Medio ambiente

1 / 120
MM9209 200124 R004 FR005 1

1 / 120

José Albertino Rafael, científico del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia (en la imagen, con una linterna frontal para ver los especímenes), es un apasionado de los insectos desde que era un adolescente y se llevaba mariposas, escarabajos y otros bichos a su casa de Maringá, en el sur de Brasil. «Mi madre no quería limpiar mi cuarto porque había arañas», recuerda.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R004 FR008 1

2 / 120

Dayse Willkenia Almeida Marques, también del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia, estudia los dípteros. En esta expedición encontró un fórido justo en el momento en el que inyectaba sus huevos dentro de una oruga, con la consiguiente alegría para Brown, que nunca había visto una oruga parasitada por un fórido.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R003 FR012 1

3 / 120

Amorim, catedrático de la Universidad de São Paulo, bromea con que los dipterólogos odian a las polillas y las mariposas porque sus vivos colores llaman más la atención que las tristes moscas. Además, cuando vuelan hacia las trampas, sus escamas se desprenden y recubren a otros insectos, lo que dificulta su examen.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R001 FR008 1

4 / 120

Heloísa Fernandes Flores, estudiante de posgrado, trabaja con Dalton de Souza Amorim en la Universidad de São Paulo, donde investiga la mosca chacal, o mosca gorrona. En 2019 estudió en la Escuela de Dipterología, un programa organizado por Brown y coimpartido por Amorim, destinado a alumnos interesados en ampliar sus conocimientos sobre estos insectos. Actualmente, hay más mujeres que hombres.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

Estados Unidos

5 / 120

Estados Unidos

Dos hembras de carnero de las Rocosas escalan una pared vertical del Parque Nacional de Zion, en Utah. Estos animales están perfectamente adaptados para desplazarse por terrenos escarpados, donde están a salvo del acecho de los depredadores.

Foto: Cavan / Getty Images

MM8978 190523 12969

6 / 120

MM8978 190523 12969

MM8978 190603 21737

7 / 120

MM8978 190603 21737

MM8978 190728 43324

8 / 120

MM8978 190728 43324

ParqueSolar Coopelesca Pocosol rosanchezphoto 20190330 0405

9 / 120

ParqueSolar Coopelesca Pocosol rosanchezphoto 20190330 0405

10 / 120

Hightide Enters Home

Fotografía ganadora absoluta de la competición

Víctima del cambio climático, una gran ola azotó un barrio pobre en Bandra, Mumbai, arrojando a un pescador de 40 años de su casa. Fue arrastrado por las fuertes corrientes, y fue rescatado por otros pescadores. En la actualidad, la ciudad de Mumbai se enfrenta un riesgo cada vez mayor de inundaciones costeras como resultado del Cambio Climático.

“Creo que el cambio es un fenómeno constante" declara el autor de la fotografía. Hoy este cambio se manifiesta en forma de cambio climático. Como fotoperiodista, veo como todo se despliega ante mis ojos. He visto sequías, lluvias excesivas, veranos cada vez más calurosos e inviernos cada vez más fríos. Creo que este cambio no es bueno y debemos actuar ahora, de lo contrario impactará a las generaciones futuras ".

 

Foto: EPOTY2019 /S.L. Shanth Kumar

11 / 120

Water Scarcity

Fotografía ganadora en la categoría: Water, Equality and Sustainability

Un niño sacia su sed en un charco de agua sucia debido a la falta de puntos de agua limpia en el área donde vive por culpa de la deforestación. La falta de agua limpia aumenta en gran medida el riesgo de enfermedades diarreicas como el cólera, la fiebre tifoidea y la disentería, y otras enfermedades tropicales transmitidas por el agua.

 

Foto: EPOTY2019 / Frederick Dharshie

12 / 120

Macho al cuidado de una puesta

Un macho de la especie Limnonectes palavanensis cuida de la puesta con devoción. Según un nuevo estudio, los machos de esta especie permanecen todo el tiempo al cuidado de la prole. Evitan salir en busca de alimento o incluso buscar hembras apara aparearse.

Foto: Cortesía de Johana Goyes

13 / 120

Bee Yin Yeo, La Fuerza del Medio Ambiente

Bee Yin Yeo comenzó a cuestionase el futuro del mundo, y su propia carrera, mientras evaluaba pozos de petróleo en los desiertos de Turkmenistán. La nueva graduada universitaria sopesó, tras darle varias vueltas, que la humanidad finalmente se alejaría de los combustibles fósiles, por lo que decidió buscarse otra profesión que sirviera al bienestar del mundo. Unos años más tarde, en 2010, regresó a Malasia con una maestría en ingeniería química avanzada de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. Se unió a la política y ganó un escaño en una asamblea legislativa estatal en 2013. Luego, un tsunami político golpeó Malasia: el 9 de mayo de 2018, los votantes derrocaron a la coalición que había mantenido el poder ininterrumpido desde la fundación del país en 1963 y Yeo fue nombrada Ministra de Energía, Ciencia, Tecnología, Medio Ambiente y Cambio Climático.

