Barcos hundidos

1 / 219
sanjose1. Vasijas de cerámica

1 / 219

Vasijas de cerámica

El naufragio del San José estaba parcialmente cubierto de sedimentos, pero las imágenes procedentes de las misiones REMUS permitieron ver nuevos detalles, por ejemplo vasijas de cerámica y otros objetos.

Foto: REMUS image, Woods Hole Oceanographic Institution

sanjose2. Cañones

2 / 219

Cañones

En noviembre de 2015, un equipo de Maritime Archaeology Consultants (MAC) e investigadores de la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) emprendieron una segunda búsqueda en aguas colombianas. Las imágenes obtenidas con un sónar de barrido lateral proporcionaron las primeras indicaciones sobre el naufragio. El vehículo subacuático REMUS descendió unos diez metros por encima del naufragio y captó unas piezas distintivas del San José: sus cañones.

Foto: REMUS image, Woods Hole Oceanographic Institution

sanjose3. Tazas de té

3 / 219

Tazas de té

Tazas de té halladas en el sitio arqueológico del San José.

Foto: REMUS image, Woods Hole Oceanographic Institution

sanjose4. Mosaico de imágenes

4 / 219

Mosaico de imágenes

Mosaico de imágenes recientemente difundido. Las imágenes, tomadas por el vehículo subacuático REMUS 6000, muestran el sitio completo del naufragio.

Mosaico: Jeff Kaeli, Woods Hole Oceanographic Institution

sanjose5. REMUS 6000

5 / 219

REMUS 6000

El vehículo subacuático REMUS 6000 mientras fue soltado por el buque de investigación ARC Malpelo, de la Armada colombiana.

Foto: Mike Purcell, Woods Hole Oceanographic Institution

barcoshundidos3. Ancla

6 / 219

Ancla

Uno de los tres anclas, de fecha posterior a 1830, del barco de madera IOS-001, localizado en mayo de 2015.

Foto: Fugro / Australian Transport Safety Bureau

barcoshundidos4. Piezas de hierro

7 / 219

Piezas de hierro

Piezas de hierro que sujetaban la estructura de madera del barco.

Foto: Fugro / Australian Transport Safety Bureau

barcoshundidos1. Buque de acero

8 / 219

Buque de acero

Imagen de sónar del buque de hierro o acero IOS-002, detectado el 19 de diciembre de 2015 a 36 kilómetros de distancia del IOS-001 y a 3.732 metros de profundidad.

Foto: Fugro / Australian Transport Safety Bureau / WAM

barcoshundidos2. Tanque de agua

9 / 219

Tanque de agua

Tanque de hierro rectangular para el transporte de agua y carbón diseminado alrededor, pertenecientes al barco hundido IOS-001, localizado en mayo de 2015.

Foto: Fugro / Australian Transport Safety Bureau

juneau1. Ancla

10 / 219

Ancla

Ancla del USS Juneau, torpedeado el 13 de noviembre de 1942.

Foto: Paul G. Allen

juneau2. A 4.200 metros de profundidad

11 / 219

A 4.200 metros de profundidad

Los restos de Juneau se encuentran a 4.200 metros de profundidad frente a las Islas Salomón.

Foto: Paul G. Allen

juneau3. Cañones

12 / 219

Cañones

Cañones del buque de guerra en buen estado de conservación.

Foto: Paul G. Allen

juneau4. Control de fuego

13 / 219

Control de fuego

El sistema de control de fuego del USS Juneau.

Foto: Paul G. Allen

juneau5. Hélice

14 / 219

Hélice

Hélice del buque de guerra.

Foto: Paul G. Allen

juneau6. Defensa antiaérea

15 / 219

Defensa antiaérea

Defensa antiaérea del USS Juneau.

Foto: Paul G. Allen

juneau7. Lanzatorpedos

16 / 219

Lanzatorpedos

Tubos lanzatorpedos.

Foto: Paul G. Allen

juneau8. Hendidura

17 / 219

Hendidura

Una violenta explosión partió el barco en dos.

