Botánica

1 / 204
Lonicera caerulea

1 / 204

Lonicera caerulea

Foto: Kim Young / PolarTREC 2018 / Courtesy of ARCUS

STOCK MM9796 carrot

2 / 204

HOJA DE ZANAHORIA

300 AUMENTOS

El exceso de calor vuelve a las zanahorias amargas y leñosas. Con el alza de las temperaturas y de los niveles de ozono, las zanahorias perderán valor nutricional. Los investigadores están hibridándolas con variedades silvestres para aumentar su resistencia a la sequía.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 BlueberrySeed

3 / 204

SEMILLA DE ARÁNDANO

300 AUMENTOS

Estas bayas corren cada vez más peligro a causa de unas heladas y sequías imprevisibles, si bien los investigadores creen que estos problemas pueden mitigarse. Otra amenaza es la drosófila de alas manchadas, un insecto oriundo de Asia que daña las bayas tiernas y prefiere climas cálidos.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 hopleaf

4 / 204

HOJA DE LÚPULO

240 AUMENTOS

El lúpulo es crucial para la industria cervecera, pero en el valle de Yakima (en el estado de Washington), una de las mayores regiones lupuleras del mundo, la disminución de las acumulaciones de nieve y el retroceso de los glaciares de la cordillera de las Cascadas se traduce en menos agua para las explotaciones de lúpulo. Algunos cerveceros están buscando variedades silvestres del Sudoeste de Estados Unidos, más resistentes, y algunos productores experimentan ya con lúpulo de Florida.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 KaleAnther

5 / 204

ANTERA DE COL RIZADA

240 AUMENTOS

La antera es la parte de la flor que produce el polen. La demanda de col rizada, o kale, se disparó en la década de 2010 cuando se la incluyó en el panteón de los superalimentos, pero su cultivo a gran escala (como el de cualquier especie) puede tener consecuencias medioambientales nefastas. Cada vez son más los productores de alimentos que adoptan ciertas técnicas propias de la agricultura regenerativa –como el arado reducido y los cultivos de cobertura– que combaten la erosión y devuelven más carbono al suelo.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 OliveBud

6 / 204

YEMA DE OLIVO

80 AUMENTOS

Las yemas florales del olivo arbequino originan unas aceitunas muy sabrosas. Estos árboles perennes son capaces de capturar carbono a largo plazo: 10 kilos de dióxido de carbono por litro de aceite de oliva extraído, según el Consejo Oleícola Internacional. Los productores españoles también plantan cultivos de cobertura para ayudar al suelo circundante en la captura del carbono. Pero en los últimos años, una bacteriosis invasora ha hecho mella en los olivares mediterráneos.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 hempleaf

7 / 204

HOJA DE CÁÑAMO

170 AUMENTOS

El cáñamo industrial es un cultivo de una versatilidad increíble. Sus semillas son una rica fuente de proteínas y fibra. El aislamiento fabricado con sus fibras se presenta como un material constructivo con cero emisiones de carbono, ya que retiene el CO2 secuestrado por la planta. La ciencia investiga ya otras posibles aplicaciones ecológicas, desde su uso como combustible hasta la producción de bioplásticos.

Foto: Robert Dash

STOCK MM9796 Lavender2

8 / 204

YEMA DE LAVANDA

300 AUMENTOS

Una cubierta de pelos ramosos portadores de glándulas oleosas aromáticas protege una yema de lavanda, una planta muy utilizada para dar sabor a los alimentos y aroma a los cosméticos. Las especies perennes como la lavanda, el avellano o el cereal Kernza, son longevas; su cultivo puede contribuir a mejorar el suelo, alimentar a los polinizadores y reducir la necesidad de arar la tierra cada año.

Foto: Robert Dash

FLOSCULO DE GIRASOL

9 / 204

FLÓSCULO DE GIRASOL

700 AUMENTOS

Numerosos granos de polen erizados de espinas tapizan una de las muchas flores que conforman el capítulo del girasol. Esta planta resiste sequías, altas temperaturas, suelos salinos y enfermedades. Los genetistas están estudiando su vasto genoma para averiguar cómo prospera en ambientes con estrés, y los coleccionistas de semillas preservan las variedades silvestres en previsión de un futuro estrés climático. Los agricultores también pueden incluir el girasol entre las varias especies que componen los cultivos de cobertura, que se siembran entre las cosechas principales para proteger la calidad del suelo, evitar la erosión, conservar el agua y reducir el uso de pesticidas. Estas imágenes se han tomado con un microscopio electrónico de barrido, que utiliza electrones en vez de luz para captar los detalles más diminutos. Los resultados son en blanco y negro. Robert Dash, afincado en la zona de Seattle, es docente y fotógrafo.

