Mujeres y feminismo

51 / 162
HERTA MÜLLER. Herta Müller

51 / 162

Herta Müller

A Herta Müller (Rumania, 17 de agosto de 1953) le fue otorgado el premio Nobel de Literatura en 2009 "por una prosa que con franqueza, describe el paisaje de los despojados." Algunas de sus obras más destacadas son En tierras bajas (1984) o El hombre es un gran faisán en el mundo (1986).

Foto: AGE fotostock

Elinor Ostrom

52 / 162

Elinor Ostrom

Elinor Ostrom (Estados Unidos, 7 de agosto de 1933 - 12 de junio de 2012) se convirtió en la ganadora del premio Nobel de Economía en 2009 "por su análisis del gobierno económico, especialmente de los bienes comunes."

Foto: Gtres

ELLEN JOHNSON-SIRLEAF. Ellen Johnson-Sirleaf

53 / 162

Ellen Johnson-Sirleaf

Ellen Johnson-Sirleaf, (Liberia, 29 de octubre de 1938), presidenta de Liberia entre 2006 y enero de 2018, recibió el premio Nobel de la Paz en 2011 "por su lucha pacífica por la seguridad y los derechos de las mujeres."

Foto: AGE fotostock

LEYMAH ROBERTA GBOWEE. Leymah Roberta Gbowee

54 / 162

Leymah Roberta Gbowee

Leymah Gbowee (Liberia, 1 de febrero 1972)  recibió el premio Nobel de la Paz también en 2011, pues fue un premio compartido con su compatriota Ellen Johnson-Sirleaf, por liderar el proceso de paz en Liberia. 

Foto: Gtres

Shirin Ebadi . Tawakkul Karman

55 / 162

Tawakkul Karman

Tawakkul Karman (Yemén, 7 de febrero de 1979) fue una de las mujeres que lideró la llamada Primavera árabe en Yemen y por ello recibió el premio Nobel de la Paz en 2011.

Foto: AGE fotostock

alice munro . Alice Munro

56 / 162

Alice Munro

La escritora canadiense Alice Munro (Canadá, 10 de julio de 1931) fue galardonada con el premio Nobel de Literatura en 2013 "por la maestría de sus relatos cortos contemporáneos." Alice Munro se convirtió en la primera mujer canadiense en obtener un Nobel.

Foto: Gtres

may britt mose. May-Britt Moser

57 / 162

May-Britt Moser

May-Britt Moser (Noruega, 4 de enero de 1963) recibió el premio Nobel de Fisiología y Medicina compartido con otros dos colegas en 2013 "por sus descubrimientos de los mecanismos que utiliza el cerebro para interpretar y representar el espacio que nos rodea."

Foto: AGE fotostock

MALALA YOUSAFZAI. Malala Yousafzai

58 / 162

Malala Yousafzai

La joven Malala Yousafzai (Pakistán, 12 de julio de 1997) obtuvo el premio Nobel de la Paz en 2014 "por su lucha por la protección de la infancia y la juventud y por el derecho a la educación de todos los niños." Se convirtió de este modo en la persona más joven en recibir este galardón en cualquiera de las categorías en las que se concede.

Foto: AGE fotostock

TU YOUYOU. Tu Youyou

59 / 162

Tu Youyou

La médica y química Tu Youyou (China, 30 de diciembre de 1930) recibió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2015 "por haber descubierto la artemisinina, un fármaco que permite curar la malaria".

Foto: AGE fotostock

Svetlana aleksievich. Svetlana Aleksiévich

60 / 162

Svetlana Aleksiévich

Svetlana Aleksiévich (Unión Soviética, 31 de mayo de 1948) fue la ganadora del premio Nobel de Literatura en 2015 "por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje de nuestros tiempos." Las obras más conocidas de esta periodista rusa son Últimos testigos. Los niños de la Segunda Guerra Mundial (1985) y Voces de Chernóbil (1997).