Foto: Paul G. Allen

juneau9. Torpedo

18 / 219

Torpedo

Un torpedo del Juneau en el lecho marino.

Foto: Paul G. Allen

juneau10. Sónar de barrido lateral

19 / 219

Sónar de barrido lateral

Los restos del Juneau primero fueron detectados con el sónar de barrido lateral del Petrel.

Foto: Paul G. Allen

lexington6. Aeronave

20 / 219

Aeronave

El Lexington se hundió en 1942 con 35 aviones a bordo.

Foto: Paul G. Allen

lexington8. Nombre del portaviones

21 / 219

Nombre del portaviones

Placa con el nombre del portaviones.

Foto: Paul G. Allen

lexington5. Tripulación del 'Petrel'

22 / 219

Tripulación del 'Petrel'

El portaviones ha sido localizado por la tripulación del Petrel, el buque de investigación del empresario Paul Allen.

Foto: Paul G. Allen

lexington3. Placa blindada

23 / 219

Placa blindada

Placa blindada con una inscripción.

Foto: Paul G. Allen

lexington4. Fragmento del portaviones

24 / 219

Fragmento del portaviones

Un fragmento del portaviones a 3.000 metros de profundidad.

Foto: Paul G. Allen

lexington7. Avión hundido

25 / 219

Avión hundido

Avión hundido con la insignia del gato Félix.

Foto: Paul G. Allen

lexington12. Torpedo

26 / 219

Torpedo

Torpedo en el lecho marino, a 3.000 metros de profundidad.

Foto: Paul G. Allen

lexington1. Artillería antiaérea

27 / 219

Artillería antiaérea

Artillería antiaérea del USS Lexington.

Foto: Paul G. Allen

lexington2. Cañón

28 / 219

Cañón

Cañón en buen estado de conservación.

Foto: Paul G. Allen

lexington9. Emblema de las fuerzas aéreas

29 / 219

Emblema de las fuerzas aéreas

Avión hundido con la escarapela de las fuerzas aéreas de Estados Unidos. El punto rojo fue eliminado posteriormente para que no fuera confundido con el emblema japonés.

Foto: Paul G. Allen

lexington10. Aeronave

30 / 219

Aeronave

Aeronave del USS Lexington, uno de los primeros portaviones estadounidenses.

Foto: Paul G. Allen

lexington11. Dos aviones

31 / 219

Dos aviones

Dos aviones del Lexington en el fondo marino desde hace 76 años.

Foto: Paul G. Allen

maine-explosión. La explosión del acorazado Maine

32 / 219

La explosión del acorazado Maine

El Maine salta por los aires a causa de una violenta explosión el 15 de febrero de 1898. Este hecho fue el detonante de la guerra entre España y Estados Unidos. Desde 1895 se libraba en Cuba una sangrienta guerra entre las autoridades españolas y el movimiento independentista cubano, y a nadie se le escapaba que Estados Unidos estaba al borde de intervenir militarmente.

Foto: Granger / Age fotostock

Especial-Maine. Investigación de la catástrofe del Maine

33 / 219

Investigación de la catástrofe del Maine

Tras los resultados del estudio del almirante Rickover, que en 1975 determinó que la explosión del Maine fue un accidente, hubo otras investigaciones que llegaron a la misma conclusión. Según el análisis de los restos, la explosión habría ocurrido cuando un cartucho de pólvora prendió a causa de un fuego en la carbonera. Esto habría provocado una explosión en el almacén adyacente donde se guardaban más de 4.500 kilos de pólvora. En la imagen se muestra dónde tuvieron lugar las explosiones y los daños que causaron en la quilla del barco así como la sección de la quilla dañada.  En las miniaturas, de izquierda a derecha, se ha marcado el área afectada, el daño interior en la quilla y una posible explosión exterior en la misma zona.