Foto: Robert Dash

Metamorfosis floral

10 / 204

Metamorfosis floral

Fotografía ganadora en la categoría: Alimentación y Nutrición

La transformación de las flores de girasol en frutos es espectacular. El girasol no es una flor como tal, sino un conjunto de inflorescencias. Cuando son polinizadas, se convierten en frutos (pipas), pero el proceso no ocurre en todas a la vez. Por eso es fácil encontrar girasoles como el de la imagen, con una zona en la que las pipas ya están casi maduras y otra en donde todavía se pueden ver las flores.

Foto: David Talens Perales / FOTCIENCIA 2021

El bosque de parasoles

11 / 204

El bosque de parasoles

Fotografía ganadora en la categoría: Agricultura sostenible

El envés de la hoja de olivo (Olea europaea) está cubierto por un denso conjunto de parasoles que protegen la superficie de la radiación solar, como las sombrillas en una playa. Estas estructuras son en realidad pelos multicelulares que, posiblemente, limitan la pérdida de agua cuando se abren los estomas, poros micrométricos que se aprecian en la superficie cuando alguno de los pelos se cae y queda una calva, como las que se ven en la imagen en color verde. El olivo es un árbol muy adaptado al clima mediterráneo y resistente a la escasez de agua. De hecho estos pelos protectores son un rasgo de adaptación de sus hojas a las exigentes condiciones que se dan en la época estival.

Foto: Enrique Rodríguez Cañas / Victoria Fernández Fernández / FOTCIENCIA 2021

Tricoma (blancos), estomas (púrpura) y vasos (cian) en una hoja de Quercus virginiana

12 / 204

Tricoma (blancos), estomas (púrpura) y vasos (cian) en una hoja de Quercus virginiana

Fotografía galardonada con el primer premio.

Obtenida mediante apilamiento de imágenes. 60X

Foto: Jason Kirk / Nikon Small World 2021

The nurturing wetland

13 / 204

The nurturing wetland

Foto: Rakesh Pulapa / Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum of London

Sosteniendo el Universo  - Echium pininana

14 / 204

Sosteniendo el Universo - Echium pininana

Foto: Juan Méndez Quesada

Nutritional Supplement

15 / 204

Nutritional Supplement

Fotografía finalista en la categoría: Landscapes, Waterscapes, and Flora

A pesar de sus modestas proporciones y su rareza en la naturaleza, la venus atrapamoscas -Dionaea muscipula- es una de las plantas más reconocibles del mundo. Ya solo su forma icónica es una sugerencia del potencial carnívoro del que hace gala la especie. Esa inversión de roles, una planta que come animales, se ha convertido en una novedad popular para muchas personas, impulsando un lucrativo mercado de plantas cultivadas y, lamentablemente, también la captura furtiva de plantas silvestres. En sus bosques nativos de pinos de hoja larga -Pinus palustris- de las Carolinas, sin embargo, el carnivorismo, más que una opción, es un modo de supervivencia. Allí, la especie se gana la vida como otras plantas, aprovechando la energía de la luz solar para fabricar su alimento. Pero en contraste con muchos otros vegetales, la venus atrapamoscas también debe obtener los nutrientes vitales que escasean en los suelos en los que crece. Con hojas abisagradas que se cierran al menor toque unos resortes en forma de pelos superficiales, está altamente especializada para atrapar insectos como esta mosca flotante -Toxomerus sp.- que aprendió donde no debía posarse de la manera más difícil.

Esta imágen apareció originalmente en bioGraphic, una revista online sobre ciencia y sostenibilidad y patrocinador oficial del concurso de fotografía Big Picture Natural World de la Academia de Ciencias de California.