Foto: AGE fotostock

FRANCES HAMILTON ARNOLD. Frances Hamilton Arnold

61 / 162

Frances Hamilton Arnold

Frances Arnold (Estados Unidos, 25 de julio de 1956) es la nueva premio Nobel de Química de 2018 junto con otros dos colegas "por su investigación de métodos de evolución dirigida para crear sistemas biológicos útiles."

Foto: AGE fotostock

NADIA MURAD BASEE TAHA. Nadia Murad Basee Taha

62 / 162

Nadia Murad Basee Taha

Nadia Murad (Irak, 1993) ha ganado el premio Nobel de la Paz en 2018 junto con Denis Mukwege "por sus esfuerzos para erradicar la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados."

Foto: AGE fotostock

01 retrato Catalina Erauso monja Alferez. Retrato de Catalina de Erauso, la Monja Alférez

63 / 162

Retrato de Catalina de Erauso, la Monja Alférez

Según el escritor Pedro del Valle, el Peregrino, en 1626, Catalina de Erauso (de 34 años) era «alta y recia, de apariencia más bien masculina, no tiene más pecho que una niña [...]. De cara no es muy fea, pero bastante ajada por los años. Su aspecto es más bien el de un eunuco que el de una mujer [...]. Viste de hombre, a la española; lleva la espada tan bravamente como la vida». El retrato de Juan van der Hamen, con golilla, alzacuello de hierro y coletillo de ante muestra a una mujer de melena corta, mirada adusta, gesto serio y un tanto ausente. Fundación Kutxa, San Sebastián.

FOTO: Colección Kutxa

04 combate mujeres jose ribera. Mujeres en el papel de hombres

64 / 162

Mujeres en el papel de hombres

Un siglo antes del nacimiento de la Monja Alférez, mujeres como Estebanía de Valdaracete o Helena Céspedes, vivieron como hombres y llegaron a casarse una mujer. Valdaracete había sido declarada hermafrodita por un médico, mientras que Céspedes no pudo sostener tal condición al ser descubierta y fue recluida en un hospital por la Inquisición. Combate de mujeres, de José Ribera, muestra una escena asociada tradicionalmente a hombres protagonizada por mujeres: dos luchadoras pelean a muerte delante de un público formado por militares y civiles romanos. Museo del Prado, Madrid.

FOTO: Album

06 moneda papa Urbano VIII. Permiso papal para ser un hombre

65 / 162

Permiso papal para ser un hombre

La fama de la Monja Alférez cruzó el Atlántico y fue recibida por el mismo rey de España, Felipe IV, y se entrevistó con el papa Urbano VIII, que le otorgó permiso para vestir y firmar como hombre. Medalla con la efigie de Urbano VIII. Museo Bottacin, Padua.

FOTO: DEA / Album

Riad, Arabia Saudí

66 / 162

Riad, Arabia Saudí

Foto: AP

12 Sidonie Gabrielle Colette. Libertad... Hasta cierto punto

67 / 162

Libertad... Hasta cierto punto

Durante la Belle Époque, las mujeres gozaron de una libertad e independencia desconocidas. Eso sí, las resistencias al cambio también eran muy fuertes. La conocida actriz y escritora Collette escandalizaba a las mentes bienpensantes vistiendo como un varón y fumando, pero las mujeres que se atrevían a romper las costumbres y el decoro en el espacio público eran víctimas de insultos y acoso.

FOTO: Gilardi / AGE Fotostock

mujer-pantalones-bici. La osadía de ponerse pantalones

68 / 162

La osadía de ponerse pantalones

A mediados del siglo XIX, Amelia Bloomer inventó unos pantalones anchos de inspiración turca que eran prácticamente una falda dividida en dos. Estos bloomers fueron recibidos con el más absoluto rechazo. Algunas mujeres ciclistas (como la de la foto junto a estas líneas) decidieron vestir estos pantalones para poder pedalear cómodamente, pero las críticas, e incluso las agresiones físicas, impidieron que el invento prosperara. Sólo algunas valientes insistieron en seguir llevando bloomers para montar en bicicleta: la mayoría continuaron haciéndolo con vestidos o escondiendo los pantalones bajo la falda, para recogérsela sólo a salvo de miradas indiscretas.

