Monasterios

1 / 34

1 / 34

San Juan de la Peña

El convento rupestre de San Juan de la Peña destaca por su emplazamiento en un abrigo rocoso. Los capiteles del claustro narran escenas bíblicas.

Age Fotostock

2 / 34

Tesoros artísticos de Jaca

El claustro de la Catedral de Jaca aloja el Museo Diocesano, pequeño pero considerado uno de los mejores del país en arte románico. Exhibe pinturas murales, frescos, tallas, capiteles esculpidos, rejas, piezas de orfebrería y documentos de los siglos XII y XIII procedentes de toda la comarca. En la imagen, detalle del fresco Huida a Egipto que puede contemplarse en el museo. La obra, del año 1200, decoraba la iglesia de la Asunción en el pueblo de Navasa.

Age Fotostock

3 / 34

Vardzia, Georgia

Este monasterio oculto excavado en la roca data del siglo XII y todavía hoy está habitado por monjes. Está situado en el sur del país, cerca de la frontera con Turquía. Construido en la época de la reina Tamar, época dorada de la historia de Georgia, el monasterio alberga en su interior un enorme complejo formado por 600 estancias repartidas en 500 metros. En el fondo de la imagen se puede ver el campanario cuadrado y dos arcos, en primer plano; el atrio de la iglesia de la Asunción.

Foto: CC

4 / 34

Monasterio de Voronet

El voladizo del tejado del monasterio de Voronet protege los frescos de la lluvia y la nieve. Este monasterio se distingue por lucir un color azul irrepetible cuyo origen se desconoce.

Adrian Calugaru / AGE Fotostock

5 / 34

El monasterio de Voronet

Conocido como la Capilla Sixtina del Este, sus muros muestran escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Voronet exhibe el fresco considerado más maravilloso. Unos pergaminos marcados con los signos del zodiaco presiden la escena de un Juicio Final en el que quienes se salvan circulan con cierta relajación escoltados por ángeles y acompañados por san Pablo.

Bruno Cossa / Fototeca 9x12

6 / 34

Fortalezas cristianas

La estructura fortificada tenía por objetivo proteger el recinto de los turcos. Sobre estas líneas, claustro del monasterio de Dragomirna. La cercana ciudad de Suceava tiene varios enclaves históricos de interés.

Balate Dorin / Shutterstock

7 / 34

Fresco en el Monasterio de Humor

Un mensaje muy gráfico para los pecadores

Los murales medievales tenían como objetivo aleccionar a una población mayoritariamente analfabeta. Como solo clérigos y algunos aristócratas sabían leer, las pinturas servían para explicar las Sagradas Escrituras y relatar hechos históricos. Es lo que ocurre con el tétrico Apocalipsis de san Juan que se aprecia en las paredes exteriores del cenobio de Sucevita; el asedio a Constantinopla de 1453 que hay en el monasterio de Humor; o las escenas del Génesis que se reproducen en el de Arbore. Y en cuanto a las vidas de los santos, no hay el menor empacho en retratar con todo detalle los martirios a los que se les sometió.

AGE Fotostock

8 / 34

Monasterio de Sucevita

Los pigmentos empleados en las pinturas tienen unas tonalidades según sea el monasterio. En Sucevita el verde es el color principal, mientras que el de Moldovita es conocido por los diferentes matices de amarillo.

Maria Draper / 500 Px

9 / 34

Techo sobre el altar de Sucevita

Un color para cada convento

El más famoso es el de Voronet, donde una mixtura de la que no se ha desentrañado el origen y que –dicen– jamás ha podido repetirse, da a las imágenes un dominante azul que ha trascendido precisamente como "azul de Voronet". Azurita o lapislázuli podrían ser dos de los elementos utilizados para ello, pero los historiadores del arte y los químicos siguen estudiando su misterio. En Humor predominan el marrón y el rojo, tal vez provenientes del mismo mineral de hierro.

Emily Wilson / AGE Fotostock

10 / 34

Icono en el monasterio de Moldovita

Datos útiles para la visita    

La mayoría de los monasterios de Bucovina pertenecen ahora a comunidades de monjas. Hay que pagar entrada y seguir ciertas normas: respetar el silencio de las liturgias y vestir de forma recatada, sin mostrar piernas ni hombros.

AWL Images

11 / 34

Las iglesia de Maramures

La provincia vecina a Bucovina por el oeste es Maramures, considerado el terruño más tradicional de Rumanía. Allí los amantes del arte, la historia y la arquitectura tienen cita también con iglesias. Pero en esta ocasión se trata de templos que no se distinguen por sus adornos sino por su estructura. Más recientes que las de Bucovina, se erigieron a partir del siglo XVII enteramente en madera, sin usar un solo clavo metálico. Y, además, compiten entre ellas por llegar lo más alto posible, con unos campanarios puntiagudos que parecen rascacielos. Ocho de estas iglesias son Patrimonio de la Humanidad. Las que se alzan hoy en día siguen utilizando la misma técnica constructiva.

