Planeta o plástico

1 / 104
Colombo, Sri Lanka

1 / 104

Colombo, Sri Lanka

Foto: Cordon Press

California Sea Lion Plays with Mask

2 / 104

California Sea Lion Plays with Mask

Fotografía finalista en la categoría: Environment / Singles

Los leones marinos de California -Zalophus californianus- son animales juguetones nativos del oeste de América del Norte. Con los confinamientos a causa de la Covid-19 en todo California, los lugares naturales y al aire libre con mucha vida silvestre se convirtieron en un destino popular para los viajes locales. Destinos similares en todo el mundo se llenaron de mascarillass abandonadas. La BBC informó que cada mes se utilizaron durante la pandemia aproximadamente 129.000 millones de mascarillas desechables y 65.000  millones de guantes. Los pájaros, peces, mamíferos marinos y otros animales pueden confundir este equipo de protección personal con alimentos. Según World Animal Protection, cada año se estima que 136.000 focas, leones marinos y ballenas mueren a causa del plástico. Las máscaras quirúrgicas se descomponen en millones de partículas microplásticas con el tiempo, que son consumidas por peces y otros animales y, por lo tanto, transportan la contaminación de regreso a la cadena alimentaria, afectando potencialmente también a los humanos.

 

Foto: Raplh Pace / World Press Photo 2021

How Much Plastic are you Eating?

3 / 104

How Much Plastic are you Eating?

¿Qué hay para cenar? ¿Sushi Lego, hamburguesas con tarjeta de crédito o un tubo de PVC bien hecho? Estos ejemplos suenan extremos, pero pueden representar la cantidad acumulada de piezas microscópicas de plástico que consumimos a lo largo del tiempo. Un estudio de 2019 realizado por World Wildlife Fund International concluyó que podríamos estar ingiriendo el equivalente al plástico de una tarjeta de crédito a la semana, principalmente en el agua potable, pero también a través de alimentos como los mariscos. Reuters utilizó los hallazgos del estudio para ilustrar cómo se ve realmente esta cantidad de plástico durante un período de tiempo determinado. En un mes, ingerimos el peso de estos ladrillos Lego en plástico, y en un año, la cantidad de plástico del casco de un bombero. A este ritmo, en una década, podríamos haber comido 2,5 kilogramos de plástico, el equivalente a más de dos piezas considerables de tubería. Y durante toda la vida, se cree que consumimos alrededor de 20 kilogramos de microplástico.

Foto: Kyung-Hoon Kim / Professional, Creative, 2021 Sony World Photography Awards

Playing with Plastic

4 / 104

Playing with Plastic

Fotografía galardonada con el segundo premio en la categoría: Underwater Conservation

Islas Coronado, México

"Los leones marinos de California son muy curiosos y juguetones. Todo en su entorno es un juguete potencial. Cuando estaba buceando en las Islas Coronado este otoño fotografiando su desarrollo no era raro observarlos jugando con rocas, palos y algas. Trágicamente, cada vez es más común verlos jugar con otro tipo de juguete. La basura humana está entrando en el océano y llegando a su isla deshabitada arrastrada por las corrientes oceánicas. Pude agarrar este "juguete" cuando surgió la oportunidad y sacarlo del agua. Desafortunadamente, queda mucha más basura en los océanos de todo el mundo. Es extremadamente triste observar los efectos de nuestros desechos . Esta imagen es un recordatorio de que debemos hacerlo mejor".

Nikon D500 Camera, Tokina 10-17mm Fisheye Lens, Nauticam NA-D500 Housing, Dual Sea & Sea YS-D3 Strobes; 1/250, F11, ISO 320

Foto: Celia Kujala/ Ocean Art Photographer of the Year 2020

French Riviera Corona Mask

5 / 104

French Riviera Corona Mask

Fotografía galardonada con el primer premio en la categoría: Underwater Conservation

