Huracanes

1 / 13

1 / 13

La temperatura del agua del mar

La primera condición necesaria para la formación de un huracán es que las aguas del océano superen los 26ºC, pues a partir de este valor se produce una evaporación significativa y un aporte de humedad al sistema tormentoso que hace que llegue a tener una constitución sólida y acabe formando un huracán. Por debajo de este valor los huracanes no se formarán o se debilitarán rápidamente una vez se muevan en aguas por debajo de este umbral.

Foto: CordonPress

2 / 13

Distancia al ecuador

No hay huracanes en el ecuador y esto es debido a la fuerza de Coriolis ya que sin ella los huracanes no se formarían. Dicha fuerza de Coriolis aparece debido a la rotación terrestre sobre su eje y dado que esta es máxima en los polos y mínima en el ecuador, los huracanes no pueden formarse alrededor de los 5º norte y sur del ecuador. Esta fuerza es la responsable de que las bajas presiones —y huracanes— giren en sentido antihorario y los anticiclones en sentido horario en el hemisferio norte. 

Foto: NASA

3 / 13

La cizalladura del viento

La cizalladura del viento es básicamente la diferencia en la velocidad o dirección de este entre dos puntos en la atmósfera. Para que pueda formarse y mantenerse un huracán es necesario que exista una baja cizalladura, especialmente en las capas altas, puesto que, sino ocurre, la parte inferior se desacopla de la superior.

Foto: CordonPress

4 / 13

Alta humedad

Además del aporte de humedad que se pueda producir en la evaporación propia de las aguas del océano es necesario que se mantengan los valores altos de humedad relativa desde la superficie hasta los niveles medios de la atmósfera.

Foto: CordonPress

5 / 13

Los modelos climáticos no son fiables y son demasiado sensibles al dióxido de carbono

Esta afirmación es incorrecta y demuestra un pobre entendimiento acerca del funcionamiento de los modelos, a la par que menosprecia el alcance del cambio climático. Existe una amplia gama de modelos climáticos, desde aquellos que se ocupan de mecanismos específicos, como puede ser los ciclos de las nubes, hasta los modelos de circulación general (MCG), los cuales se utilizan para predecir el clima futuro de nuestro planeta.

Hay más de 20 centros en todo el mundo en los que algunas de las personas más inteligentes del planeta han dado forma y dirigen modelos de circulación general que contienen millones de líneas de código que representan la vanguardia de lo se conoce sobre el sistema climático. Estos modelos se someten continuamente a pruebas con datos históricos y paleoclimáticos, así como con acontecimientos climáticos independientes, como grandes erupciones volcánicas, para confirmar que reconstruyen el clima de manera correcta (como, de hecho, así es).

Foto: NASA

6 / 13

Huracán Dorian

Foto: ESA / Copernicus Sentinel data

7 / 13

El gigantesco huracán Florence desde el espacio

Espectacular imagen tomada por el astronauta Alexander Gerst el 12 de septiembre de 2018, desde la Estación Espacial Internacional (ISS), a 400 km de altura. Tras realizarla comentó: "¡Cuidado, América! El huracán Florence es tan enorme que solo pudimos capturarla con un objetivo súper gran angular desde la Estación Espacial Internacional, a 400 km directamente sobre el ojo. Prepárense en la costa este, es una pesadilla que se dirige hacia vosotros".

Foto: ESA

8 / 13

El ojo del huracán Florence

Espectacular imagen del ojo del huracán categoría 4. Como comentó el autor de la foto, el astronauta Alexander Gerst, desde la ISS, "¿Alguna vez has mirado por el ojo de un huracán de categoría 4? Es escalofriante, incluso desde el espacio".

Foto: ESA

9 / 13

Un huracán categoría 4

A finales de agosto de 2018 las aguas del Atlántico se calentaron, generando un caldo de cultivo perfecto para la gestación de los huracanes. La consecuencia fue este enorme huracán, Florence, que puso en alerta a Estados Unidos.

Foto: ESA

10 / 13

El huracán Patricia se aproxima a México

Foto: NASA / Scott Kelly

11 / 13

El huracán Harvey

El satélite GOES-Este de la NOAA nos proporciona una imagen en luz visible de la tormenta tropical Harvey el miércoles 30 de agosto de 2017 tras alcanzar tierra firme al oeste de Cameron, en el estado de Louisiana, Estados Unidos.

Foto: NASA / NOAA GOES Project

12 / 13

Desde la Estación Espacial Internacional

Fotografía tomada por el astronauta de Randy Bresnik desde la Estación Espacial Internacional el 28 de agosto de 2017.

Foto: NASA

13 / 13

Huracán Matthew

Las anomalías atmosféricas son cada vez más frecuentes y potentes. En la foto tomada el 4 de octubre de 2016, vemos al huracán tocar tierra en el suroeste de Haití como una tormenta de categoría de 4, la tormenta más fuerte registrada en  los últimos 50 años.

Foto: NASA