Fósiles

1 / 466
Huella de una cría de elefenta de colmillos planos hallada en Matalascañas, Huelva

1 / 466

Huella de una cría de elefante de colmillos planos hallada en Matalascañas, Huelva

Las huellas representan la evidencia de la presencia del elefante de colmillos rectos en el sur de Europa

Foto: Neto de Carvalho et al.

Detalle del colmillo de mamut analizado por los científicos

2 / 466

Detalle del colmillo de mamut analizado por los científicos

La tinción azul se usó para revelar líneas de crecimiento. Se tomaron muestras a lo largo del colmillo utilizando láseres y otras técnicas, lo que permitió el análisis de isótopos que proporcionó un registro de la vida del mamut.

Foto: JR Ancheta / University of Alaska Fairbanks

Mat Wooller, autor del estudio posa entre la colección de colmillos de mamut del Museo del Norte de la Universidad de Alaska

3 / 466

Mat Wooller, autor del estudio posa entre la colección de colmillos de mamut del Museo del Norte de la Universidad de Alaska

Mat Wooller, autor del estudio posa entre la colección de colmillos de mamut del Museo del Norte de la Universidad de Alaska.

Foto: JR Ancheta / University of Alaska Fairbanks

Colmillo de mamut dividido en la instalación de isótopos estables de la Universidad de Alaska Fairbanks

4 / 466

Colmillo de mamut dividido en la instalación de isótopos estables de la Universidad de Alaska Fairbanks

Foto: JR Ancheta / University of Alaska Fairbanks

Vista ampliada de las microestructuras de los potenciales fósiles hallados

5 / 466

Vista ampliada de las microestructuras de los potenciales fósiles hallados

Foto: Turner E. at al

Fósiles humanos ilustran la variación del tamaño de cráneos y del cuerpos durante el Pleistoceno

6 / 466

Fósiles humanos ilustran la variación del tamaño de cráneos y del cuerpos durante el Pleistoceno

Foto: Manuel Will

Mtoto

7 / 466

Mtoto

A. Vista externa del molde principal extraído de Panga ya Saidi con el esqueleto parcial articulado

B. Vista externa del lado izquierdo del cráneo y la mandíbula de Mtoto

Foto: Martinón-Torres, et al., 2021

Yacimiento arqueológico en la boca de la Cueva de Panga ya Saidi, en Kenia

8 / 466

Yacimiento arqueológico en la boca de la Cueva de Panga ya Saidi, en Kenia

Foto: Mohammad Javad Shoaee

Primer plano del cráneo de lobo gris de 40.000 años de antigüedad.

9 / 466

Primer plano del cráneo de lobo gris de 40.000 años de antigüedad.

Foto: Danielle Fraser / Canadian Museum of Nature

10 / 466

Fósil de Aragomantispa lacerata hallado en el yacimiento de Sant Just

Foto: Scientific Reports

11 / 466

Detalle de la pata delantera de Aragomantispa lacerata

Foto: Scientific Reports

12 / 466

Reconstrucción del aspecto de Vallibonavenatrix cani

Foto: José Antonio Peñas

13 / 466

Kamuysaurus japonicus

Esquema de la reconstrucción del esqueleto mostrando las piezas halladas del espécimen.

Foto: Kobayashi et al

14 / 466

Vista lateral del cráneo MRD-VP-1/1

Australopithecus anamesis es el miembro más antiguo del género australopitecos. Las similitudes con la dentición del cráneo fósil encontrado con los restos previos ya conocidos han permitido identificarlo como miembro de esta especie

Foto: Museo de Historia Natural de Cleveland

15 / 466

Cráneo de 'Australopithecus afarensis

Hasta ahora, los especímenes más antiguos de este género extinto de homínidos, A. anamesis, –que datan de hace entre 4,2 y 3,9 millones de años–, era conocidos principalmente por fósiles de mandíbulas y dientes, mientras que las especies más jóvenes, A. afarensis (en la imágen) , –de hace 3,5 y 2 millones de años– estaban representadas por múltiples calaveras.

Foto: Dale Omori / Cortesía del Museo de Historia Natural de Cleveland

16 / 466

Mandíbula de la niña de la Cueva de Scladina

Foto: J. Eloy / Awem / Archéologie Andennaise

17 / 466

Fémur del neandertal de la Cueva de Hohlenstein-Stadel

Foto: Oleg Kuchar, Museum Ulm

18 / 466

Análisis del fósil

a. Imagen del fósil; b Modelo a escala de Ambopteryx longibrachium 1/10 mm; c. melanosomas del ala membranosa ; d. Histología del contenido óseo

Foto: Min Wang

19 / 466

Mandíbula de Xiahe

La mandíbula Xiahe, representada solo por la mitad derecha, fue encontrada en 1980 en la cueva Baishiya Karst.

