Montañas

1 / 183
Monte Jaya (4.884 metros).

1 / 183

Monte Jaya (4.884 metros): Oceanía

En último lugar se encuentra el Monte Jaya, la formación de menor altitud de los Siete Picos pero que guarda muchas particularidades. Situada en la Provincia de Papúa, en Indonesia, también es conocida como la Pirámide de Carstensz, es el punto más alto de Oceanía, la montaña más alta de cualquier isla del planeta y una de las pocas montañas ecuatoriales o tropicales que cuenta con glaciares. 

A pesar de ser la montaña menos elevada de las siete que forman el grupo de los Siete Picos, el monte Jaya, por sus características, requiere una gran exigencia técnica para los escaladores. Se sitúa tan solo a 4 kilómetros de la mina Grasberg, la mayor mina de oro y la segunda de cobre del mundo, que da trabajo a casi 20.000 trabajadores, por lo que la zona colindante al monte Jaya destaca por ser fuente de gran riqueza mineral.

Recibe el nombre de Pirámide de Carstensz en honor al explorador holandés Jan Carstenszoon, el primer europeo en avistar los glaciares de la cima del Monte Jaya en el año 1623. Como sus afirmaciones no fueron constatadas hasta dos siglos después, fue ridiculizado en Europa al afirmar que había visto el pico nevado del Monte Jaya , una afirmación revolucionaria al situarse tan cerca del Ecuador. Una vez se constató que era cierto lo que afirmaba, en homenaje al explorador se bautizó a la montaña con ese nombre en Europa.

Foto: Alfindra Primaldhi

Monte Everest (8.848 metros)

2 / 183

Monte Everest (8.848 metros): Asia

El techo del mundo, la montaña que se lleva todos los focos y, por supuesto, uno de los puntos más extremos del planeta. El Everest, en tibetano Chomolungma (o Qomolangma); es decir, la  "Madre del universo", es el pico más alto de Asia y, con sus 8.848 metros de altura sobre el nivel del mar, también es la mayor elevación de la Tierra.

Situado en Nepal, cercano a la frontera china que marca la cordillera del Himalaya, hogar y santuario de las mayores elevaciones del planeta, este monte ha sido durante décadas el objetivo de miles de escaladores en busca de coronar su cima, pero su altura y las condiciones climatológicas son los grandes impedimentos que hacen de este monte un lugar inexpugnable. Además de ser famoso por su altura, el Everest es el hogar del animal que vive a más altitud del planeta, la araña saltarina del Himalaya (Euophrys omnisuperstes).

La primera ascensión documentada y certificada al techo del mundo se produjo en el año 1953, cuando una expedición formada por Sir Edmund Hillary y Tenzing Norgay coronó la cima por primera vez. El Times dio la noticia al mundo de la mano de Jan Morris y, desde entonces, su magia cautivó al resto de escaladores. Junko Tabei fue la primera mujer en coronar la cima en el año 1975 y su nombre se lo debe a George Everest, topógrafo británico, pues hasta entonces era conocido como el Pico XV

Hasta 2018, Elizabeth Hawley era la única autoridad encargada en certificar las ascensiones al mítico monte, una especie de notaria de la montaña. Tras su muerte, el relevo de este prestigioso cargo lo asumió Billi Bierling.

Foto: iStock

Kilimanjaro (5.895 metros)

3 / 183

Kilimanjaro (5.895 metros): África

Erigiéndose entre las llanuras de Tanzania, el Kilimanjaro aparece como un majestuoso gigante ante los ojos atónitos de todo el que se acerca. Protagonista de innumerables novelas y películas, sus características despiertan todavía más fascinación: es la cima más alta del mundo que no esté situada en un sistema montañoso, está compuesto por tres conos volcánicos (Mawenzi, Shira y Kibo) de las que tan solo la última se mantiene activa y, por si fuera poco, es indiscutiblemente la montaña más alta del continente africano. 

Las laderas del Kilimanjaro acogen todo tipo de estructuras ecológicas: desde tierras de cultivo en la base hasta una cima ártica cubierta de nieve, pasando por selva, páramos y desierto alpino. Las condiciones tan especiales de la montaña atraen tanto a los alpinistas que cerca de 25.000 personas tratan de escalarla cada año, de las que aproximadamente una tercera parte no consigue terminar la ascensión por problemas relacionados con la altitud.

