Medicina

1 / 100
Prototipo inicial de andamio de hidrogel fabricado con una impresora 3D

1 / 100

Prototipo inicial de andamio de hidrogel fabricado con una impresora 3D

Foto: CMAB-CSIC / IBEC.

Nanopartículas estimulantes del sistema inmunológico

2 / 100

Nanopartículas estimulantes del sistema inmunológico

Foto: Nicki Watson / W. M. Keck Microscopy Facility at Whitehead Institute/ MIT News

Centro de terapia de protones en Orsay, Francia

3 / 100

Centro de terapia de protones en Orsay, Francia

Foto: AgeFotostock

4 / 100

By the Pricking of My Thumbs Something Bloody This Way Comes

Fotografía finalista en la categoría: Hidden Worlds

La llema de un dedo humano contiene multitud de capilares, el más pequeño de todos los vasos sanguíneos. Esta imagen enseña una muestra del tejido de la punta del dedo que se tomó en la década de 1850 y se inyectó en ese momento con pigmento rojo para mostrar los capilares como una red minúscula e intrincada en tres dimensiones. La combinación de esta técnica temprana con los métodos modernos de imagen e iluminación, y la ampliación adecuada, muestra con gran detalle por qué incluso el corte más pequeño causa que estos capilares se desangren inmediatamente.

Foto: David Linstead, Wellcome Photography Prize

5 / 100

Male Breast Cancer, Ignorance is a Killer

Fotografía finalista en la categoría: Hidden Worlds

El cáncer de mama de Gerald solo se descubrió después de que hubiera alcanzado una etapa avanzada. Como muchas personas, pensó que solo las mujeres podían contraer la enfermedad, "hasta que esto casi me mata". Tomada mientras Gerald estaba en remisión, esta fotografía es parte de una serie de 20 retratos de hombres que han tenido cáncer de mama con el objetivo de crear conciencia de que la enfermedad puede afectar tanto a hombres como a mujeres. El fotógrafo continúa invitando a nuevos participantes a participar en la campaña.

Foto: Brent Stirton, Wellcome Photography Prize

6 / 100

Mapping SHIV Infection in the Body

Fotografía finalista en la categoría: Hidden Worlds

Visualizar datos genómicos complejos es difícil. En esta imagen, cada uno de los cuatro círculos coloreados muestra las mismas aproximadamente 100,000 células de los macacos rhesus, con células genéticamente y fenotípicamente similares agrupadas. Cada punto representa una sola célula y las líneas que los conectan reflejan cuán similares son. En el círculo inferior derecho, los glóbulos rojos son de monos infectados con el virus de inmunodeficiencia humana mientras que los azules representan los no infectados. Distinguir entre rojos y azules ayuda a mostrar qué células cambian y funcionan mal durante la infección, a pesar del tratamiento con medicamentos antirretrovirales.

Foto: Carly Ziegler et al, Wellcome Photography Prize

7 / 100

Healing Through Prayer

Fotografía finalista en la categoría: Social Perspectives

Yendani convive con una enfermedad mental. Fue llevado a la iglesia de Bokiccenag en Togo por su madre para ser curado por oraciones de sanación. En algunas partes de África occidental, se establecen campamentos religiosos para personas con enfermedades mentales, que pueden resultar encadenados par recibir una  oración como único tratamiento. Cuando se tomó esta fotografía, aproximadamente 15 adultos con problemas de salud mental fueron encadenados a árboles o postes mientras esperaban curarse a través de la oración.

Foto: Robin Hammond, Wellcome Photography Prize

8 / 100

I Feel Relaxed When I Play With String

Fotografía finalista en la categoría: Social Perspectives

Liam tiene autismo y encuentra que jugar con cuerdas le ayuda a relajarse. Los niños en el espectro del autismo tienen tics o comportamientos como batir las manos, hacer ruidos repetitivos o jugar con cuerdas, que les ayudan a enfrentar situaciones en las que experimentan una sobrecarga sensorial. Esta fotografía es de la serie "El mundo de Liam", un proyecto en curso que documenta la vida del hermano de 18 años de edad del fotógrafo. Cada imagen contiene leyendas escritas a mano por Liam.

