Castillos

1 / 155
tintagel5. Ruinas del castillo de Tintagel

1 / 155

Ruinas del castillo de Tintagel

Ruinas del castillo de Tintagel, en el extremo suroeste de Inglaterra, uno de los más espectaculares y legendarios de Gran Bretaña, asociado a los relatos del Rey Arturo desde la Edad Media.

Foto: English Heritage / Emily Whitfield-Wicks

palaciojapon10. Castillo de Nagoya

2 / 155

Castillo de Nagoya

Unos militares japoneses en un bote, limpiando un muro de piedra del castillo de Nagoya, en una fotografía del 28 de marzo de 2018.

Foto: Kyodo via AP Images / Gtres

palaciojapon11. Del siglo XVII

3 / 155

Del siglo XVII

La construcción del castillo de Nagoya finalizó en 1612.

Foto: Koichi Nakamura / The Yomiuri Shimbun via AP Images / Gtres

lagoness2. Castillo de Urquhart y lago Ness

4 / 155

Castillo de Urquhart y lago Ness

Las ovejas pastan junto a las ruinas del romántico castillo de Urquhart, situado en la orilla del lago Ness, en Escocia.

Foto: Winter / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

7-kasbah-tamadot-at-night. Kasbah Tamadot, Marrakech (Marruecos)

5 / 155

Kasbah Tamadot, Marrakech (Marruecos)

Las montañas del Atlas marroquí esconden entre sus valles el Kasbah Tamadot, una construcción cuya vista quita el aliento. Tras recorrer un largo camino, aparece en el horizonte un lujoso edificio con una suite principal que reproduce en miniatura la Kasbah, y donde el cansancio del viaje desaparecerá en un instante. Disfrutar del aire fresco del monte Toukbal tras unos días de visita en la bulliciosa Marrakech pondría el contrapunto perfecto al viaje.

Foto: Kasbah Tamadot

IIC-1801701 Ballynahinch . Ballynahinch Castle Hotel (Irlanda)

6 / 155

Ballynahinch Castle Hotel (Irlanda)

Si quieres sentirte como un auténtico cortesano, rodeado de montañas tapizadas de verde, dormir a orillas de un lago, acceder a un coto de pesca privado y montar a caballo, tu lugar es el Ballynahinch Castle. Rodeado por las montañas Twelve Bens, esta fortaleza ubicada en el condado de Galway asoma el techo en forma de picos entre el verdor irlandés y recibe al visitante en sus acogedoras habitaciones con vistas al lago.

Foto: Age fotostock

HTS-ZB950 299875 0178 Dalián. The Castle Hotel, Dalian (China)

7 / 155

The Castle Hotel, Dalian (China)

El Castle Hotel de Dalian es quizás uno de los más jóvenes de la lista. Esta próspera ciudad China, cuya costa está bañada por el mar Amarillo, levantó en 2005 un enorme castillo que emula aquellas fortalezas que salpican los bosques alemanes de Baviera. Sus especialidades: comida tradicional del norte de Europa, cerveza artesanal alemana y el Spa Kaiser, unas termas de estilo Baden-Baden. Y a sus pies, la ciudad de Dalian que, con sus playas, parques y orden urbanístico resulta un destino muy escogido por los viajeros.

Foto: Age fotostock

Z2P-2457377 Cardona. Parador de Cardona (España)

8 / 155

Parador de Cardona (España)

Ubicado estratégicamente sobre un promontorio que permitía vigilar todo el valle, el Parador de Cardona es uno de los mejores hoteles-castillo de España. En su recinto fortificado que data del siglo IX se halla además una iglesia y la torre Minyona. Todos los detalles están muy cuidados en esta fortaleza situada en la provincia de Barcelona, y para los más valientes guarda una sorpresa en la séptima planta. Son muchos los visitantes y trabajadores del hotel-castillo que afirman haber visto y oído fenómenos extraños en la habitación 712, que solo se reserva bajo petición expresa del cliente. ¿Alguien se atreve?

