Península Ibérica

1 / 21

1 / 21

Desmán ibérico

Galemys pyrenaicus

El desmán ibérico, desmán de los Pirineos, se distribuye entre las zonas montañosas del norte de la península ibérica y sur de Francia. Es un insectívoro semiacuático que habita las proximidades de riachuelos y torrentes, de hábitos principalmente nocturnos, y cuya seña de identidad más característica es su morro con forma de trompeta. Posee unas patas traseras robustas y ágiles y la parte delantera de su cuerpo se asimila a la de un topo, donde destacan unas fuertes patas adaptadas para escarbar. Posee una glándula de almizcle al comienzo de su cola por lo que en ciertos lugares también recibe el nombre de almizclera.  El hábitat del desmán ibérico es muy vulnerable; las principales amenazas son la contaminación del agua y la fragmentación de su hábitat debido a la construcción de centrales hidroeléctricas, embalses, y a la extracción de agua. En algunas zonas es perseguido por la errónea creencia de que es dañino para la pesca. La IUCN prevé que debido al cambio climático y al descenso de lluvias por debajo de los 1000 milímetros por metro cuadrado anuales en el futuro , el desmán podría extinguirse en gran parte de la península ibérica.

Foto: AgeFotostock

2 / 21

Murciélago patudo

Myotis capaccinii

Aunque el murciélago ratonero patudo, está presente de forma homogénea a lo largo de su zona de distribución -desde Almería hasta el Mar Negro- se trata de una especie escasa y rara, de la que se desconocen sus poblaciones globales. De tamaño mediano, este murciélago presenta un dorso gris claro y un vientre casi blanco. Esta especie se encuentra íntimamente ligada a zonas acuáticas de marcado ambiente litoral y su óptimo climático es el clima termomediterráneo. Desde al año 2016 está catalogado como una especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, siendo su situación en España especialmente crítica, por lo que ha sido incluido en la lista roja de especies amenazadas en nuestro país como especie en peligro de extinción.

Foto: AgeFotostock

3 / 21

Glimpse of a lynx

Laura había visto muchos de los animales salvajes de España, pero nunca al fascinante lince ibérico, un felino en peligro de extinción que se halla únicamente en dos pequeñas poblaciones del sur de la península Iberica. A diferencia del lince europeo, más grande, el lince ibérico se alimenta casi exclusivamente de conejos. De este modo, una enfermedad que afecte a la población de conejos puede ser catastrófica para este felino. También requieren en sus habitats una mezcla particular de matorrales abiertos y cavidades naturales para las establecer las guaridas en las que dan a luz y crían a sus cachorros.  La familia de Laura viajó al Parque Natural de la Sierra de Andújar en busca del lince y tuvo suerte al segundo día de su llegada.  Una pareja se relajaba no muy lejos de la carretera. Había muchos fotógrafos allí, pero una atmósfera de "respeto". Laura observó durante una hora y media; el único sonido era el zumbido de las cámaras. La actitud de los animales me sorprendió. No tenían miedo de la gente, simplemente nos ignoraban", dice Laura. 

Canon EOS 5D Mark III + Canon 500mm f4 lens; 1/250 sec at f4; ISO 1600.

Foto: Laura Albiac Vilas - Wildlife Photographer of the Year

4 / 21

Excavación en el yacimiento del Turuñuelo de Guareña, Badajoz.

Hasta la fecha tan sólo se ha excavado un 10% de la superficie total del túmulo. Por el momento los arqueólogos trabajan con la Diputación Provincial de Badajoz que realiza una aportación que les permite trabajar durante un par de meses al año.

FOTO: IAM / CSIC

5 / 21

Bañera, en el yacimiento del Turuñuelo.

“El sacrificio consistió en una gran ofrenda a los dioses antes de abandonar definitivamente el lugar. Esto da idea de la enorme riqueza del sitio, pues el caballo era un elemento de prestigio”.

FOTO: IAM / CSIC

6 / 21

Escalinata y restos de animales en el yacimiento del Turuñuelo.

Entre ellos han sido desenterrados 16 caballos, 2 toros y un cerdo, que narran la historia de un costoso sacrificio a modo de ritual de clausura antes de la destrucción final del santuario.

FOTO: IAM / CSIC

7 / 21

Reconstrucción 3D

Reconstrucción en tres dimensiones del santuario tartésico del Turuñuelo, en la localidad de Guareña, Badajoz. Extremadura.