Foto: iStock

Cerro Aconcagua (6.962)

4 / 183

Aconcagua (6.962 metros): Sudamérica

El cerro Aconcagua no solo es la montaña más alta de la extensa cordillera de los Andes, sino que también es la mayor elevación de los hemisferios sur y occidental. Situado en la Provincia de Mendoza, en el oeste de Argentina y cerca de la frontera con Chile, el pico andino fue coronado por primera vez en 1897 por el escalador suizo Matthias Zurbriggen.

El Aconcagua cuenta con dos picos: el pico norte se eleva hasta los 6.962 metros sobre el nivel del mar, siendo así el Techo de América, mientras que el pico sur cuenta con una altura de 6.930 metros. Ambas elevaciones están conectadas por una cresta de aproximadamente un kilómetro de distancia, conocida como el Filo del Guanaco

A pesar de las dificultades que plantea la altura, la fauna que mora las laderas del Aconcagua es muy diversa eso sí, siempre por debajo de los 4.000 metros de altura. Se pueden encontrar pumas, zorros, sapos y ratones de montaña, aunque sus dos habitantes más icónicos son el cóndor de los Andes (Vultur gryphus) y el sapo espinoso andino (Rhinella spinulosa). 

Foto: iStock

Macizo Vinson (4.892 metros)

5 / 183

Macizo Vinson (4.892 metros): Antártida

Localizado en la cordillera Sentinel e invisible a los ojos de la humanidad hasta pasada la mitad del siglo XX, el macizo Vinson es la montaña más alta y más prominente del gélido continente antártico. Recibe su nombre como homenaje a Carl Vinson, congresista por el estado norteamericano de Georgia, que fue en su día un firme defensor de la financiación para las expediciones antárticas. 

En mitad de la Antártida, dentro del terreno que forma parte del Territorio Chileno Antártico, el Vinson se muestra al mundo como la mayor elevación del continente blanco. Una zona inhóspita, gélida y árida, casi inexpugnable, en la que la formación montañosa encuentra su hogar. Con el Macizo Vinson, todo son superlativos: fue el último de los Siete Picos en ser descubierto, ser nombrado y ser escalado. Además, también es la montaña más fría, más remota y más cara de escalar por su localización geográfica, a tan solo 1.200 kilómetros del Polo Sur. 

La primera ascensión fue llevada a cabo por una expedición norteamericana liderada por Barry Corbet, John Evans, Bill Long, y Pete Schoening, quienes alcanzaron la cumbre el 17 de diciembre de 1966.

 

Foto: iStock

Monte Elbrús (5.642 metros).

6 / 183

Monte Elbrús (5.642 metros): Europa

Situado en Rusia, cerca de la frontera natural con Georgia que marca el Cáucaso, el monte Elbrús se convierte en la montaña más alta de Europa. Si bien es cierto que no lo es de la Unión Europea y que ese honor se lo llevaría el Mont Blanc, en Francia, puesto que Rusia no pertenece a la UE, la cima del Elbrús ostenta el honor de ser el punto más elevado del viejo continente

Del mismo modo que ocurre con el Aconcagua, el Elbrús cuenta con dos cumbres, una de mayor altitud que la otra. Sin embargo, su origen es muy distinto al de las cumbres de la montaña andina: se trata de dos cúpulas volcánicas inactivas, de las que la cima oeste es la más alta, llegando a los 5.642 metros sobre el nivel del mar, mientras que la este se erige unos más que respetables 5.621 metros.

Su situación geográfica marca la frontera comúnmente aceptada entre Europa y Asia y, al estar situado entre dos grandes masas de agua como son el Mar Negro y el Mar Caspio, estos grandes lagos condicionan sus condiciones climatológicas, por lo que la temporada más indicada para su ascensión se sitúa entre julio y agosto, cuando el clima es más estable. Con 22 glaciares sobre sus laderas, el Elbrús mantiene un manto permanente de nieve durante todo el año.