Foto: Age fotostock

IBR-4527687 Chateau Frontenac. Fairmont Le Château Frontenac, Quebec (Canadá)

9 / 155

Fairmont Le Château Frontenac, Quebec (Canadá)

El Hotel-castillo de Le Chateau Frontenac será una buena opción si estás de visita en Quebec y has pasado todo el día recorriendo su centro histórico. La vista desde sus ventanas y balcones es inmejorable: el río St. Lawrence y la ciudad antigua fortificada, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sus lujosas habitaciones cuentan con instalaciones modernas, pero están decoradas con ambientación de estilo europeo e inspiradas en la rica historia del hotel.

Foto: Age fotostock

AXI-12309235 Devi Garh . Raas Devi Garh, Udaipur, (India)

10 / 155

Raas Devi Garh, Udaipur, (India)

Cerca de la ciudad de Udaipur, en el Rajastán indio, la ciudad de Delawara alberga este espectacular palacio del siglo XVIII. Situado entre las colinas Aravalli, el visitante encontrará en este edificio uno de los alojamientos más originales de toda la zona. Entre los arcos tallados de su interior se esconde uno de sus mayores tesoros: una biblioteca donde relajarse y pasar el rato inmerso en la lectura.

Foto: Age fotostock

ESY-019040108 Arteaga. Castillo de Arteaga, País Vasco (España)

11 / 155

Castillo de Arteaga, País Vasco (España)

La pervivencia de la sobria estructura de este castillo de estilo neogótico se la debemos a Napoleón III y a su esposa Eugenia de Montijo, quienes encargaron su reconstrucción en el siglo XIX. Actualmente, aquello que antaño era un torreón medieval, se ha convertido en un hotel con encanto en el que se puede disfrutar de una velada gastronómica en la zona privilegiada del estuario del Urdaibai, cerca de la ciudad vasca de Guernica.

Foto: Age fotostock

ALM-A171WE Ciudad Prohibida Sudáfrica. Palacia Ciudad Perdida (Sudáfrica)

12 / 155

Palacia Ciudad Perdida (Sudáfrica)

El majestuoso palacio de la Ciudad Perdida está envuelto por las leyendas. Se dice que una comunidad africana encontró en el cráter de un volcán extinto el lugar ideal para levantar un palacio para su rey. Tiempo después un terremoto lo destruyó todo, y por ello a finales del siglo XX un joven empresario lo reconstruyó. Ahora, este complejo que cuenta con más de 300 habitaciones inspiradas en los antiguos reinos africanos, es conocido mundialmente por ser uno de los mejores hoteles-palacio del mundo.

Foto: Age fotostock

LKF-415662 Schobburg. Auf Schönburg (Alemania)

13 / 155

Auf Schönburg (Alemania)

El frondoso valle del Rin es el idílico entorno que rodea los muros de Auf Schönburg. Esta fortaleza, que data del siglo X, fue restaurada a mitad del siglo XX para convertirse en uno de los hoteles-castillo más románticos de Alemania. Su decoración, sus muebles, sus robustos muros y un cuidado jardín contribuyen a que el viaje hacia la época medieval sea completo. ¿Qué mejor que rematarlo con una visita al museo de la torre y una cena con productos de la zona?

Foto: Age fotostock

F20-311872 Castello Pavone. Castello Pavone, Turín (Italia)

14 / 155

Castello Pavone, Turín (Italia)

A medida que uno se va acercando por la carretera, la imponente imagen del Castello di Pavone atrae toda nuestra atención. Esta antigua fortaleza situada en la provincia de Turín está rodeada por un gran jardín tropical. Edificado entre los siglos IX y XI, tras una cuidada restauración hoy en día sus habitaciones cuentan con muebles tradicionales sin dejar de lado la comodidad de los mismos. El interior de todo el edificio está ambientado de manera que los visitantes puedan hacer un viaje en el tiempo y sentirse como un rey en la Edad Media.

Foto: Age fotostock

LKF-291409 Ashford Castle. Castillo de Ashford (Irlanda)

15 / 155

Castillo de Ashford (Irlanda)

En la orilla del lago Corrib asienta sus sólidos cimientos el Castillo de Ashford. Además de un entorno envidiable y unos jardines de cuento, este hotel-castillo ofrece la posibilidad de probar la gastronomía típica irlandesa así como pescado fresco del lago. La casa anglo-normanda de Burke construyó este castillo en el siglo XIII, hoy en día restaurado en consonancia con su pasado histórico. Actualmente es frecuentado por algunas celebrities y nobles ingleses e irlandeses.