Foto: Erin Lefevre, Wellcome Photography Prize

9 / 100

The Hidden Visible

Fotografía finalista en la categoría: Social Perspectives

Zahra, de 20 años, y Sana, de 13, son hermanas que tienen una enfermedad demasiado rara como para que los médicos la hayan identificado. Tienen síntomas mentales y físicos que incluyen alteraciones motoras y pérdida del cabello. En todo el mundo, se sabe que existen miles de enfermedades raras, que se suelen definir como las que afectan a menos de 1 persona de cada 2.000 en una población. En Irán, se han registrado 58 enfermedades de este tipo. Dichas enfermedades a menudo se heredan genéticamente y los hijos cuyos padres son parientes pueden correr un mayor riesgo de contraerlas. 

Foto: Mona Hoobehfekr, Wellcome Photography Prize

10 / 100

Big Brother

Fotografía finalista en la categoría: Social Perspectives

Justin y Jackie han estado quedando de vez en cuando durante más de 20 años y ambos comparten un diagnóstico de esquizofrenia. Esta condición de salud mental a largo plazo causa una variedad de síntomas psicológicos, que a menudo dan como resultado un comportamiento perturbado y un trastorno en la vida normal. Esta imagen es de un libro en el que el fotógrafo, el hermano de Justin, retrata íntimamente la lucha diaria con la esquizofrenia durante cinco años, desafiando los estigmas relacionados con la enfermedad mental y revelando a la persona más allá del diagnóstico.

Foto: Louis Quail, Wellcome Photography Prize

11 / 100

Martin - Locked-in Syndrome

Fotografía finalista en la categoría: Social Perspectives

Después de sufrir un derrame cerebral en 2008, Martin -no es su nombre real- pasó años viviendo con síndrome de enclaustramiento. Necesitaba atención las 24 horas y tuvo que pasar todo su tiempo en una cama especialmente adaptada. Su única forma de comunicarse era usar una pantalla sobre la cama que registraba los movimientos de sus ojos para seleccionar letras, deletreando gradualmente y pronunciando sus palabras. Decidió que quería morir y buscó el derecho de tomar el control del final de su vida, pero según la ley británica, ni sus médicos ni su familia podían ayudarlo. Murió, en 2016, de sepsis.

Foto: David Levene, Wellcome Photography Prize

12 / 100

Dad

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Esta es una de las imágenes de la familia de la fotógrafa después de que a su madre le diagnosticaron un cáncer cerebral secundario terminal, que luego se extendió a la columna vertebral. Su padre era el cuidador principal durante la enfermedad, y aunque la situación era a veces insoportable, rara vez revelaba su vulnerabilidad. La serie muestra
momentos intensamente íntimos y personales, pero también alude a una historia más amplia de lucha, pérdida y dolor compartidos por tantas personas cuyas vidas han sido afectadas por el cáncer.

Foto: Lauren Forster, Wellcome Photography Prize

13 / 100

Awake Heart Surgery

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Este hombre es una de las más de 600 personas que se someten a una forma pionera de cirugía a corazón abierto en el Hospital Wockhardt y el Instituto del Corazón de Bangalore desde 1999. En lugar de anestesia general, su cuerpo ha sido adormecido con una epidural en el cuello, por lo que permanece despierto. Al realizar la cirugía de esta manera, los médicos pueden obtener una mejor idea de cómo reacciona su cuerpo, incluida la respiración y la función cerebral, e incluso mantener la comunicación con él durante el procedimiento.

Foto: Tom Parker, Wellcome Photography Prize

14 / 100

Saving Sight

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Thubo Paul opera los ojos de un paciente de 13 años. Las principales causas de la ceguera en Sudán del Sur son las cataratas, el tracoma y la oncocercosis, una infección parasitaria conocida como la ceguera de los ríos. El tracoma, causado por un mal saneamiento e higiene, es la causa más común de ceguera en Nasir, donde durante una visita de diez días, el equipo médico de Sightsavers realizó 216 operaciones de tracoma y cataratas sin agua corriente ni electricidad.