Foto: iStock

Monte Denali (6.190 metros)

7 / 183

Monte Denali (6.190 metros): Norteamérica

El Denali forma parte de uno de los entornos naturales más llamativos del planeta y no está exento de curiosidades. Situado en la cordillera de Alaska, el Monte Denali se erige como un gigante en mitad del estado más septentrional de Estados Unidos y que bautiza a la cordillera. Conocido como Monte McKinley hasta 2015, el Denali fue renombrado por el presidente Barack Obama para retomar el nombre que el pueblo koyukon le había dado durante generaciones, su nombre original.

Fue en el año 1896 cuando un buscador de oro cambió de nombre al Denali para otorgarle el apellido del candidato presidencial de la época, William McKinley, quien sería el 25º presidente de Estados Unidos. Su ascensión supone un reto para todos los alpinistas al juntar dos características que dificultan la escalada: las pronunciadas paredes de la montaña y su cercanía al Círculo Polar Ártico. Más allá de su complicada ascensión, las gélidas temperaturas, las nieves permanentes y la tundra alpina no disuaden a los visitantes del Parque Nacional del Denali para acercarse al pico más alto de Norteamérica y disfrutar de uno de los entornos naturales más únicos de la Tierra.

Foto: iStock

8 / 183

Monte Denali, la cima de Norteamérica

Aunque su nombre oficial es Monte McKinley, la denominación Denali es la que le dieron originalmente los indios atabascos. Con 6.194 metros es el pico más alto de América del Norte y es una de las cimas más altas del mundo por detrás del Everest, en Nepal, y el Aconcagua, en Argentina. El Denali es la atracción central del parque nacional homónimo que abarca de seis millones de hectáreas en el corazón de Alaska.

Denali National Park

Foto: Joris Beugels | Unsplash

9 / 183

Lie Adi Darmawan. Estados Unidos. iPhone XS

“Siento que este paisaje fue tratado como un retrato antiguo. La textura de las montañas evoca un viejo rostro arrugado. Los retratos y paisajes son la forma más antigua de representación creativa de los seres humanos. Hay algo sobre eso que pertenece a los reinos de la mente subconsciente, y esto es principalmente lo que me atrae de esta imagen; la parte que no puedo explicar". Luísa Dörr

IG: @adidarmawan

Foto: Lie Adi Darmawan / Shot on iPhone Challenge 2019

10 / 183

Powerful nature / Naturaleza poderosa

Premio Nacional de Estonia

Foto: Hendrik Mändla / Sony World Photography Awards 2019

11 / 183

La Grave, Francia

La estación francesa de La Grave es uno de los mejores puntos de freeride de todos los Alpes. Aquí solo se puede esquiar en la pura montaña, sin balizas que delimiten el camino ni máquinas que pisen la nieve.

Foto: AgeFotostock

12 / 183

Baqueira Beret, Lleida (Cataluña)

Para muchos expertos del freeride, Baqueira Beret es uno de sus destinos favoritos. En la célebre estación ubicada en el valle de Arán hay un inmejorable entorno más allá de las pistas donde es posible practicar.

Foto: AgeFotostock

13 / 183

Chamonix, Francia

También ubicada en Francia, al pie del Mont Blanc, esta estación fue el escenario de la edición 2015 del Campeonato Mundial de Freeride. El lugar es un referente internacional para la práctica de este deporte extremo.

Foto: AP Photo

14 / 183

Grandvalira, Andorra

Esta estación andorrana acoge el único Freeride Center de los Pirineos y cuenta con el reconocimiento del Freeride World Tour. No en vano ofrece extensas zonas de nieve virgen en un paisaje de gran belleza.

15 / 183

Peña Telera de Huesca

En la sierra de la Partacua, la Peña Telera (2764 m) ofrece una gran excursión desde Panticosa.

Age Fotostock

16 / 183

Destino de esquiadores

De las seis estaciones de esquí aragonesas, Formigal es la puerta de acceso a las más veteranas.

Age Fotostock

17 / 183

San Juan de la Peña

El convento rupestre de San Juan de la Peña destaca por su emplazamiento en un abrigo rocoso. Los capiteles del claustro narran escenas bíblicas.

Age Fotostock

18 / 183

Estacion de Canfranc

Funcionó entre los años 1928 y 1970. Disponía de puesto aduanero, comisaría de policía, oficina de correos y un hotel internacional. Está previsto que sea transformada en un museo de la memoria.

 

Aci

19 / 183

Cascada el Saldo

En Pueyo de Jaca se inicia una excursión por el valle del Aragón que pasa por esta cascada del municipio de Escarrilla.