Foto: Bridgeman / Aci

sufragistas-cartel-nueva-mujer d93b32f7. Cartel para la obra de teatro La nueva mujer, de Sidney Grundy

69 / 162

Cartel para la obra de teatro La nueva mujer, de Sidney Grundy

A finales del siglo XIX, los actos que llevaban a cabo las sufragistas –cada vez más numerosos– estaban a punto de empezar a cosechar éxitos. Este cartel refleja el creciente acceso a la información que estaban experimentando las mujeres

Foto: Bridgeman / Aci

Woman in Namibia

70 / 162

Woman in Namibia

Fotografía de la serie ganadora del gran premio: Mobile Photographer of the Year 2018

Foto: Nan Deng / Mobile Photography Awards 2018

sufragistas-emancipación-femenina. Una visión satírica

71 / 162

Una visión satírica

Con el título de "Los efectos de la emancipación femenina", este grabado de 1853 muestra a las mujeres (y a los hombres) votando por "El candidato más guapo". Sin embargo, ya en 1825, los tempranos activistas William Thompson y Anna Wheeler se preguntaban: "Vosotras, las más oprimidas y degradadas, ¿cuándo os daréis cuenta de vuestra situación, os organizaréis, protestaréis y pediréis su arreglo?". 

Foto: Stapleton Collection / Bridgeman / Aci

sufragistas-cartel-nueva-mujer. Mayor acceso a la información para la mujer

72 / 162

Mayor acceso a la información para la mujer

Este cartel de 1897, que anuncia la obra de teatro La nueva mujer, de Sidney Grundy, refleja el papel del creciente acceso a la información en el auge del sufragismo. Ya en 1881, una nueva conquista mostraba cómo el voto femenino se acercaba a Gran Bretaña: la isla de Man, un dominio británico, concedía el voto a las mujeres viudas y solteras.

Foto: Bridgeman / Aci

sufragistas-cartel-locos. "Convictos y locos no pueden votar. ¿Las mujeres deben pertenecer a ese grupo?", se lee en este cartel sufragista de 1910

73 / 162

"Convictos y locos no pueden votar. ¿Las mujeres deben pertenecer a ese grupo?", se lee en este cartel sufragista de 1910

Entre los partidarios del sufragio femenino a inicios del siglo XX hubo hombres que tomaron parte en mítines y manifestaciones, y que incluso participaron en las campañas "militantes" de la WSPU, la organización de Emmeline Pankhurst. Muchos miembros de los partidos Liberal y Laborista actuaron como candidatos sufragistas en las elecciones; algunos, como George Landsbury, dejaban su escaño para forzar la celebración de elecciones en su distrito que se centraran en la causa sufragista. Fueron ridiculizados, calificados de "histéricos" y alimentados de manera forzosa cuando emprendían huelgas de hambre. Su apoyo fue muy valioso para demostrar que la causa del voto femenino incumbía a toda la sociedad.

Foto: Age fotostock

sufragistas-cartel-roles. El temor de los hombres

74 / 162

El temor de los hombres

"Desde que mi Margarita se convirtió en sufragista". La cubierta de esta canción satírica de 1913 muestra el miedo de muchos hombres: que el voto femenino fuese el inicio de una revolución que invirtiese los roles tradicionales de hombres y mujeres.

Foto: Bridgeman / Aci

sufragistas-cartel-virgen. ¿Inversión de roles?

75 / 162

¿Inversión de roles?

