Nazis

1 / 313
Miles de personas quemaron libros considerados como subversivos por el gobierno nazi

1 / 313

Miles de personas quemaron libros considerados como subversivos por el gobierno nazi

Foto: AP

La quema de libros fue orquestada por Goebbels y organizadas por las ligas estudiantiles. Las quemas de libros fueron orquestadas por Goebbels y organizadas por las ligas estudiantiles

2 / 313

Las quemas de libros fueron orquestadas por Goebbels y organizadas por las ligas estudiantiles

Foto: agefotostock

Quema de libros en la Plaza de la Ópera (Berlín) el 10 de mayo de 1933. Cientos de personas se reunieron en la Plaza de la Ópera (Berlín) el 10 de mayo de 1933, brazo en alto, para quemar los libros que consideraban subversivos.

3 / 313

Cientos de personas se reunieron en la Plaza de la Ópera (Berlín) el 10 de mayo de 1933, brazo en alto, para quemar los libros que consideraban subversivos.

Foto: CordonPress

El gobierno nazi quería hacer creer que se trató de un gesto improvisado que mostrara la manera de pensar de los alemanes. No fue así, fue una acción orquestada por el ministro de propaganda.. El gobierno nazi quería hacer creer que se trató de un gesto improvisado que mostrara la manera de pensar de los alemanes.

4 / 313

El gobierno nazi quería hacer creer que se trató de un gesto improvisado que mostrara la manera de pensar de los alemanes.

Foto: CordonPress

crimenesnazis10. Inscripción conmemorativa

5 / 313

Inscripción conmemorativa

Una inscripción en el llamado Cementerio Francés de Meschede, en recuerdo de los trabajadores soviéticos que fueron fusilados en Warstein en 1945.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

crimenesnazis11. Lugar de memoria

6 / 313

Lugar de memoria

Piedra en recuerdo de las 57 víctimas de Suttrop, fusiladas el 21 de marzo de 1945.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

crimenesnazis12. Placa conmemorativa

7 / 313

Placa conmemorativa

Inscripción en recuerdo de las víctimas de Suttrop, con una cita de Aleksandr Pushkin: "Pero no borro las líneas tristes".

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

crimenesnazis1. Exhumación de los cuerpos

8 / 313

Exhumación de los cuerpos

Los asesinatos cometidos en Warstein y en Suttrop llegaron a oídos de las tropas estadounidenses y un comandante de este país ordenó a ex miembros nazis de ambos lugares que exhumaran los cuerpos, que fueron enterrados nuevamente cerca de esos sitios. La fotografía corresponde a Suttrop.

Foto: National Archives and Records Administration, Washington

crimenesnazis2. En busca de pruebas

9 / 313

En busca de pruebas

Los investigadores examinan el sitio de Meschede con detectores de metales.

Foto: LWL / Manuel Zeiler

crimenesnazis3. Proyectiles

10 / 313

Proyectiles

Marcus Weidner, un historiador del Instituto LWL para la Historia Regional de Westfalia, durante la excavación en Suttrop, con varios cartuchos y un cuenco esmaltado.

Foto: LWL / Kathrin Nolte

crimenesnazis4. Zapato con tacón

11 / 313

Zapato con tacón

Zapato de mujer en el momento del hallazgo.

Foto: LWL / Maria Hahne

crimenesnazis5. Últimas pertenencias

12 / 313

Últimas pertenencias

Cuentas, perlas, una cuchara, un zapato y cuencos de las víctimas de Warstein.

Foto: LWL / Thomas Poggel

crimenesnazis6. Restos de una armónica

13 / 313

Restos de una armónica

Cuchara con inscripción, armónica, estuche de gafas y fragmento de chapa, procedentes de Meschede.

Foto: LWL / Thomas Poggel

crimenesnazis7. Objetos cotidianos

14 / 313

Objetos cotidianos

Perlas, botones y un fragmento de una bobina de hilo, hallados en Warstein.

Foto: LWL / Thomas Poggel

crimenesnazis8. Objetos excavados en Warstein

15 / 313

Objetos excavados en Warstein

Fragmento de un fusil de cerrojo, un cuenco de esmalte, botones y dos zapatos de mujer, entre otros objetos hallados en Warstein, en la región de Sauerland, donde los nazis perpetraron sus crímenes.

