Ciudades

1 / 510
Isla de los museos Berlin. Berlín

1 / 510

Berlín

No es hasta que viajas en otoño a Berlín que se descubre a una ciudad salpicada por una gran cantidad de tilos, robles o hayas que, al llegar el final del verano comienzan a pintar de otoño el paisaje. Entre septiembre y octubre los berlineses aprovechan los últimos rayos de sol en los parques y plazas. En estas fechas, Berlín es aún más cultural: comienza el Berlin Art Week Berlín y los festivales de las luces: “Berlin leuchtet” y Festival of lights. El 3 de octubre, la ciudad, al igual que el resto del país, celebra Día de la Unidad Alemana. Entre culturas y paseos por los parques -imprescindible el Tiergarten, por ejemplo- tendrás algunos de los mejores recuerdos de Berlín. Para cuando el frío comience a afectar, tendrás centenares de cafeterías donde encontrar refugio.

Reinhard Schmid / Fototeca 9x12

Estocolmo

2 / 510

Estocolmo

Septiembre y octubre aún tiene temperaturas asequibles para los más frioleros y, como premio, la bellísima experiencia de pasear por Gamla Stan, el casco antiguo, con rincones salpicados por el amarillo otoñal aquí y allá. El reflejo de la luz dorada en los adoquines al caer la tarde otorga a las calles un ambiente mágico muy especial. Para entrar en calor, nada mejor que traspasar las puertas de un museo con mucho ritmo: el Museo de Abba, en la isla de Djurgården. ¡Será divertido pisar los mantos de hojas secas a ritmo de Mamma Mia!

Foto: AgeFotostock

Edimburgo

3 / 510

Edimburgo

El fin de año se celebra el 31 de octubre en Edimburgo. No… No es que nos hayamos liado con el calendario. Se trata del fin de año celta, y sólo por esta tradición valdría la pena viajar en otoño a Edimburgo. Pero la cosa no queda ahí, hay mucho más. Por ejemplo, y por supuesto, el otoño pinta con su belleza especial los paisajes de los Jardines de Princes Street, en el centro de la ciudad. Más de 150.000 metros cuadrados de vegetación para que escojas tu postal favorita de otoño. En uno de los extremos de la Royal Mile, la calle más famosa de Edimburgo, encontramos otro de los lugares que en otoño se tornan muy especiales: Palacio Holyroodhouse y, en especial, la Abadía en ruinas de Holyrood.

Foto: AgeFotostock

Ámsterdam

4 / 510

Ámsterdam

Vale que las noches son más frías; pero quien recorrió los canales de Ámsterdam en diferentes estaciones del año, sabe que en otoño es cuando son más bellos. Los dorados de las copas de los árboles se reflejan en el agua mientras el manto de hojas va creciendo en las riberas. El viento empujará algunas hojas hasta la corriente, llenándolo todo de otoño. Además, en otoño llegan algunos de los mejores festivales holandeses que le darán un toque cultural a tu viaje. Por ejemplo podrás viajar en el viaje por todo el mundo a través de grandes historias gracias al Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (IDFA) que se celebra cada noviembre. En el Moeders podrás entrar en calor con sus fenomenales quiche de verduras. Para los más festivaleros, en octubre el Amsterdam Dance Event (ADE) llena los clubs de la ciudad con lo mejor de la música electrónica.

Foto: AgeFotostock

Madrid

5 / 510

Madrid

Madrid tiene fama de inviernos duros; pero el otoño es otra cosa… Como mucho, estrenarás aquel abrigo que compraste y aún no tuviste ocasión de sacar del armario. Sin duda, el mejor lugar para disfrutar del otoño en Madrid es el Parque del Retiro. Es todo un espectáculo pasear por sus 125 hectáreas y ver cómo los árboles de hoja van tomando los colores típicos del otoño que van desde el amarillo al rojo hasta caer al suelo. Otro lugar estupendo para pasear son los mercadillos, ¡y el otoño es la época perfecta para ello! No dudes en pasarte por el Mercado de Motores, en la histórica estación de Delicias, si quieres lucir un otoño en plan vintage.

