Petróleo

1 / 5
© Garth Lenz, Wildlife Photographer of the Year

1 / 5

© Garth Lenz, Wildlife Photographer of the Year

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Wildlife Photojournalism: Single Image

A medida que cae el crepúsculo sobre las arenas bituminosas de Alberta, el paisaje despoblado adquiere un tinte azul aceitoso. Esta vasta extensión que alguna vez fue un bosque boreal ahora es tan solo una sección de la mina de alquitrán de Mildred Lake, una de las muchas minas de alquitrán de la región que juntas forman la tercera reserva de petróleo más grande del mundo. Los camiones en primer plano tienen la altura de una casa de dos pisos, pero quedan empequeñecidos por el gigantesco pozo abierto de detrás. Las franjas en terrazas conducen a una refinería. Alrededor del pozo hay estanques de lixiviados que contienen un subproducto tan tóxico que debe evitarse que las aves se posen en ellos. Actualmente, la mayor parte del betún se envía, diluido, por tuberías a refinerías en los Estados Unidos para su procesamiento. El impacto medioambiental de toda la operación es triple. Primero, las minas se crean mediante la tala de bosques boreales, un ecosistema rico y un sumidero de carbono terrestre de vital importancia. En segundo lugar, el proceso de extracción del petróleo de baja calidad consume mucha energía y, según los pueblos indígenas de la región sigue contaminando. En tercer lugar, la explotación plena de esta enorme fuente de combustible de alto volumen de emisiones dará lugar a una mayor liberación de enormes cantidades de carbono que, según los científicos del clima, contribuirán de manera desproporcionada a las emisiones globales y harán imposible mantenerse por debajo del umbral de calentamiento global de 2° C para  evitar cambio climático catastrófico.

Nikon D3 + 24–70mm lens; 1/250 sec at f2.8; ISO 1250.

Foto: Garth Lenz / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

2 / 5

Zonas de extracción

Foto: Sentinel 2A / ESA

3 / 5

El petróleo en Oriente Medio - 1951

Foto: CIA

4 / 5

Instalaciones de petróleo y gas en Ucrania - 1996

Foto: CIA

5 / 5

El siglo del petróleo

Descubierto en 1911, este yacimiento en South Belridge, California, produjo petróleo mientras las ciudades se adaptaban a los coches y las moléculas de hidrocarburos eran transformadas en artículos de plástico, cosméticos y productos farmacéuticos. Actualmente, South Belridge produce 32 millones de barriles al año, cantidad suficiente para cubrirla demanda mundial durante nueve horas. La oferta de petróleo podría desplomarse en el transcurso de este siglo. 

Foto: Edward Burtynsky