Música

51 / 82

51 / 82

Liverpool suena a Beatles y rock

Que un grupo de música contribuya a la popularidad de una ciudad, dice mucho de lo musical del destino. En Liverpool comenzó todo. Durante los años de 1960, esta ciudad, en la región Noroeste de Gran Bretaña, se convirtió en el centro del mundo para muchos jóvenes. Aún hoy, seguir la ruta de los Beatles es argumento suficiente para viajar a Liverpool. Para mitómanos, la calle Penny Lane, la casas de los cuatro componentes de la banda, y la catedral musical por excelencia, The Cavern Club, el lugar del primer directo de los Beatles. Sin duda, Liverpool es una de las ciudades sagradas del rock del siglo pasado.

Foto: Gtres

52 / 82

Londres suena a punk

Londres es una de las ciudades más musicales del mundo; tal vez junto a Nueva York, sea una de las ciudades que más estrellas de la música ha visto en sus calles. En ese contexto, uno de los géneros musicales más característicos de la capital de Gran Bretaña es el punk: crestas, imperdibles, botas, hebillas, tirantes, cadenas y mucho ritmo. Rock sin pretensiones, pura diversión y hedonismo junto a agitación social. Londres vio nacer a los Sex Pistols, The Clash y The Damned, mientras que Nueva York tenía a los Ramones, Dead Kennedy o Blondie. Se viaja a Londres por muchos motivos, y uno de ellos es para gritar ¡God Save the Queen!

Foto: Gtres

53 / 82

Seattle, el origen del grunge

El grunge es conocido como el sonido de Seattle; así de vinculados están este estilo musical nacido en los años 90 y esta ciudad de Estados Unidos. Guitarras distorsionadas, ritmos rápidos, pocos acordes, baterías y una expresión dura del desencanto juvenil. Grupos como Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden o Mudhoney llevaron a la escena Seattle a girar por los escenarios de todo el mundo. La cuna del grunge tiene mucho que ofrecer al viajero. Seattle es una ciudad industrial rodeada de naturaleza; pero aquí se viene a seguir una ruta característica: la de algunos locales, como el The King Cat Theater, que guardan la historia del género musical por excelencia de los 90. La silueta de la Space Needle deja flotando la sensación de que en cualquier momento experimentaremos un avistamiento OVNI.

Foto: Gtres

54 / 82

Sevilla y el flamenco

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial. Y no solo eso; también una sonoridad muy singular: el flamenco, y en concreto, las sevillanas. El flamenco es un arte que nació de la fusión de distintas culturas que convivieron en Andalucía. Por ello, la capital andaluza es también la capital mundial del flamenco. Para empaparse de pasión flamenca hay que ir hasta el barrio de Triana, donde se cree que en el S. XVIII nació este género de guitarras, castañuelas, cajón y trajes de bailaoras. Hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y se puede escuchar en las peñas flamencas de la ciudad, salas y tablaos.

Foto: Gtres

55 / 82

Seúl y el fenómenos del pop asiático

Seúl es la capital de la música pop asiática: moda, música, juventud y un mercado de millones de consumidores. Muchos números en Malasia, Taiwan o Vietnam nacen en la capital de Corea del Sur. Muchos jóvenes de todo Asia acuden a Seúl atraídos por el sueño de convertirse en estrellas del K-pop, que es el término que se usa para diferenciar este tipo de música de la tradicional.

Foto: Gtres

56 / 82

Manchester y el britpop

En los años 90, el britpop fue la reacción al grunge. Y si los americanos tuvieron como epicentro la ciudad de Seattle; los británicos se movieron entre Londres y Manchester. Grupos como Blur, Oasis, Suede, o Supergrass reivindicaron una interpretación británica del rock de toda la vida. Manchester llevaba en la escena musical desde antes, con grupos míticos como Joy Division. Oldham Street es el corazón de la escena musical de la ciudad, y para los más fans, es imprescindible llegar ante los vestigios de la que fuera la sala musical más importante de la ciudad, The Haçienda Nightclub.

Foto: Gtres

57 / 82

Nashville y el sonido country

Nashville es la capital del estado de Tennessee, en los Estados Unidos; pero también es la capital de la música country, el género musical por excelencia del Sur. Un sonido que recibió la música folclórica de algunos de los países europeos de donde llegaron los primeros inmigrantes y que se combinó con otras sonoridades afroamericanas como el blues y la música espiritual. En esta ciudad lo más normal es encontrarte a alguien en una esquina tocando el banjo. Sus símbolos: la cantante Dolly Parton, con tienda propia, y Jack Daniels. La industria de la música es una de las más importantes de Nashville y eso se nota en cada uno de los rincones de la que es conocida como la “Atenas del Sur”.