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

crimenesnazis9. Zapatos de mujer

16 / 313

Zapatos de mujer

Foto: Bernd Thissen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

submarinonazi1. Casco del 'U-23'

17 / 313

Casco del 'U-23'

Restos del submarino alemán U-23, descubierto casi 75 años después por el ingeniero marino turco Selçuk Kolay, por las Fuerzas Navales de Turquía y con la colaboración del programa Mavi Tutku, del canal turco TRT.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

submarinonazi4. Hundimiento intencionado

18 / 313

Hundimiento intencionado

El submarino U-23 fue hundido por su tripulación el 10 de septiembre de 1944 para evitar que fuera capturado por los soviéticos.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

submarinonazi5. Hélice del submarino

19 / 313

Hélice del submarino

El submarino costero podía operar hasta los 80-150 metros de profundidad.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

submarinonazi6. El último comandante

20 / 313

El último comandante

Rudolf Arendt, el último comandante de la nave submarina U-23, fue uno de los comandantes de submarinos más jóvenes de la Segunda Guerra Mundial: cuando empezó a operar desde Constanza (Rumanía), el 25 de mayo de 1944, tenía solamente 21 años de edad.

Foto: Hakan Aslan / TRT HABER

guernsey4. Espada y...

21 / 313

Espada y...

"Schwert und" (espada y), inscripción sobre un mural que muestra a un soldado blandiendo una espada ante el paso de cuatro bombarderos.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey1. Soldado con corneta

22 / 313

Soldado con corneta

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey2. Fortificación de la Segunda Guerra Mundial

23 / 313

Fortificación de la Segunda Guerra Mundial

Aspillera en la parte delantera del búnker, en Vazon Bay, en la costa oeste de Guernsey.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey3. Habitación anegada

24 / 313

Habitación anegada

"El búnker se encuentra en un estado de conservación bastante bueno, a pesar de sufrir inundaciones frecuentes", comenta Paul Bourgaize.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey5. Arado

25 / 313

Arado

"Pflug" (arado), inscripción sobre la figura de un campesino sembrando un campo en un entorno rural.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey6. Regreso al hogar

26 / 313

Regreso al hogar

"Heim zur Mutt": un soldado parte dichoso hacia el hogar materno, cargado con sus pertenencias.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey7. Ducha para refrescarse

27 / 313

Ducha para refrescarse

"Ein frisches Bad": un baño fresco.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey8. Casco y espada

28 / 313

Casco y espada

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey9. Pan y café

29 / 313

Pan y café

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

guernsey10. Caballeros medievales con un cañón

30 / 313

Caballeros medievales con un cañón

"En algún momento de su historia el búnker fue utilizado por unos niños para establecer su club y pintaron las paredes de color verde claro, pero por suerte pintaron alrededor de los murales", dice Bourgaize.

Foto: Steve Powell–Festung Guernsey

bunkersubmarinos16. El búnker en los años 60

31 / 313

El búnker en los años 60

Bañistas en el río Weser y junto al búnker, en 1965.

Foto: Heimatverein Farge-Rekum, Landeszentrale für politische Bildung

bunkersubmarinos11. En construcción

32 / 313

En construcción

Lado este del búnker durante su construcción en 1943.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

bunkersubmarinos12. Trabajos forzados

33 / 313

Trabajos forzados

Una veintena de personas trabaja en la cimentación del futuro edificio.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

bunkersubmarinos13. Montando las vigas

34 / 313

Montando las vigas

Un grupo de trabajadores durante el montaje de las vigas de hormigón armado.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

bunkersubmarinos14. Destrozos

35 / 313

Destrozos

Un accidente durante las obras de construcción.

Foto: Landeszentrale für politische Bildung / Staatsarchiv Bremen

bunkersubmarinos15. Fotografía aérea

36 / 313

Fotografía aérea

Vista aérea del búnker en 1951, seis años después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Foto: Heimatverein Farge-Rekum, Landeszentrale für politische Bildung

bunkersubmarinos8. 70 años después...

37 / 313

70 años después...

El estado de conservación del edificio es excepcional, más de 70 años después de su construcción. La foto es de 2015.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

bunkersubmarinos9. Daños en el edificio

38 / 313

Daños en el edificio

Fotografía de octubre de 2015 que muestra el interior del búnker y un agujero en el techo causado por una de las bombas que cayeron sobre el edificio.

Foto: Carmen Jaspersen / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos10. Almacén de coches clásicos

39 / 313

Almacén de coches clásicos

Hoy en día, algunas partes del búnker se pueden alquilar y, a menudo, se guardan vehículos clásicos, como por ejemplo esta magnífica Volkswagen Transporter.

Foto: Matthias Toedt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos6. ¡Precaución!

40 / 313

¡Precaución!

Fachada ennegrecida del búnker Valentín en una fotografía del 11 de agosto de 2018. El cartel dice lo siguiente: "¡Atención! Por favor mantener la distancia". El grafiti dice: "¿Y si no?".