Foto: Age fotostock

LadislavRenner Krivoklat web. Todo empieza con la llegada de la primavera

16 / 155

Todo empieza con la llegada de la primavera

La llegada de la primavera marca las festividades de la Pascua en República Checa. Entre el 31 de marzo y el 1 de abril se celebra su llegada en el magnífico castillo de Křivoklát que se ve ne la imagen. Para llegar hasta allí desde la ciudad más turística se ha habilitado un tren histórico que completa el trayecto Praga a Křivoklát.

Foto: Czech Tourism | Ladislav Renner

Castillo de Neuschwanstein

17 / 155

Castillo de Neuschwanstein

El castillo de Neuschwanstein parece salir directamente de un cuento de hadas. Su entorno y la belleza de su arquitectura lo convierten en todo un clásico del turismo de Alemania. Es el último de los castillos de Baviera que mandó construir Luis II de Baviera. ¿Sabías que sirvió de inspiración para el Castillo de Disney?

Foto: Gtres

perigord-castillo. Tierra de castillos

18 / 155

Tierra de castillos

Un paisaje domesticado y pulcro, jalonado por caseríos que llaman châteaux (castillos). Hay 44 fortalezas visitables en el Perigord. El pueblo de Castelnaud se erige sobre la orilla del río Dordoña y la cresta que corona su castillo del siglo XII.  

Foto: Jordan Banks / Fototeca 9x12

perigord pueblo. Beynac

19 / 155

Beynac

Algunos de "los pueblos más bellos de Francia" se hallan en esta región del país, auténtica y recóndita por su riqueza de atributos. Sobre estas líneas el pueblo medieval de Beynac-Cazenac, que cuenta con un imponente castillo. 

Foto: Fotolia

perigord-jardines. Castillo de Marqueyssac

20 / 155

Castillo de Marqueyssac

Desde lo alto de las torres del castillo de Beynac se divisan otros cuatro castillos a orillas del río: Fayrac, Castelnaud –se puede visitar–, Lacoste y Marqueyssac, sobre estas líneas. Con senderos entre 150.000 bojes y un mirador a 130 metros de alto, su jardín es uno de los rincones más encantadores del valle. 

Foto: Vincent Bouvais

perigord-castelnaud. Castelnaud-la-Chapelle

21 / 155

Castelnaud-la-Chapelle

Su castillo del siglo XII forma parte del conjunto de fortalezas que se erigen en el tramo alto del río Dordoña, en el llamado Perigord Negro.

Foto: Jordan Banks / Fototeca 9x12

AA379115. Retrato ecuestre de Luis XIII, por Claude Deruet. Castillo de Versalles.

22 / 155

Retrato ecuestre de Luis XIII, por Claude Deruet. Castillo de Versalles.

Los propagandistas contrarios a Richelieu dejaron la imagen de un ministro que se había adueñado totalmente de la débil voluntad de Luis XIII. La realidad fue más compleja. Durante mucho tiempo Luis miró con mucho recelo a Richelieu. Y aun después de elegirlo primer ministro, seguía sintiéndose incómodo ante un hombre 17 años mayor, con una inteligencia y una determinación de las que él mismo carecía. Richelieu supo valerse de las debilidades del rey para fortalecer su poder, por ejemplo indisponiéndolo con la reina madre y sobre todo con su esposa, Ana de Austria, y proporcionándole amistades, femeninas y masculinas, que dieran cauce a la emotividad del rey. Gracias a su condición de cardenal, no dudaba en ocasiones en sermonearlo, instándolo a comportarse a la altura de su cargo.

Pero Luis XIII nunca dejó de ser el verdadero soberano. Richelieu era sabedor de que su posición pendía del delgado hilo del favor real, y en varias ocasiones creyó perderlo, como en la Jornada de los Engaños o en la conspiración de Cinq-Mars, alentada tácitamente por el soberano. Su gran baza para mantenerse en el poder era su propia capacidad política, y la creencia que supo transmitir a Luis de que con su política la monarquía francesa recuperaría todo su esplendor. Los éxitos militares y diplomáticos que se sucedieron desde 1628 convencieron a Luis de que la política de Richelieu era la buena y que su contribución resultaba imprescindible. Como le escribía ya en 1626: "Tengo puesta en vos toda mi confianza, y ciertamente nunca he encontrado otro hombre que me sirviera tan a mi gusto...". 