Foto: Adriane Ohanesian, Wellcome Photography Prize

15 / 100

Liberias Midwives of Tomorrow

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Estos estudiantes de segundo año se están preparando para una sesión de prácticas en un hospital remoto en el condado de Bong, Liberia. En este laboratorio de simulación de partos, equipado con maniquíes donados practicarán los  procedimientos que ayudarán a salvar las vidas de las nuevas madres y sus bebés en todo el país. Esta es una de las seis escuelas de de matronas en Liberia, tres de las cuales se encuentran en áreas rurales donde el cuidado materno es más escaso.

Foto: Erica Tronsco, MCSP Liberia, USAID, Wellcome Photography Prize

16 / 100

Dismuss and His Malaria Ambulance

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Dismuss usa su ambulancia - bicicleta para transportar a un niño con malaria a la clínica más cercana. Es un trabajador voluntario en el distrito de Chongwe, y está capacitado para evaluar enfermedades comunes y administrar medicamentos básicos. Su prioridad es transportar casos más graves de malaria a la clínica, a 14 kilómetros de distancia, donde se puede tratar a los pacientes. 

Foto: Brent Stirton, Wellcome Photography Prize

17 / 100

Katies New Face

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

A la edad de 21 años, Katie se convirtió en la persona más joven en recibir un trasplante de rostro completo. Este fue el momento crítico después de que la cara del donante fuera separada quirúrgicamente antes de ser transferida a Katie. Hubo un completo silencio en la sala mientras el equipo quirúrgico asimilaba la gravedad de su misión. El procedimiento de transformación duró más de 30 horas y fue realizado por un equipo de unos 30 profesionales médicos en la Clínica Cleveland en Ohio.

Foto: Lynn Johnson, Wellcome Photography Prize

18 / 100

Zora the Robot Care-Giver, Dmitry Kostyukov, Wellcome Photography Prize

Fotografía finalista en la categoría: Medicine in Focus

Esta mujer de un centro de enfermería de las afueras de París ha desarrollado un vínculo emocional con la robot Zora. Hay al menos 15 de estos robots actualmente en uso en entornos de atención médica en Francia, y más en todo el mundo, incluyendo Australia, los Estados Unidos y otros lugares de Europa. Controlada de forma remota por una enfermera, Zora puede ayudar a las personas con la comunicación y brindar comodidad y entretenimiento a los pacientes. Algunas personas responden muy positivamente a la interacción con Zora, otras la ignoran completamente

Foto:

19 / 100

Pakistan Floods

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

La gente en un pueblo paquistaní inundado se apresura a buscar raciones de comida que les entrega un helicóptero del ejército desde el aire mientras luchan contra la corriente. Estas inundaciones sin precedentes afectaron a aproximadamente 20 millones de personas y destruyeron hogares, cultivos e infraestructura, dejando a millones de ellas vulnerables a la desnutrición y las enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera. Las estimaciones del número total de personas muertas varían de 1.200 a 2.200, mientras que aproximadamente 14 millones de personas se quedaron sin hogar.

Las inundaciones de Pakistán en 2010 fueron el resultado de un récord de lluvias del monzón. A medida que nuestro planeta continúa cambiando de una manera sin precedentes en la historia de la humanidad, la amenaza directa para la salud se vuelve cada vez más urgente. 

Foto: Daniel Berehulak, Wellcome Photography Prize

20 / 100

Clean Up

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

Durante la crisis del Ébola de 2014, el Hospital Connaught fue el principal centro de referencia en Sierra Leona. Hubo una oleada abrumadora de pacientes, y muchos miembros del personal se infectaron e incluso murieron. El hospital casi se vio obligado a cerrar, pero gracias al coraje y el compromiso de numerosos trabajadores de la salud como este, se mantuvo abierto. 

Cuando pensamos en cómo los hospitales salvan vidas, no siempre nos imaginamos al limpiador. Pero sin protocolos rigurosos de desinfección y esterilización, los hospitales pueden poner en riesgo las vidas que intentan salvar. Y durante una gran epidemia, el trabajo del personal de limpieza se vuelve vital para minimizar los índices de infección.