"La Virgen sufragista". Muchas postales, como esta de 1910 (una visión cómica del tema de la Virgen y el Niño), presentaban al marido agobiado, obligado a hacer las tareas domésticas y cuidar a los niños mientras su esposa salía de casa.

Foto: Bridgeman / Aci

sufragistas-cartel-casa. Tu lugar no está en esta "casa"

76 / 162

Tu lugar no está en esta "casa"

"Esta es la Casa que el hombre construyó". Ante el Parlamento (la "Casa") desde el que los hombres de Estado han "gobernado el mundo sin miedo y con audacia", una mujer se asusta de un ratoncito. "¿Puede esperar la Mujer dirigir esta Casa?".

Foto: Bridgeman / Aci

sufragistas-arresto-manchester. En manos de una ley masculina

77 / 162

En manos de una ley masculina

La policía de Manchester arresta a una sufragista durante una protesta en la calle, hacia 1905, en pleno apogeo de las acciones en favor del voto femenino. La joven detenida viste la toga que acredita su condición universitaria.

Foto: Past Pix / SSPL / Age fotostock

AP 0602280778. Rosie Swale-Pope, un mundo de retos

78 / 162

Rosie Swale-Pope, un mundo de retos

Una de nuestras aventureras más contemporáneas es Rosie Swale Pope, que ha llevado a cabo numerosas hazañas deportivas y viajeras a lo largo de su vida. Una de las más célebres fue cuando se lanzó a circunnavegar el mundo junto con su marido y su hija en un catamarán de 9 metros sin ayuda de la tecnología gps, un viaje durante el cual su vida corrió grave peligro en varias ocasiones. En 1983, se convirtió en la cuarta mujer que cruzó el Atlántico sola, en una travesía que comenzó en Gales y terminó en Nueva York tras 70 días seguidos de navegación solitaria. Ha completado con éxito maratones (Londres, Sáhara) y ultramaratones (Sudáfrica). Una de sus últimas iniciativas fue de carácter benéfico, cuyo objetivo era correr por el hemisferio norte recaudando fondos para una organización que lucha contra el cáncer de próstata; terminó recorriendo 32.000 kilómetros.

AP images

EtheriaCover. Egeria, la pionera peregrina

79 / 162

Egeria, la pionera peregrina

Una de las primeras viajeras de la historia emprendió su largo periplo siguiendo una motivación personal de peregrinaje a lugares bíblicos. Egeria, una religiosa originaria de la provincia hispanorromana de la Gallaecia, partió del noroeste de la Península Ibérica a finales del siglo IV empujada por su gran curiosidad y vocación de conocimiento, y llegó hasta lugares tan lejanos como Constantinopla, Palestina, el Sinaí o Egipto. La enorme red de comunicaciones que había tejido el imperio romano fue de gran ayuda para esta peregrina, en cuyos escritos de viaje dejó constancia no solo de su inquietud religiosa sino también del deseo de conocer y ampliar su bagaje de experiencias personales. En la imagen podemos ver la portada de una traducción al inglés de 1919 de su obra El viaje de Egeria.

Foto: CC

Mary Wortley Montagu by Charles Jervas, after 1716. Mary Wortley Montagu, una lady en Constantinopla

80 / 162

Mary Wortley Montagu, una lady en Constantinopla

La atracción que podía llegar a ejercer en la primera mitad del siglo XVIII una ciudad oriental como Constantinopla a una recién llegada libre de prejuicios cristianos fue la gran aventura que vivió Lady Mary Montagu. Seducida por la hospitalidad árabe, acompañó a su marido, embajador londinense, durante su estancia en la capital del Imperio otomano y se dejó contagiar por las costumbres en cuanto a la vestimenta, la gastronomía, el idioma e incluso los avances médicos. Tras ver como los turcos prevenían la viruela mediante la inoculación no dudó en emplear el método con sus hijos y tratar de implantarlo en Londres, 60 años antes del descubrimiento de la vacuna. Volvió a Inglaterra cuando terminó la misión de su marido y con 30 años. Sin embargo, sus aventuras no habían terminado allí, pues más tarde se enamoró de un poeta veneciano con el que recorrió media Italia y Francia antes de volver a Londres.

