espacio

1 / 32
Buenas noches, Japón

1 / 32

Buenas noches, Japón

Foto: NASA / Scott Kelly

Vía Láctea: eres vieja, polvorienta, gaseosa y deformada

2 / 32

Vía Láctea: eres vieja, polvorienta, gaseosa y deformada

Foto: NASA / Scott Kelly

Luna, Venus, Tierra, Júpiter; buenas noches a todos

3 / 32

Luna, Venus, Tierra, Júpiter; buenas noches a todos

Foto: NASA / Scott Kelly

Bahamas, los trazos de tus acuarelas son siempre refrescantes

4 / 32

Bahamas, los trazos de tus acuarelas son siempre refrescantes

Foto: NASA / Scott Kelly

La luna sale sobre nosotros

5 / 32

La luna sale sobre nosotros

Foto: NASA / Scott Kelly

Buenas noches Luna

6 / 32

Buenas noches Luna

Foto: NASA / Scott Kelly

La aurora vuelve a la ciudad

7 / 32

La aurora vuelve a la ciudad

Foto: NASA / Scott Kelly

Un exilio orbital

8 / 32

Un exilio orbital

El equipo descubrió que el inusual Objeto de cinturón de Kuiper 2004 EW95 es un asteroide rico en carbono, el primero de este tipo que se confirma en los fríos confines del Sistema Solar.

La línea roja en esta imagen muestra la órbita de 2004 EW95 respecto de las órbitas de las órbitas de los planetas del Sistema Solar que se muestran en verde.

Foto: ESO / L. Calçada

Asteroide 2004 EW95

9 / 32

Asteroide 2004 EW95

Esta ilustración muestra al asteroide exiliado 2004 EW95, el primer asteroide rico en carbono confirmado en el cinturón de Kuiper y una reliquia del Sistema Solar primordial. Probablemente, este curioso objeto se formó en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter y fue lanzado a miles de millones de kilómetros, desde su lugar de origen hasta su hogar actual en el cinturón de Kuiper.

Foto: ESO/M. Kornmesser

Los Pilares de la Creación

10 / 32

Los Pilares de la Creación

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA revisitó en 2014 los famosos Pilares de la Creación, revelando una visión más nítida y amplia de las estructuras en esta imagen de luz visible. Los pilares son parte de una pequeña región de la Nebulosa del Águila, una vasta región de formación estelar a 6.500 años luz de la Tierra.

 

Los astrónomos combinaron varias exposiciones de Hubble para armar una vista más amplia. Los pilares altísimos tienen unos 5 años luz de altura. Los pilares están bañados por la luz ultravioleta de una agrupación de estrellas jóvenes y masivas ubicadas en la parte superior de la imagen. Se pueden ver serpentinas de gas saliendo de los pilares a medida que la radiación intensa se calienta y se evapora en el espacio. Las regiones más densas de los pilares están ocultando, tras ellas, el material de la poderosa radiación. Las estrellas nacen en lo profundo de los pilares, que están hechos de hidrógeno gaseoso frío mezclado con polvo.

Foto: NASA / ESA / Hubble Heritage Team / STScI/AURA)

Una estrella agonizante

11 / 32

Una estrella agonizante

La nebulosa Ojo de Gato se formó cuando una estrella moribunda semejante al Sol fue expulsando capas esféricas de gas a intervalos regulares, como los círculos producidos por una piedra en un lago cósmico. En 2004 el Hubble volvió a visitarla y desveló al menos 11 círculos concéntricos de gas que habían sido desprendidos por dicho astro. Esta imagen en alta resolución reveló a los astrónomos que las capas de material estelar habían sido expulsadas en intervalos de 1.500 años luz, creando una estructura cósmica similar a las capas de una cebolla.

Foro: NASA / ESA/ HEIC / HUBBLE HERITAGE TEAM / STScI/AURA

Reconstrucción de la estrella KELT- 9 y su planeta

12 / 32

Reconstrucción de la estrella KELT- 9 y su planeta

El planeta descubierto, muy inusual entre los encontrados hasta la fecha, ha sido descrito en la revista Nature y ante la Sociedad Astronómica Americana esta semana. KELT-9b es 2,8 veces más masivo que Júpiter, pero solo la mitad es denso. 

Foto: JPL-CALTECH / NASA

Planeta Urano

13 / 32

Planeta Urano

En esta fotografía tomada por la sonda espacial Voyager 2 en 1986, podemos contemplar el planeta Urano. Lanzada en 1977, la de la Voyager 2 es la única misión espacial en alcanzar el gigante helado, y a corto plazo no se prevé el lanzamiento de ninguna otra misión en dirección al séptimo planeta del sistema solar.

Foto: NASA/JPL-Caltech

Regresar a la Tierra

14 / 32

Regresar a la Tierra

La empresa estadounidense SpaceX avanzó con su sistema de cohetes reutilizables. Aquí, una etapa del cohete Falcon 9 aterriza en un barco en el Océano Pacífico en enero, después de poner en órbita a los satélites, un procedimiento ahora rutinario para la compañía

Foto: Space X

El rico entorno de Sharpless 29

15 / 32

El rico entorno de Sharpless 29

En el centro de esta impresionante imagen se encuentra la región de formación estelar Sharpless 29, en la que se incluye la nebulosa NGC 6559. A la derecha apreciamos la famosa y brillante nebulosa de la Laguna y en la parte superior derecha podemos observar la nebulosa Trifida también conocida con el nombre de Messier 20.

Foto: ESO/Digitized Sky Survey 2

Nebulosa Sharpless 29

16 / 32

Nebulosa Sharpless 29

Las calientes estrellas jóvenes de esta imagen no tienen más de dos millones de años de edad y lanzan flujos de radiación de alta energía. Esta energía calienta el polvo circundante y el gas, mientras que sus vientos estelares erosionan y esculpen de forma espectacular su lugar de nacimiento.