Foto: Michael Duff, Wellcome Photography Prize

21 / 100

Virus Hunters

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

Científicos en Kenia examinan a un babuino para detectar signos de enfermedad. Están estudiando una gran variedad de animales, incluidos primates, murciélagos y pequeños carnívoros, para tratar de comprender mejor cómo se transmiten las enfermedades entre animales y humanos. Este conocimiento ayudará a los investigadores, trabajadores de la salud y al gobierno a prepararse para infecciones emergentes y permitirá respuestas rápidas en caso de darse el brote de alguna epidemia

Una enfermedad zoonótica es una enfermedad que puede transmitirse de animales a los seres humanos, ya sea directa o indirectamente, como la rabia o la tuberculosis.

 

Foto: David Chancellor, Wellcome Photography Prize

22 / 100

Self-Harm - The Teenage Epidemic

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

Alan, de 18 años, tiene una historia de autolesiones que se remonta varios años. Este retrato es de una serie llamada "Los mejores días de su vida" cuyo objetivo es aumentar la concienciación sobre las autolesiones entre los jóvenes y sobre temas de salud mental más amplios. En lo que muchos describen como una "epidemia",cada vez  más y más jóvenes en el Reino Unido están siendo hospitalizados como resultado de estas autolesiones, y las tasas de trastornos emocionales entre los niños han aumentado considerablemente en lo que llevamos de siglo. 
 

Foto: Jude Wacks, Wellcome Photography Prize

23 / 100

Suspected Ebola Case

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

A un hombre sospechoso de tener ébola se le mide la temperatura en una clínica administrada por la ONG Emergency en Sierra Leona. Los termómetros como este no siempre son efectivos, pero permiten que los pacientes sean examinados sin contacto físico. Si el resultado es positivo, se le llevará al centro de tratamiento de ébola más cercano,  donde el personal médico está mejor preparado para brindarle una atención integral y mejorar sus posibilidades de supervivencia y recuperación.

Foto: Marcello Bonfanti, Wellcome Photography Prize

24 / 100

Hold Me Mother

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

João nació con microcefalia: tiene una cabeza más pequeña de lo normal y un cerebro poco desarrollado. Esta condición, que alguna vez fue rara, se está volviendo más común en Brasil debido a los brotes de Zika. Muchas familias luchan para hacer frente a las necesidades de los niños con microcefalia, pero estos cada vez más son abandonados con más frecuencia. Es el caso de Joao, que .ás tarde fue adoptado por Marilene. 

En octubre de 2015, Brasil informó sobre un vínculo entre las infecciones por Zika en mujeres embarazadas y los casos de microcefalia en sus bebés recién nacidos. La condición puede causar discapacidades físicas a largo plazo, pero los investigadores han descubierto recientemente que ciertos tratamientos dentro de los primeros seis meses de infancia, como la fisioterapia, pueden reducir estos efectos.

Foto: Felipe Fittipaldi, Wellcome Photography Prize

25 / 100

Night Watch

Fotografía finalista en la categoría: Outbreak

Un guardabosques atrapa un murciélago para detectar si tienen la rabia como parte de un programa para monitorear la propagación del virus en Tailandia. Los veterinarios y los guardabosques realizan la tarea altamente cualificada de recolectar saliva, sangre, orina y heces de murciélagos y otros animales que pueden transmitir enfermedades infecciosas a las poblaciones humanas cercanas. Estas infecciones también incluyen la enfermedad de Weil, la hepatitis y el virus Nipah, que pueden causar inflamación del cerebro.

En 2018, Tailandia experimentó su peor epidemia de rabia desde hace una década, durante la cual se detectaron 1.496 animales infectados y murieron 17 personas. Como parte de la respuesta de emergencia, se ha introducido la vacunación masiva en todo el país junto con un programa de monitoreo proactivo que quiere eliminar la rabia para el año 2020.

