Modernismo

1 / 22
04 galerias Lafayette Haussmann Paris. Las galerías Lafayette

1 / 22

Las galerías Lafayette

La impresionante cúpula de este gran centro comercial inaugurado en el parisino bulevar Haussmann por los primos Théophile Bader y Alphonse Kahn en 1893.

FOTO: Michael Nitzschke / AGE Fotostock

05 exposicion universal paris 1900. La exposición Universal de 1900

2 / 22

La exposición Universal de 1900

En esta imagen coloreada, tomada ante uno de los pabellones, se aprecia la gran expectación que causó la Exposición Universal celebrada en París en 1900. Estos grandes acontecimientos servían de escaparate a una ciudad que en 1889 ya había asombrado al mundo con el evento en el que se presentó en sociedad a la Torre Eiffel.

FOTO: Granger / AGE Fotostock

06 metro Paris 1900. El metro de París, un medio de transporte revolucionario

3 / 22

El metro de París, un medio de transporte revolucionario

En 1900 se inauguró el metro de París, que revolucionó el transporte público. En la imagen, la actual entrada de metro de Pont Neuf, delante de los grandes almacenes La Samaritaine, inaugurados en la ciudad en el año 1869.

FOTO: Alamy / ACI

07 pendiente oro Rene Lalique. Pequeñas joyas modernistas

4 / 22

Pequeñas joyas modernistas

Pendiente de oro obra de René Lalique. El famoso joyero parisino fue reconocido por sus originales diseños modernistas. Museo de artes decorativas, París.

FOTO: Getty Images

14 retrato conde Robert Montesquiou. Conde,m poeta y dandy

5 / 22

Conde,m poeta y dandy

El conde Robert de Montesquiou frecuentó los círculos artísticos de finales del siglo XIX, convirtiéndose en el protector y mecenas de algunos de los grandes nombres de la época, como Marcel Proust. En este óleo de 1897 aparece retratado con su característico bigote por Antonio Boldini.

FOTO: Lebrecht / Album

Estacion Oporto-sao bento. Estación de São Bento

6 / 22

Estación de São Bento

Más de 20.000 azulejos decoran los muros del enorme vestíbulo de la estación de trenes de Porto-São Bento. Son episodios destacados de la historia de Portugal ilustrados a mano en 1905. De estilo modernista, el edificio es obra de José Marques da Silva, quien también diseñó el Teatro Nacional de Oporto.

 

 

Shutterstock

Museu Modernisme. Museo del Modernismo

7 / 22

Museo del Modernismo

El Modernismo ha tenido un gran protagonismo en la historia de Cataluña, motivo por el cual en 2010 este museo abrió sus puertas. Con la intención de dar a conocer la herencia de este movimiento en el territorio catalán, el fondo del museo expone piezas importantes que van desde objetos de mobiliario hasta obras de arte en forma de pintura y escultura. 

Foto: Museu del Modernisme de Barcelona

Casa Batlló. La leyenda del dragón en Casa Batlló

8 / 22

La leyenda del dragón en Casa Batlló

La Casa Batlló es uno de los iconos del modernismo catalán más internacional. La obra de Gaudí, con su cubierta que recuerda a un dragón es perfecta para decorar con motivos de Sant Jordi. Una ocasión única de ver esta joya arquitectónica de otra forma. Una capa de rosas que cubrirá la fachada nos recordará la leyenda de Sant Jordi y el dragón. En el interior, este año, se programa la exposición "Inject Love", porque Sant Jordi también celebra el amor.

Foto: Gtres

Edificio El Acueducto

9 / 22

Edificio El Acueducto

Situado en la avenida de los Reyes católicos, El acueducto data de 1928. Su principal característica es que mezcla el estilo clásico, el art decó y el modernismo.

Foto: Turismo de Melilla

Edifico del Telegrama del Rif

10 / 22

Edifico del Telegrama del Rif

La sede de uno de los diarios más influyentes de Melilla de principios del siglo XX fue diseñada por el arquitecto Enric Nieto en 1912. Considerada como uno de los símbolos del modernismo melillense, El telegrama del Rif fue uno de sus primeros trabajos. Se encuentra ubicado en el Triángulo de oro, donde se concentran la mayor parte de sus edificios.  

Foto: Turismo de Melilla

Sinagoga Yamín Benarroch

11 / 22

Sinagoga Yamín Benarroch

La conocida como la “luz santa o sagrada” es la sinagoga más llamativa de Melilla. Fue diseñada por Enric Nieto en 1924, otorgándole un envidiado estilo modernista en el que mezcla los elementos califales con los nazaríes de forma equilibrada.  

Foto: Turismo de Melilla

Casa Tortosa

12 / 22

Casa Tortosa

Este antiguo economato militar fue restaurado por Enric Nieto en 1914. Para romper la sobriedad del edificio, el arquitecto catalán incorporó ornamentación naturalista a su fachada. También galerias, ventanales y hierro forjado. Tras su construcción la Casa Tortosa se convirtió en uno de los iconos del modernismo melillense.  

