Deporte

1 / 54

1 / 54

eSports

Foto:AP

2 / 54

Maine, Estados Unidos

Foto: AP

3 / 54

Pogy, Rusia

Foto: AP

4 / 54

Servicio de luz solar

Fotografía finalista en la categoría: Sport

Naomi Osaka sirve durante su partido contra Simona Halep de Rumania durante el torneo de tenis Abierto de Australia, en el Margaret Court Arena, en Melbourne. Osaka, que nació de una madre japonesa y un padre haitiano que ahora reside en Florida, ganó el torneo. En septiembre, ganó los singles femeninos del US Open, derrotando a Serena Williams. En el transcurso de 2018, Osaka pasó del número 72 en el ranking mundial al número uno.

Foto: David Gray / Reuters / World Press Photo 2019

5 / 54

Shields golpea de nuevo

Fotografía finalista en la categoría: Sport

La campeona olímpica Claressa Shields -a la derecha- se encuentra con Hanna Gabriels en un combate de boxeo en el Templo Masónico en Detroit, Michigan, Estados Unidos. Shields sufrió una derrota de segunda ronda por parte de Gabriels, la primera en su carrera, pero ganó el partido por decisión unánime. Shields es la primera mujer estadounidense en ganar una medalla de oro olímpica en el boxeo, y la primera, tanto en las categorías femeninas como masculinas, en ganar una medalla de oro consecutiva en dos Juegos Olímpicos sucesivos. Solo ha sufrido una derrota en su carrera, contra la campeona del mundo británica Savannah Marshal, en 2012.

Foto: Terrell Groggins / World Press Photo 2019

6 / 54

Boxeo en Katanga

Fotografía finalista en la categoría: Sport

El boxeador Morin Ajambo, de 30 años,  entrena en Katanga, un gran asentamiento de tugurios en Kampala, Uganda. Más de 20.000 personas viven en Katanga, hacinadas y, a menudo, en la pobreza extrema. El club de boxeo no recibe fondos externos. Desde estos inicios desfavorecidos, Ajambo, madre de siete hijos, pasó a boxear en el equipo femenino de Uganda. El boxeo masculino tiene una larga historia en Uganda, pero las mujeres boxeadoras a menudo se sienten frustradas por las pocas oportunidades de competir a nivel internacional.

Foto: John T. Pedersen / World Press Photo 2019

7 / 54

La Grave, Francia

La estación francesa de La Grave es uno de los mejores puntos de freeride de todos los Alpes. Aquí solo se puede esquiar en la pura montaña, sin balizas que delimiten el camino ni máquinas que pisen la nieve.

Foto: AgeFotostock

8 / 54

Baqueira Beret, Lleida (Cataluña)

Para muchos expertos del freeride, Baqueira Beret es uno de sus destinos favoritos. En la célebre estación ubicada en el valle de Arán hay un inmejorable entorno más allá de las pistas donde es posible practicar.

Foto: AgeFotostock

9 / 54

Chamonix, Francia

También ubicada en Francia, al pie del Mont Blanc, esta estación fue el escenario de la edición 2015 del Campeonato Mundial de Freeride. El lugar es un referente internacional para la práctica de este deporte extremo.

Foto: AP Photo

10 / 54

Islas Lofoten, Noruega

Viajar a estas islas noruegas es hacerlo a un paraíso para los amantes del freeride. Ubicadas al norte del círculo polar Ártico, desde sus montañas nevadas se avistan unas playas donde se practica también otro deporte de aventura: el surf.

11 / 54

Grandvalira, Andorra

Esta estación andorrana acoge el único Freeride Center de los Pirineos y cuenta con el reconocimiento del Freeride World Tour. No en vano ofrece extensas zonas de nieve virgen en un paisaje de gran belleza.

12 / 54

Las espadachinas

Dos jóvenes esgrimistas practicando, hacia el año 1900. En el siglo XX se impondría el traje de esgrima de color blanco. 

FOTO: Ullstein Bild / Getty Images

13 / 54

Exhibición de esgrima

Grabado que representa una exhibición de esgrima femenina en el Oxford Town Hall, en la ciudad de Oxford, el 13 de enero de 1902. 