Foto: ESO / M. Kornmesser

Ilustración del planeta Ross 128 b

17 / 32

Ilustración del planeta Ross 128 b

Esta recreación artística muestra al planeta templado Ross 128 b, con su estrella enana roja anfitriona al fondo. Este planeta, que se encuentra a tan solo once años luz de la tierra, fue descubierto por un equipo que ha utilizado un instrumento único en su clase, el cazador de planetas HARPS de ESO. El nuevo mundo es ahora el segundo planeta templado más cercano tras Próxima b. También es el planeta más cercano descubierto que orbita a una estrella enana roja inactiva, lo cual puede aumentar las probabilidades de que se trate de un planeta que, potencialmente, pudiera albergar vida. Ross 128 b será un blanco perfecto para el ELT (Extremely Large Telescope) del ESO, que será capaz de buscar biomarcadores en su atmósfera.

Foto: ESO/M. Kornmesser

El cielo que rodea a la estrella enana roja Ross 128

18 / 32

El cielo que rodea a la estrella enana roja Ross 128

Esta imagen muestra el cielo que rodea a la estrella enana roja Ross 128 en la constelación de Virgo. Fue creada a partir de imágenes que pertenecen al sondeo “Digitized Sky Survey 2”. Ross 128 aparece en el centro de la imagen. Una inspección minuciosa revela que Ross 128 tiene un extraño aspecto múltiple, ya que esta imagen fue creada a partir de fotografías tomadas durante un período de más de cuarenta años y la estrella, que se encuentra a tan solo once años luz de la Tierra, se ha movido bastante durante este tiempo. Ross 128 es una estrella enana roja "tranquila" y está orbitada por Ross 128 b, un exoplaneta con una masa y una temperatura similares a las de la Tierra.

Foto: Digitized Sky Survey 2. Acknowledgement: Davide De Martin

La estrella enana roja Ross 128 en la constelación de Virgo

19 / 32

La estrella enana roja Ross 128 en la constelación de Virgo

Este mapa muestra la gran constelación zodiacal de Virgo. Esta constelación es el hogar de la débil estrella enana roja Ross 128, marcada con un círculo rojo, que también se conoce como Próxima Virginis ya que es la estrella de esta constelación más cercana a la Tierra. Es orbitada por un planeta de masa terrestre, Ross 128 b. Esta fotografía muestra la mayoría de las estrellas que pueden verse a simple vista en una noche oscura y despejada. Para ver a Ross 128 se necesita un telescopio pequeño.

Foto: ESO, IAU and Sky & Telescope

artefactosetna2. Instalación del aterrizador

20 / 32

Instalación del aterrizador

El aterrizador una vez instalado en un paraje del monte Etna. 

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna5. Trasladando la unidad de sensor

21 / 32

Trasladando la unidad de sensor

El rover traslada la unidad de sensor a un lugar determinado.

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna1. Desplazando el aterrizador

22 / 32

Desplazando el aterrizador

Varios miembros del Centro Aeroespacial Alemán desplazan un aterrizador a través del paisaje volcánico del Etna. 

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna3. Rover y aterrizador

23 / 32

Rover y aterrizador

El rover o vehículo de exploración espacial junto al aterrizador. 

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna4. Vehículo espacial autónomo

24 / 32

Vehículo espacial autónomo

El rover ha sido diseñado y programado para que pueda explorar el entorno y planear una ruta de forma autónoma. 

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna8. Unidad de sensor

25 / 32

Unidad de sensor

Dos investigadores examinan una unidad de sensor, equipada con un sismómetro interno. 

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna6. Brazo mecánico del rover

26 / 32

Brazo mecánico del rover

El rover utiliza su brazo mecánico para retirar una unidad de sensor.

Foto: German Aerospace Center

artefactosetna7. Alta tecnología

27 / 32

Alta tecnología

Las ruedas del rover han sido diseñadas para que pueda desplazarse correctamente por la superficie lunar. 

Foto: German Aerospace Center

Agricultura en en el espacio. AstroPlant Prototype V3

28 / 32

AstroPlant Prototype V3

Foto: ESA

hrp-curiosity-rad-pia16239. Exploración de la superficie

29 / 32

Exploración de la superficie

Además de la órbita marciana, la NASA ha enviado vehículos exploradores para estudiar la superficie marciana. El último de ellos, el Curiosity, amartizó en 2012. Todavía se encuentra en activo.

Foto: NASA

mars landscape dry wet. Variación atmosférica

30 / 32

Variación atmosférica

Reproducción artística en la que se diferencia el aspecto que pudo haber tenido el Marte primigenio, con agua y una atmósfera más gruesa (a la derecha), y el aspecto erosinado y seco que presenta en la actualidad (a la izquierda).

Imagen: Centro del Vuelo Espacial Goddard de la NASA

MAVEN One Year Science Mission Complete-br2. Imagen ultravioleta de Marte

31 / 32

Imagen ultravioleta de Marte

Imagen ultravioleta del planeta rojo tomada por la sonda MAVEN.

Foto: NASA

10-cosmic-fireworks-667. La nebulosa de la Tarántula

32 / 32

La nebulosa de la Tarántula

Un cúmulo de estrellas jóvenes ilumina un hueco entre los remolinos de polvo de la nebulosa de la Tarántula. Para Zoltan Levay, encargado de presentar al público las imágenes del Hubble, el dinamismo de la escena es irresistible. «Hay estrellas que nacen y estrellas que mueren. Una enorme cantidad de material en estado de gran agitación.»

 

 

Foto: NASA/ ESA /F. PARESCE /INAF-IASF/ R. O’CONNELL/ UV. DE VIRGINIA

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?