La Sallis, Antibes, Francia

"Esta foto fue tomada en Antibes, en la Riviera francesa, durante el verano de 2020. Cada semana, el activista Laurent Lombard de la ONG "Operation Mer Propre" organiza reuniones con ambientalistas locales en un esfuerzo por limpiar la costa. Mucha gente no se da cuenta de que el Mediterráneo es trágicamente uno de los mares más contaminados y donde los residuos plásticos que se desplazan a la deriva y se descomponen en microplásticos se han convertido lamentablemente en la norma. Antes de la pandemia de COVID-19, creía que vivíamos en un mundo en el que los jóvenes no se conformaban con la carga del daño ambiental que las generaciones anteriores les habían creado. Pero justo en el momento en que un movimiento parecía decidido a actuar, el COVID-19 golpeó y las prioridades de muchas personas cambiaron. Lamentablemente, estas mascarillas, un símbolo de nuestro menosprecio por el medio ambiente, permanecerán en el océano mucho después del final de la pandemia de COVID-19, lo que dañará aún más un medio ya frágil de por si, y que resultará en una carga aún más pesada para la próxima generación. Cuando capturé esta foto, quería representar que las acciones más simples, como desechar en la naturaleza una mascarilla por pura ignorancia, están provocando una gran devastación justo bajo la superficie. De manera similar se requieren las acciones más simples para ayudar a corregir nuestras fallas. Invito a todos los que vean esta imagen a tomar la iniciativa como puedan, y a ser conscientes de sus propios actos".

Nikon D500 Camera, Nikon 12-24mm Lens, Nauticam Housing, Howshot 230mm Glass Dome Port, Dual Inon Z240 Strobes; 1/60, F5, ISO 250

Foto: Christophe Chellapermal / Ocean Art Photographer of the Year 2020

Planeta plastificado

6 / 104

Planeta plastificado

Foto: iStock

Líneas de alarma

7 / 104

Líneas de alarma

Fotografía premiada en la categoría: Alimentación y Nutrición

La fotografía, tomada con luz fluorescente, muestra el cortejo de dos crustáceos marinos del género Artemia. Lo más llamativo de la imagen es la iluminación naranja de los tractos digestivos, producida por micropartículas de plástico. Estos crustáceos son la base de la alimentación de muchas especies marinas en acuicultura y se usan como organismos modelo en estudios ambientales. Al igual que ellas, la mayor parte del plancton ingerido por peces está contaminado con microplásticos, que son transferidos en la cadena trófica hasta que llegan a los consumidores finales: los humanos. No sabemos cuál es el efecto a largo plazo, pero sí que llegan a nosotros como contaminantes ambientales.

Foto: David Talens Perales

Plastic Soup

8 / 104

Plastic Soup

Fotografía galardonada con el tercer premio en la categoría: Underwater Conservation

Este día en Manta Bay se convertiría en uno que nunca olvidaría. Era el final de la estación húmeda, así que estaba acostumbrado a ver flotar las nubes de basura arrastradas desde los ríos de alrededor de Indonesia hacia el mar. Pero esto era algo completamente diferente a lo que había visto antes. Las mantas en esta inmersión intentaban filtrar el alimento en medio de la sopa de plástico que flotaba cerca de la superficie. Fue un momento inmensamente revelador para todos con los que estaba buceando en ese momento. El contenido de la sopa de plástico contenía elementos como envases de alimentos, vasos de plástico, cucharas, pajitas, pañales y productos sanitarios. Lo más preocupante, y que tal vez no se puede ver tan fácilmente en esta foto, fue la gran cantidad de microplásticos que pululaban en el ambiente;  pequeñas partículas de plástico que imitan el zooplancton, y que las mantas filtraban con mucha facilidad. En un gesto desesperado, todos comenzamos a llenar nuestros bolsillos con tanta basura como pudimos recoger. Había tanta que nos dejó sintiéndonos impotentes y con el corazón roto. Sabía que este era un momento importante que documentar ya que las palabras no pueden describir lo que presenciamos con precisión. Solo espero que mis imágenes se puedan compartir para que más personas puedan darse cuenta de este fantasma mortal que actualmente está flotando alrededor del océano.

Olympus TG5 Camera, Olympus PT-058 Housing, Dyron Wide Angle Lens,;  1/200 sec, f/2.8, ISO 100

Foto: Lori Pyke / Ocean Art Photo Competition 2019

9 / 104

Trash

Limpieza submarina en el Bósforo.

Foto: EPOTY 2019 / Sebnem Coskun

10 / 104

Las consecuencias de la "pesca fantasma"

Según muestra una investigación reciente , cientos de tiburones y rayas quedan enredados en desechos plásticos, generalmente útiles de pesca abandonados, en los océanos de todo el mundo.

