -un proyecto conjunto de la NASA, la ESA, y la Agencia Espacial Italiana- tuvo que procesar 141 imágenes de gran angular. La serie de instantáneas que conforman la fotografía del gigante gaseoso y sus anillos fue tomada desde 1.440 millones de kilómetros de distancia el 19 de Julio de 2013 y aparece exactamente igual a como la percibiría el ojo humano. No sin esfuerzo se puede apreciar en la parte inferior derecha, al margen de los anillos, un minúsculo punto de luz azul que corresponde al planeta Tierra. 

Foto: NASA / ESA / ASI

139 / 155

Ahuna Mons junto a un cráter

La montaña Ahuna Mons, de unos cinco kilómetros de altura, junto a un cráter.

Foto: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

140 / 155

Perspectiva lateral

Perspectiva lateral de Ahuna Mons.

Foto: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

141 / 155

Vista en color

Vista topográfica en color de las distintas alturas de Anuha Mons.

Foto: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

142 / 155

Cráter Occator

El cráter Occator en una representación coloreada.

Foto: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

143 / 155

Manchas brillantes

El cráter Occator se encuentra a unos 670 kilómetros al noroeste de Ahuna Mons, tiene unos noventa kilómetros de diámetro y más de diez manchas brillantes en su interior.

Foto: NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA

144 / 155

Sonda espacial

Representación artística de la sonda espacial Dawn aproximándose a Ceres.

Foto: NASA / JPL-Caltech

145 / 155

Asteroides en el Sistema Solar

El punto blanco central representa el sol; los demás, Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y  Júpiter respectivamente. Los puntos azules son asteroides cuyas órbitas no interferirían con la terrestre; al contrario que los puntos amarillos, los cuales representan asteroides cuya trayectoria se cruzaría con la de la Tierra.

 

Pan-STARRS / Nick Kaiser

146 / 155

El asteroide 2013 TX68 podría pasar más cerca de la Tierra que algunos satélites geoestacionarios

El asteroide 2013 TX68 podría pasar más cerca de la Tierra que algunos satélites geoestacionarios 

ESA/NASA

147 / 155

Un cometa impacta en Júpiter

Seguida por telescopios y emitida por televisión, la colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 en 1994 fue una prueba clara de que el sistema solar todavía es un lugar violento, y que Júpiter protege a la Tierra al actuar como una «aspiradora de cometas».

Foto: H. Hammel, MIT y NASA

148 / 155

El nacimiento de la Luna

El nacimiento de los planetas hace 4.500 millones de años fue extremadamente violento. Adquirieron su tamaño al absorber embriones planetarios rivales en una sucesión de colisiones titánicas, en una de las cuales la Tierra probablemente se hizo con su satélite (abajo). El gran tamaño, la baja densidad y otras características de la Luna sugieren que nuestro satélite nació de una explosión de detritos producida a raíz de la colisión de un protoplaneta del tamaño de Marte contra la Tierra, que se desintegró a sí mismo y destruyó parte del manto rocoso de la Tierra (izquierda). Una hipótesis reciente postula que en un principio la Luna tenía una hermana menor. 

Ilustración: Dana Berry / Fuentes: Robin Canup, SWRI

149 / 155

Polvo de cometa

Un científico examina los colectores con el polvo atrapado por la Stardust al pasar junto al cometa Wild 2. Cada mota dejó un rastro del grosor de un pelo (derecha) al incrustarse en el aerogel a más de 20.000 kilómetros por hora. 

Foto: Mark Thiessen

150 / 155

La antena de Goldstone

La californiana antena Goldstone, de 70 metros de diámetro, genera imágenes de radar que revelan el tamaño, la velocidad y la distancia de los asteroides, y si se dirigen hacia la Tierra. En febrero, una roca de 40 metros pasó a 27.700 kilómetros de nuestro planeta.

Foto: Mark Thiessen