Foto: Gtres

58 / 82

Nueva Orleans suena a jazz

Por el Misisipi llegaron los esclavos al estado de Luisiana, en Estados Unidos, y también lo necesario para que naciera el jazz como género músical. Aunque el término “jazz” no se acuñó hasta más tarde, este género musical ya sonaba por estas tierras; exactamente fue el 6 de marzo de 1913, cuando en una reseña de un periódico de la época apareció el término para definir la música ejecutada por una banda local. Desde entonces, Nueva Orleans es la cuna del jazz. En concreto, en la ciudad se escucha dixieland, un jazz ligero muy característico. Nueva Orleans, tiempo después del huracán Katrina, sigue siendo una ciudad con gran animación nocturna y muchos festivales de música. El epicentro del jazz está en la Congo Square, el único lugar donde los esclavos africanos podían bailar y tocar sus instrumentos libremente.

Foto: Gtres

59 / 82

Río de Janeiro, siempre samba

La samba es símbolo de la identidad brasileña y una de las manifestaciones populares más importantes de Brasil. A pesar de que se escucha en todo el país, es en Río de Janeiro donde el género alcanza máxima representatividad, considerándose la máxima expresión musical de la ciudad. La primera grabación de un disco de samba se hizo en Río de Janeiro en 1917. Las escuelas de samba de la ciudad son famosas en el mundo. Cada año el sambódromo deja claro que la samba forma parte de la identidad carioca. Durante el resto del año, podemos asistir a alguna de las Rodas de Samba del centro de Río de Janeiro para disfrutar de esta música de raíces africanas.

Foto: Gtres

60 / 82

San Francisco es hippie

El Verano del Amor de 1967 fue el momento de máximo apogeo del rock psicodélico. The Doors, The Beach Boys, Frank Zappa, Jimi Hendrix y los Beatles sonaban en las radios de todo el mundo. La cultura de la libertad se expandía entre los más jóvenes. Los sonidos tenían mucho de guitarras eléctricas, efectos de estudio, instrumentos orientales como el sitar, letras extrañas con referencias a sustancias más o menos ilegales, y detrás, toda una contracultura que comenzó a desarrollarse en California, en particular en San Francisco. Cerca del Golden Gate Park, está el Haight-Ashbury, epicentro de los hippies del Verano del Amor. Y ya sabes, como dice la canción de The Mamas & The Papas, si vas a San Francisco, asegúrate de llevar flores en el cabello…

Foto: Gtres

61 / 82

París y la chanson française

Si te detienes a escuchar a París, resulta que suena a chanson. La ciudad de la luz ha vivido momentos de revolución y lucha. Libertad, igualdad, fraternidad, y desde la Revolución Francesa hasta mayo del 68 y sus estudiantes en la calle. París tiene una banda sonora muy particular, la de los cantautores de la chanson: Edith Piaf, Serge Gainsbourg, Georges Moustaki o Emile Vaché… Un sonido con cierto toque nostálgico, intelectual y reivindicación de la tradición, ideal para pasear por la capital de Francia.

Foto: Gtres

62 / 82

Viena

La capital austriaca tiene mucho de todo. A la contundencia barroca y rococó de sus palacios imperiales, hay que añadirle un casco antiguo de calles empedradas con tabernas oscuras, en el que Mozart vivió algunos años y se erige la bella catedral de San Esteban, y por donde apetece pasear en busca de alguno de sus cafés históricos. Viena también aporta una amplia visión de la Europa contemporánea con sus interesantes muestras de Art Nouveau y sus museos de arte, como el Albertina y el Museum Quartier.

Turismo de Viena

Foto: Gtres

63 / 82

Jamaica

En el Caribe más turquesa encontramos Jamaica, crisol de culturas procedentes del África, Asia y Europa. Si pensáramos los destinos en clave musical, con esta isla no hay confusión: suena a reggae y Bob Marley fue su icono. Jamaica es una superficie montañosa rodeada por playas bañadas por el mar Caribe. Un escenario de ensueño que recorrer con lugares como las cascadas de Dunn’s River o el famoso acantilado de Negril Cliffs.

Foto: Gtres

64 / 82

Sant Jordi también es música

Un año más, la Antigua Fábrica de Estrella Damm vuelve con su Sant Jordi musical. A partir de las 11.30 horas la Antigua Fábrica comienza su particular maratón musical con 25 concierto programados. En el espacio convivirán n mercado de vinilos, rosas y libros y una amplia una oferta gastronómica.