Lucian Bolca / Shutterstock

12 / 34

Cementerio de Sapanta

En el Cementerio Feliz de Sapanta (Maramures) las cruces narran anécdotas divertidas de los fallecidos. Las tumbas están decoradas y los epitafios están escritos en tono de broma o de enseñanza.

AWL Images

13 / 34

Manufactura de las cruces del cementerio de Sapanta

Las cruces de estas tumbas conocidas hoy en todo el mundo se producen de forma artesanal. 

Gtres

14 / 34

Monasterio Senanque

La visita a este monsterio cisterciense incluye el claustro románico y las estancias del siglo XII.

Maurizio Rellini / Fototeca 9x12

15 / 34

monasterio de rueda

La Sala Capitular es una de las joyas artísticas del monasterio aragonés de Rueda.

 

Foto: Pomarón / Archivo fotográfico de Turismo de Aragón

16 / 34

A orillas del Ebro

El Monasterio de Rueda se alza a orillas del río Ebro, en el municipio zaragozano de Sástago.

Foto: AGE Fotostock

17 / 34

Monasterio de San Juan de los Reyes

Detalle de la decoración de estilo mudéjar del monasterio.

Getty Images

18 / 34

Monasterio de San Juan de los Reyes

Una de las gárgolas góticas que decora el exterior del recinto.

Getty Images

19 / 34

El claustro

La iglesia, de la que apenas quedan los cimientos, antiguamente daba acceso al claustro. Con grandes arcos apuntados y decorados con motivos florales, a su vez daba acceso a las distintas dependencias del Monasterio. 

20 / 34

Sala capitular

Una de las partes más bonitas del interior del Monasterio es la Sala Capitular. Se trata de una estancia que requería amplitud para poder dar cobijo a todos los monjes, ya que constituía el núcleo de la actividad monástica. 

21 / 34

Muros con siglos de historia

El estilo de la arquitectura Cisterciense se muestra en todo su esplendor entre las solemnes paredes del Monasterio de Piedra, cuya construcción data del siglo XII. 

22 / 34

Pafos

Monasterio con bodega en la región de Pafos.

23 / 34

El monte Troodos

Alberga una decena de templos con frescos bizantinos declarados Patrimonio Mundial. En la foto, el monasterio Agios Georgios.

24 / 34

Trabajos arqueológicos

Trabajos arqueológicos en el Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

25 / 34

Capitel del siglo XV

Capitel del siglo XV con motivos relacionados metafóricamente con la dinastía March.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

26 / 34

Capilla de la familia March

Capilla de la familia March en el Monaterio de San Jerónimo de Cotalba, que fue fundado en 1388.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

27 / 34

Restos mortales

Hallazgo de huesos de época medieval en el interior de la cripta.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

28 / 34

Labores arqueológicas

Las labores arqueológicas han permitido identificar los huesos de varios individuos con sus respectivos ajuares funerarios.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

29 / 34

Cripta al descubierto

La cripta medieval intacta quedó al descubierto durante unos trabajos de rehabilitación y mejora de la iglesia, cuando se abrió una parte del suelo del coro.

Foto: Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba

30 / 34

Mists of Time

Monasterio de Songzanlin, Shangrila, China

Foto: Xiao-Sheng-Ho / Epson International Pano Awards 2016

31 / 34

Claustro mudejar del Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe

Situada en la hermosa Sierra de las Villuercas, Guadalupe se mantiene como un destino religioso. En esta localidad se encuentra el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe.

Declarado Patrimonio de la Humanidad. Construido en 1340 por Alfonso XI de Castilla, ha sido testigo de momentos decisivos como la audiencia en la que los Reyes Católicos ofrecieron las carabelas a Colón. Entre los museos del monasterio, cabe citar el Museo de Pintura y Escultura, situado en la antigua repostería del mismo, y que cuenta con obras de Juan de Flandes, Zurbarán, Goya, Juan Correa de Vivar, Nicolás Francés, Egas Cueman, Pedro de Mena y El Greco entre otros.

Foto: Real Monasterio de Santa Maria de Guadalupe

32 / 34

Toledo y El Greco

El claustro gótico del monasterio de San Juan de los Reyes fue construido en época de los Reyes Católicos.

Foto: Navia

33 / 34

Monasterio de Ganze,

En el monasterio de Ganze, cada mañana se preparan y sirven 370 tazas de té.
 

Foto: Michael Yamashita

34 / 34

Monasterio de Litang

A más de 4.800 metros de altitud, un monje tibetano se apresura para llegar al monasterio de Litang, en la provincia de Sichuan. La Ruta del Té y los Caballos conectaba decenas de monasterios. Éstos eran a menudo los encargados de regular la distribución del té en la región.
 

Foto: Michael Yamashita