Foto: Martin Stelfox

11 / 104

Isurus oxyrinchus

Un tiburón mako o marrajo común de aleta corta adulto enredado en una cuerda de pesca a la que se ha adherido una colonia de percebes en el Océano Pacífico causándole escoliosis de la espalda.

Foto: Daniel Cartamil

12 / 104

Ikea y su nueva colección fabricada con plásticos recogidos del mar

MUSSELBLOMMA es el nombre de la nueva colección de manteles, fundas de cojín y una bolsa que ha anunciado Ikea y que llegará a las tiendas en 2020. La materia prima de los productos serán los residuos plásticos recogidos por unos 1.500 pescadores en el mar Mediterráneo. Está creada en colaboración con Seaqual y se producirá en las fábricas de la marca de Alicante y Valencia.

Foto: IKEA

13 / 104

Foto: iStock

14 / 104

Material de montaña a partir de redes de pesca

Las redes de pesca pueden permanecer vagando por los océanos cientos de años sin degradarse. Por eso desde 2015 la marca de material de montaña Ternua mantiene vivo el proyecto RedCycle de recogida y reciclaje junto con la empresa italiana Aquafil. Tras la recolección de las redes en Guipuzkoa y Vizkaia, estas son enviadas a Eslovenia donde Aquafil las desmenuza y limpia para crear un tipo de hilo, ECONYL,  con el que se elaboran las prendas. Según los datos de la marca, desde 2016 se han revalorizado 12 toneladas de redes que ahora mismo forman parte de camisetas, pantalones, chaquetas, etcétera con el sello de Ternua. 

Foto: Ternua

15 / 104

Isla Dirección, islas Cocos

Desde hace más de 60 años, nuestros océanos han sido un reservorio para la acumulación exponencial de residuos plásticos. Este creciente acopio se ha documentado en todos los niveles de la redes tróficas marinas, desde las fosas oceánicas más profundas hasta las playas más remotas.

Foto: Silke Stuckenbrock

16 / 104

Isla Home, Islas Cocos

De los más de 414 millones de piezas que se acumulan en el área estudiada, unos 338 millones pueden estar enterrados a una profundidad de entre 1 y 10 centímetros por debajo de la superficie de la playa, lo que supone una cantidad 26 veces mayor que residuos visibles en la superficie.

Foto: Silke Stuckenbrock

17 / 104

Isla Sur, Islas Cocos

Los autores encontraron del mismo modo que los pequeños fragmentos descompuestos de artículos más grandes constituían más del 60% de todos los escombros presentes en las playas de las islas Cocos.

Foto: Jeniffer Lavers

18 / 104

Silent Killer / Asesino silencioso

Fotografía ganadora del tercer premio en la categoría: Marine Conservation

Un vaso de plástico me llamó la atención, ya que parecía extraño desde la distancia. Cuando me acerqué me sorprendió lo que vi. Dentro había un caballito de mar atrapado y flotando en la corriente. Mi corazón estaba sobrecogido por cómo este pobre caballito de mar se estaba asfixiando lentamente dentro del vaso de plástico. Me apuraron a ayudarlo, pero era importante para mí tomar algunas tomas rápidas, así puedo tratar de explicar a las personas qué tan malo es el uso de los productos plásticos especialmente cerca de las playas, ya que pueden terminar fácilmente en nuestros mares convirtiéndose en un asesino silencioso.

Foto: Noam Kortler / UPY 2019

19 / 104

Planta de reciclado en la localidad vizcaína de Amorebieta

En nuestro país, el porcentaje de reciclado de envases de plástico es muy alto. Según Ecoembes, la organización medioambiental que coordina el reciclado de envases en España, en 2017 se recicló el 69,7 % de estos residuos. En cambio, el porcentaje de residuos urbanos totales reciclados es muy bajo, solo de un 29,7 %.

 

Foto: Ecoembes

20 / 104

Un pólipo de coral engulle un trozo de plástico

Una nueva investigación encuentra que los alimentos no nutritivos como los microplásticos pueden simplemente 'saber bien' a los corales.