Foto: Nick Kanakis / The Big Picture 2021 / CalAcademy / bioGraphic

Melòn sudanés de Kordofán -Citrullus lanatus cordophanus-

16 / 204

Melòn sudanés de Kordofán -Citrullus lanatus cordophanus-

Foto: Shang Wu

Las Lagunillas, Islote de los lobos. Fuerteventura, Islas Canarias. Limonium bollei

17 / 204

Las Lagunillas, Islote de los lobos. Fuerteventura, Islas Canarias. Limonium bollei

Foto: Juanmi Alemany

Nassella tenuissima

18 / 204

Nassella tenuissima

Foto: iStock

Agalla producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis. Agallas producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis

19 / 204

Agallas producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis

Foto: David Stern

Seraya Duan Kasar / The Hidden Beauty of Seeds and Fruits II

20 / 204

Seraya Duan Kasar / The Hidden Beauty of Seeds and Fruits II

Cultivos, plantas venenosas, plantas de jardín, plantas medicinales, pequeñas hierbas, árboles gigantes de la selva tropical, todo tipo de plantas y hongos están representados. Herbarios como el RBGE actúan como "bibliotecas" de material vegetal y son cruciales para ayudarnos a determinar qué plantas crecen, dónde y cómo podemos diferenciarlas. Las imágenes presentadas permiten a la audiencia apreciar y estudiar estos diminutos especímenes con niveles de detalle que normalmente solo están disponibles con el uso de microscopios. Utilizando técnicas de apilamiento de fotografías y un sistema de cámara a medida, las imágenes muestran niveles de detalle sin precedentes a partir de muestras demasiado pequeñas para verlas a simple vista, lo que nos proporciona una visión de un mundo invisible

Foto: Levon Biss / Professional, Wildlife & Nature, 2021 Sony World Photography Awards

Birthwort / The Hidden Beauty of Seeds and Fruits I

21 / 204

Birthwort / The Hidden Beauty of Seeds and Fruits I

Esta serie muestra la colección histórica de carpología del Real Jardín Botánico de Edimburgo. Después de examinar minuciosamente más de 3500 especímenes históricos, se seleccionaron 121 para su inclusión, concentrándose en aquellos con las adaptaciones e historias evolutivas más sorprendentes. Muchos de los especímenes datan de principios del siglo XIX y fueron recolectados por los botánicos pioneros de su tiempo, incluidos los de la expedición Challenger de 1872 a 1876. A lo largo de su larga historia, los científicos han utilizado la colección del herbario RBGE para ayudarlos e interpretar la diversidad de plantas y hongos.

Foto: Levon Biss / Professional, Wildlife & Nature, 2021 Sony World Photography Awards

Coloración de Fritillaria delavay sin presión de recolección

22 / 204

Coloración de Fritillaria delavay sin presión de recolección

Foto: Yang Niu

Gradación en la coloración de Fritillaria delavay

23 / 204

Gradación en la coloración de Fritillaria delavay

Foto: Sun et al.

Coloración de Fritillaria delavay con presión de recolección

24 / 204

Coloración de Fritillaria delavay con presión de recolección

Foto: Yang Niu

Bejewelled Water of Lily Leaf

25 / 204

Bejewelled Water of Lily Leaf

Fotografía galardonada con un premio de plata en la categoría: Revealing Nature

Vía: [p] Photo Publicity

Foto: Better Photography Magazine Photo of the Year 2020 / Polly Fenton

The forest born of fire

26 / 204

The forest born of fire

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Plants and Fungi

La región de la Araucanía, en Chile, lleva el nombre de sus árboles de araucaria, aquí erguidos sobre un fondo de bosque de hayas del sur de finales de otoño. Andrea había quedado encantada con esta vista un año antes y había programado su regreso para capturarla con la cámara. Caminó durante horas hasta una cresta con vistas al bosque y esperó la luz adecuada, justo después del atardecer, para enfatizar los colores. Los árboles relucían como alfileres esparcidos por el paisaje, y enmarcó la composición para crear la sensación de que el mundo entero estaba vestido con esta extraña tela de bosque.