Foto: AgeFotostock

París

6 / 510

París

Si ya es toda una experiencia visitarla, imagina en otoño. Se nos ocurren un montón de razones para visitar París en otoño: por ejemplo, hay menos gente que en primavera o en verano. Vale que acostumbra a llover; pero, ¿desde cuándo eso es un problema teniendo la ciudad los maravillosos museos que tiene? El Pompidou estrena este otoño una completa exposición sobre el Cubismo que se podrá visitar hasta febrero de 2019. Y si no te gustan los museos, tendrás todos los cafés del mundo a tu alcance. Además, cuando visites alguno de los muchos parques, ya sean los Jardines de Luxemburgo, los del Palacio Real, Tullerías o, por ejemplo, el parque de los Campos de Marte, te parecerá estar paseando por los escenarios de una peli.

Foto: AgeFotostock

Tallín

7 / 510

Tallín

La Ciudad vieja de Tallín en octubre parece el decorado de un cuento de Hans Christian Andersen. En serio, ¡no te extrañaría en absoluto ver por sus calles a la pequeña cerillera! Es fantástico escaparse a Tallín y disfrutar de ese aire medieval que tiene la ciudad cuando el otoño pinta de rojo las hojas de los árboles. Además, el otoño en la República de Estonia es largo y suave, así que el tiempo no será ningún impedimento para disfrutar de la capital, una de esas ciudades europeas que sigue siendo un gran secreto para muchos.  

Foto: AgeFotostock

Copenhague

8 / 510

Copenhague

A una de las ciudades más felices del mundo, el otoño no le deja triste. Al contrario, es una de las épocas en las que la capital de Dinamarca muestra una belleza muy especial. Por otro lado, Copenhague sorprende por ser una ciudad muy silenciosa. Y eso le sienta fenomenal a los días otoñales. Cierto que hace frío y suele llover; pero nada que no se pueda contrarrestar con una buena taza de chocolate caliente, tras pasear por el Tivoli disfrutando de la decoración de Haloween que el centenario parque de atracciones prepara especialmente cada año. De postre, tras pasear por Østerbro viendo escaparates, no puede faltar una buena porción de tarta en la mítica pastelería La Glace. Hará que quieras volver lo más pronto posible a pasear por la capital danesa.

Foto: AgeFotostock

Roma

9 / 510

Roma

A los días que empiezan a ser más cortos hay que contraponer otros muchos argumentos que hacen del otoño una de las mejores estaciones para viajar a Roma: el clima es suave hasta bien entrado noviembre, la luz dorada le pega muy bien a las ruinas, los castaños de la ribera del Tíber se tiñen con matices del amarillo, llegan las alcachofas, que se cocinan como verdaderos pequeños tesoros gastronómicos, y la ciudad está más despejada que en verano. Además, cuando cae el sol, podemos parar en algunas de las muchas cafeterías para rememorar los pasos del día con un expreso. 

Foto: AgeFotostock

Budapest

10 / 510

Budapest

El otoño en Budapest es frío, pero siempre tendrás a punto un baño termal para entrar en calor mientras cuidas de tu salud. Además, el Café New York o el Café Central, o cualquier de los muchos otros cafés de la ciudad, siempre estarán a punto para refugiarte de tus largos paseos por las calles del centro. Sin duda, los imprescindibles de Budapest se tornan mágicos durante esta época.

Foto: AgeFotostock

Londres

11 / 510

Londres

El otoño le sienta fenomenal a la ciudad con los parques más bellos de Europa. Hay muchos motivos para visitar la ciudad en esta estación del año; pero, sin duda, pasear por Hyde Park es todo un imprescindible. También es buena época para pasarse por el Kew Gardens, que acaba de reabrir su Casa Templada (Temperate House), un invernadero con la mayor estructura victoriana de hierro y vidrio (5.000 m2). Además, las mejores exposiciones comienzan a programarse a partir de septiembre, así que no te va a faltar agenda cultural. Cuando te canses, un clásico que siempre funciona: el té de las cinco. A finales del otoño, llega cada 5 de noviembre, el "Bonfire Night"( la Noche de las Hogueras), con espectaculares fuegos artificiales. Y, por favor, no os vayáis sin probar un "mulled wine", ¡es un vino caliente con especias que te hará entrar en calor!

Foto: AgeFotostock

Berna

12 / 510

Berna

¡Cómo no le va a sentar bien el otoño a Berna si es la capital de Suiza, el país de los bosques y de las grandes montañas! El mejor lugar para disfrutar de todos los colores que trae el otoño a Berna es el Jardín de las rosas. Y si notas el frío de forma intensa, te encantará disfrutar de las vistas sobre los tejados medievales teñidos por la luz dorada del atardecer desde el restaurante Rosengarten con una buena fondue en la mesa. Aunque comienza el frío, es una época perfecta para pasear por la romántica ciudad vieja, Patrimonio de la Humanidad, e ir de compras en las numerosas tiendas que se concentran en los sótanos abovedados de la ciudad.