Age Fotostock

20 / 183

Panticosa Huesca

Unos 70 lagos glaciares salpican el norte de Huesca. Helados en invierno, son espejos de picos como el Piedrafita, junto al ibón Azul. Desde hace siglos, las propiedades de las aguas termales que brotan de las entrañas de Panticosa son conocidas. Los romanos ya las utilizaban y aparecen referenciadas en 1286 en un escrito de Pedro I de Aragón. Junto al moderno balneario se pueden ver los vestigios de las antiguas termas.

 

Age Fotostock

21 / 183

Cápsulas colgantes en los Andes peruanos

Ryan Doyle

22 / 183

Parque Nacional Forestal de Zhangjiajie, China

Foto: Tuul $ Bruno Morandi/ Getty Images

23 / 183

Picos de Kusuk Khangkaru y Kyashar, en el Himakaya

Esta fotografía tomada desde el glaciar Mera en Nepal, muestra los Picos de Kusuk Khangkaru y Kyashar. Al proporcionar agua para beber, irrigación y energía, los glaciares en montañas como éstas son un salvavidas para más de mil millones de personas. El área también es parte de lo que se conoce como "el Tercer Polo" porque estos campos de hielo de gran altitud contienen la mayor reserva de agua dulce fuera de las regiones polares.

Foto: Picos de Kusuk Khangkaru y Kyasha

24 / 183

Spark

Fotografía ganadora del premio Epson Digital Art

Gran Cañon, Estados Unidos

Foto: Colin Sillerud / EPSON International Pano Awards 2018

25 / 183

En medio de Tutunambo

Foto: Pindi Setiawan

26 / 183

Monte Rainier, Washington

Con una altura de 4.392 metros sobre el nivel del mar, el monte Rainier​ es un estratovolcán además de la montaña con mayor prominencia de los Estados Unidos continentales. También es considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo; debido a su gran cantidad de hielo glaciar, el monte puede llegar a producir lahares masivos que pondrían en peligro todo el valle del río Puyallup

Foto: Gtres

27 / 183

Monte St. Helens, Washington

El monte Saint Helens, flanqueado por los montes Adams -a la izquierda- y Hood, vuelve poco a poco a la vida, abriendo muchos interrogantes. La erupción de hace cerca de 40 años mató a 57 personas y destruyó más de 500 kilómetros cuadrados de bosque.

28 / 183

Everest

Sus 8.840 metros de altura son el techo del mundo. Este pico mítico se encuentra en el Himalaya, en la frontera entre China y Nepal. Los primeros que lograron llegar a su cima fueron Edmund Hillary y Tenzing Norgay, el 23 de mayo de 1953. Aunque se conoce por el nombre del famoso geógrafo galés George Everest, en tibetano es Chomolungma (o Qomolangma); es decir, la  "Madre del universo".

 

Foto: AgeFotostock

29 / 183

K2

Con 8.611 metros, es el segundo más alto del mundo. También conocido como Chogori, se encuentra entre China y Pakistán. La primera ascensión a este mítico pico del himalayismo fue la de Achille Compagnoni y Lino Lacedelli  el 31 julio de 1954. La dificultad técnica de su ascensión lo convierten en uno de los más peligrosos del mundo. De hecho, casi un 25 % de los que los que intentaron su ascenso perecieron; de ahí que se la conozca como "la montaña salvaje".

Foto: AgeFotostock

30 / 183

Kanchenjunga

El nombre del tercer pico más alto del mundo significa "los cinco tesoros de las nieves" (oro, plata, gemas, cereal y libros sagrados) y tiene 8.586 metros de altura. En el idioma limbu local, significa "montaña a la que hacemos ofrendas". Así que queda claro que es una montaña sagrada. Se encuentra entre la India y Nepal y su primera ascensión data del 25 de mayo de 1955. Desde entonces, 40 personas se han dejado la vida en el ascenso.

Foto: AgeFotostock

31 / 183

Lhotse

Mide 8.516 y se ubica entre China y Nepal, muy cerca del Everest, con el que está conectado a través del Collado Sur. De hecho, su nombre significa “Pico Sur” en tibetano. A la cumbre principal la acompañan el Lhotse Shar de 8.383 metros de altura y el Lhotse Medio (al este) de 8.414 m. Éste último, debido a su especial dificultad técnica, fue hasta el el 23 de mayo de 2001 el pico más alto del mundo aún por escalar.