FOTO: IAM / CSIC

8 / 21

Reserva de la Biosfera de Castro Verde, Portugal

Su flora se caracteriza por un alto grado de endemismo y su fauna comprende unas 200 clases de pájaros, entre los que destacan aves esteparias como la avutarda.

Foto: UNESCO/ Protecção da Natureza, LPN

9 / 21

Reserva de la Biosfera de Castro Verde, Portugal

Situada al sur du Portugal, en el interior de la región del Bajo Alentejo, esta reserva de biosfera tiene una superficie de unas 57.000 hectáreas y en ella se encuentra la estepa cerealista más importante del país, que constituye uno de los paisajes rurales más amenazados de la región mediterránea.

Foto: UNESCO/Protecção da Natureza, LPN

10 / 21

Reserva de la Biosfera de Castro Verde, Portugal

También se pueden encontrar en su territorio numerosas aves de presa y algunas especies endémicas como el águila imperial ibérica, una de las aves de presa que mayor peligro de extinción corre en el mundo.

Foto: UNESCO/Protecção da Natureza, LPN

11 / 21

Reserva de la Biosfera de Castro Verde, Portugal

La población del sitio se cifra en unos 7.200 habitantes, que viven sobre todo de la producción extensiva de cereales y de la cría de ganado.

Foto: UNESCO/Protecção da Natureza, LPN

12 / 21

El tesoro del Carambolo

Imagen general del tesoro de El Carambolo hallado en 1958 en las inmediaciones de la localidad de camas, Sevilla. 

Foto: S. Scrivano et al. / Universidad de Sevilla

13 / 21

Placa con rosetas del tesoro de El Carambolo

 Se ha concluido que han sido tres los distintos tipos de soldaduras empleadas: soldadura autógena, soldadura por fusión local y soldadura por aleación.

Foto: S. Scrivano et al. / Universidad de Sevilla

14 / 21

España vista desde el espacio

El astronauta de la NASA Scott Kelly celebró su día 249 a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) compartiendo en su cuenta de Twitter esta espectacular fotografía de la península Ibérica vista desde el espacio. "Día 249. España y Portugal resplandecientes después de la oscuridad". Explicaba Kelly.

Foto: Scott Kelly

15 / 21

Plaza Alta, Badajoz

Atravesada por el río Guadiana, Badajoz fue fundada por Ibn Marwan en el año 875 sobre un asentamiento visigodo cuando los musulmanes dominaban la península Ibérica. Uno de los iconos de la ciudad es su plaza Alta, donde se celebraban los mercados en la Edad Media. Su parte norte, de estilo medieval, contrasta con la parte sur, objeto de una reforma inacabada y que al ser cerrada, imprimió un estilo similar al de la plaza mayor de otras ciudades de España como Madrid o Salamanca. Otras de las joyas de Badajoz son las Casas Mudéjares, las Casas Coloradas o la Alcazaba.

Foto: Turismo Extremadura

16 / 21

España, 1888

Autor: Field, Henry Martyn

Mapa político de la península Ibérica publicado en 1888 en Londres en la obra "Old and New Spain".

Foto: British Library

17 / 21

La importancia del toro

Toro de bronce. La ganadería tenía gran importancia entre los lusitanos. Museo Arqueológico Nacional, Madrid.

Foto: ORONOZ / ALBUM

18 / 21

Explicar el mundo sin verlo

Estrabón describió la península Ibérica recurriendo a los textos de otros autores antiguos. Abajo, el geógrafo en un grabado de Vidas y retratos de hombres célebres, por André Thevet. 1584.

Foto: MARY EVANS / SCALA, FIRENZE

19 / 21

¿Mapa de Iberia?

El mapa del papiro muestra ríos e iconos que representan ciudades, mansiones y puestos militares.

Foto: Università Degli Studi Milán / Fondazione San Paolo / MARCO ANSALONI

20 / 21

Ampurias y su puerto

Hacia el año 575 a.C., griegos foceos provenientes de Marsella se instalaron en este lugar. Fue el primer asentamiento helénico en Iberia y el único que tuvo carácter permanente.

Foto: RAMON MANENT

21 / 21

El influjo oriental

En orfebrería, con la presencia fenicia se introdujeron motivos y técnicas orientales. Pendiente de oro del tesoro de La Aliseda. Siglo VII a.C. MAN, Madrid.

 

 

Crédito: Photoaisa