Foto: AgeFotostock

Praga

13 / 510

Praga

Si buscas una postal para enamorarte de Praga, la vas a encontrar en otoño. Basta subir a alguno de los muchos miradores con los que cuenta la ciudad y ver el río Moldava cruzado por sus puentes y con los árboles de color del otoño para darse cuenta que durante esta estación del año, la capital de la república Checa luce más bella si cabe. En concreto, si nos tuviéramos que quedar con un único lugar de Praga donde disfrutar de la especial belleza del otoño ese sería la isla de Kampa.

Foto: AgeFotostock

Puerta de Damasco

14 / 510

Puerta de Damasco

La más grande e importante de Jerusalén, esta puerta se ubica en la pared norte de la muralla, en el camino hacia Damasco, capital de Siria. Su importancia es tal que ya se ubicaba aquí en el siglo II una de las puertas de acceso a la ciudad. Esta fue mandada construir por el emperador Adriano y sus restos se han encontrado bajo su suelo. Hacia el interior, la Puerta de Damasco da acceso al zoco del Barrio Musulmán.

Foto: Turismo de Israel

Puerta de Herodes

15 / 510

Puerta de Herodes

Las rosetas que la decoran le otorgan su nombre en árabe y hebreo: Puerta de las Flores. Sin embargo, es más conocida como Puerta de Herodes, hasta cuya casa -la de Herodes Antipas- conducía y hasta donde fue enviado Jesús por Poncio Pilato. En cuanto a su ubicación, se encuentra también en la pared norte de Jerusalén y da acceso a los mercados de la Ciudad Vieja y al Barrio Musulmán.

Foto: Turismo de Israel

Puerta de los Leones

16 / 510

Puerta de los Leones

También conocida como como Puerta de San Esteban, en honor al santo mártir del cristianismo, toma el nombre de Puerta de los Leones de las dos parejas de felinos que decoran ambos lados de la puerta. Frente al Monte de los Olivos, esta puerta situada en el lado este de la muralla es el inicio de la Vía Dolorosa, el camino por el que Jesús cargó la cruz hasta el calvario en el interior de la ciudad.

Foto: Turismo de Israel

Puerta Dorada

17 / 510

Puerta Dorada

Esta puerta es en realidad la más antigua de la ciudad, pues data del siglo V. También conocida como Puerta de la Misericordia o Puerta Oriental, se encuentra en el centro de la muralla este y aunque actualmente está bloqueada y no se puede cruzar ya que fue clausurada por Solimán el Magnífico. Y es que, según la profecía judía esta puerta será la utilizada por el Mesías cuando regrese a la ciudad y resucite a los muertos.

Foto: Turismo de Israel

Puerta de las Basuras

18 / 510

Puerta de las Basuras

También llamada Puerta del Estiércol o de los Desperdicios, servía originariamente para sacar la basura de la ciudad. Situada también en la pared este de la muralla, da acceso al Barrio Judío y es una de las más transitadas, pues es la forma más rápida de llegar al Muro de las Lamentaciones y a la Explanada de las Mezquitas.

Foto: Turismo de Israel / Berthold Welner

Puerta de Sión

19 / 510

Puerta de Sión

Construida por Solimán el Magnífico en 1540, toma su nombre del Monte de Sión, pues se encuentra frente a él, en la muralla sur de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Da acceso a los barrios Armenio y Judío y también se la conoce como Puerta de David, ya que se cree que la tumba del legendario rey está a pocos metros, en el Monte de Sión.

Foto: Turismo de Israel

Puerta de Jaffa

20 / 510

Puerta de Jaffa

Lugar donde se unen los caminos a Jaffa y Hebrón, esta puerta es la única ubicada en el lado oeste de la muralla. También conocida como Puerta del Amigo o Puerta de la Torre de David, antigua ciudadela dentro de la Ciudad Vieja, es también la entrada más transitada. Esta puesta da acceso al zoco y a la carretera que comunicaba Jerusalén con el puerto de Jaffa, en el Mediterráneo, por lo que era también la puerta de entrada de los peregrinos judíos y cristianos que llegaban a Europa.