Ilustraciones: Ngs

maine-hundimiento. Los restos del maine en el lugar de su hundimiento en la bahía de La Habana en 1898

34 / 219

Los restos del maine en el lugar de su hundimiento en la bahía de La Habana en 1898

Se dijo que la explosión había sido causada por un torpedo, como se llamaba en el siglo XIX a las minas marinas. Éstas se solían emplear para obstaculizar la navegación de los barcos por áreas costeras, en especial bahías y puertos.

Foto: Spencer Arnold / Getty images

maine-bahia-habana. En 1911 se drenó parte de la bahía para extraer el navío y estudiar sus restos

35 / 219

En 1911 se drenó parte de la bahía para extraer el navío y estudiar sus restos

Cualquier cambio en la temperatura, humedad y presión, así como la defectuosa eliminación de los productos de descomposición de la misma pólvora, podía provocar su inflamación espontánea. La reacción química podía ser lenta, imperceptible hasta el momento en que el calor producido se comunicaba al resto de la munición

Foto: Alamy / Aci

submarinoaustraliano1. Casco roto

36 / 219

Casco roto

El casco roto del submarino australiano HMAS AE1, descubierto 103 años después de su hundimiento.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano3. A más de 300 metros de profundidad

37 / 219

A más de 300 metros de profundidad

La expedición del barco de búsqueda Fugro Equator localizó "un objeto de interés a más de 300 metros de profundidad".

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano4. Detección del submarino

38 / 219

Detección del submarino

El submarino hundido ha sido detectado en aguas situadas frente a las islas del Duque de York, un grupo de pequeñas islas de Papúa Nueva Guinea.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano5. Vehículo subacuático autónomo

39 / 219

Vehículo subacuático autónomo

Vehículo subacuático autónomo que ha confirmado el descubrimiento del AE1.

Foto: Bayden Findlay / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano6. Timón y casco

40 / 219

Timón y casco

Timón y casco del submarino hundido.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano7. Roturas en el casco

41 / 219

Roturas en el casco

El submarino hundido presenta roturas en el casco, pero aparentemente se encuentra en una sola pieza.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano8. Parte posterior

42 / 219

Parte posterior

Parte posterior del submarino.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

submarinoaustraliano9. Timón y periscopios

43 / 219

Timón y periscopios

Timón y periscopios del submarino.

Foto: Fugro Survey / Commonwealth of Australia

Il rostro Egadi 12 sul fondale a 86 metri di profondita¦Ç photo Derk Remmers. Espolón de bronce

44 / 219

Espolón de bronce

El espolón de bronce denominado Egadi 12 a una profundidad de 86 metros.

Foto: Derk Remmers

rostro Egadi 12 photo Richard Lundgren GUE. Investigador subacuático

45 / 219

Investigador subacuático

Un investigador subacuático ilumina el espolón Egadi 12.

Foto: Richard Lundgren, GUE

Fasi di recupero del rostro Egadi 12 photo Kirill Egorov. Recuperación de un espolón

46 / 219

Recuperación de un espolón

Fase de recuperación del espolón Egadi 12.

Foto: Kirill Egorov

Il Soprintendente Sebastiano Tusa analizza il rostro Egadi 12 appena recuperato photo Salvo Emma. Examinando un espolón

47 / 219

Examinando un espolón

Sebastiano Tusa, el responsable de la Superintendencia del Mar de la Región Siciliana, examina el espolón Egadi 12 justo después de ser recuperado.

Foto: Salvo Emma

Il rostro Egadi 13 dopo il recupero photo Salvo Emma. Recuperación de un espolón

48 / 219

Recuperación de un espolón

El espolón Egadi 13 después de ser recuperado.

Foto: Salvo Emma

Il Rostro punico Egadi 13 photo Salvo Emma. Para embestir al enemigo

49 / 219

Para embestir al enemigo

El espolón púnico Egadi 13. Los espolones se montaban en la proa de los navíos para embestir al enemigo.

Foto: Salvo Emma

Rostro Egadi 13 photo Salvo Emma 02. Interior del espolón

50 / 219

Interior del espolón

Interior del espolón de bronce Egadi 13.

Foto: Salvo Emma

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?