Yeo había pasado los últimos 5 años atacando políticas nacionales y ahora podía cambiarlas. Desde que asumió el cargo el 2 de julio, Yeo ha dado varios pasos audaces para reformar la forma en que Malasia gestiona su entorno y dirige su investigación. Entre los objetivos anunciados por la ministra se encuentran aumentar el uso de energía energía renovable del mix energético del país entre  el 2% y el 20% para 2030 . También se han enfocado en la lucha contra la contaminación de los plásticos, ayudando a establecer una prohibición a nivel nacional para su importación. También el 31 de octubre, Yeo lanzó una hoja de ruta para los próximos 12 años y un marco legal para eliminar el plástico de un solo uso en Malasia en el que se exige la investigación y comercialización de alternativas ecológicas, como los plásticos biodegradables.

Foto: Vincent T.Paul Yong

14 / 120

Oslo verde

Oslo se ha tomado muy en serio la lucha contra el cambio climático por lo que hace años que ha comenzado a tomar medidas en contra de la contaminación. Entre ellas, aumentar el número de zonas verdes de la ciudad.

Foto: Didrick Stenersen / Visit Oslo

15 / 120

Cardera o bella dama (Vanessa cardui)

El trabajo llevado a cabo por Gerard Talavera y Roger Vila ha desvelado la ruta migratoria de la mariposa Vanessa cardui, tanto en el viaje que realiza en otoño desde Europa hasta África como a su regreso al Viajo Continente, que emprende en primavera.

Foto: Colin Varndell/ NPL/ Cordo Press

16 / 120

Crisálida de mariposa

Las carderas se encuentran distribuidas por todo el mundo a excepción de América del Sur y la Antártida.

Foto: Kim Taylor / NPL/ Cordon Press

17 / 120

Ruta migratoria

El sur de Chad (arriba, zon aledaña al PArque Nacional de Zakouma) es uno de los lugares que Vanessa cardui coloniza tras su largo viaje desde Europa.

Foto: Vestend61/Getty Images

18 / 120

Un insecticida legal y mortífero

El insecticida Marshal (extremo derecha de la foto), un producto legal, se consigue fácilmente en Kenya; por ejemplo, en esta tienda próxima a los parques nacionales de Amboseli y Tsavo Oeste. La tendera dice que no lo vendería a nadie que pretendiese usarlo para matar animales salvajes, pero lo cierto es que ha aparecido en despojos colocados como cebo para depredadores. FMC, la compañía estadounidense que fabrica el producto, asegura no conocer que se esté haciendo un mal uso de él y está investigando el asunto.

Foto: Charlie Hamilton James

19 / 120

"Above The Polar Bear"

Fotografía ganadora del gran premio

Esta imagen muestra el hábitat del oso polar durante el verano en el Área Marina Protegida de Lancaster Sound, mostrando al animal saltando entre pedazos de hielo. Los osos polares dependen del hielo marino como plataforma para cazar, y se enfrentan a una serie de amenazas que están afectando al futuro estado de sus poblaciones. Están entre los primeros refugiados del cambio climático. La observación más llamativa durante mi reportaje fue la obvia falta de hielo.

Aspiro a, mostrar una nueva perspectiva de la vida silvestre. Creo que estas imágenes nos permiten observar y documentar sus comportamientos desde un nuevo ángulo y enfoque, revelando los animales en su totalidad, así como en un hábitat y un paisaje más amplios. Me gustaría que mi foto ayude a la conservación y a crear más áreas de conservación marina.

Foto: Florian Ledoux / Drone Awards 2018

20 / 120

Recopilación de muestras

Tras recopilar datos y muestras genéticas de un falso vampiro lanudo, el biólogo Rodrigo Medellín (a la izquierda) y el investigador Iva Vleut lo devolverán a su cueva. Gracias a los dispositivos GPS los científicos obtienen información sobre el hábitat que prefieren los murciélagos para cazar.

Foto: Anand Varma

21 / 120

Regreso a casa

De regreso a su dormidero después de cazar su cena, un falso vampiro lanudo proyecta su sombra sobre las ruinas de un templo en el yacimiento arqueológico de Hormiguero. Los murciélagos quizá vuelvan con comida par alos miembros del grupo que no pueden cazar, como las hembras con crías.

Foto: Anand Varma

22 / 120

Los 10 productos plásticos más comunes en las playas europeas

Foto: Comisión Europea para el Medio Ambiente

23 / 120

Envases y embalajes

En 2015 se produjeron cerca de 146 toneladas de envases y embalajes de plástico, cuyo promedio de utilización es de menos de 6 meses.