FOTO: Bridgeman / ACI

14 / 54

Un duelo entre mujeres

En 1892, las nobles Pauline von Metternich y Anastasia Kielmannsegg se enfrentaron en un duelo con espada a causa de la decoración floral para un baile. Lucharon con el torso desnudo –detalle que causó gran revuelo, aconsejadas por la doctora testigo, para evitar que algún trozoc e ropa se introdujese en una herida y la infectase. Óleo de Émile Antoine Bayard.

FOTO: Bridgeman / ACI

15 / 54

La esgrima como espectáculo

Esta xilografía en color de 1880 muestra a una actriz esgrimista descansando.

FOTO: Bridgeman / ACI

16 / 54

El arma

En la imagen, florete de esgrima del siglo XVIII. Museo del Ejército, París. 

FOTO: Musée de l'Armée / RMN-Grand Palais

17 / 54

Preparada para el combate

La esgrimista británica May Toupie Lowther, con toda su indumentaria de lucha. Foto de 1898 para el semanario The Sketch.

FOTO: Mary Evans / AGE Fotostock

18 / 54

Reserva de coral de Eilat

Cerca de la frontera con Egipto, en el mar Rojo, los buceadores tienen un enclave que no se pueden perder: una reserva de colar de más de 1,2 km de extensión. Es este enclave natural viven un sinfín de especies de peces de colores y preciosos corales con los que el submarinista se podrá deleitar.

Foto: Turismo de Israel

19 / 54

Senderismo en Eilat

En las afueras de la Eilat, sus montañas pueden ser exploradas a través de una considerable cantidad de senderos y rutas a través de los que disfrutar de las bellas vistas que ofrece la altura. La escalada y el rapel son actividades que también se pueden practicar en estas montañas.

Foto: Turismo de Israel

20 / 54

Emociones en paracaídas

Sólo los más valiente son capaces de subir en un avión hasta las nubes a más de 190 km/h y saltar. Estos es lo que ofrece la mayoría de las regiones de Sudáfrica, verlas a vuelo de pájaro con un paracaídas acompañado en tándem de un instructor o, si se tiene experiencia, sólo a 3.600 metros de altura. La Montaña de la Mesa desde Ciudad del Cabo o el Parque Kruger nunca volverán a ser iguales cuando se ven desde lo más alto.

Foto: Turismo de Sudáfrica

21 / 54

Por los aires en globo aerostático

Una de las mejores maneras de recorrer el cielo, el de Sudáfrica y cualquier otro, es el globo aerostático. Desde él se pueden ver templos, volcanes, planicies, montañas… desde una perspectiva única. En el país africano, en Free State se puede sobrevolar el cráter de Vredfort, el impacto de meteorito más grande de la Tierra con 300 km de diámetro. Este impacto data de hace 2.000 millones de años, siendo el segundo más antiguo del planeta.

Otra de las zonas que se puede ver desde un globo es la ciudad de Clarens, la “Joya del Estado Libre del Este” por ser el lugar donde Paul Kruger pasó sus últimos días. También es interesante para sobrevolar en globo el desierto del Kalahari, las llanuras de Mpumalanga, las montañas de Drakensberg, los huertos subtropicales y el río Sabi, las reservas privadas de Limpopo junto al Parque Nacional Kruger o los numerosos viñedos en Western Cape, entre otros.

Foto: Turismo de Sudáfrica

22 / 54

Parapente desde la cima de las montañas

Algunas de las mejores vistas de Sudáfrica se encuentran en la cima de las montañas. La región de Western Cape cuenta con más de 60 sitios desde donde despegar el vuelo con la ayuda de con la fuerza del viento. Una de las más llamativas es la que ofrece Lion's Head, en Ciudad del Cabo, desde donde se puede ver toda la urbe bajo los pies, así como el azul del océano y el verde del Parque Nacional Table Mountain.

Foto: Turismo de Sudáfrica

23 / 54

Kailua-Kona, Hawaii

Foto: AP

24 / 54

El bungy jump más alto del mundo

Lanzarse al vacío con la única seguridad de una goma elástica atada a los pies no es una actividad apta para todos los públicos. Si además, este salto tiene una altura de más de 200 metros de altura y toda una ciudad a los pies, la experiencia incrementa los niveles de adrenalina por 100. Esto es lo que propone la Torre Macao (Macao, China), un salto de 233 metros de altura, que se autodenomina el salto comercial más alto del mundo. Y es que, para ser rigurosos, el salto más alto del mundo se ubica en Puente Royal Gorge, en Colorado (EE.UU.), a 321 metros de altura, pero no es comercial, tan sólo se ha podido saltar desde este puente en dos ocasiones: 2005 y 2007.