Foto: CC

Jeanne Barret. Jeanne Barret, una mujer en la armada francesa

81 / 162

Jeanne Barret, una mujer en la armada francesa

Cuando Jeanne Barret y Philibert Commerson se unieron a la expedición del explorador francés Bouganville, ella tuvo que disfrazarse de hombre ya que la presencia de una mujer en los barcos de la armada francesa estaba totalmente prohibida. Jeanne iba en calidad de experto botánico y ayudante del naturalista Commerson. Así emprendió la travesía en el Etoile, el barco con el que consiguió llegar hasta las Islas Mauricio, donde la tripulación descubrió que era una mujer y se vio obligada a abandonar la expedición. Instalada en la isla, consiguió trabajo y se casó con un oficial del ejército francés, con quien regresó a Francia, completando así la circunnavegación entera del mundo. Jeanne Barret fue la primera mujer en conseguirlo.

En la imagen la vemos vestida de marinero. 

Foto: CC

Louise Eugenie Alexandrine Marie David 19th century. Alexandra David-Neel, una mujer con el alma amarilla

82 / 162

Alexandra David-Neel, una mujer con el alma amarilla

“Mi hija tiene la piel blanca, pero su alma es amarilla”. Así describía el padre de Alexandra a su hija de 21 años cuando ya había visitado varios países europeos y estaba a punto de emprender su primer viaje a la India. Fascinada por la cultura oriental y acostumbrada a enfrentarse a los prejuicios de la estricta sociedad victoriana, Alexandra recorrió los lugares sagrados donde predicó Buda y aprende todo lo que le enseña su maestro durante dos años. Fue la primera mujer occidental en ser recibida por el Dalai Lama, y tras tres años de penosa travesía consiguió llegar a la ciudad sagrada de Lhasa junto con su hijo tibetano adoptado, convirtiéndose en la primera mujer a la que se permitió cruzar sus puertas.

Foto: CC

Mary Kingsley West African Studies. Mary Kingsley, en canoa por la costa este africana

83 / 162

Mary Kingsley, en canoa por la costa este africana

Rodeada por la estricta sociedad victoriana, Mary Kingsley tuvo el privilegio de recibir una educación poco común entre las mujeres de su época. Creció en contacto directo con la biblioteca de su padre –doctor, viajero y escritor–, repleta de libros de ciencia, y de los libros de sus tíos novelistas. Como única hija, cumplió con la obligación familiar de cuidar de sus padres enfermos, y tras su muerte emprendió el ansiado viaje hacia la costa este africana. En su segundo viaje al continente africano, ascendió en canoa el río Ogooué, en el que descubrió especies nuevas de peces. La fama de sus viajes se extendió por Inglaterra y cuando regresó una multitud de gente la esperaba a su llegada. Contribuyó a divulgar una visión de las sociedades africanas como diferentes, y no inferiores, y su libro Viajes en África occidental se convirtió en un best-seller en 1897.

Foto: CC

MayFrenchSheldon. May French Sheldon, la "mujer jefe" de África

84 / 162

May French Sheldon, la "mujer jefe" de África

“Bebe Bwana” o mujer jefe fue el apodo con el que bautizaron a May Sheldon los porteadores que la acompañaron en su expedición africana. Tras recibir una completa educación en Europa y quedar fascinada por los relatos de los exploradores africanos como Burton o Stanley, May Sheldon decide organizar su propia expedición formada solo por mujeres. A pesar de que tan solo consigue convencer a una, inicia su aventura en Mombasa hacia el interior del continente africano en busca de la tierra de los masáis con el objetivo de que todos lo miembros de su comitiva lleguen en buen estado de salud. Consiguió superar todos los imprevistos y lesiones con las que topó en su camino y se convirtió en la primera mujer en guiar una caravana expedicionaria, una de las que menos bajas sufrió en la historia: tan solo una.

