Literatura

101 / 121

101 / 121

Lviv, Ucrania

Al oeste de Ucrania, Lviv, “la ciudad del león”, tiene una población de alrededor de 723.000. La ciudad muestra su herencia polaca en su literatura y su arquitectura con un paisaje urbano salpicado de librerías, bibliotecas, museos, teatros e iglesias de cúpulas verdes. Lviv se convirtió en la decimoquinta ciudad de la literatura de la UNESCO en diciembre de 2015 y alberga 45 librerías, 174 bibliotecas y 54 museos. Sus bibliotecas sirven a 334.000 lectores, que representa alrededor del 45% de la población de la ciudad. Cada año celebran su propio festival literario. Su historia está ligada a la imprenta en Europa del Este, pues es cuna de la imprenta más antigua aún activa. ¡Llevan imprimiendo desde 1586! La primera mención de la ciudad es literaria, en la Crónica de Galitzia y Volinia, de 1256.

Foto: Gtres

102 / 121

Tartu, Estonia

La ciudad de Tartu es la segunda ciudad más grande de Estonia, con una población de 97.000 habitantes. Se convirtió en la decimocuarta ciudad de la literatura de la UNESCO en diciembre de 2015. La importancia de esta ciudad radica en ser pionera en la defensa de la cultura del país y del estonio como lengua. A lo largo del año se celebran distintos festivales literarios. Dos instituciones promueven los estudios y cultura de Estonia: la Universidad de Tartu y Museo Literario Estonio. En esta ciudad la creatividad es una empresa. Por si buscas algo que leer, Oskar Luts es su novelista más importante.

Foto: Flying Saucer

103 / 121

Ulyanovsk, Rusia

Ulyanovsk, ciudad de más de medio millón de personas en las orillas del río Volga, al este de Moscú, fue la cuna de Lenin. Se convirtió en la duodécima ciudad UNESCO de literatura en diciembre de 2015. Es famosa por sus poetas, por la tradición de los salones literarios y por ser la ciudad del novelista Ivan Goncharov, padre del perezoso más famoso de la literatura: Oblomov, un joven aristócrata incapaz de tomar decisiones y que se pasaba el día en la cama. El personaje da nombre a un festival literario (“Get off the sofa!”) que se celebra en la ciudad cada año. Hoy al joven aristócrata no le faltaría razones para saltar del sofá, porque en Ulyanovsk hay más de 30 librerías, dos grandes editoriales, 39 bibliotecas públicas y la Biblioteca Especial Regional Ulyanovsk. También hay una biblioteca gratuita en el aeropuerto y más de 200 bibliotecas escolares.

Foto: CC

104 / 121

Praga, República Checa

La capital de la República Checa vive desde la caída del comunismo y el regreso a la democracia, en 1989, una verdadera explosión cultural. La ciudad de Praga, de aproximadamente 1,24 millones de personas, tiene una de las escenas culturales más interesantes de Europa. La lista de autores famosos que pasearon por sus calles es larga: Franz Kafka, Max Bod, el poeta Rainer Maria Rilke, o novelistas de la talla de Milan Kundera. De forma paralela, la industria editorial es muy importante en la ciudad. La Charles University es la universidad más antigua de Europa central. Se encuentran auténticas maravillas como la de la foto: la biblioteca del monasterio de Strahov.

Foto: Gtres

105 / 121

Granada, España

Granada se convirtió en una nueva Ciudad de la Literatura en diciembre de 2014. La ciudad ha sido inspiración literaria desde tiempos del al-Andalus. Parece que la poesía se encuentra a gusto con la Alhambra como telón de fondo. Federico García Lorca dejó su legado en forma de versos. La ciudad tiene un ambiente universitario muy animado y suele haber eventos literarios y culturales durante todo el año.

Foto: Gtres

106 / 121

Heildelberg, Alemania

Esta es una bella ciudad a orillas del río Neckar, en el suroeste de Alemania, en el valle del Rin. Heildelberg es el hogar de la universidad más antigua de Alemania, The Ruperto Carola University. Siempre ha sido un centro de aprendizaje y literatura y ha recibido a escritores famosos como Johann Wolfgang von Goethe, autor de Fausto, y los grandes escritores románticos Clemens Brentano, Bettina von Arnim y Friedrich Hölderlin. Tal vez por influencia de su antiguo castillo, esta fue la cuna del romanticismo alemán del siglo XIX.

Foto: Gtres

107 / 121

Dunedin, Nueva Zelanda

¿Qué hay en esta remota ciudad de Nueva Zelanda para que forme parte de las Ciudades Literarias de la UNESCO? Tal vez sea que Dunedin es el hogar ancestral del pueblo Kāi, cuyas leyendas contadas de forma oral es una tradición de siglos. Pero no solo eso. Resulta que Dunedin ha sido el hogar de muchos de los escritores y poetas más célebres de Nueva Zelanda desde el siglo XIX, incluyendo al poeta Thomas Bracken, el autor del himno nacional del país. Además, su biblioteca fue la primera pública y libre del país. Se da el caso de que muchos escritores e ilustradores de libros para niños viven y trabajan en Dunedin. Por si fuera poco, la ciudad, enclavada en la bahía de Otago, tiene unos paisajes de ensueño.