Foto: Turismo de Israel

Puerta Nueva

21 / 510

Puerta Nueva

Construida en 1887, esta puerta no forma parte de la muralla del siglo XVI. Levantada por el Imperio Otomano para facilitar el acceso al Barrio Cristiano, se ubica en la parte noroeste de la muralla.

Foto: Turismo de Israel

Las-Canteras. Un paseo por Las Canteras

22 / 510

Un paseo por Las Canteras

Esta playa es todo un símbolo de Gran Canaria. Además, se trata de una de las mejores playas urbanas de España. Su arena dorada y la Barra de las Canteras la convierten en uno de los arenales esenciales de Islas Canarias. Un paseo paralelo a la playa es una forma excepcional de conocer la esencia de Las Palmas.

Foto: AgeFotostock

SIM-435949. Plaza del Duomo

23 / 510

Plaza del Duomo

Es un lugar irresistible por el conjunto catedralicio y los cafés situados a su alrededor. Antes de la visita a la Catedral, el Campanile de Giotto y el Battistero di San Giovanni, conviene detenerse en el bar Scudieri que, desde 1939, ofrece café, pasteles y una vista perfecta. Es el momento de iniciar el recorrido por estas obras sublimes y admirar sus dimensiones –la catedral florentina es una de las más grandes del mundo– y su belleza. La cúpula construida por Filippo Brunelleschi (114 metros de altura y 45 metros de diámetro), fue decorada con obras de Giorgio Vasari y Federico Zuccari. No perderse la subida a la cúpula por sus más de cuatrocientos vertiginosos peldaños.

Foto: Fototeca 9 x 12

Behind the Scenes, not only a car wash (Burbucar) Arq. Lina Toro Foto Imagen Subliminal OPEN HOUSE MADRID. Behind the Scenes, not only a car wash (Burbucar)

24 / 510

Behind the Scenes, not only a car wash (Burbucar)

No lo parece, pero se trata de un lavacoches, ubicado en la calle Costa Rica de Madrid. Es un negocio consolidado que utiliza procesos limpios e innovadores, y que busca visualizar su filosofía a través de una imagen renovada.

Foto: Open House Madrid

Sede Save The Children Estudio Elii Open House Madrid Pati Nuñez Agency. Sede Save The Children

25 / 510

Sede Save The Children

El proyecto consiste en la rehabilitación y ampliación de un inmueble de los años cincuenta para la creación de un nuevo centro de atención a la infancia. Después de la actuación, el edificio luce una nueva fachada que descuelga sobre la ya existente integrando un sistema de jardineras, aleros y toldos que mejora su rendimiento energético. El interior se modula con paneles móviles y está equipado con una serie de elementos que procuran una relación afectiva de los usuarios con el espacio, facilitando la interacción.

Foto: Open House Madrid

FUNDACION FERNANDO HIGUERAS 2 Open House Madrid Pati Nuñez Agency. Fundación Fernando Higueras

26 / 510

Fundación Fernando Higueras

Esta es una de las obras más características del arquitecto Fernando Higueras, al que se le dedica la nueva edición del Open House Madrid. Se trata de un único espacio de 8 metros de altura, sin tabiques ni ventanas, limitado por 4 muros de hormigón que unen las dos plantas, iluminadas por 4 claraboyas que dan al patio grande. El trabajo con la luz cenital hace que no se encuentren a faltar las ventanas tradicionales.

Foto: Open House Madrid

Coworking Twisttt by Loom Arq. Gaztelu Arq. OPEN HOUSE MADRID. Coworking Twisttt

27 / 510

Coworking Twisttt

Twisttt tiene su propia personalidad, fresca y atrevida. ¿O acaso no os gustaría trabajar en este espacio? Todo un entorno inspirador con puestos de coworking, despachos privados, salas de reuniones, salas de innovación y formación, y terraza. En Calle Princesa, 5, Planta 4 .

Foto: Open House Madrid

02 desembarco Felipe III San Sebastian. San Sebastián en el Siglo de Oro

28 / 510

San Sebastián en el Siglo de Oro

San Sebastián en 1615, a la llegada a la ciudad del rey Felipe III con su séquito. Óleo de Adam Frans van der Meulen. Monasterio del Escorial.