Foto: CC

Ida Laura Reyer-Pfeiffer. Ida Pfeiffer, dos vidas en una

85 / 162

Ida Pfeiffer, dos vidas en una

Las trepidantes aventuras y viajes de esta fascinante mujer austríaca empezaron cuando acabó la parte de su vida en la que protagonizó el papel que de ella se esperaba. Después de sacar adelante una economía familiar en ruinas, dos hijos y un matrimonio concertado de 24 años de diferencia, Ida Pfeiffer, con 45 años, decidió dejar atrás el pasado. Empezó una aventura sin mirar atrás: la vuelta al mundo. Además de sortear los prejuicios de su presencia en la mayoría de los lugares que visitó, enfrentó y superó las adversidades de viajar apenas sin dinero por Sudamérica, la Polinesia, Asia, la estepa rusa, los desiertos de Oriente Medio, África y EEUU. Escribió en forma de crónica sobre todas sus experiencias exploradoras, de las que publicó en 1848 Viaje de una mujer alrededor del mundo.

Foto: CC

Nellie Bly 2. Nellie Bly, un novedoso estilo muy particular

86 / 162

Nellie Bly, un novedoso estilo muy particular

Gracias a una carta que envió al director de un periódico denunciando una publicación sexista del mismo, esta estadounidense consiguió su primer trabajo como periodista. Cuando se trasladó a Nueva York consiguió un puesto como reportera en el periódico de Joseph Pulitzer, donde alcanzaría su éxito como profesional al realizar un reportaje-denuncia sobre las malas condiciones de un centro para mujeres. Nellie pasó en el psiquiátrico varios días en los que experimentó las duras condiciones de las internas y la publicación del reportaje tuvo una gran repercusión que sirvió para mejorar la vida en el centro. Nellie Bly se convirtió en una pionera de este tipo de periodismo, lo que le permitió encargarse de otros grandes reportajes para su periódico como la vuelta al mundo, de la que sentó un nuevo récord en 72 días y el auge de las sufragistas. Además fue una de las primeras mujeres reporteras de guerra de la historia que se trasladó a Europa para cubrir la Primera Guerra Mundial.

Foto: CC

DL u103436 008. Amelia Earhart, sobrevolando los océanos

87 / 162

Amelia Earhart, sobrevolando los océanos

Tras su experiencia como enfermera voluntaria durante la Primera Guerra Mundial, la cercanía con los pilotos despertó su atracción por el mundo de la aviación, tras lo cual recibió sus primeras clases y obtuvo una licencia como piloto. En 1928 se convirtió en la primera mujer en cruzar el Atlántico como piloto de un avión después de realizar la travesía desde Halifax, Canadá, hasta Gales en 20 horas. Unos años más tarde volvió a cruzar el océano Atlántico, en esta ocasión sola, convirtiéndose en la primera mujer en lograrlo, y estableciendo además otros récords: la distancia más larga recorrida por una mujer en avión y el menor tiempo en recorrerla. En 1937, cuando trataba de completar la vuelta al mundo, su avión desapareció en algún lugar del trayecto entre Indonesia y EEUU. En una de las cartas que enviaba a su marido dejó escrito: “Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros.”

Foto: Gtres

DL a00811151 001. Valentina Tereshkova, la gran aventura espacial

88 / 162

Valentina Tereshkova, la gran aventura espacial

¿Se puede imaginar hoy en día una aventura más exótica que un viaje al espacio? Desde un punto de vista actual, las hazañas de Valentina Tereshkova podrían ser la culminación del esfuerzo y sacrificio de todas y cada una de las mujeres viajeras y aventureras que la han precedido. Esta mujer de origen ruso y humilde, con vocación política e ingeniera de formación, se convirtió en 1963 en la primera mujer, así como en la primera civil, en llevar a cabo un viaje espacial. Estuvo en órbita tres días, durante los cuales completó 48 vueltas alrededor de la tierra. Todavía hoy, con 80 años, es considerada una heroína rusa.