Foto: Gtres

108 / 121

Cracovia, Polonia

Cracovia es la cuna de la lengua y literatura polaca y es la ciudad de los premios Nobel polacos de la literatura, con autores como la poeta Wislawa Szymborska y Czesław Miłosz. Más que cualquier otra forma literaria, Cracovia es conocida por su poesía.Varios cientos de poetas trabajan y escriben aquí. En la ciudad se encuentran algunos de los scriptoriums y de las bibliotecas más hermosas y valiosas del mundo. Se celebran varios festivales de literatura como el Miłosz Festival y Conrad Festival.

Foto: Gtres

109 / 121

Norwich, Inglaterra

Julian de Norwich es la autora del el primer libro en inglés escrito por una mujer en 1395. Parece justo, pues, que fuera nombrada la sexta Ciudad Literaria de la UNESCO. Desde aquellos años, Norwich ha vivido al ritmo de las novedades literarias. A la ciudad no le faltan librerías para ello; por ejemplo, The Book Hive fue inaugurada en 2009 y es una de las mejores librerías independientes de Gran Bretaña. Es la primera ciudad-refugio del Reino Unido para escritores amenazados desde 2007 y fue miembro fundador de la Red Internacional de Ciudades de Refugio (ICORN).

Foto: CC

110 / 121

Reykjavik, Islandia

Esta fue la primera ciudad de no habla inglesa en unirse a la Red de Ciudades de la Literatura. Es la capital cultural de Islandia y el escritor Arnaldur Indridason es la sensación literaria del país, y, de paso, uno de los reyes de la novela negra contemporánea. Sorprendente, ya que Reykjavik es una de las ciudades más limpias y acogedoras del mundo. Islandia es el país del mundo que publica más títulos per cápita que casi cualquier otro.

Foto: Gtres

111 / 121

Dublín, Irlanda

No podía faltar Dublín en esta lista. Si hasta tienen un día dedicado a un libro: es por el Ulises de James Joyce que en la ciudad se celebra el Bloomsday cada 16 junio. Ese día es normal ver a gente caracterizada como en la época que se refleja en la famosa novela. La lista de escritores famosos es impresioannte: Oscar Wilde, Bram Stoker, James Joyce, WB Yeats, Samuel Beckett, Jonathan Swift. Tienen nada más y nada menos que cuatro autores Premio Nobel: George Bernard Shaw, WB Yeats, Samuel Beckett y Seamus Heaney. Y por si todo esto fuera poco, en Dublín, la literatura sabe a pintas, y un pub puede ser el mejor lugar del mundo para encontrar la inspiración. Muchos escritores, por lo menos, la encontraron.

Foto: Gtres

112 / 121

Iowa, Estados Unidos

En Iowa fue donde se creó el primer Máster de Escritura Creativa del mundo, en 1936. Y algo deben saber porque esta ciudad ha producido más de 25 autores ganadores del premio Pulitzer desde 1955. Dicen que en la ciudad de Iowa, la mitad de su población se dedica a escribir, y la otra mitad aspira a hacerlo. Tal vez sea por ello que durante el año se celebran distinto festivales y concursos literarios. Una de las librerías más emblemáticas de Estados Unidos esté aquí, la Prairie Lights a la que acuden clientes como Barack Obama.

Foto: Gtres

113 / 121

Melbourne, Australia

Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, fue la segunda Ciudad de la Literatura nombrada por la UNESCO, en agosto de 2008. La urbe tiene una red de bibliotecas espectacular y hay una gran cantidad de librerías. La City Basement Books es famosa por estar decorada como si fuera un lugar de "Alicia en el País de las Maravillas"

Foto: Donald Lachlan

114 / 121

Edimburgo, Escocia

Edimburgo fue la primera Ciudad de la Literatura de la UNESCO en 2004. Una ciudad que siempre fue una potencia literaria y que tiene una nómina de escritores de la que se enorgullecen con autores como Walter Scott o Robert Louis Stevenson. Por sus antiguos cafés, escribió JK Rowling las primeras páginas de su famosa serie de Harry Potter. El Festival Internacional del Libro de Edimburgo es el mayor del mundo, se celebra cada agosto y dura casi dos semanas, tiempo suficiente para que pasen por allí más de 800 escritores. Pasear por sus calles es un placer para los amantes de libros, donde encontrarán más de 50 librerías y toda la inspiración literaria posible.

Foto: Gtres

115 / 121

'Virgilio Vaticano'

Folio 69 recto.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

116 / 121

'Virgilio Vaticano'

Folio 60 verso.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

117 / 121

'Virgilio Vaticano'

Folio 43 verso.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

118 / 121

'Virgilio Vaticano'

Folio 40 verso.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

119 / 121

'Virgilio Vaticano'

Folio 31 verso.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

120 / 121

'Virgilio Vaticano'

El Folio 22 recto incluye una ilustración de la Eneida que muestra a Creúsa tratando de retener a su marido Eneas, que se va a la guerra.

Imagen: Biblioteca Apostolica Vaticana

121 / 121

Lord Byron

El poeta vestido con una indumentaria típica albanesa. Retrato por Thomas Phillips. 1835. National Portrait Gallery, Londres.

Foto: ALBUM