Foto: Gtres

24 / 120

Productos de consumo

Para los productos de consumo el plástico empleado en 2015 ascendió a más de 42 millones de toneladas. Este tipo de productos se usan de media tan solo 3 años antes de ser desechados.

Foto: Gtres

25 / 120

Textil

El plástico también está en nuestra ropa. En la industria textil se emplearon en 2015 cerca de 59 millones de toneladas. La vida media de los productos textiles es de 5 años, tras los cuales acaban habitualmente contaminando el medio ambiente.

Foto: AgePhotoStock

26 / 120

Sector eléctrico

18 millones de toneladas son usadas anualmente en todo tipo de cables y dispositivos electrónicos, por sus propiedades aislantes de la corriente eléctrica. La mayoría de estos componentes pasan a una mejor vida 8 años después de su fabricación.

Foto: Gtres

27 / 120

Transporte

Aunque parezca que solo los asientos de los autobuses son de plástico la verdad es muy distinta. El plástico en los distintos modos de transporte que usamos están por todos lados. Este sector emplea unos 27 millones de toneladas anuales de plástico, los cuales se usan durante un promedio de 13 años. 

Foto: Gtres

28 / 120

Maquinaria industrial

Solo en 2015, unos 3 millones de toneladas de plástico fueron empleadas en distintos tipos de maquinaria industrial. Su promedio de utilización antes de pasar a mejor vida fue será en este caso de 20 años. 

Foto: Gtres

29 / 120

Construcción

Con un tiempo promedio de vida de 35 años, el plástico empleado en la construcción durante el año 2015 ascendió a 65 millones de toneladas. 

Foto: Gtres

30 / 120

Otros usos

47 millones de toneladas de plástico fueron empleados en 23015 en otro tipo de actividades, entre las que se incluyen la asistencia sanitaria y la agricultura. Pasados 5 años, la mayoría de estos materiales habrán pasado a ser residuos.

Foto: Gtres

31 / 120

Residuos no recicables

Este tarro contiene los únicos residuos no reciclables o no compostables que Kathryn Kellogg ha generado en dos años. Kellogg publica un blog sobre cómo vivir según la filosofía basura cero desde la vivienda de 30 metros cuadrados que comparte con su marido en Vallejo, California. Los desechos del tarro son suyos exclusivamente.

Foto: Timothy Archibald

32 / 120

Pulga de mar

Los microplásticos ingeridos por esta pulga de mar de tres milímetros de largo son visibles por su brillo verdoso. En un laboratorio, las pulgas fueron expuestas a esferas y fragmentos irregulares en cantidades superiores a las presentes en la naturaleza. Los trozos irregulares entrañan más peligro porque pueden atascarse en el intestino.

Foto: Martin Ogonowski y Christoph Schür, Departamento de Ciencias Medioambientales y Química Analítica (ACES) Universidad de Estocolmo

33 / 120

Ecosistema contaminado

Los peces capturados por los niños cerca de una piscifactoría de la bahía de Manila, en Filipinas, viven en un ecosistema contaminado por los residuos domésticos, plásticos y otras basuras. Se ignora si los microplásticos ingeridos por los peces afectan a los humanos que los consumen, pero los científicos buscan las respuestas.

Foto: Randy Olson

34 / 120

Cangrejo ermitaño en el interior de un tapón de botella

En Okinawa, Japón, un cangrejo ermitaño recurre a un tapón de botella para proteger su blando abdomen. Los humanos se llevan las conchas que suelen usar los cangrejos y a cambio dejan su basura.

Foto: Shawn Miller

35 / 120

Hienas en un vertedero

Algunos animales ya viven en un mundo de plásticos, como estas hienas en un vertedero de Harar, Etiopía. Están atentas a los camiones de la basura, de la que obtienen la mayor parte de su alimento.

Foto: Brian Lehmann

36 / 120

Reciclaje insuficiente

Cuando estas láminas de plástico procedentes de la basura alcanzan el río Buriganga, en Dacca, capital de Bangladesh, Noorjahan las extiende para que se sequen, volteándolas de vez en cuando mientras cuida de su hijo Momo. El plástico lo comprará luego una recicladora. En el mundo se recicla menos de una quinta parte del plástico. En Estados Unidos, menos del 10%.

Foto: Rahdy Olson

37 / 120

Un caballito de mar se aferra a un bastoncillo

Para desplazarse con las corrientes, los caballitos de mar se aferran a algas u otros detritos naturales. En las aguas contaminadas de la isla indonesia de Sumbawa, este ejemplar se agarró a un bastoncillo de plástico. «Ojalá esta foto no existiese», dice el fotógrafo Justin Hofman.