Foto: AJ Hackett

25 / 54

Los Alpes desde el vacío

En el pico Aiguille du Midi de los Alpes Franceses es donde nos encontramos con el “Step into the Void”, una atracción que invita a caminar sobre el vacío. Esta instalación consiste en una habitación construida completamente en cristal, tanto paredes como techo y suelo, a 3.842 metros de altura por lo que quien se meta en ella tendrá la sensación de estás volando sobre las montañas de los Alpes pues ofrece unas vistas panorámicas de 360º sobre toda la cadena montañosa. El acceso se realiza en teleférico desde Chamonix.

Foto: AP

26 / 54

Convertirse en una catapulta humana

En la Isla Sur de Nueva Zelanda, a las afueras de Queenstown y bajo el nombre Catapulta Nevis se inauguró el pasado verano el que probablemente es el salto más extremo del mundo. Este se inicia sobre una plataforma anclada a las paredes de las montañas que flanquean el valle. Es aquí donde los valientes serán atados a una goma elástica que los lanzará sobre el valle en un vuelo de 150 metros de longitud en el que podrán sentir las 3G de fuerza que se genera y una velocidad que llega a los 100 km por hora en tan sólo 1,5 segundos. La experiencia completa dura unos 4 minutos y es que tras ser lanzado cual bala de cañón, la goma hace de columpio y se puede divisar las magníficas vistas del valle.

Foto: AJ Hackett Bungy

27 / 54

Entreno en palacio

La emperatriz era una obsesa del deporte y de estar en forma. Llenó el palacio de Hofburg de utensilios para sus ejercicios gimnásticos diarios, como anillas que colgaba del techo o estas espalderas.

FOTO: Willfried Gredler / AGE Fotostock

28 / 54

San Francisco, Estados Unidos

Foto: AP

29 / 54

Cholpon-Ata, Kirguistán

Foto: AP

30 / 54

Yakarta, Indonesia

Foto: AP

31 / 54

"Skating Shadows" (Sombras Patinadoras)

Fotografía ganadora del primer premio en la categoría: Sport

El pelotón de patinaje sobre ruedas se representa proyectando sombras sobre el hielo natural del Weissensee austriaco durante el maratón Open Dutch Championships de más de 100 kilómetros.

Foto: Vincent Riemersma / Drone Awards 2018

32 / 54

"El Ángel"

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Sport

Un saltador se arroja desde un trampolín de tres metros a lo que parece ser un vacío eterno, como un ángel dispuesto a cumplir un destino incierto.

Foto: Luis Alonso Jimenez Silva / Drone Awards 2018

33 / 54

"Vertical Racing" (Carrera Vertical)

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Sport

Cada año hay un evento anual que tiene lugar en una ciudad llena de rascacielos, Dubai. Solo unas pocas personas en todo el mundo tienen una idea sobre la cultura y las tradiciones de esta ciudad. 

Millones se gastan en esta carrera cada año, el camello cuesta millones también. Es un deporte caro para los ricos del golfo. Hay otros eventos similares, pero 'Al Marmoum' Race es como la copa del mundo de este tipo de carreras, con diferentes categorías, y en el que cada ganador obtendrá al menos un coche nuevo como recompensa.

Estaba pensando en obtener una toma interesada usando un dron, así que comencé a planear visitando el lugar varias veces un par de días antes del comienzo del evento, estudié la mejor ubicación y el mejor momento del día para obtener la sombra perfecta de estos camellos, tener una historia con las sombras.  La planificación y la experiencia en la fotografía de drones es muy importante en este tipo de eventos, porque un solo error puede causar la interrupción de la carrera y costará mucho

Foto: Shoayb Khattab / Drone Awards 2018

34 / 54

Puente de Ura e Fshejte

Foto: AP

35 / 54

Jennifer Gates

Foto: Gtres

36 / 54

Adidas Telstar 18

El esférico del Mundial está fabricado con con una cubierta que se compone de 6 paneles de poliuretano fusionados mediante choque térmico. Esto impide que el balón absorba agua haciéndolo muy ligero. Sus costuras son más largas, estrechas y superficiales, para evitar que su aerodinámica se vea afectada

Foto: Adidas

37 / 54

Un chip oculto

Del mismo modo el Telstar dispone de un chip incorporado bajo su cubierta. Es la primera vez que se utiliza esta tecnología en un mundial. Esto permitirá la comunicación y el envío de datos a móviles y tabletas con distintas finalidades.