Foto: Art Archive

Castillo Santa Barbara

23 / 155

Castillo Santa Barbara

Dada su importancia, Pedro IV de Aragón nombró la plaza fuerte de Alicante como "la Clau del Regne" (La Llave del Reino). En la "Ruta de los Castillos de la Llave del Reino" conocemos el corazón de la provincia alicantina: la ciudad de Alicante y alrededores. En una única panorámica, vislumbramos el dominio sobre el Mediterráneo y la riqueza agraria de la huerta alicantina que hicieron que este territorio fuera codiciado por muchos.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Torre de San Jose Tabarca

24 / 155

Torre de San Jose Tabarca

​Ubicada en la parte central de la Isla de Tabarca, frente al Puerto de Santa Pola, encontramos esta torre defensiva en buen estado de conservación. Es un edificio de forma tronco-piramidal y de base cuadrada con tres plantas, proyectada por Baltasar Ricoud (1789). La Isla forma parte de la Reserva Marina de Tabarca, declarada en 1986 y primera en su clase en España, destino conocido por los amantes del submarinismo.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Torre de la Horadada Pilar de la Horadada . Torre de la Horadada, Pilar de la Horadada

25 / 155

Torre de la Horadada, Pilar de la Horadada

La "Ruta de los Castillos de Tudmir" pone en valor el pasado visigodo en el sur de la provincia de Alicante. El conde Teodomiro fue un gran estratega que acabó controlando un basto dominio territorial, cuyo epicentro se situó en el municipio de Orihuela, donde podemos visitar su casco viejo declarado conjunto histórico-artístico y monumental. Encontramos torres defensivas, castillos árabes y murallas en el bello paisaje de la Vega Baja y el río Segura. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

muralla de Orihuela . Conjunto fortificado de Orihuela

26 / 155

Conjunto fortificado de Orihuela

Se trata de un importante conjunto de origen andalusí que se usó como sistema defensivo de origen. Hoy podemos visitar los restos del Castillo de Orihuela, de las murallas de la ciudad y la Puerta de la Olma, o de Crevillente. Tanto el castillo como las murallas son espléndidas muestras del patrimonio arquitectónico que conforma el Casco Viejo de Orihuela,  declarado conjunto histórico-artístico y monumental en 1969.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Castilllo de Penella Cocentaina

27 / 155

Castilllo de Penella Cocentaina

La "Ruta de los Castillos de la Montaña" conduce al viajero por las tierras accidentadas de las cordilleras prelitorales. Si la Costa Blanca es conocida por sus playas, esta otra ruta nos da una perspectiva diferente de la provincia: la de los tranquilos pueblos y villas de montaña, con una vida menos bulliciosa a la de la costa. La huella árabe se conserva en las torres almohades, rehabilitadas como miradores. Es un espectáculo contemplar  las fortalezas sobre los roquedos y crestas calizas. 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Castillo Onil

28 / 155

Castillo Onil

Este Palacio-Fortaleza de entrada guiada y gratuita es uno de los edificios civiles de mayor belleza de la "Ruta de los Castillos de la Montaña".
Ramón de Vilanova, Barón de la “Foia de Castalla” y “Señor de Onil” y Fabanella, lo mandó construir en el año 1539. Su estilo es gótico-renacentista. En la Sala de Exposiciones están representadas las fiestas de interés turístico de Onil, municipio conocido como la cuna de las muñecas y los juguetes.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Castillo de Guadalest

29 / 155

Castillo de Guadalest

La ruta "Castillos de la Frontera del Miedo" nos lleva a un tiempo en el que los peligros llegaban desde el mar. El miedo a los corsarios fue el motivo de fundación de muchas localidades de la cosa mediterránea tan populares hoy en día como Benidorm, Altea, Calp, Xàbia o Dénia, a la que los reyes cristianos dotaron de torres defensivas y fuertes. Esta ruta brinda una oportunidad única de disfrutar del litoral de la Costa Blanca.
 