Foto: Gtres

Marie Curie. Marie Curie, Premio Nobel de Física y de Química

89 / 162

Marie Curie, Premio Nobel de Física y de Química

Es uno de los nombres más célebres de la exposición y la primera mujer de la historia en conseguir el reconocimiento de los Premios Nobel. Licenciada en Ciencias Físicas y Matemáticas, Maria Slodowska Curie descubrió dos nuevos elementos químicos, el polonio y el radio, trabajando junto a su marido, Pierre Curie, lo que les valió el Premio Nobel de Física en el año 1903. Años más tarde lograría el Premio Nobel de Química, convirtiéndose en la primera persona en recibir el galardón en dos ocasiones.

Foto: Gtres

Mary Wortley Montagu

90 / 162

Mary Wortley Montagu

Retrato datado aproximadamente del año 1716 realizado por Charles Jervas. En el apreciamos a Mary Wortley Montagu, aristócrata, escritora y viajera. 

Lady Caroline Lamb (1785-1828)

91 / 162

Lady Caroline Lamb (1785-1828)

Retrato de Lady Caroline Lamb (1785-1828) por el pintor Sir Thomas Lawrence. Lady Caroline fue una aristócrata y novelista anglo-irlandesa, sin embargo fue mucho más conocida por la relación amorosa mantenida con el poeta.

16-508935. Imperio Otomano

92 / 162

Imperio Otomano

El harén era una institución de vital importancia y estaba regido por el jefe de los eunucos. Las mujeres vivían allí bajo unas rígidas normas y una estricta jerarquía. En primer lugar estaba la sultana valida, madre del sultán; tras ella, la primera esposa del soberano o la madre de su primogénito, y después venían sus esposas secundarias y favoritas. En último lugar estaban las concubinas. En total, el harén podía estar formado por más de mil personas, entre esclavas, eunucos y los hijos de todas las mujeres.

album alb3364566. Odalisca

93 / 162

Odalisca

Portando una bandeja en un harén otomano. Óleo por Jules Joseph Lefebvre. Siglo XIX. Museo Pera, Estambul.

"Rita Levi-Montalcini"

94 / 162

"Rita Levi-Montalcini"

Técnica utilizada: ilustración digital

Rita Levi-Montalcini -1909-2012- fue una neurobióloga italiana. Recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1986 por sus descubrimientos sobre el factor de crecimiento nervioso (NGF). Rita se graduó en medicina en 1936, pero debido al Manifiesto de la raza instaurado por Mussolini en 1938, el cual prohibía a los ciudadanos no arios tener carreras académicas, se vio obligada a construir un pequeño laboratorio en su casa familiar y trabajar en la clandestinidad. A la conclusión de la Segunda Guerra Mundial fue invitada a la Universidad de Washington en St. Louis, EE.UU. por el profesor Viktor Hamburger.  Fue allí donde Rita descubrió el papel del NGF, el cual ha contribuido a la comprensión de como se forman los tumores, se producen malformaciones o se desarrolla la demencia.

Años más tarde se convirtió en miembro extranjero de la Royal Society y embajadora de la buena voluntad de las Naciones Unidas. También fue nombrada senadora italiana vitalicia y  estableció la Fundación Rita Levi-Montalcini para apoyar la educación de niñas y mujeres en África

http://www.wellcomeimageawards.org/2017/

 

 

Foto: Daria Kirpach / Salzman International

"‘Hidden Learning’, from the Chrysalis project"

95 / 162

"‘Hidden Learning’, from the Chrysalis project"

Técnica utilizada: pintura

"Hidden Learning" o el "aprendizaje oculto" es un concepto tomado prestado de Chrysalis: un proyecto de la Universidad de St. Andrews que busca reunir a mujeres científicas en todas las etapas de su carrera para hablar y buscar asesoramiento e inspiración sobre ciertos temas. Algunas de sus conversaciones fueron interpretadas por la artista Sophie McKay Knight. Su trabajo se exhibió en la Galería Byre en St. Andrews como parte del Women in Science Festival 2016.