Foto: Adidas

38 / 54

Camisetas de vanguardia

Antaño las camisetas de deporte se fabricaban básicamente con algodón y lana; tejidos con la cualidad de absorber el sudor, pero de volverse pegajosos y calurosos. En la actualidad, en cambio, estos tejidos han sido sustituidos por el poliuretano, el mismo material empleando en los balones y botas. Además, la tecnología climacool de la mayoría de prendas actuales, favorece la ventilación, evapora el sudor y mantiene secos a los futbolistas.

 

Foto: Adidas

39 / 54

Tecnología de linea de gol

Ya implantada por primera vez en el Mundial de Brasil, esta tecnología combina las imágenes de varias cámaras situadas a varias alturas sobre las porterías. Combinando las imágenes con un software los arbitro no tendrán ninguna duda de si el balón entra o no.

Foto: Gtres

40 / 54

Los estadios eslavos

12 sedes espectaculares conformarán los estadios para la competición, 5 de los cuales ya existían y han sido remodelados para la ocasión. Los 7 restantes son de nueva construcción, de entre los que llaman la atención, por ejemplo, el Volgogrado Arena, el cual, con forma de rueda de bicicleta cuenta con el tejado atirantado más grande de Rusia, o el Samara Arena, el cual posee una cúpula metálica compuesta por 32 paneles de acero de 500 toneladas. 

Foto: AP

41 / 54

El cuarto árbitro llega al fútbol

Por primera vez en un Mundial de fútbol se contará con la asistencia de arbitro asistido por vídeo, VAR por sus siglas en inglés. Este revisará con distintas tomas y enfoques de varias cámaras, las jugadas dudosas. No obstante, la decisión final dependerá siempre del árbitro del partido. Para evitar interrupciones constante VAR solo se usará en cuatro situaciones: la validación de un gol, la sanción de un penalti, sacar tarjeta roja o identificar a un jugador amonestado.

Foto: AgePhotoStock

42 / 54

De la Estación Espacial Internacional a Moscú

El esférico de también ha estado orbitando en la Estación Espacial Internacional -a 280 kilómetros de la Tierra y a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora- y podría ser el balón utilizado en el partido inaugural que enfrenta a Rusia y Arabia Saudí en el Estadio Luzhniki de Moscú.

Foto: Rocosmos

43 / 54

Estadio Luzhniki, Moscú (81.300 espectadores)

Es el estadio con más capacidad de Rusia. Como sede principal, en él se jugará la gran final, además de  4 partidos en la fase de grupos, uno de octavos de final y semifinal. Moscú es la única sede con dos estadios en el Mundial de Rusia. Éste se conocía durante la época soviética como estadio Central Lenin. Se encuentra a unos 5 kilómetros del Kremlin. Precisamente, el Kremlin y la Plaza Roja, con el mausoleo a Lenin, son dos de los iconos artísticos de la capital de Rusia.

Foto: AgeFotostock

44 / 54

Estadio de San Petersburgo (o Estadio Krestovski)

En el momento de su inauguración, era el estadio de construcción más costosa del mundo. En él se jugarán cuatro partidos de fase de grupos, octavos de final, semifinal y tercer puesto. Con una infraestructura de atención al turista especial, el seguidor que acuda a la más imperial de las ciudades rusas lo tendrá todo para una estancia cómoda. San Petersburgo es la ventana de Rusia a Europa. Y eso se nota, en su diseño, restaurantes, tiendas y cultura. Imprescindible: entre regate y regate, el Museo del Hermitage.

Foto: AgeFotostock

45 / 54

Rostov Arena, Rostov del Don (43 700 espectadores)

Como indica su propio nombre, por la ciudad pasa el río Don. Su estadio, construido para albergar el Mundial de Rusia, homenajea al río en la forma de su cubierta, que imita los meandros del Don. De aquí era el premio Nobel de literatura Mijaíl Aleksándrovich Shólojov, quien, destacó especialmente con “El Don apacible”, una novela épica en cuatro tomos que se centra en los Cosacos del Don durante la Primera Guerra Mundial, la Revolución rusa y la Guerra Civil Rusa. Sus cuatro tomos pueden entretenernos durante el viaje a Rusia.