 

Foto: AgeFotostock

32 / 183

Makalu

De forma casi piramidal y con 8.463 metros, es uno de los picos más inaccesibles del mundo. Su nombre, del sánscrito, significa “Negro grande”, lo cual describe perfectamente el ascenso final de la cumbre con la roca negra barrida por el viento. Lo encontramos en la zona Mahalangur del Himalaya, haciendo frontera entre Nepal y China. Su primera ascensión fue el 15 de mayo de 1955.

Foto: AgeFotostock

33 / 183

Cho Oyu

Este es, en palabras de la escaladora española Edurne Pasaban, el ochomil más fácil de los catorce de esta lista. Aunque como matiza ella misma, que ascendió a su cumbre en el 2002, lo de “fácil” habría que matizarlo cuando alguien se enfrenta a un coloso de 8.201 metros de altura (el sexto pico más alto del mundo). Se encuentra en la frontera, entre Nepal y la región autónoma del Tíbet, en China, y su nombre significa la “Diosa Turquesa”.

 

34 / 183

Dhaulagirí I

El Dhaulagiri es un macizo montañoso de la cordillera del Himalaya y el Dhaulagirí I es el pico más alto de los cinco donde culmina el macizo en 8.167 metros de altura, lo cual lo convierte en la séptima cima más alta del mundo. La primera vez que fue ascendido fue el 13 de mayo de 1960. Este pico es uno de los que presenta mayor ratio de peligrosidad entre los 14 ochomiles.

 

Foto: AgeFotostock

35 / 183

Manaslu

El Manaslu, con 8.163 m. sobre el nivel del mar, es la montaña más alta del Distrito Lamjung, en Nepal. Manaslu significa en sánscrito “espíritu” o “alma”; es decir, según la tradición extendida en el Himalaya, se trataría de la morada de los dioses. Alcanzar a los dioses puede ser muy peligroso. Los que la conocen saben que es un ochomil fácil; pero de ascensión muy peligrosa. Según las estadísticas el Manaslu es la sexta montaña más letal de los catorce ochomiles.

Foto: AgeFotostock

36 / 183

Nanga Parbat

Con 8.126 metros de altitud, su nombre significa “Montaña Desnuda”; aunque, lamentablemente, se la conoce más como la "montaña asesina". Desde su primera ascensión, en julio de 1953, se ha cobrado la vida de 64 personas, lo cual hace una ratio muy por encima de la norma. Ubicada en la región de de los Gilgit-Baltistán, en Pakistán, es el ochomil más occidental del planeta.

Foto: AgeFotostock

37 / 183

Annapurna I

El Annapurna I, con 8.091 m de altitud,  es la culminación de su macizo montañoso, en el centro de la cordillera del Himalaya. Su nombre significa en sánscrito “diosa de las cosechas” o “diosa de la abundancia”. Tal vez sea el ochomil más peligroso del mundo. Debido a su composición, principalmente de hielo y nieve, es común que haya multitud de accidentes por avalancha. El ratio es como para que se te pongan los pelos de punta: de 153 expediciones desde su primera ascensión en 1950, 59 muertes.

Foto: AgeFotostock

38 / 183

Gasherbrum I

Este pico de 8.068 metros de altura es también conocido como Hidden Peak (el Pico Oculto) y como K5 o Moravi I. Situada en la frontera entre Pakistán y Xinjiang, distrito occidental de China, es una cima trágica para el montañismo español, habiendo perdido la vida en ella cinco escaladores de gran experiencia: en 1990, Albert Ibáñez y Josep Grañó y en 2013, Abel Alonso, Xebi Gómez y Álvaro Paredes tras haber alcanzado la cumbre.

Foto: AgeFotostock

39 / 183

Broad Peak

También conocido como K3, el Broad Peak forma parte del macizo de los Gasherbrum, en la zona del Baltistan, en la frontera de Pakistán con China. Mide 8.051 metros de altura y su primera ascensión a la cumbre se realizó en 1957. En julio de 2017, Òscar Cadiach, alcanzó cumbre, completando así la escalada de los catorce ochomiles del planeta sin oxígeno. ¡Todo un hito!