Foto: Matthias Toedt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos7. El búnker por dentro

41 / 313

El búnker por dentro

El interior del búnker para submarinos Valentín en abril de 2008. No se llegó a fabricar ni un solo submarino, pero en la construcción del edificio murieron miles de prisioneros de guerra.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

bunkersubmarinos4. Zona de recreo

42 / 313

Zona de recreo

Una mujer paseando a sus perros entre el búnker y el río Weser, en una fotografía del 15 de abril de 2008.

Foto: Joerg Sarbach / AP Photo / Gtres

bunkersubmarinos5. Fachada monstruosa

43 / 313

Fachada monstruosa

Los muros de hormigón tienen hasta seis metros de grosor. La fotografía es del 11 de agosto de 2018.

Foto: Matthias Toedt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos1. Estructura de hormigón

44 / 313

Estructura de hormigón

La imponente estructura de hormigón, de más de 400 metros de largo, se encuentra en Rekum, un suburbio de la ciudad de Bremen, en Alemania. La fotografía es de finales de enero de 2017.

Foto: Ingo Wagner / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos2. Lugar de memoria

45 / 313

Lugar de memoria

Imagen aérea del búnker, tomada en agosto del 2012. Su uso civil se remonta al 2011, cuando se convirtió en el Denkort Bunker Valentin, un lugar de recuerdo del pasado.

Foto: Ingo Wagner / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

bunkersubmarinos3. Integración en el entorno

46 / 313

Integración en el entorno

La fachada del búnker cubierta de hiedra y junto al río Weser.

Foto: Harald Schwörer, photein.de

memphisbelle9. Ocho esvásticas

47 / 313

Ocho esvásticas

Fotografía histórica del Memphis Belle con sus ocho esvásticas pintadas en el fuselaje: los ocho aviones nazis supuestamente derribados por la tripulación.

Foto: U.S. Air Force

Utah  beach

48 / 313

Utah beach

Más de 23.000 hombres de la 4ª división de infantería de los Estados Unidos aterrizaron en la playa de Utah, la más occidental de las playas del asalto. Las fuertes corrientes arrastraron la primera oleada de tropas hacia un sector más levemente defendido, a unos 1.800 metros al sur de su objetivo original. Las tropas aerotransportadas habían aterrizado tras la playa de Utah en las primeras horas del 6 de junio. Tras algunos periodos de intensa lucha, los paracaidistas finalmente aseguraron las calzadas a través de las tierras bajas inundadas, proporcionando una ruta para que las tropas en la playa se movieran hacia el interior. Al final del día, la 4ª división de infantería había avanzado aproximadamente de 6 kilómetros y medio. El coste en bajas fue se tradujo en unos 200 soldados entre muertos, heridos o desaparecidos.

Foto: Imperial War Museum

Omaha beach

49 / 313

Omaha beach

Las tropas de las divisiones de infantería 1ª y 29ª de los Estados Unidos aterrizaron en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944. Omaha fue la más defendida de las áreas de asalto y las bajas, que ascendieron a cerca de 3000 en las filas de los aliados, fueron más altas que en cualquier otra playa. Los bombardeos aéreos y navales aliados preliminares no lograron eliminar los puntos fuertes de defensa a lo largo de la costa y los estadounidenses tuvieron dificultades para despejar los obstáculos de la playa. La experimentada 352ª división alemana de infantería participó en el entrenamiento anti-invasión en la zona y pudo reforzar las unidades de defensa costera. A pesar de estos desafíos, los estadounidenses pudieron ganar un pequeño punto de apoyo en la playa al final del día. En la cercana Pointe du Hoc, también los Rangers estadounidenses completaron un costoso asalto a los emplazamientos de cañones alemanes en lo alto del acantilado.

Foto: Imperial War Museum

Gold beach

50 / 313

Gold beach

Cerca de 25.000 hombres de la 50ª división británica aterrizaron en la playa Gold en el Día D. Sus objetivos eran capturar la ciudad de Bayeux, la carretera de Caen-Bayeux, y juntarse con los estadounidenses en Omaha. Los fuertes vientos causaron que la marea subiera más rápido de lo esperado, ocultando los obstáculos de la playa bajo el agua. Pero a diferencia de Omaha, el bombardeo aéreo y naval había logrado suavizar las defensas costeras alemanas. Al final del día, las tropas británicas habían avanzado unos 9 kilómetros y medio hacia el interior y se habían reunido con las tropas de la 3ª división canadiense, que habían aterrizado en la playa de Juno, al este.

Foto: Imperial War Museum

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?