 

Un objetivo clave del proyecto Chrysalis es examinar cómo la creatividad y la imaginación son necesarias, así como la integridad y precisión, en la investigación científica. Hidden Learning explora lo que las mujeres sienten, ya bien al verse infravaloradas en sus puestos de trabajo o en torno a la conciliación de la vida laboral y familiar. En la imagen,  el velo de la chica está formado por la estructura de una molécula de azúcar, aportada por una de las científicas. participantes.

http://www.wellcomeimageawards.org/2017/

Foto: Sophie McKay Knight / Women scientists from the University of St Andrews / Chrysalis project; Mhairi Stewart

genderidentity 09.ngsversion.1482354767727.adapt.1900.1. Dos gotas de agua

96 / 162

Dos gotas de agua

Cuando los gemelos de California Caleb (a la izquierda) y Emmie Smith nacieron en 1998, eran como dos gotas de agua. «A los 12 años no me sentía niño, pero tampoco sabía que tenía la posibilidad de ser niña», cuenta Emmie. A los 17 se declaró transexual, y hace poco se ha sometido a una cirugía de reasignación genital a la que resta importancia: «Ni antes era menos mujer, ni lo soy más ahora».

Foto: Lynn Johnson

genderidentity 12.adapt.885.1. Agresiones sexuales

97 / 162

Agresiones sexuales

Trina, como se hace llamar en la calle, se oculta durante el día y trabaja como prostituta de noche, el único momento en que se siente segura vestida de mujer. Así y todo, la han atacado con ácido, con navajas, con un machete y con pistola.

Foto: Lynn Johnson

genderidentity 10.adapt.885.1. Rociadas con gasolina

98 / 162

Rociadas con gasolina

English y Sasha (abajo), también apodos, viven con Trina y otras compañeras en un canal de desagües pluviales de Kingston, en Jamaica. A los pocos días de que se tomaran estas fotos, dos bandas rociaron con gasolina a todas ellas y sus pertenencias y les prendieron fuego. English y Sasha resultaron heridas.

Foto: Lynn Johnson

Stephanie Kwolek -  Kevlar

99 / 162

Stephanie Kwolek - Kevlar

Con una buena disposición para la ciencia y las matemáticas, la norteamericana Stephanie Kwolek –de ascendencia polaca– fue derivada al departamento de investigación de la empresa de textiles donde trabajaba. Allí hizo un descubrimiento que, a partir de 1964, cambiaría la vida de muchas personas, el kevlar: un componente capaz de producir una fibra muy fina pero extremadamente resistente que en la actualidad se usa en cables, chalecos antibalas e incluso en la industria espacial.

Foto: Chemical Heritage Foiundation

Elizabeth Magie - Monopoly

100 / 162

Elizabeth Magie - Monopoly

En EE.UU, ya a inicios del siglo XX, cualquiera podía darse cuenta del peligro que podían suponer los grandes monopolios, cada vez más prolíficos en un mundo que se dirigía inexorablemente hacia el capitalismo. Fue sobre lo que en 1904, Elisabeth Magie trato de explicar, alertando a la gente de una forma lúdica; el juego del Monopoly. Desafortunadamente nunca gozó de los beneficios que le podría haber reportado el gran éxito de su creación. En la década de los 30 Charles Darrow modificó su aspecto, cambió algunas de sus normas y lo bautizó por primera vez con el nombre de Monopoly.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?