Nazis

1 / 321
líderes putsch hitler 1923. Los líderes del Putsch de Múnich 1923. De izquierda a derecha: Pernet, Weber, Frick, Kriebel, Ludendorff, Hitler, Bruckner, Rohm, Wagner.

1 / 321

Los líderes del Putsch de Múnich 1923. De izquierda a derecha: Pernet, Weber, Frick, Kriebel, Ludendorff, Hitler, Bruckner, Rohm, Wagner.

Foto: CordonPress

Alemania, 1943. conmemoracion del golpe de estado de Hitler 1923. Noviembre de 1943: acto conmemorativo por los nazis asesinados durante el Golpe de estado de Hitler llevado a cabo en 1923.

2 / 321

Noviembre de 1943: acto conmemorativo por los nazis asesinados durante el Golpe de estado de Hitler llevado a cabo en 1923.

Foto: CordonPress

aniversario putsch hitler en 1939. Adolf Hitler dando su discurso anual en la cervecería de Munich donde, años antes, llevó a cabo el golpe de estado.

3 / 321

Adolf Hitler dando su discurso anual en la cervecería de Munich donde, años antes, llevó a cabo el golpe de estado.

Foto: CordonPress

hitler en prision tras el putsch de 1923. De izquierda a derecha: Adolf Hitler, Emil Maurice,  Hermann Kriebel, Rudolf Hess y Friedrich Weber en una imagen durante su encarcelamiento en la fortaleza Landsberg.

4 / 321

De izquierda a derecha: Adolf Hitler, Emil Maurice, Hermann Kriebel, Rudolf Hess y Friedrich Weber en una imagen durante su encarcelamiento en la fortaleza Landsberg.

Foto: CordonPress

5 / 321

Josef Mengele –en el centro– junto a Richard Baer y Rudolf Hoess en Auschwitz

El criminal nazi pudo abandonar Auschwitz tan solo 10 días antes de su liberación a manos del Ejército Rojo. Poco después emprendió una huída desesperada hacia el oeste y, aunque terminó siendo capturado, su identidad no fue revelada y quedó en libertad. Obtuvo documentación falsa y cruzó el Atlántico para esconderse en Sudamérica. 

Foto: CC

6 / 321

Retrato de Adolf Eichmann en 1942, durante el punto álgido de su carrera en la jerarquía de la Alemania nazi.

Foto: CordonPress

7 / 321

Las caras durante el juicio

El juicio a Eichmann fue realmente mediático. En la imagen vemos distintas reacciones del ex líder nazi de la SS mientras escucha las distintas pruebas durante el juicio, el 27 de abril de 1961.

Foto: CordonPress

8 / 321

Museo del Patrimonio Judío de Nueva York

Foto: AP

9 / 321

Miles de personas quemaron libros considerados como subversivos por el gobierno nazi

Foto: AP

10 / 321

Las quemas de libros fueron orquestadas por Goebbels y organizadas por las ligas estudiantiles

Foto: agefotostock

11 / 321

Cientos de personas se reunieron en la Plaza de la Ópera (Berlín) el 10 de mayo de 1933, brazo en alto, para quemar los libros que consideraban subversivos.

Foto: CordonPress

12 / 321

El gobierno nazi quería hacer creer que se trató de un gesto improvisado que mostrara la manera de pensar de los alemanes.

Foto: CordonPress

13 / 321

Inscripción conmemorativa

Una inscripción en el llamado Cementerio Francés de Meschede, en recuerdo de los trabajadores soviéticos que fueron fusilados en Warstein en 1945.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

14 / 321

Lugar de memoria

Piedra en recuerdo de las 57 víctimas de Suttrop, fusiladas el 21 de marzo de 1945.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

15 / 321

Placa conmemorativa

Inscripción en recuerdo de las víctimas de Suttrop, con una cita de Aleksandr Pushkin: "Pero no borro las líneas tristes".

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

16 / 321

Exhumación de los cuerpos

Los asesinatos cometidos en Warstein y en Suttrop llegaron a oídos de las tropas estadounidenses y un comandante de este país ordenó a ex miembros nazis de ambos lugares que exhumaran los cuerpos, que fueron enterrados nuevamente cerca de esos sitios. La fotografía corresponde a Suttrop.

Foto: National Archives and Records Administration, Washington

17 / 321

En busca de pruebas

Los investigadores examinan el sitio de Meschede con detectores de metales.

Foto: LWL / Manuel Zeiler

18 / 321

Proyectiles

Marcus Weidner, un historiador del Instituto LWL para la Historia Regional de Westfalia, durante la excavación en Suttrop, con varios cartuchos y un cuenco esmaltado.

Foto: LWL / Kathrin Nolte

19 / 321

Zapato con tacón

Zapato de mujer en el momento del hallazgo.

Foto: LWL / Maria Hahne

20 / 321

Últimas pertenencias

Cuentas, perlas, una cuchara, un zapato y cuencos de las víctimas de Warstein.