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Castillo de Dènia . Castillo de Denia

30 / 155

Castillo de Denia

En la parte de mayor altura de la localidad se encuentra el castillo de Denia,  cuyo diseño se remonta a época islámica, entre los siglos XI y XII. Desde sus torres tendremos unas vistas espectaculares del Mediterráneo. Funciona un Museo Arqueológico de vital importancia para conocer la historia de la zona. En el exterior, del barrio Les Roques sorprenden sus calles estrechas y casas de poca altura. La gamba roja de Denia es imprescindible si queremos conocer el sabor original de la Costa Blanca.

Foto: Patronato de Turismo de la Costa Blanca

Castillo de Siguenza. Castillo de Sigüenza

31 / 155

Castillo de Sigüenza

Fue el Castillo de Sigüenza en el que fue encerrada Blanca de Borbón, esposa de Pedro I, quien la haría asesinar más tarde en Andalucía.

Foto: Miguel Raurich / Album

shutterstock 428804995. El centinela de Praga

32 / 155

El centinela de Praga

La imponente fortaleza de la capital checa reina sobre la colina de la ciudad, donde se encuentra ubicado el barrio de Malá Strana, y ofrece extraordinarias vistas al río Moldava.

AWL OMA2065. Castillos omanís

33 / 155

Castillos omanís

El norte del país cuenta con una decena de fuertes situados frente a la costa o en lugares elevados. El de Nakl se localiza a 120 kilómetros de la ciudad de Mascate. 

Foto: Malcolm MacGregor / AWL Images

X5V-2552191. Almonaster la Real

34 / 155

Almonaster la Real

Este pueblo fundado por los romanos conserva vestigios árabes. En lo más alto sobresale el campanario, antiguo alminar de la mezquita que había en el siglo IX y de la que han sobrevivido elementos originales, como el mihrab. 

B21-2091962. Tierra de viñedos

35 / 155

Tierra de viñedos

El castillo medieval de Monbadon, al este de Burdeos, se halla junto a un promontorio de 114 metros, uno de los más altos de la Gironda. 

Foto: J.D. Dallet / Age Fotostock

shutterstock 478548790. Castillo de Amboise

36 / 155

Castillo de Amboise

En este castillo junto al Loira y al este de Tours se encuentra la tumba de Leonardo da Vinci.

Foto: Gaspar Janos / Shutterstock

ESY-014961501. El castillo en 2017

37 / 155

El castillo en 2017

El llamado "rey loco" tenía fama de excéntrico, pero los palacios que imaginó como refugios en los bosques, montañas y lagos de su amada Baviera forman hoy una de las rutas más atractivas de Alemania. Neuschwanstein se halla a 4 kilómetros de Füssen. Se aconseja acudir primero al mirador situado enfrente y apreciar su presencia casi irreal que remite a los cuentos de hadas (inspiró el castillo de la Bella Durmiente).

Foto: Age Fotostock

l06 00380204. El castillo en 1869

38 / 155

El castillo en 1869

Luis II dibujaba de niño un roquedo cercano al palacio de su padre. Con 24 años, siendo ya rey, sobre él mandó elevar Neuschwanstein, su castillo más fantasioso y el que menos pudo disfrutar. Las obras iniciadas en 1869 duraron dos décadas, en las que a veces se trabajaba de noche con candiles. El interior se lo encargó a un escenógrafo teatral para que representara las óperas de Wagner, su protegido.

Foto: Age fotostock

DE000836a. El castillo en 1886

39 / 155

El castillo en 1886

En 1886 el rey dormía en sus aposentos cuando fue arrestado por su supuesta incapacidad mental. Al poco tiempo moría ahogado en un lago –pese a ser un gran nadador– sin ver completado su sueño. Más tarde, los nazis ocultaron en el castillo las obras de arte y el oro requisados a los judíos. Había orden de destruirlo en caso de derrota, pero Neuschwanstein sobrevivió. 

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

Neuschwanstein Thronsaal DI002149. Thronsaal o Sala del trono

40 / 155

Thronsaal o Sala del trono

La sala donde debía ubicarse el trono de Luis II estaba situada entre el tercer y el cuarto piso y media 13 metros de altura. Los flancos están decorados con suntuosas arcadas doradas y termina en un ábside con un lugar reservado para el trono. La lámpara crea el efecto de una enorme corona justo encima de donde debía sentarse el rey.