Foto: AgeFotostock

40 / 183

Gasherbrum II

Con 8.034 metros de altura y ubicada en la frontera entre Gilgit-Baltistán (Pakistán) y el territorio de Xinjiang (China), su nombre hace honor a su belleza: en balti significa "montaña hermosa". Si quieres saber cómo es ascender esta cumbre, no te pierdas la película Cold, en la que se muestra la expedición de Cory Richards, Denis Urubko y Simone Moro, los primeros en realizar el ascenso en invierno.

Foto: AgeFotostock

41 / 183

Shisha Pangma

El pequeño de los catorce… Su altura es fuente de controversia. Pero la cifra más aceptada es la de 8.027 metros de altitud. El terremoto de Nepal de abril de 2015 no lo puso más fácil, al afectar a la forma de su cumbre. A pesar de ser el más pequeño de la lista, el Shisha Pangma fue el último de los “ochomiles” en ser escalado. El motivo es que está ubicado por completo en territorio del Tíbet y hay restricciones tanto por parte del gobierno de China como por las autoridades locales de la Región Autónoma del Tíbet.

Foto: AgeFotostock

42 / 183

"Sunrise in Monument Valley" (Puesta de Sol en Monument Valley)

Fotografía ganadora del tercer premio en la categoría: Panorama

Esta imagen fue tomada durante un viaje largo de un mes por todo el oeste americano, parte de un proyecto de grabación con iPhone. Después de haber pasado mucho tiempo en el camino, quería capturar esa sensación de amplitud que experimento tan a menudo.

Oljato-Monument Valley, Utah

Fotografía tomada con un iPhone 7 Plus

Foto: Clifford-Pickett / iPhone Photography Awards 2018

43 / 183

"The Sand-Snow River" (El Río de Arena y Nieve)

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Nature

Esta fotografía fue tomada el 23 de mayo en Sochi en la estación de esquí "Rosa Khutor" a una altitud superior a 1.600 metros. Este día hubo una tormenta de arena que había pasado previamente a través de la isla de Creta, y así en la montaña, la nieve se cubrió de arena. 

Estación de esquí Rosa Khutor, Sochi, Rusia. 

Fotografía tomada con un iPhone SE
 

Foto: Anton Kruglov / iPhone Photography Awards 2018

44 / 183

Montañas de Da Nang, Vietnam

Foto: AgeFotostock

45 / 183

Canadá

Siempre aparece en las listas de los países más amigables. Sus habitantes, además de amables y educados (siempre con una disculpa en la boca), hacen gala de un muy buen humor. Los canadienses son de lo más divertidos, de hecho ellos inventaron muchos de los programas de bromas de la tele. Lo mejor de elegir Canadá es que puedes repetir tantas veces como quieras, abarcarlo entero es prácticamente imposible.  Su inmensidad es perceptible sólo con echar un vistazo al mapa, quizá por ello es capaz de regalarnos lugares tan increíbles como Muskoka, en Ontario, las Montañas Rocosas de Alberta o el valle De Drumheller, entre muchos otros.

Foto: MICHELE FALZONE / AWL IMAGES

46 / 183

Las Ubiñas-La Mesa

Este parque natural y Reserva de la Biosfera agrupa poderosas cumbres de la cordillera Cantábrica. Los pastos y matorrales de enebros y gayubas tapizan los valles de las zonas altas, mientras que los bosques de hayas, tejos, fresnos y arces cubren las zonas bajas.

47 / 183

Carrera de Pierra Menta

Foto: Strava

48 / 183

Great Smoky Mountains National Park, Estados Unidos

Cadena montañosa tras cadena montañosa cubiertas de vegetación abarcan en el límite entre Carolina del Norte y Tennessee en el Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes. Reconocido a nivel mundial por su variedad de plantas y animales, la belleza de sus antiguas montañas y la calidad de los restos de la cultura desarrollada al sur de los Apalaches, este es el parque nacional más visitado de los Estados Unidos.

Foto: Jesse Allen and Joshua Stevens / NASA Earth Observatory

49 / 183

Parque Nacional Tsingy de Bemaraha, Madagascar

Foto: Gtres

50 / 183

La Lecherette, Suiza

Foto: Anthony Anex / Keystone vía AP