Originaria del centro-sur de Chile y el oeste de Argentina, esta especie de araucaria fue introducida en Europa a finales del siglo XVIII, donde se cultivó como curiosidad y con fines ornamentales. Muy apreciado por su apariencia distintiva, con espirales de hojas puntiagudas alrededor de las ramas angulares y el tronco, el árbol adquirió el nombre en inglés de rompecabezas. En su hábitat natural, la Araucaria forma extensos bosques, a menudo en asociación con hayas del sur. La ecología de estas regiones está determinada por perturbaciones dramáticas, incluidas erupciones volcánicas e incendios. La araucaria resiste los incendios al tener una corteza gruesa y protectora y cogollos especialmente adaptados, mientras que el haya del sur, un pionero, se regenera vigorosamente después de los incendios. En tales entornos, la araucaria puede crecer hasta 50 metros de altura, y puede vivir más de 1.000 años.

Canon 6D + 100–400mm f4.5–5.6 lens; 20 sec at f8; ISO 640; Leofoto tripod + ball head.

Foto: Andrea Pozzi / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

StephenDavis AncientOaks. Ancient Oaks

27 / 204

Ancient Oaks

Fotografía finalista en la categoría: Changing Forests

Stephen Davis es un ecologista jubilado con una larga carrera trabajando para organizaciones de conservación de la naturaleza tanto en el Reino Unido como en Europa. Sus intereses radican en los procesos ecológicos dinámicos de crecimiento, declive y descomposición que exhiben los árboles, y los múltiples nichos ecológicos que persisten durante la vida (y muerte) del árbol. Estas imágenes forman parte de una serie documental de fotografías que ilustran los antiguos robles de Savernake Forest en Wiltshire.

Estos robles crecen entre hayas mucho más jóvenes -plantadas en el siglo XX- y también se caracterizan por una tener una corteza profundamente agrietada, ramas rotas, heridas y fracturas, agujeros de podredumbre o ramas desnudas: son baúles huecos que cuentan una gran historia. Los árboles no son altos ni rectos, sino que tienen troncos relativamente cortos y rechonchos; el más antiguo tiene más de catorce metros de circunferencia. Sus magníficas copas extendidas, algunas con múltiples ramas ascendentes, ilustran la práctica histórica del desmochado.

Foto: Stephen Davis / Earth Photo 2020

StephenDavis OakPollard. Oak Pollard

28 / 204

Oak Pollard

Fotografía finalista en la categoría: Changing Forests

El diámetro de las ramas ascendentes de algunos de estos árbols son muchas veces más grandes que los robles y hayas más jóvenes que se encuentran en el bosque. Estas extremidades desarrollan su propio ecosistema de plantas, helechos y líquenes.

Este es un bosque que cambia dinámicamente y está sujeto a ciclos de crecimiento y descomposición a corto y largo plazo. Es el hábitat con muchos insectos raros, moscas y escarabajos que son especialistas y que se alimentan de madera muerta. El bosque también alberga más de cien especies de líquenes y más de quinientas especies de hongos.

Foto: Stephen Davis/ Earth Photo 2020

Physalis alkekengi

29 / 204

Physalis alkekengi

Foto: AP

Síntomas de la roya en Picea Abies

30 / 204

Síntomas de la roya en Picea Abies

Foto: Carlos Trujillo-Moya

A Sticky Situation

31 / 204

A Sticky Situation

Fotografía ganadora en la categoría: Landscapes, Waterscapes & Flora

Inocentemente posadas en las delgadas espinas rojas de Drosera intermedia, las gotas de néctar atraen a los insectos hacia un cóctel dulce y letal. Cuando un insecto aterriza para tomar del néctar, esta planta retuerce lentamente sus hojas a su alrededor, liberando enzimas digestivas que licúan a sus presas desprevenidas, convirtiéndolas en una frugal y fácilmente digerible comida. Si una drosera atrapa por el contrario algo no comestible o poco nutritivo, lo libera rápidamente.

El nitrógeno y el fósforo de los insectos que comen permiten que estas plantas prosperen en lugares donde la mayoría no pueden sobrevivir, como en los suelos ácidos y pobres en nutrientes de los pantanos y las ciénagas. Estas adaptaciones fascinaron a Charles Darwin, quien escribió en 1860 que se preocupaba "más por Drosera que por el origen de todas las especies". No obstante, Darwin esperaría 15 años antes de publicar sus controvertidas sospechas de que, de hecho, algunas plantas comen animales.

 

Estas imágenes fueron originalmente publicadas en en bioGraphic, una revista en línea sobre ciencia y sostenibilidad y el patrocinador oficial de los medios para el concurso BigPicture: Natural World Photography Competition de la Academia de Ciencias de California.