Foto: Estrella Damm

65 / 82

Música en Benidorm

Benidorm se convierte en Semana Santa en la capital de la música en directo. Aquí pasan de procesiones y prefieren los decibelios. Del 29 al 31 de marzo, el SanSan Festival, pone la música con un cartel lleno de pop para celebrar su 5º aniversario.

Foto: Gtres

66 / 82

Un músico premiado

Fotografía de mayo de 2012 que muestra al presidente Obama entregando a Bob Dylan la Medalla Presidencial de la Libertad.

Foto: Charles Dharapak, File / AP Photo / Gtres

67 / 82

Un artista septuagenario

Bob Dylan durante el London Feis Festival en junio de 2011, unas semanas después de su setenta aniversario.

Foto: Joel Ryan / AP Photo / Gtres

68 / 82

Años de juventud

El cantante Bob Dylan en Londres en abril de 1965.

Foto: AP Photo / Gtres

69 / 82

Cantante de folk

El cantautor Bob Dylan con armónica y guitarra acústica en marzo de 1963.

Foto: AP Photo / Gtres

70 / 82

Retrato de Vivaldi

Presunto retrato de Antonio Vivaldi, de un pintor anónimo del siglo XVIII. La obra se conserva el el Museo Internacional y Biblioteca de la Música de Bolonia.

71 / 82

Libro de música de Vivaldi

Libro de música del compositor italiano Antonio Vivaldi.

Foto: Daniel Karmann / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

72 / 82

Retrato de Bach

Retrato temprano de Johann Sebastian Bach, colgado en la Bachhaus Eisenach, un magnífico museo que cada año atrae a miles de visitantes.

Foto: Martin Schutt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

73 / 82

Partitura de Bach

Partitura manuscrita de Johann Sebastian Bach.

Foto: Daniel Reinhardt / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

74 / 82

Casa da Música

Lo más moderno de Oporto. El edificio del arquitecto holandés Rem Koolhaas, se inauguró en 2005 y se ha convertido en un símbolo más de la ciudad y en icono de la arquitectura contemporánea.

Gtres

75 / 82

El vapor Natchez

El recorrido de dos horas por el último tramo del Misisipi permite imaginar la época en que Nueva Orleans era un destacado puerto fluvial del sur.

Foto: THE GRNAGER COLLECTIO / AGE FOTOSTOCK

76 / 82

French Quarter

Royal Street es una de las arterias de la zona más antigua de Nueva Orleans. Está flanqueada por edificios con balcones de hierro forjado.

Foto: RICHARD TAYLOR / 4CORNERS / FOTOTECA 9 X 12

77 / 82

Saint Charles Line

Este tranvía recorre en media hora la avenida con los edificios señoriales más bonitos y diversos de Nueva Orleans. Las oficinas de turismo disponen de mapas que señalan las casas más destacadas, la mayoría situadas entre los números 2.265 y 4.930. A la altura del Parque Audubon se encuentran las prestigiosas universidades de Tulane y Loyola, de 1894 y 1912, respectivamente.

Foto: AWL IMAGES

78 / 82

Bourbon Street

Salas de jazz y bares de copas llenan de animación esta calle del French Quarter. Su nombre se refiere a la dinastía real de los Borbones.

Foto: RICHARD JAMES TAYLOR / FOTOTECA 9 X 12

79 / 82

Una cita con el jazz

La fusión de ritmos africanos, cantos espirituales negros y música europea dio, a finales del siglo XIX, un género que revolució el panorama musical. Nueva Orleans fue la cuna del jazz y sus locales vieron nacer a artistas que triunfarían luego en el resto del país y en Europa. A principios del siglo XX el género musical llenaba teatros, además de amenizar los viajes en barco y los funerales.

Foto: GTRES

80 / 82

El latido de la ciudad

Los locales de música en vivo se concentran en el French Quarter. Algunos se han convertido en auténticas leyendas, como el House of Blues de la fotografía.

Foto: E. TIENNE / AGE FOTOSTOCK

81 / 82

Una larga historia

Nueva Orleans fue francesa y española antes de pertenecer a Estados Unidos. La fundaron colonos franceses; pero Napoleón se la vendió a los estadounidenses. 

Foto: RICHARD T. NOWITZ / AGE FOTOSTOCK

82 / 82

Atracciones diurnas

La oferta de ocio de Nueva Orleans no es solo nocturna. El Contemporary Arts Center y el The New Orleans Museum of Art reúnen un valioso fondo artístico. El Jazzland Theme Park propone atracciones relacionadas con el jazz. El Jardín Botánico invita a pasear entre orquídeas. El Aquarium of the Americas y el Parque Audubon atraen a los interesados en la fauna americana.

Foto: ACI