FOTO: Erich Lessing / Album

La famosa catedral de León. León y su gastronomía otoñal

29 / 510

León y su gastronomía otoñal

"Manjares de reyes" es el lema escogido para promocionar a León como Capital Española de la Gastronomía 2018. La ciudad ha organizado infinidad de eventos gastronómicos y culturales, que se nos antojan ideales para disfrutar en otoño. Una visita a la catedral, un paseo por el Barrio Húmedo, ver las pinturas románicas de San Isidoro o disfrutar de Casa Botines son solo algunos de los planes mientras hacemos la digestión de por ejemplo, una tapa de cecina o un buen botillo del Bierzo. Aquí os contamos algunos de los imprescindibles de una visita a León.

Foto: Fototeca 9x12

qpx-153705593. Barcelona, otoño mediterráneo y urbanita

30 / 510

Barcelona, otoño mediterráneo y urbanita

La larga franja marítima y la frondosa sierra de Collserola delimitan la ciudad y sirven de orientación para moverse por ella. Pues bien, el "lado de montaña" se convierte en un telón ideal para disfrutar de un otoño mediterráneo y urbanita como pocos. Barcelona, durante esta época del año luce, con una espléndida luz dorada que resulta muy agradable para recorrer sus calles. Aquí os contamos qué no te puedes perder en una escapada de fin de semana por Barcelona.

Foto: AgeFotostock

FCR-307628. El arte de Granada

31 / 510

El arte de Granada

La que fuera la capital del reino nazarí (siglos XIII a XV) adquiere una belleza extraordinaria con la luz otoñal. En esta época, la Alhambra luce todavía más majestuosa con las cimas de Sierra Nevada al fondo y los colores del otoño en el paisaje. Además, la ciudad universitaria despierta de su letargo veraniego y el ambiente del barrio del Albaicín es fascinante. Sin duda, un destino ideal para disfrutar de la gastronomía y de la cultura durante en uno de los próximos puentes que tiene el calendario. Prepara aquí una gran visita a Granada.

Barcelona

32 / 510

Barcelona

Barcelona da la bienvenida a los viajeros que llegan atraídos por las sorprendentes formas de la arquitectura de Gaudí, por las calles animadas, los museos, restaurantes y las las tendencias más urbanitas. La Sagrada Familia, la Boquería, el Gótic, el Raval, y el ambiente cultural de Gràcia, son ya clásicos de la ciudad. Si queremos nuevos aires, Poblenou se está convirtiendo en el nuevo escenario cultural de Barcelona. Alrededor del Museu del Disseny de Barcelona, restaurantes, talleres de artistas, tiendas con detalles preciosos, cafeterías donde ver la tarde de forma relajada. A todo ello, añade que tienes a tiro la Playa del Bogatell y entenderás porqué todas las miradas se están centrando en esta parte de la ciudad.

Foto: Gtres

Museo Guggenheim de Bilbao con la famosa escultura de la araña. Bilbao

33 / 510

Bilbao

El Museo Guggenheim Bilbao (Frank Gerhy, 1997) está reconocido como uno de los mejores edificios de la segunda mitad del siglo XX y como tal protagonizó la renovación urbana de la ciudad que se estudia en la mayoría de facultades de arquitectura y urbanismo del mundo. Olvida los agobios del transporte público porque podrás ir a todas partes caminando: galerías de arte como el espacio de  Azkuna Zentroa, restaurantes boutique y cafeterías alternativas, teatros, y, por supuesto, los grandes clásicos del Casco Viejo para una escapada ideal a Bilbao.

Foto: Gtres

starwars sevilla. Sevilla

34 / 510

Sevilla

La capital andaluza hace tiempo que se sacude de encima los eternos tópicos de Giralda, paseo en calesa, tablao flamenco y tapas turísticas para convertirse en una ciudad de vibrante ritmo urbano. Por ejemplo, vayan a la Isla de la Cartuja para sorprenderse del museo CaixaForum, obra de Vázquez Consuegra que ha recibido Building of the Year Award 2018. Aprovechemos para hacer unas tapas por el cercano barrio de Triana antes de pasarnos por El Barrio más olvidado de las guías turísticas: el Soho Benita; allí está lo novísimo de Sevilla. Imprescindible ver cómo va llegando el atardecer desde las “Setas” de la Plaza de la Encarnación.