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

Neuschwanstein Ansicht-von-Nordosten Foto-Anton-Brandl DE000049b. Una ubicación excepcional

41 / 155

Una ubicación excepcional

En un lugar privilegiado de la profunda región bávara, el castillo de Neuschwanstein se yergue en el desfiladero de Pöllat. Las altas cumbres de los Alpes nevados y los numerosos lagos que se hallan en la zona otorgan a este castillo un aura mística. 

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

Neuschwanstein Oberer-Hof Foto-Irma-Mayr DE000768a. La entrada principal de Neuschwnastein

42 / 155

La entrada principal de Neuschwnastein

La imponente fachada principal del palacio recibe al visitante con toda la solemnidad en el patio superior. El edificio de la derecha es la "casa de los caballeros", mientras que en la parte izquierda de la imagen, tras el árbol, se puede ver "el cuarto de las damas". 

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

Neuschwanstein Ankleidezimmer DI002163 Zweitbelichtung01. Vestidor

43 / 155

Vestidor

En el tercer piso y junto a las demás estancias de la residencia real, estaba ubicado el vestidor, decorado con el mismo estilo solemne que el resto de cuartos del Castillo. En su interior se tiene la impresión de caminar por un escenario, entre cortinajes, revestimientos de roble y frescos que aluden a mitos wagnerianos. Tras su aspecto medieval y romántico sorprende la innovadora equipación que tenía: agua corriente, calefacción, montacargas, timbres para el servicio.... Hoy es el monumento más fotografiado del país. 

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

Neuschwanstein Foto-Fotostudio-Samer DI006313. Una huella imborrable

44 / 155

Una huella imborrable

A pesar de que ya hacía varios meses que Luis II vivía en el castillo, cuando murió el rey todavía no había terminado la construcción de su residencia. Y de hecho nunca se terminó completamente. La partes que faltaban se acabaron de forma rápida y sin cumplir las exigencias del monarca. Aún así, el castillo ya tenía la esencia de lo que hasta hoy lo ha convertido en un símbolo de Baviera: la huella de Luis II. 

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

DE000770a. El palacio de Baviera

45 / 155

El palacio de Baviera

Para la construcción de este palacio, el rey exigió exclusivamente trabajadores y materiales bávaros, sin apenas importaciones. Así se desarrolló una poderosa industria artesanal haciendo, hoy por hoy, que Baviera siga siendo uno de los enclaves industriales más importantes de Alemania.

Foto: © Bayerische Schlösserverwaltung. www.schloesser.bayern.de

SIM-758060. Fortalezas medievales

46 / 155

Fortalezas medievales

Más de 170 castillos se erigen sobre las peñas que flanquean el curso del río Dora Baltea. En la imagen, el de Saint Pierre.

Foto: Stefano Torrione / Fototeca 9x12

Mapa de los castillos . Mapa de situación de los castillos más importantes

47 / 155

Mapa de situación de los castillos más importantes

Localización de la ruta de los castillos omeyas de Jordania. La mayoría están muy cerca los unos de los otros, por lo que hay empresas que ofrecen circuitos de un día partiendo desde Amán. 

Fortaleza de La Mota. Fortaleza de la Mota

48 / 155

Fortaleza de la Mota

Ocupada por los musulmanes en el año 713, la Mota fue tomada por Alfonso XI en 1341. Este lugar fue la última frontera del reino cristiano antes de la toma de Granada, por lo que se convirtió en un lugar estratégico. 

Foto: Laura Fernández

Túneles de acceso de Alcalá a Real. Túneles de acceso a la Mota

49 / 155

Túneles de acceso a la Mota

La Mota cuenta con un entramado de túneles por donde acceder a la fortaleza. Antiguamente aquí es donde se encontraban algunos de los pozos de agua. Con la conquista cristiana estos se ampliaron y algunos tramos fueron convertidos en casas-cueva. 

Vistas de Alcalá la Real desde el castillo

50 / 155

Vistas de Alcalá la Real desde el castillo

Bajo la fortaleza de la Mota está Alcalá la Real, la ciudad que durante años fue la última frontera cristiana. La vida en ella era próspera, había contrabando y trata de esclavos. Por ella pasaron ilustres artistas como Pablo de Rojas, José Ventura y el Arcipreste de Hita, de quién se dice que era oriundo de aquí. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?