Foto: AgeFotostock

46 / 54

Volgogrado Arena, Volgogrado (45.500 espectadores)

Muchos la conocen aún con uno de sus antiguos nombres: Stalingrado. De hecho, la ciudad cambia de nombre nueve días al año en recuerdo a los acontecimientos de una de las batallas más sangrientas de toda la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, cualquier enfrentamiento durante la Copa Mundial de la FIFA se resolverá en el campo de juego de este estadio con el tejado atirantado más grande de Rusia. Su fachada cónica no es menos espectacular. Un plan imprescindible: contemplar la espectacular estatua "la Madre Patria" (87 metros de altura), que conmemora la Batalla de Stalingrado, con la ciudad de fondo.

Foto: AgeFotostock

47 / 54

Ekaterimburgo Arena, Ekaterimburgo (42.500 espectadores)

Es la cuarta ciudad más poblada de Rusia. Se encuentra en el sector asiático, en la parte oriental de la cordillera de los Urales. Su estadio se inauguró en 1957 y ahora se ha remodelado para convertirse en sede del Mundial 2018 de Rusia. La ciudad es recordada por el magnicidio contra el zar Nicolás II y a su familia en 1917. Los seguidores que lleguen a la ciudad, no pueden perderse la Iglesia sobre la Sangre, construida donde estuvo la Casa Ipátiev, en cuyo sótano fue asesinado el zar Nicolás II de Rusia.

Foto: AgeFotostock

48 / 54

Estadio de Nizhni Nóvgorod, Nizhni Nóvgorod (45.000 espectadores)

En la confluencia de los ríos Volga y Oká, esta ciudad es una de las escalas fundamentales de los cruceros que recorren el Volga. Hasta 1990 llevó el nombre de Gorki, en honor al escritor y político Alekséi Maksímovich Peshkov, conocido por el pseudónimo Máximo Gorki. El estadio está decorado con los colores azul y blanco, en referencia al agua y al viento de la zona del Volga. Una curiosidad: Nizhni Nóvgorod tiene su propio Kremlin, el corazón histórico de la ciudad. Sin duda, será una de las visitas imprescindibles de los seguidores que acudan a esta sede a ver a sus equipos jugar.

Foto: CC

49 / 54

Estadio de Kaliningrado, Kaliningrado (35.000 espectadores)

La selección de España jugará aquí contra la de Marruecos. Si nos fijamos en el mapa, esta sede está aislada geográficamente del resto de las del Mundial, con Lituania y Polonia por medio. El estadio es de nueva factura y se ha construido en la isla de Oktyabrsky, a orillas del Río Pregolya. Está diseñado para que después del Mundial 2018 de Rusia se puede adaptar fácilmente a las necesidades de la población; por lo que pasará de los 35.000 espectadores de capacidad a poco menos de 20.000. Imprescindible visitar el bello centro histórico y la Catedral de Königsberg, de estilo gótico. No hay que sorprenderse de su nombre, pues Kaliningrado fue fundada con el nombre de Königsberg en 1255 por el rey Otakar II de Bohemia. De hecho, durante la Edad Media, fue miembro de la Liga Hanseática. No fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial que quedó anexionada a la Unión Soviética. El filósofo Immanuel Kant nació aquí.

Foto: CC / Dmitry Rozhkov

50 / 54

Mordovia Arena, Saransk (45.000 espectadores)

Esta es la sede más pequeña de la Copa Mundial de la FIFA. Saransk es la capital de la república de Mordovia. El skyline de la ciudad es una extraña combinación de edificios históricos de los siglos XVII y XVIII junto a los característicos bloques de edificios de hormigón de la época soviética. Durante la época soviética fue un de las secretas “ciudades cerradas”, pues en ella se ubicaba una importante base militar del ejército. El estadio está situado en la parte central de la ciudad, con cómodos accesos peatonales desde los lugares más importantes de la ciudad. Su colorida fachada está decorada con motivos de mitos y leyendas antiguos de los mordvinos.

Foto: Mladen ANTONOV / AFP

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?