ávila. Ávila

35 / 510

Ávila

¿Que si hay vida más allá de Madrid? Claro está que nos referimos a vida cultural. Y la respuesta es que sí; sólo hace falta ver Ávila, a menos de 120 kilómetros de la capital española. La ciudad es perfecta para una escapada de fin de semana: Ahí están sus murallas dándonos la bienvenida como uno de los monumentos medievales mejor conservados de España (la única que ha llegado completa a nuestros días). La Catedral con su espectacular claustro, sus numerosos palacios de cuando el máximo esplendor de la ciudad y sus plazas son de obligado paso. En fácil sentir el misticismo de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús. De ésta última se proponen recorridos por los escenarios vitales más importantes. Por supuesto, hay que dejarse tentar por la rica gastronomía de Ávila. En septiembre, se celebran las Jornadas Medievales de Ávila, que son una oportunidad espectacular de conocer el patrimonio monumental de la ciudad.

77430043. Ámsterdam y Bleemster

36 / 510

Ámsterdam y Bleemster

Aunque siempre apetece hacer una escapada a Ámsterdam, los amantes del mar y de las embarcaciones tienen su gran oportunidad en agosto, cuando se celebrará la Sail Amsterdam. Este evento, que reúne grandes veleros, barcos antiguos y modernos, tiene lugar una vez cada cinco años y va acompañado de un nutrido programa de espectáculos y conciertos. Tras el encuentro naviero, se puede optar por una ruta en bicicleta por los alrededores de Ámsterdam como la que recorre el pólder de Beemstera a través de grandes pastos rodeados de campos de bulbos, molinos y granjas. La experiencia no puede ser mejor, ya que es una zona magnífica para la observación de aves y además cuenta con cinco fortalezas que forman parte del Stelling van Amsterdam, la antigua línea defensiva de la ciudad. En las lindes de los pólders hay preciosos pueblos típicos, como De Rijp y Grootschermer, donde parar a comer y reponer fuerzas.

Foto: Maurizio Rellini / Fototeca 9 x 12

42-55484278. Edimburgo y la Ruta del Whisky

37 / 510

Edimburgo y la Ruta del Whisky

El verano dota a las tierras escocesas de una luz especial y de unas condiciones que la hacen irresistible. Edimburgo, pletórica en agosto con sus numerosos festivales, requiere un descanso y una excelente opción es hacer la famosa ruta del whisky de malta que atraviesa una de las regiones bellas del país. Speyside, situada en las Highlands (Tierras Altas), tiene como hilo vertebrador el río Spey en cuya orilla se alinean hasta cincuenta destilerías y algunas contundentes fortalezas medievales, como la de Dunottar. A través de esta ruta, el viajero conocerá los pormenores de la elaboración de esta bebida, así como la procedencia de su nombre, del gaélico «uisge beatha» (pronunciado ushka be-ha), que se traduce como «el agua de la vida». La ruta recala en localidades como Dufftown, que alberga nada menos que siete destilerías, y Elgin con una catedral del siglo XIII. Además es una muy buena oportunidad de catar el llamado néctar dorado y comprar algunas botellas.

Dublin Irlanda. Dublín, tras los pasos de James Joyce

38 / 510

Dublín, tras los pasos de James Joyce

Pasar un fin de semana en la capital irlandesa de la mano de Ulises, el personaje creado por James Joyce en 1922. Cada 16 de junio se celebra el Bloomsday, el evento, que se celebra recordando al personaje principal de la novela Ulises de Joyce, permite descubrir una ciudad irresistible: calles donde empezaron a tocar el grupo de música U2, pubs que sirven la mejor cerveza negra y puentes cargados de historia. No te pierdas ninguno de los barrios esenciales de Dublín, cada uno de ellos tienen su propia esencia.

Foto: Maurizio Rellini / AWL Images

GIRONA. Judería de Girona

39 / 510

Judería de Girona

La Pujada de Sant Domènec, en el call (del latín callis, conjunto de calles estrechas) de Girona. A pesar de que hace siglos que los judíos fueron expulsados del "barri vell" de Girona, su entramado de calles todavía conserva gran parte del aspecto que ofrecía durante la Edad Media. Durante su momento de mayor esplendor, el barrio judío contaba con carnicería, pescadería, horno, hospital y varias sinagogas. 

Foto: Getty Images

Piazza Maggiore - Bolonia. Piazza Maggiore de Bolonia

40 / 510

Piazza Maggiore de Bolonia

El corazón de Bolonia reúne los edificios más bellos y notables de la ciudad medieval.