Foto: Turismo de Melilla

Cámara de Comercio

13 / 22

Cámara de Comercio

Situado en la calle Miguel de Cervantes número 7, la Cámara de Comercio de Melilla fue uno de los sectores económicos y sociales más importantes de la ciudad. Construido en 1913, este moderno edificio fue una de las primeras obras del arquitecto catalán.

Foto: Turismo de Melilla

Casa de los Cristales

14 / 22

Casa de los Cristales

Construido en 1927, este moderno edificio acristalado fue originariamente el lujoso hotel Reina Victoria, el mejor de la época en el norte de África. Su ascensor supuso toda una revolución en la ciudad, ya que fue el primer edificio en obtener uno. Por sus diferentes salas y habitaciones pasaron las personalidades más importantes de Melilla, así como del resto de España o el extranjero. La crisis de los años 30 provocó su declive, por lo que el hotel cerró sus puertas y el enorme edificio se convirtió en un nido de oficinas. Debido a la cantidad de vidrios de su fachada, para los locales este edificio pasó a ser conocido como la Casa de los Cristales.

Foto: Turismo de Melillla

Palacio de la Asamblea

15 / 22

Palacio de la Asamblea

Sede del Ayuntamiento de Melilla, se trata de otra de las obras más conocidas de Enric Nieto cuando desempeñó su cargo como arquitecto municipal. Su diseño corresponde a 1932, y en él destacan las dos torres árabes que sobresalen de su fachada.

Foto: Turismo de Melillla

Gran Mezquita. Mezquita Central

16 / 22

Mezquita Central

Enric Nieto entendió el crisol de culturas y religiones que componen la sociedad melillense. Trabajo tanto para burgueses, gente humilde, judíos, cristianos y árabes. A estos últimos los agasajó con el diseño de la Mezquita Central, que destaca por su enorme cúpula, la mezcla del arte califal y nazarí y los motivos ornamentales de Oriente.

Foto: Gtres

Edificio La Reconquista

17 / 22

Edificio La Reconquista

Proyectado en 1915, este moderno edificio es uno de los más conocidos de Melilla. Sus dos cúpulas apuntadas de superficie escamosa se asemejan a las creaciones modernista que se desarrollaron en Barcelona por el maestro Antoni Gaudí.

Foto: Fernando

Casa de les Punxes

18 / 22

Casa de les Punxes

En pleno corazón de la Diagonal, su nombre procede de los torreones almenados que presiden la terraza y que muestran la clara pasión medievalista del arquitecto Puig i Cadafalch. Es de estilo neogótico centroeuropeo, con cierto aspecto de castillo de cuento de hadas. Se trata de un conjunto arquitectónico de grandes dimensiones que da a tres calles y que une tres casas en un solo edificio, ya que fue encargado por las tres hermanas Terrades.  

Foto: GTRES

Casa Lleo Morera

19 / 22

Casa Lleo Morera

También en 2014 se abrieron la puertas de esta casa en pleno Paseo de Gracia, pletórica de fantasía modernista que alcanza su cénit en el comedor presidido por distintas composiciones de mosaico y un gran vitral que representa el árbol de la vida.

Foto: CASA LLEÓ MORERA

Casa Vicens

20 / 22

Casa Vicens

Cuando en 2017 terminen las obras de restauración, Barcelona tendrá un gran centro de interpretación dedicado a Antoni Gaudí. La Casa Vicens, encargada por un industrial de azulejos catalán a un joven Gaudí, es un alarde de imaginación que a muchos recuerda el Capricho de Comillas. En esta vivienda del barrio de Gràcia, Gaudí ensayó muchas de sus novedosas técnicas y propuestas que llevaría hasta el virtuosismo en posteriores trabajos.

Foto: GTRES

Casa Amatller

21 / 22

Casa Amatller

Fue el primer edificio de la llamada “Manzana de la Discordia”, situada en el Paseo de Gracia y formada también por la Casa Batlló de Antoni Gaudí y la Casa Lleó Morera de Domènech i Montaner. Ocho años apasionantes de investigación, hallazgos y rehabilitación hasta el más mínimo detalle han devuelto a este edificio su aspecto y esencia originales. Entre 1898 y 1900, Puig i Cadafalch transformó, con una mezcla de estilo gótico catalán y elementos simbólicos, la fachada y el interior del edificio, que pronto se convirtió en un hito de la arquitectura modernista.

Foto: GTRES

Hospital de Sant Pau

22 / 22

Hospital de Sant Pau

Tras más de cuatro años de restauración, el Hospital de la Santa Creu y Sant Pau, una de las obras cumbres de Domènech i Montaner, abrió a principios de 2014. Las visitas al recinto permiten recorrer este gran espacio lleno de maravillas e ingenio arquitectónico. Domènech i Muntaner también es el autor del Palau de la Música, el Castell dels Tres Dragons, entre otras obras maestras. 

Foto: Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?