Océano Índico

1 / 17
Corrientes oceánicas

1 / 17

Corrientes de aguas heladas

Los investigadores del proyecto Estimación de la Distribución y el Clima del Océano de la NASA (ECCO por sus siglas en inglés) obtuvieron esta imagen que simula la distribución del agua en estado líquido y sólido cerca de la Antártida . La instantánea, desarrollada por el Centro Espacial Goddard de la agencia espacial, captura el movimiento de decenas de miles de corrientes oceánicas, lo que permite a los científicos visualizar de una forma clara y precisa cómo se mueven las grandes masas de agua del océano. En esta instantánea se muestra la velocidad de las corrientes superficiales en la Corriente Circumpolar Antártica, al sur del océano Índico. Los datos obtenidos por este proyecto se emplean para estudiar el papel de los océanos en el ciclo del carbono y ahondar sobre los las consecuencias que el cambio climático tiene en la salud de sus ecosistemas. 

Foto: NASA

Olas en el estrecho de Lombok

2 / 17

Olas en aguas del estrecho de Lombok, Indonesia

El 1 de noviembre de 2016 el satélite Aqua de la NASA sobrevolaba las aguas de Indonesia, donde captó imágenes espectaculares de los los paisajes oceánicos del archipiélago. El Espectrorradiómetro de imágenes de media resolución (MODIS,por sus siglas en inglés), ottuvo esta fotografía en color real en la que se aprecian las olas en el estrecho de  Lombok. En la imagen puede apreciarse cómo un banco de nubes cubre parte de la provincia de Java Oriental, en la parte izquierda de la composición, con un sol brillante que proyecta las sombras de las nubes en el mar. 

La superficie del océano aparece de un color plateado debido al efecto óptico causado por el reflejo de la luz solar en el sensor del satélite. Aun así, las imágenes del MODIS permiten apreciar algunos detalles normalmente ocultos a la vista, como las olas creadas por las corrientes mrinas. Se trata de olas internas, formadas por el movimiento de las masas de agua bajo las distintas capas oceánicas, un acontecimiento que sucede, por ejemplo, cuando el flujo de una marea discurre por una zona irregular del lecho marino o se topa con crestas u otros obstáculos.  El estrecho de Lombok, un paso angosto situado entre las islas de Bali, al oeste y de Lombok, al este, permite la entrada de corrientes oceánicas desde el océano Pacífico hasta el Índico. Allí, el fondo marino es irregular, y consta de dos canales principales de distinta profundidad. Debido a la acción de las corrientes y al intercambio de agua entre las distintas capas oceánicas, la zona es muy susceptible a la formación de mareas intensas, que a su vez dan lugar a olas como las que aparecen en la imagen.

Foto: NASA

3 / 17

Buceo con mantas gigantes en las Maldivas

Fototeca 9x12

4 / 17

Esculturas marinas

Las 115 pequeñas islas del archipiélago están ubicadas, literalmente, en medio del Océano Indico, a 4 grados del Ecuador y distantes 1.590 kilómetros de Mombasa, 950 kilómetros del norte de Madagascar y más de 1.700 kilómetros de las costas de India. Las islas interiores del archipiélago están compuestas de roca granítica. En la playa de Anse Source d’Argent (La Digue) afloran como esculturas gigantes.

Foto: Jon Arnold / AWL Images

5 / 17

Maldivas, Mejor Destino de buceo del Mundo

Hay destinos que dan lo mejor de sí sumergidos. Es el caso de la categoría de los mejores destinos para bucear de de los "World Travel Awards". Si miras en un mapa, la ubicación de las Maldivas nos da una pista sobre por qué es el mejor destino del mundo para bucear: el archipiélago, constituido por más de 1.200 islas, está en mitad del Océano Índico. Otros destinos nominados este año en la categoría fueron: Belice, las Islas Caimán, o las Fiji.

Foto: Gtres

6 / 17

Ankao, Madagascar. Océano Índico

En este primer plano de unos pequeños pólipos de coral del género Galaxea, podemos apreciar como estos pierden su coloración. Con el aumento de la temperatura oceánica los corales expulsan las zooxantelas, unos organismos endosimbiontes los cuales proporcionan a los corales, a cambio de soporte, algunos de los nutrientes esenciales para su supervivencia.

Foto: AP/Keith A. Ellenbogen

7 / 17

Bahía de Loke, Madagascar. Océano Índico

Esta fotografía en primer plano del coral duro del genero Acropora, muestra como progresivamente, desde la puntas hacia la base, los corales pierden su coloración. El blanqueamiento del coral puede ser causado por una serie de condiciones ambientales estresantes entre las que se incluyen el aumento de la temperatura y la acidificación del océano. El resultado directo de este cambio puede resultar en una disminución del crecimiento del coral y en extremo, en la muerte de arrecifes completos.

En este caso el blanqueo es debido a la expulsión de las algas dinoflageladas del género Symbiodinium, también conocido como zooxanthellas.

Foto: AP/Keith A. Ellenbogen

8 / 17

Fuego en Australia

Fuego en Australia captado desde el espacio

Foto: ESA

9 / 17

Dugong

Estos enormes y curiosos animales marinos pueden encontrarse en el océano Índico, desde las costas del este de África hasta Australia, y también en el Pacífico sur. Son animales mamíferos parecidos a los manatíes que se alimentan de algas, salen a respirar a la superficie cada 10 minutos aproximadamente y no suelen nadar en aguas muy profundas, sobre los 10 metros de profundidad. En Sídney los encontraremos en el Sea Life Sydney Aquarium.

Foto: AP Images

10 / 17

Isla Mauricio

La paradisíaca isla Mauricio está situada al este de Madagascar, en el océano Índico.

Foto: Susan J. Webb, University of the Witwatersrand

11 / 17

Topografía del Índico

Topografía del océano Índico que muestra la ubicación de Mauricio.

Imagen: Journal of Petrology, Oxford University Press

12 / 17

Recogiendo rocas volcánicas

El profesor Lewis Ashwal recoge rocas volcánicas de traquita en la isla Mauricio. Estas muestras, de seis millones de años de antigüedad, sorprendentemente contienen granos de circones de 3.000 años de antigüedad.

Foto: Susan J. Webb, University of the Witwatersrand

13 / 17

Afloramiento rocoso

Lewis Ashwal, de la Wits University de Johannesburgo, estudia un afloramiento rocoso de la isla Mauricio.

Foto: Susan J. Webb, University of the Witwatersrand

14 / 17

Atolón Ari, Maldivas

La pequeña extensión de tierra del atolón Ari pertenece al archipiélago de las Islas Maldivas, en el Océano Índico. Está considerado como uno de los mejores lugares del mundo para hacer buceo debido a la buena salud de la que gozan sus aguas y, en consecuencia, la cantidad de fauna que se reúne en ellas. En su fondo marino se pueden observar mantarrayas, tiburones grises y de puntas blancas, o tiburones ballena, una de las especies más codiciadas. 

15 / 17

Arrecifes de coral en el océano Índico

Foto: NASA

16 / 17

Valle de los Baobabs, Madagascar

La avenida de los baobabs es un área protegida desde 2007, cercana a Morondava, cuyos ejemplares pueden medir hasta 24 metros de altura y tener mil años de antigüedad. 

Foto: GTRES

17 / 17

Bassas da India

En la laguna del atolón, jóvenes tiburones de Galápagos investigan la cámara con sus hocicos. Los arrecifes relativamente intactos de los dos atolones son un referente para otros ecosistemas marinos, dice Thomas Peschak. «En otros lugares del océano Índico solamente veo lo que falta.»

Foto: Thomas P. Peschak