Foto: Dongju Zhang, Lanzhou University

20 / 466

Reconstrucción virtual de la mandíbula

Reconstrucción virtual de la mandíbula Xiahe después de la extracción digital de la corteza de carbonato adherida. La mandíbula está tan bien conservada que permite una reconstrucción virtual de los dos lados de la mandíbula.

Foto: Jean-Jacques Hublin, MPI-EVA, Leipzig

21 / 466

Peces fosilizados apilados uno encima de otro

La escena sugiere que fueron arrojados a tierra y murieron varados en una barra de arena después de la retirada del seiche.

Foto: Cortesía de Robert DePalma

22 / 466

La anatomía de un Plesiosaurus

Ilustración de la anatomía del esqueleto de un Plesiosaurus dolichodeirus del artículo de Conybeare de 1824 que describe restos de plesiosaurio casi completos hallados por Mary Anning en 1823

Foto: William Conybeare / Transactions of the Geological Society of London, 1824

23 / 466

Carta firmada sobre el descubrimiento de Plesiosaurus, de Mary Anning

Mary Anning (1799-1824) fue la primera paleontóloga reconocida conocida en todo el mundo por los numerosos hallazgos de importancia que realizó en los lechos marinos del período Jurásico en la localidad británica de Lyme Regis. Entre sus hallazgos más destacados se encuentran el primer esqueleto de ictiosauro en ser identificado correctamente, los primeros dos esqueletos de plesiosauros en ser encontrados, el primer esqueleto de pterosaurio encontrado fuera de Alemania entre otros fósiles de importantes de peces.

Foto: Cc

24 / 466

Pata de una enantiornita conservada en ámbar

Imágenes: Lida Xing

25 / 466

Tres vistas de la pata

Imágenes: Lida Xing

26 / 466

Estructura ósea de la pata

La conservación de la estructura ósea de la pata fosilizada de enantiornita es mejor que en cualquier otra inclusión de enantiornita hallada hasta la fecha.

Imágenes: Lida Xing

27 / 466

Fragmento del ala derecha

Imágenes: Lida Xing

28 / 466

Patrón del plumaje

Imágenes: Lida Xing

29 / 466

Huesos de gacela

El estudio del gran conjunto de huesos de animales de Shubayqa 6 reveló una gran proporción de huesos con signos inequívocos de haber pasado por el tracto digestivo de otro animal; estos huesos son tan grandes que no pueden haber sido tragados por los humanos, sino que deben ha sido digerido por perros "

Foto: Universidad de Copenhage

30 / 466

Una cría de serpiente atrapada en ámbar

Un estudio publicado el 18 de julio en Science Advances presentaba los restos, atrapados en ámbar de Birmania, de dos serpientes que vivieron a mediados del Cretácico, hace unos 100-95 millones de años: el primer embrión-neonato de serpiente fosilizada, que incluye el esqueleto postcraneal (el esqueleto diferente al cráneo) articulado, las vértebras, detalles de la escamación y la forma del cuerpo; y un segundo espécimen que conserva un fragmento de la piel mudada. "Es un importante, y hasta ahora ausente, componente para comprender la evolución de las serpientes desde los continentes australes, es decir Gondwana, a mediados del Mesozoico", explicaba el paleontólogo Michael Caldwell, el principal autor del estudio. La imagen es una tomografía computarizada de los especímenes atrapados en ámbar de Birmania, principalmente los restos esqueléticos de una serpiente embrionaria de la especie Xiaophis myanmarensis. Más información aquí.

Foto: Ming Bai, Chinese Academy of Sciences

31 / 466

Huellas de dinosaurios

A mediados de diciembre, la Universidad de Cambridge anunció el hallazgo de más de 85 huellas bien conservadas de dinosaurios, creadas por un mínimo de siete especies diferentes y que incluyen detalles perfectamente visibles de la piel, de las escamas e incluso de las garras y uñas, en los acantilados cercanos a Hastings, en el condado de Sussex Oriental y al sur de Inglaterra. "Las huellas han quedado expuestas en los últimos años debido a las tormentas y a la erosión costera; la construcción de nuevas defensas costeras [por ejemplo la descarga de varias toneladas de rocas en la costa] probablemente ocultará tantas otras huellas durante un buen tiempo", comentó Anthony Shillito, el principal autor del estudio, a National Geographic España. Las huellas, fechadas en el Cretácico Inferior, entre 145 y 100 millones de años de antigüedad, proceden de diferentes especies de dinosaurios, desde herbívoros hasta carnívoros, que vivían cerca de un sistema fluvial. En la foto, por ejemplo, aparece la uña de un iguanodontiano. Varios meses antes, a mediados de mayo, se anunció el hallazgo de huellas de dinosaurios del Jurásico Medio en la isla de Skye, en Escocia. Más información sobre las huellas descubiertas en Escocia aquí y sobre las huellas descubiertas en Inglaterra aquí.