Foto: Edwin Giesbers / The Big Picture 2020

Coco-postal

32 / 204

Coco-postal

Foto: Mark Thiessen

Región de Kimberley, Australia Occidental

33 / 204

Región de Kimberley, Australia Occidental

Foto: iStock

34 / 204

The Freshwater Forest

Los delgados tallos de un molino de agua euroasiático, con su espirales de hojas suaves y plumosas, se elevan hacia el cielo desde el lecho del lago Neuchâtel, en Suiza. Michel ha fotografiado regiones de agua dulce en todo el mundo, pero esta fue la primera vez que se zambulló en el lago más cercano a su casa. Estaba nadando cerca de la superficie, absorto en la belleza de las plantas y sus pequeñas flores rojizas, cuando vio como un enorme lucio desaparecía entre la masa de vegetación. Muy lentamente, se hundió para mirar más de cerca. Cuando llegó al fondo, se encontró inmerso en una "jungla submarina con una vista infinita". Esta hierba acuática de la familia de las haloragáceas es una planta originaria de Europa, Asia y África del Norte, pero se ha extendido por todo el mundo. Puede crecer a partir de fragmentos colonizando rápidamente estanques, lagos y aguas de movimiento lento, con un crecimiento denso que puede privar de luz a las especies nativas. Cuando Michel inspeccionó los tallos, extendiéndose varios metros, notó que algunos sostenían gruesos racimos de mejillones cebra. Originarios de Rusia y Ucrania, estos pequeños moluscos, con patrones de bandas característicos, son reproductores prolíficos que han invadido la mayor parte de Europa occidental y América del Norte. Su alimentación por filtración reduce significativamente las densidades de plancton, aumenta la claridad del agua y altera los ecosistemas. Maniobrando cuidadosamente su voluminoso equipo de buceo en la maraña de vegetación, Michel compuso su imagen con un gran angular para transmitir la sensación de estar mirando desde el suelo de un bosque entre una multitud de árboles altísimos.

Sony α7R + 16–35mm f4 lens at 16mm; 1/40 sec at f8; ISO 200; Nauticam housing.

Foto: Michel Roggo / Wildlife Photographer of the Year 2019

35 / 204

Café de la variedades Ambongo -izquierda- y Arábica

Según un nuevo estudio alrededor del 60% de las especies de café silvestres, las cuales podrían contribuir a la resistencia de las especies de café comerciales, están en alto riesgo de extinción.

Foto: RBG, Kew

36 / 204

Café de la variedades Ambongo -primer plano- y Arábica

La variedad Ambongo, nativa de Madagascar es es una de las 74 especies de café en peligro de extinción. 

Foto: RBG, Kew

37 / 204

Frutos de una planta de café arábica

El comercio mundial de café se basa principalmente en dos especies: Arábica -Coffea arabica- que comprende el 60% del café comercializado y la variedad Robusta -Coffea canephora- que comprende el 40% restante

Foto: Aaron Davis, RBG, Kew

38 / 204

Coffea pterocarpa

El mantenimiento de las colecciones de germoplasma -conjuntos de semillas que se mantienen fuera de sus hábitats naturales para el fitomejoramiento, conservación y otros fines de investigación- es importante para el futuro del café.

Foto: Aaron Davis, RBG, Kew

39 / 204

Coffea ambongensis

Es muy probable que se necesiten otras especies de café silvestre en el futuro para la supervivencia del sector cafetero dado el creciente número de amenazas a las que se enfrentan las dos especies comerciales principales de café.

Foto: Aaron Davis, RBG, Kew

40 / 204

Coffea namorokensis

Se conocen 124 especies de café silvestre, y cada una tiene rasgos útiles para el desarrollo del café, entre otras la tolerancia climática y la resistencia a las plagas. Y aunque su importancia es evidente, el riesgo de extinción de las especies de café silvestres no se conocía hasta el momento.

Foto: Aaron Davis, RBG, Kew

41 / 204

Caladenia sp y Drosera menziesii (Planta carnivora)

42 / 204

Nepeta cataria

La hierba gatera tiene un efecto tóxico bien conocido y causado por la nepetalactona, un tipo de sustancia química de la familia de los terpenos.