 

Foto: Alex Seymour / Duke University

21 / 104

Bolsas de plástico de un solo uso

Foto: National Retail Association

22 / 104

Packs de papel para el papel higiénico

De momento solo está en el mercado británico, pero próximamente llegará a España y el resto de mercados donde opera Renova. Hablamos de una nueva gama de productos envueltos en papel para evitar usar el plástico a la hora de envasar el papel higiénico. Como apuntan desde la marca,  es la manera de " dar respuesta a una demanda creciente de los ciudadanos de todo el mundo preocupados por el ambiente y la contaminación de los océanos". 

Foto: Gtres

23 / 104

Alimentos envueltos en plásticos

Evita comprar alimentos que llegan al supermercado retractilados. Se trata de un exceso de plástico absolutamente innecesario. 

Foto: Javier Flores

24 / 104

Bolsa de tela

Nunca salgas a hacer la compra sin tu bolsa de tela. Así evitarás tener que comprar bolsas de plástico para llevar tus productos. 

Foto: National Geographic

25 / 104

La ballena de Brujas

Foto: AgeFotostock

26 / 104

Un flotador con forma de tubo

El sistema consiste en un gran flotador en forma de tubo de unos 600 metros de longitud que recoge la basura plástica que encuentra a su paso.

Foto: The Ocean Cleanup

27 / 104

Acumulación de plástico

Se calcula que en océano existen 5 grandes acumulaciones de residuos. El más grande de ellos, llamado el "gran basurero del Pacífico", flota a la deriva en en el Pacífico Norte, en un punto entre California y Hawai. Una investigación publicada a principios de año en la revista Nature concluyó que alcanza una superficie de 1,6 millones de kilómetros cuadrados.

Foto: The Ocean Cleanup

28 / 104

Restos de basura

Selección de restos de residuos recogidos en el océano. Se estima que cada año se lanzan al océano unos 8 millones de toneladas de plástico.

Foto: The Ocean Cleanup

29 / 104

Faldón de tela

Un faldón de tela instalado en la parte inferior del flotador ayuda a recoger los residuos plásticos sumergidos por debajo de la línea de flotación. La estructura aprovecha la acción del viento y las olas para ganar impulso, facilitando la recogida de desperdicios.

Foto: The Ocean Cleanup

30 / 104

Ensamblaje


Unos operarios ensamblan varias piezas del gran flotador de 600 metros de longitud que compone el llamado System 001, el prototipo de The Ocean Cleanup para recoger los restos de residuos de los océanos.

Foto: The Ocean Cleanup

31 / 104

Reciclaje de plástico en La India

Foto: AP

32 / 104

Contaminación de playas por plástico

Foto: AgeFotostock

33 / 104

Inmersión en busca de plástico

Un buzo se sumerge en aguas cercanas a la isla Chañaral, en la región de Atacama. La isla fue declarada Hope Spot, o "Sitio de Esperanza" para los océanos por la ONG Mission Blue, capitaneada por la oceanógrafa Sylvia Earle.

Foto: César Villarroel

34 / 104

Playa de la isla Chañaral

La isla Chañaral se caracteriza por su alta biodiversidad. En ella habitan numerosas especies endémicas, tanto marinas como terrestres. Sin embargo, las corrientes marinas arrastran hacia sus costas grandes cantidades de residuos plásticos.

Foto: César Villarroel

35 / 104

Equipo de limpieza

Un equipo de voluntarios realiza tareas de limpieza en la isla Mocha, en cuyas playas se acumulan grandes cantidades de plásticos y otros residuos arrastrados desde alta mar por las corrientes marinas.

Foto: Andrea Paz Serrano

36 / 104

Pellets de plástico reciclado

La ONG Sustentabla convierte los residuos plásticos en pellets reutilizables que se convertirán en la materia prima para fabricar tablas de surf sostenibles.

Foto: Andrea Paz Serrano

37 / 104

Trabajo voluntario

Una voluntaria recoge residuos plásticos en una playa de la isla Mocha, en Chile. Entre otros residuos, los activistas recogieron 27 kilos de tereftalato de polietileno y 23 kilos de polietileno de alta densidad, dos de los plásticos con mayor facilidad de reciclaje.