Foto: LWL / Thomas Poggel

21 / 321

Restos de una armónica

Cuchara con inscripción, armónica, estuche de gafas y fragmento de chapa, procedentes de Meschede.

Foto: LWL / Thomas Poggel

22 / 321

Objetos cotidianos

Perlas, botones y un fragmento de una bobina de hilo, hallados en Warstein.

Foto: LWL / Thomas Poggel

23 / 321

Objetos excavados en Warstein

Fragmento de un fusil de cerrojo, un cuenco de esmalte, botones y dos zapatos de mujer, entre otros objetos hallados en Warstein, en la región de Sauerland, donde los nazis perpetraron sus crímenes.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

24 / 321

Zapatos de mujer

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

25 / 321

Casco del 'U-23'

Restos del submarino alemán U-23, descubierto casi 75 años después por el ingeniero marino turco Selçuk Kolay, por las Fuerzas Navales de Turquía y con la colaboración del programa Mavi Tutku, del canal turco TRT.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

26 / 321

Hundimiento intencionado

El submarino U-23 fue hundido por su tripulación el 10 de septiembre de 1944 para evitar que fuera capturado por los soviéticos.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

27 / 321

Hélice del submarino

El submarino costero podía operar hasta los 80-150 metros de profundidad.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

28 / 321

El último comandante

Rudolf Arendt, el último comandante de la nave submarina U-23, fue uno de los comandantes de submarinos más jóvenes de la Segunda Guerra Mundial: cuando empezó a operar desde Constanza (Rumanía), el 25 de mayo de 1944, tenía solamente 21 años de edad.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

29 / 321

Espada y...

"Schwert und" (espada y), inscripción sobre un mural que muestra a un soldado blandiendo una espada ante el paso de cuatro bombarderos.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

30 / 321

Soldado con corneta

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

31 / 321

Fortificación de la Segunda Guerra Mundial

Aspillera en la parte delantera del búnker, en Vazon Bay, en la costa oeste de Guernsey.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

32 / 321

Habitación anegada

"El búnker se encuentra en un estado de conservación bastante bueno, a pesar de sufrir inundaciones frecuentes", comenta Paul Bourgaize.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

33 / 321

Arado

"Pflug" (arado), inscripción sobre la figura de un campesino sembrando un campo en un entorno rural.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

34 / 321

Regreso al hogar

"Heim zur Mutt": un soldado parte dichoso hacia el hogar materno, cargado con sus pertenencias.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

35 / 321

Ducha para refrescarse

"Ein frisches Bad": un baño fresco.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

36 / 321

Casco y espada

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

37 / 321

Pan y café

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

38 / 321

Caballeros medievales con un cañón

"En algún momento de su historia el búnker fue utilizado por unos niños para establecer su club y pintaron las paredes de color verde claro, pero por suerte pintaron alrededor de los murales", dice Bourgaize.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

39 / 321

El búnker en los años 60

Bañistas en el río Weser y junto al búnker, en 1965.

Foto: Heimatverein Farge-Rekum, Landeszentrale für politische Bildung

40 / 321

En construcción

Lado este del búnker durante su construcción en 1943.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

41 / 321

Trabajos forzados

Una veintena de personas trabaja en la cimentación del futuro edificio.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

42 / 321

Montando las vigas

Un grupo de trabajadores durante el montaje de las vigas de hormigón armado.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

43 / 321

Destrozos

Un accidente durante las obras de construcción.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

44 / 321

Fotografía aérea

Vista aérea del búnker en 1951, seis años después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Foto: Heimatverein Farge-Rekum, Landeszentrale für politische Bildung

45 / 321

70 años después...

El estado de conservación del edificio es excepcional, más de 70 años después de su construcción. La foto es de 2015.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

46 / 321

Daños en el edificio

Fotografía de octubre de 2015 que muestra el interior del búnker y un agujero en el techo causado por una de las bombas que cayeron sobre el edificio.

Foto: Carmen Jaspersen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

47 / 321

Almacén de coches clásicos

Hoy en día, algunas partes del búnker se pueden alquilar y, a menudo, se guardan vehículos clásicos, como por ejemplo esta magnífica Volkswagen Transporter.

Foto: Matthias Toedt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

48 / 321

¡Precaución!

Fachada ennegrecida del búnker Valentín en una fotografía del 11 de agosto de 2018. El cartel dice lo siguiente: "¡Atención! Por favor mantener la distancia". El grafiti dice: "¿Y si no?".

Foto: Matthias Toedt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

49 / 321

El búnker por dentro

El interior del búnker para submarinos Valentín en abril de 2008. No se llegó a fabricar ni un solo submarino, pero en la construcción del edificio murieron miles de prisioneros de guerra.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

50 / 321

Zona de recreo

Una mujer paseando a sus perros entre el búnker y el río Weser, en una fotografía del 15 de abril de 2008.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?