Fototeca 9x12

La Finestrella - Canal Bolonia

41 / 510

La Finestrella - Canal Bolonia

Desde esta famosa ventana de La Finestrella, abierta en la Via Piella, se contempla uno de los canales de Bolonia.

 

Getty Images

Fuente de Neptuno - Bolonia. Fuentes escultóricas de Bolonia

42 / 510

Fuentes escultóricas de Bolonia

Gracias a un subsuelo surcado por arroyos y canales, Bolonia siempre dispuso en sus entrañas de suficientes recursos acuíferos. Su efecto en el exterior fue una ciudad con 60 fuentes de agua potable, muchas decorativas. La más famosa es la del dios del mar situada en la Plaza de Neptuno, un bronce del escultor Giambologna (1529-1608).

 

AGE Fotostock

Centro Salaborsa - Bolonia. La Salaborsa de Bolonia

43 / 510

La Salaborsa de Bolonia

El Centro Salaborsa ocupa la antigua Bolsa de estilo modernista. Hoy es un centro de cultura y de ocio. Bajo un suelo de vidrio conserva ruinas romanas y etruscas.

 

Gtres

Torre Asinelli - Bolonia

44 / 510

Torre Asinelli - Bolonia

Esta atalaya de 97 metros de altura forma, junto con la Torre Garisenda (48 m), el conjunto de Le Due Torri, del siglo XIV. 

ACI

Mercado de Bolonia. La Via delle Pescherie, cerca del mercado de Bolonia

45 / 510

La Via delle Pescherie, cerca del mercado de Bolonia

Getty Images

Basilica santo Stefano - Bolonia. Plaza de la Basílica de Santo Stefano - Bolonia

46 / 510

Plaza de la Basílica de Santo Stefano - Bolonia

Con su lateral de soportales, esta plaza es una de las más históricas de la ciudad. En la Edad Media reunía 7 iglesias; hoy conserva 4.

 

Fototeca 9x12

Pasta salsa Bolonesa. Pasta al ragú, la salsa de ternera guisada que en Europa se conoce como boloñesa.

47 / 510

Pasta al ragú, la salsa de ternera guisada que en Europa se conoce como boloñesa.

Getty Images

ESY-006559707. Lyon, la ciudad natal de Saint-Exupéry

48 / 510

Lyon, la ciudad natal de Saint-Exupéry

Antoine de Saint-Exupéry nació el 29 de junio de 1900 en un apartamento del centro de la ciudad de Lyon; pero a los cuatro años, al morir su padre, toda la familia pasó a vivir en el castillo de Saint-Maurice-de-Rémens, muy cerca de la ciudad. Este castillo, propiedad de la tía de su madre, la condesa de Tricaud,  se convirtió en el espacio predilecto de su infancia y su recuerdo no le abandonó nunca. En los días de lluvia él y sus hermanos (era el tercero de cinco hermanos, tres niñas y dos niños) se refugiaban para jugar en la bohardilla. Ya entonces, el futuro escritor soñaba con volar. El castillo sigue hoy vacío, pendiente desde 2011 de un eterno proyecto para convertirlo en casa-museo.

Foto: AgeFotostock

Virgen del Panecillo

49 / 510

Virgen del Panecillo

En lo alto de una colina a 3.000 metros sobre el nivel del mar se erige la mayor escultura de aluminio del planeta. Se trata de una réplica de la Virgen de Quito, creada por Bernardo Legarda en el siglo XVII, uno de los máximos exponentes de la Escuela Quiteña. La escultura representa a la Virgen María tal y como se la describe en el pasaje bíblico del Apocalipsis: una mujer con alas, con una cadena con la que sujeta a la serpiente que tiene bajo sus pies, que representa al diablo. Las vistas de 360 grados desde lo alto de la Virgen son inolvidables.

Foto: Quito Turismo

Plaza de la Independencia

50 / 510

Plaza de la Independencia

La Plaza Grande, también llamada de la Independencia, es el punto de encuentro favorito de los quiteños. Esta joya arquitectónica, ubicada en el corazón de la zona histórica, alberga el Palacio de Gobierno -inspirado en el Palacio de las Tullerías de París-, el Palacio Arzobispal, la alcaldía y la Catedral, iniciada en 1562, la más antigua de América del Sur. En el centro destaca el monumento a los Héroes de la Independencia, de principios del siglo XX, que simboliza el triunfo de la República frente al colonia española, un hecho que aconteció el 10 de agosto de 1809.

Foto: Quito Turismo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?