 

Foto: Justin Hofman

38 / 120

Reducción de plástico en la fabricación de botellas

Nestlé Waters, que produce el 11 % del agua embotellada del mundo, afirma haber reducido un 62 % el plástico utilizado en sus botellas de medio litro desde 1994. La planta de Poland Spring en Hollis, Maine, es la mayor de América del Norte.

Foto: Randy Olson

39 / 120

Aviones más eficientes

El casco de un Boeing 787 Dreamliner se inspecciona antes de agregar componentes electrónicos. Casi la mitad del fuselaje está hecho de plástico reforzado con fibra de carbono y otros compuestos, lo que lo hace más ligero que los fuselajes de aluminio, y con ello, más eficiente desde el punto de vista energético.

 


 

 

Foto: Randy Olson

40 / 120

Bolsa de plástico

La «vida útil» de una bolsa de plástico es de apenas un cuarto de hora.

Foto: Randy Olson

41 / 120

Una vida de usar y tirar

En 1955 aparecía en la revista Life esta foto de una familia estadounidense celebrando el advenimiento de «La vida de usar y tirar», propiciada en parte por el plástico desechable. Los plásticos de un solo uso nos han facilitado la vida, pero también constituyen una gran parte de los residuos que hoy ahogan los océanos.

Foto: Peter Stackpole. Life Picture Collection/ Getty Images

42 / 120

Planta de reciclaje de Recology, San Francisco

Por la mayor planta de reciclaje que Recology opera en San Francisco pasan cada día entre 450 y 550 toneladas. Es una de las pocas plantas de Estados Unidos que aceptan bolsas, y en los últimos 20 años ha más que duplicado el tonelaje que recicla.

 

Foto: Randy Olson

43 / 120

Conglomerado de plástico

Hallado en la playa de Kamilo Point, en Hawai, el «plastiglomerado» es una roca que se forma cuando los detritos plásticos se funden –quizás en una fogata– con arena, rocas, conchas y coral. Los geólogos creen que se puede convertir en un marcador imperecedero de nuestro impacto sobre la Tierra.

Foto: Jeff Elstone. Identificado por Cahrles Moore, Patricia Corcoran y Kelly Jazvac

44 / 120

Planta de reciclaje de Dow Chemical, Freeport (Texas)

En la gigantesca planta de Dow Chemical en Freeport, Texas, las grandes moléculas de hidrocarburos de los combustibles fósiles se rompen a altas temperaturas para producir 1,65 millones de toneladas al año de etileno, el componente básico del polietileno, uno de los plásticos más utilizados.
 

Foto: Randy Olson

45 / 120

Reciclaje informal

Los trocitos de plástico de colores –que son recogidos, lavados y clasificados a mano– se dejan secar a orillas del Buriganga. Unas 120.000 personas trabajan en el sector del reciclaje informal en Dacca y alrededores, cuyos 18 millones de habitantes generan unas 10.000 toneladas de basura al día.

Foto: Randy Olson

46 / 120

Bola de billar fabricada en celuloide

Bola de billar del siglo XIX fabricada con celuloide, un plástico primitivo que empezó a utilizarse como alternativa al marfil de elefante, por entonces ya escaso.

 

Foto: Mark Thiesen, tomada en el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos, Smithsonian Institution.

47 / 120

Reciclaje de plástico en Bangladesh

En Bangladesh, bajo el puente de un tributario del río Buriganga, una familia quita las etiquetas de las botellas de plástico, que clasifica en verdes y transparentes para venderlas a un tratante de residuos. Estos recicladores ganan un promedio de 100 euros al mes.

 

Foto: Randy Olson

48 / 120

Vivir en un vertedero

Justo después del amanecer en Kalyan, en las afueras de Mumbai,  los recolectores de plástico comienzan sus rondas diarias en el basurero. A lo lejos, camiones de basura que entran desde la megaurbe india atraviesan la montaña de basura. La mujer que lleva la pieza de tela roja vive en el vertedero.
 




 

Foto: Randy Olson

49 / 120

Camiones cargados de botellas de plástico

Camiones cargados de botellas de plástico llegan a una planta de reciclaje de Valenzuela, Filipinas. Las botellas las han recogido de las calles de Manila los llamados recicladores; estos las venden a tratantes de residuos, quienes las llevan a esta planta. Tanto las botellas de plástico como los tapones se trituran, luego se revenden a eslabones superiores de la cadena de reciclaje y por último se exportan.

 

Foto: Randy Olson

50 / 120

Fragmentos de plástico en el estómago de un polluelo de albatros

Todos y cada uno de los fragmentos de plástico que componen esta imagen aparecieron en el estómago de un solo polluelo de albatros. Extraídas del ave a la que mataron, las piezas expuestas –desde los tapones de botella de la fila superior hasta los trocitos rotos de la inferior– representan «partes de algo que pudimos haber usado en el pasado", dice la fotógrafa Mandy Barker.

Foto: Mandy Barker