 

Foto: Lippanon Pipatananta, Wellcome Photography Prize

26 / 100

Florence Nightingale

Florence Nightingale decidió a los 24 años dedicarse a cuidar de los más desfavorecidos. Con esa idea entró a trabajar en una clínica privada de Londres donde empezó a transformar el oficio de enfermera y mejorar la atención de los enfermos. La implementación de sus métodos en la guerra de Crimea y la mejora de las condiciones de los heridos le dio el reconocimiento internacional. Sobre estas líneas, Florence Nightingale hacia 1854.

FOTO: Getty Images

27 / 100

Hospital de guerra

Florence Nightingale atiende a los heridos en la guerra de Crimera en el hospital de Scutari. La enfermera impuso una simples reglas de higiene, como airear y limpiar a fondo las salas de hospitalización, lavar a los pacientes y cambiar las sábanas o preparar comidas sanas para los enfermos, que mejoraron notablemente la situación en poco tiempo.

FOTO: Bridgeman / ACI

28 / 100

Mary Seacole

Mary Jane Seacole, de padre escocés y madre jamaicana, viajó con sus propios medios a Crimea, donde asistió a los heridos de guerra desde un hotel próximo al frente con tanto o más éxito que Florence Nightingale.

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

29 / 100

Una presencia reconfortante

Los testigos de la época destacaban que además de los cuidados médicos, Florence Nightingale reconfortaba a los enfermos hablando con ellos, escribiendo cartas a sus famlilias o quedándose a su lado toda una noche. En la imagen, Nightingale  sostiene su lámpara mientras visita a los heridos en Crimea.

FOTO: Scala, Firenze

30 / 100

Celebridad a su pesar

Aunque ella rehuía la fama, Florence pronto se convirtió en una celebridad. Los periódicos hablaban de ella como de una heroína y la gente se apasionaba por su dedicación. Arriba, en la portada del Illustrated Times el 2 de febrero de 1856.

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

31 / 100

Testamento de Heiligenstadt

Esta carta fue escrita por Beethoven en esta localidad en 1803.

FOTO: AKG / Album

32 / 100

Vista de Heiligenstadt

La población de Heiligenstadt a principios del siglo XX. Acuarela por Johann Tobias Raulino. Museo Municipal, Viena.

FOTO: Dagli Orti / Aurimages

33 / 100

Trompetilla de Beethoven

Fue fabricada por el inventor Johann Mäzel para Beethoven, aunque no se sabe si éste llegó a utilizarla.

FOTO: Granger / Aurimages

34 / 100

Orfila, la eminencia parisina

En 1841, Mateu Orfila i Rotger (1787-1853) era  la máxima eminencia de la toxicología en Francia. Su palabra bastó para condenar a Marie Lafarge por envenenamiento. Más tarde, otros pusieron en duda sus métodos. Él se defendió con demostraciones como la que ilustra esta caricatura.

FOTO: SPL / AGE Fotostock

35 / 100

¿Veneno o enfermedad?

Los síntomas del envenenamiento con arsénico son muy vagos y pueden confundirse fácilmente con los de enfermedades como el cólera, que había llegado a Europa hacía poco tiempo –en la década de 1830– y de la que no sospecharon. Sobre estas líneas, La epidemia de cólera de París en 1832. Museo Carnavalet, París.

FOTO: Dagli Orti / Aurimages

36 / 100

Nepeta cataria

La hierba gatera tiene un efecto tóxico bien conocido y causado por la nepetalactona, un tipo de sustancia química de la familia de los terpenos.

Foto: John Innes Centre

37 / 100

Gerhard Gerhard Domagk

Gerhard Domagk recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1939 por el descubrimiento de los efectos antibacterianos del Prontonsil. Durante el siglo XIX, los médicos descubrieron que muchas enfermedades son causadas por infecciones y ataques de microorganismos. Esto llevó a la búsqueda de preparaciones químicas para combatir las bacterias y otros microorganismos. Se pensó que el desafío era imposible, pero en 1932, Gerhard Domagk y sus colegas demostraron en experimentos con ratones que las sulfonamidas podrían usarse para combatir las bacterias que causan el envenenamiento de la sangre. El descubrimiento se convirtió en la base de una serie de medicamentos que constituiría el primer tipo de antibiótico.