Foto: Neil Davies and Anthony Shillito

32 / 466

Diente de tiburón (indicado por una flecha roja)

Fósil que conserva un diente de Cretoxyrhina mantelli atascado entre los bordes de las vértebras del cuello de un pterosaurio del género Pteranodon.

Imágenes: (A) Stephanie Abramowicz, courtesy Dinosaur Institute, Natural History Museum of Los Angeles County, (B) David Hone

33 / 466

Diente de 'Cretoxyrhina mantelli'

Imagen detallada del diente de tiburón incrustado (abajo a la izquierda: st).

Imágenes: David Hone, PeerJ

34 / 466

Dientes cortantes

Los dientes del Piranhamesodon pinnatomus eran largos y puntiagudos en el vómer y triangulares de bordes cortantes en los prearticulares.

Imágenes: C. Schulbert (A, B, E y F) y T. Nohl (C y D)

35 / 466

Aletas heridas

Daños en las aletas en fósiles de peces hallados en los mismos depósitos que el Piranhamesodon pinnatomus.

Fotos: M. Ebert

36 / 466

Dientes de piraña

Fósil de Piranhamesodon pinnatomus que se conserva en el del Museo del Jura en Eichstätt. La fotografía incluye el detalle de los dientes, afilados como los de una piraña. Se trata del pez carnívoro de aletas radiadas más antiguo que se conoce.

Foto: M. Ebert & Th. Nohl

37 / 466

Andrew

El cráneo fósil del joven diplodocus -CMC VP14128- conocido como "Andrew", en manos del autor principal del estudio D. Cary Woodruff.

Foto: John P. Wilson

38 / 466

Fósiles

Pie parcial de un gran dinosaurio sauropodomorfo, hallado por Kathleen Dollman cerca de Dordrecht, en la provincia Cabo Oriental de Sudáfrica.

Foto: Dr. Pia Viglietti

39 / 466

Extremidad de un gran dinosaurio

De izquierda a derecha: James Neenan, Gilbert Mokgethoa y las estudiantes Cebisa Mdekazi y Kathleen Dollman, enyesando la extremidad de un gran dinosaurio sauropodomorfo de finales del Triásico.

Foto: Dr. Pia Viglietti

40 / 466

Denisova 11

El fragmento óseo Denisova 11, hallado en la Galería Este de la cueva de Denísova, en el sur de Siberia. Perteneció a un individuo de sexo femenino de madre neandertal y padre denisovano.

Foto: Thomas Higham, University of Oxford

41 / 466

Especie extinta y especie existente

Fotomicrografías de la especie de escarabajo extinta Cretoparacucujus cycadophilus y partes bucales de la especie existente Paracucujus rostratus (C y E).

Imagen: Chenyang Cai

42 / 466

Escarabajo y granos de polen

Escarabajo Cretoparacucujus cycadophilus atrapado en ámbar de Birmania y asociado a numerosos granos de polen de cícadas.

Imagen: Chenyang Cai

43 / 466

Escarabajo extinto y escarabajos actuales

La especie Cretoparacucujus cycadophilus está emparentada a unos escarabajos actuales, distribuidos desigualmente por el sureste de África y por el suroeste de Australia, que son una reliquia del pasado.

Imagen: Chenyang Cai

44 / 466

Género 'Hexanchus'

Diente fosilizado del género Hexanchus, un tiburón que todavía vive frente a la costa del estado de Victoria.

Foto: Museums Victoria

45 / 466

Dientes afilados

Dientes fósiles de Carcharocles angustidens, hallados en la playa sufera de Jan Juc, en el estado de Victoria, al sureste de Australia.

Foto: Museums Victoria

46 / 466

Un depredador superior al resto

Los dientes de Carcharocles angustidens, una especie de tiburón megadentado ya extinto.

Foto: Museums Victoria

47 / 466

Dientes en forma de sierra

Dientes fosilizados de tiburón del género Hexanchus, hallados también durante las excavaciones paleontológicas.

Foto: Museums Victoria

48 / 466

Desprendimiento de dientes

Dientes fosilizados de un individuo del género Hexanchus. Probablemente se desprendieron de la mandíbula del tiburón mientras devoraba el enorme cadáver del Carcharocles angustidens.

Foto: Museums Victoria

49 / 466

Hallazgos en Jan Juc

Dientes fosilizados en una roca, hallados en Jan Juc, en la costa australiana.

Foto: David Hocking

50 / 466

¿Un diente?

"La fotografía podría ser de un diente fosilizado, pero es necesario extraerlo de la roca porque presenta una ornamentación extraña para un diente y no lo tenemos del todo claro", comenta José Ignacio Canudo, catedrático de Paleontología en la Universidad de Zaragoza, a National Geographic España.

Foto: Colectivo Arqueológico y Paleontológico de Salas