Foto: John Innes Centre

43 / 204

Miconia rheophytica

Esto es una planta con flores luchando por un punto de apoyo. A lo largo del río Samaná Norte, en los Andes colombianos, donde las paredes del cañón se inclinan de manera tan pronunciada que los humanos rara vez frecuentan la región, una planta con flores produce bayas azul cielo cada año. Como reófita, esta especie nueva a la ciencia prospera cerca de ríos de rápido movimiento que experimentan inundaciones frecuentes. Cómo se poliniza la planta y se dispersa su fruto sigue siendo un misterio, pero los descubridores sospechan que la baya madura, que es esponjosa, puede caer al agua, flotar río abajo y alojarse en una nueva grieta rocosa para brotar en forma de una nueva planta. Descrita este año por el experto emérito en botánica, el Dr. Frank Almeda, Miconia rheophytica ya está en peligro de extinción debido a su pequeño y fragmentado rango de distribución. Además, la construcción de una presa hidroeléctrica también amenaza con inundar la región y sumergir completamente una de las pocas localidades donde crece esta especie.

Foto: Saúl E.Hoyos Gómez / Academia de las Ciencias de California

44 / 204

Theobroma cacao

Por la importancia económica y ritual del cacao en las culturas precolombinas de Mesoamérica, siempre se ha estipulado fue aquí donde los primeros árboles de cacao correspondientes a la variedad criolla, fueron domesticados por primera vez  y aislados de sus parientes silvestres. Esta creencia ha sido impulsada por estudios arqueológicos, etnohistóricos e iconográficos. Sin embargo, recientes investigaciones genómicas sobre T. cacao muestran
que su mayor diversidad genética se da en los bosques húmedos de la región tributaria del Amazonas superior, lo que sugiere que su uso más temprano y la domesticación inicial se originó aquí. 

Foto: Gtres

45 / 204

Tallos con granos de polen

Taraxacum-officinale

 

Enfoque de apilamiento

3x

Foto: Dr. Csaba Pintér

46 / 204

Soro de un helecho (estructura portadora de esporas)

Autofluorescencia
10x

Foto: Rogelio Moreno

47 / 204

Reliquia del desierto

Fotografía ganadora en la categoría: Plants and Fungi

Jen había caminado todo el día por el desierto de Namib buscando la planta perfecta para fotografiar antes de finalmente detectar a este sujeto de hojas irregulares. Adoptando un ángulo bajo y amplio, captó la arquitectura y los tonos vibrantes de la planta contra el paisaje justo cuando el sol se ponía. "Es como algo salido de un libro del Dr. Seuss", comenta Jen. La extraña y maravillosa planta de welwitschia puede vivir hasta 1.000 años. Al crecer desde la base, se compone de solo dos hojas de crecimiento lento que se arrastran sobre el desierto durante toda la vida útil de la planta. A medida que los siglos pasan factura, las hojas se deshilachan y se parten tomando la apariencia de múltiples hojas.


Canon EOS 7D + Sigma 10–20 mm f4–5.6 lente a 10 mm; 1/100 seg a f22; ISO 400; Venus Laowa flash; Trípode manfrotto

Foto: Jen Guyton / Wildlife Photographer of the Year 2018

48 / 204

Un bosque en el árbol

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: Plants & Fungi

Enormes ramas colgaban inquietantemente en la niebla del bosque, y de entre ellas había una que colgaba de un árbol de tilo. "Con helechos creciendo", dice Antonio, "era como un bosque dentro de un bosque". La brisa agitó la niebla, frustrando el deseo de Antonio por un fondo uniformemente intenso. Pero luego cayó, y su composición, simple, destacó contra el blanco puro. El poderoso tilo puede alcanzar más de 40 metros de altura, y solo crece en Madeira y las Islas Canarias. La mayor parte del bosque en miniatura en esta rama corresponde con un helecho que al igual que otras plantas epífitas, toma agua y nutrientes del aire, la lluvia o restos de plantas, y depende de la rama como apoyo. 

Nikon D810 + Nikon 70–200mm f2.8 lens at 185mm; 1/20 sec at f10; ISO 250; Benro tripod + Arca-Swiss head

Foto: Antonio-Fernandez / Wildlife Photographer of the Year 2018

49 / 204

Adansonia Grandidieri

Foto: AgePhotoStock

50 / 204

Piscina de chiles

Foto: AP