Foto: The Nobel Foundation archive

38 / 100

Adolf Friedrich Johann Butenandt

Butenandt recibió el Premio Nobelen 1939 por su trabajo sobre las hormonas sexuales. Las hormonas son sustancias que transfieren señales entre las células y los órganos del cuerpo y regulan las funciones corporales. En la década de 1930, Adolf Butenandt contribuyó al mapeo de varias hormonas que se aplican específica y respectivamente a hombres y mujeres. Tras determinar la composición de la hormona sexual femenina, el estrógeno, pudo determinar su estructura así como la de una hormona relacionada, el estriol. También fue capaz de producir una hormona sexual masculina de forma pura por primera vez y de determinar su composición química, la cual fue llamada androsterona.

Foto: The Nobel Foundation archive

39 / 100

Los investigadores han logrado instalar fotorreceptores en una superficie curva, un paso previo al ojo biónico.

Foto: University of Minnesota, McAlpine Group

40 / 100

Katie antes del accidente que la desfiguró

Esta es la cara que tenía Katie hasta 2013.

Foto: Familia Stubblefield

41 / 100

8 meses y 23 días después del trasplante

Determinados a ayudar a Katie a llevar una vida lo más normal y plena posible, Robb y Alesia dejaron aparcadas las suyas durante más de cuatro años. Luchando contra el agotamiento, apoyándose en su fe en Dios, acompañan a su hija en sus infinitas citas médicas y sesiones de terapia. Nunca dejan de buscar maneras de mejorar la visión de Katie, entre ellas la posibilidad de un trasplante de córnea. A medio plazo piensan quedarse en Cleveland, cerca del hospital y los médicos de Katie. 

Foto: Maggie Steber

42 / 100

El germen homicida

La gripe está causada por varios virus muy parecidos entre sí, pero solo una cepa (el tipo A) está relacionada con las epidemias mortales. La pandemia de 1918 la causó un virus del tipo A conocido como H1N1, probablemente de origen aviar. En esta imagen se observan partículas de ese virus reproducidas en un laboratorio.

FOTO: SPL / AGE Fotostock

43 / 100

El estallido de la epidemia

Pacientes de la epidemia de gripe de 1918 en el hospital del acuartelamiento estadounidense de Fort Riley, donde se registraron los primeros casos.

FOTO: SPL / AGE Fotostock

44 / 100

Gripe española en España

España se mantuvo neutral en la primera guerra mundial y sus medios no estuvieron sometidos a la férrea censura de los países beligerantes. Estos recortes del diario ABC de otoño de 1918 dan cuenta de los estragos producidos por la segunda oleada de la epidemia, la más mortífera.

FOTO: ABC.1918

45 / 100

Profilaxis

Un hombre y una mujer protegen su boca y su nariz con máscaras en las calles de Londres. Las medidas de prevención tuvieron escaso éxito ante el avance de la enfermedad.

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

46 / 100

Tejido infectado

Bloques de parafina con tejido de víctimas de la pandemia de gripe de 1918.

FOTO: SPL / AGE Fotostock

47 / 100

Epidemia mortal

La tuberculosis provocaba un lento declive físico caracterizado por pérdida de peso, palidez y ojos hundidos. Este óleo de Luis Jiménez Aranda representa la visita del cirujano jefe a los pacientes de un hospital. Museo del Prado, Madrid.

FOTO: Oronoz / Album

48 / 100

Prioridad sanitaria

La muerte de Alfonso XII dio un gran impulso a las políticas de salud pública en relación a la tuberculosis. En la imagen, un botiquín de finales del siglo XIX.

FOTO: DEA / Album

49 / 100

Unas ambulancias muy primitivas

Varios soldados llevan a los heridos a una ambulancia volante de Larrey en 1809. Este cuadro se encuentra en el Museo del Hospital de Val-de-Grace, París.

Foto: Scala

50 / 100

Staphylococcus aureus