Foto: Andrea Paz Serrano

38 / 104

Fuera pajitas

Según datos de Greenpeace España, nuestro país consume más de 5.000 millones de pajitas de plástico al año. Salvo que sea por imperativo médico –y aun así existen pajitas de papel o metálicas–, lo mejor es acostumbrar a los niños  a que beban sin ella.

Foto: AP Images

39 / 104

Los helados, mejor en cucurucho

En las heladerías la mejor opción es elegir un cucurucho en vez de un vasito con una cuchara de plástico. Parece un gesto que no mejorará el medio ambiente, pero cualquier pequeño acto es importante en la lucha contra el uso abusivo de plásticos.

Foto: Gtres

40 / 104

Limpieza comunitaria

Estas acciones, además de limpiar el entorno y sensibilizar sobre los comportamientos incívicos, también pueden cambiar las leyes. Los grupos que realizan las limpiezas pesan los desechos recogidos, lo que ayuda a las autoridades responsables a tomar decisiones sobre leyes que animen a las personas a generar menos basura y a deshacerse de ella de forma correcta. En Europa se celebra cada cada año la Semana Europea de la Prevención de Residuos con acciones como las limpiezas programadas de espacios públicos. Estas acciones son una manera muy interesante de que los más pequeños aprendan la importancia de los residuos.

Foto: Gtres

41 / 104

Menos botellas

Las botellas de agua reutilizables están a la orden del día: son baratas, evitan residuos plásticos y las hay de mil formas, tamaños y modelos. Lo mejor es dejar que los niños escojan una y se responsabilicen de ella. 

Foto: Gtres

42 / 104

Bolsas de cumpleaños, ¿son necesarias?

Muchas personas regalan bolsas de golosinas y regalos en las fiestas de cumpleaños. Unos días después de la fiesta, esos pequeños juguetes de plástico que acompañan a las golosinas y sus envoltorios terminan en la basura. Elegir algún obsequio que no sea de plástico, como golosinas o dulces caseros es la mejor opción. Seguro que, además, son más saludables.

Foto: AP Images

43 / 104

Comprar con la cabeza

Los artículos que compramos por Internet y nos envían a casa a menudo vienen envueltos en plástico. Existen alternativas, como comprar juguetes de segunda mano, compartir algunos de ellos, fabricar juguetes caseros con elementos cotidianos o incluso pedir cosas prestadas.

Foto: Gtres

44 / 104

La merienda de los niños

Utilizar envoltorios de tela para los bocadillos de media mañana o de la merienda o poner una pieza de fruta en una bolsa de tela son dos alternativas a los clásicos envoltorios de plástico. Incluso pueden confeccionar y decorar ellos mismos las bolsas de tela, lo cual hará que se impliquen más en la lucha contra los plásticos.

Foto: Gtres

45 / 104

Juguetes en la playa

En la playa, lo mejor es siempre asegurarse que los cubos, palas, rastrillos, pelotas y flotadores de plástico no se los lleva el mar, y que no se quedan olvidados. Implicar a los niños en el cuidado de los juguetes sirve además para que tomen conciencia y ganen responsabilidades con la edad.

Foto: Gtres

46 / 104

Un buen reciclaje

No todos los plásticos se pueden reciclar, pero muchos sí lo son. Informarse y comentarlo con los niños puede animar a los más pequeños a reciclar y hablarlo con sus amigos y profesores. 

Foto: Gtres

47 / 104

Compra a granel

Los productos como legumbres, cereales, pasta, arroz, frutos secos…, se pueden comprar a granel. Para involucrar a los niños en la compra de los productos llevando de casa los propios envases se les puede pedir que decoren los recipientes en función de qué vayan a contener. Además de estimular su creatividad se les conciencia de la importancia del consumo responsable.

Foto: Gtres

48 / 104

Los 10 productos plásticos más comunes en las playas europeas

Foto: Comisión Europea para el Medio Ambiente

49 / 104

Envases y embalajes

En 2015 se produjeron cerca de 146 toneladas de envases y embalajes de plástico, cuyo promedio de utilización es de menos de 6 meses.

Foto: Gtres

50 / 104

Productos de consumo

Para los productos de consumo el plástico empleado en 2015 ascendió a más de 42 millones de toneladas. Este tipo de productos se usan de media tan solo 3 años antes de ser desechados.

Foto: Gtres