Astronomía

1 / 376

1 / 376

Inflación Cósmica

Foto: Christine Daniloff / MIT, ESA / Hubble / NASA

2 / 376

Los cambios se deben a las manchas solares o a los rayos cósmicos

Las manchas solares son regiones de la superficie del astro que albergan una intensa actividad magnética y pueden ir acompañadas de erupciones solares. Si bien estas manchas poseen la capacidad de modificar el clima de la Tierra, desde 1978 los científicos han empleado sensores en satélites para obtener un registro de la energía solar que llega al planeta y no han observado la existencia de una tendencia ascendente, por lo que no pueden ser la causa del calentamiento global reciente.

Los rayos cósmicos son radiación de alta energía originada fuera del sistema solar, surgida, quizá, en galaxias lejanas. En alguna ocasión se ha señalado que estos rayos podrían ser uno de los motivos por los que se “fabrican” las nubes, por lo que si se redujera la cantidad de rayos que alcanzan la Tierra disminuiría el número de nubes, lo cual haría que se reflejase menos luz solar en el espacio y, como consecuencia, que el planeta se calentase.

Sin embargo, esta teoría tiene dos escollos. En primer lugar, la ciencia demuestra que los rayos cósmicos no son demasiado eficaces a la hora de crear nubes, y en segundo, a lo largo de los últimos 50 años la cantidad de radiación cósmica que alcanza la Tierra ha aumentado hasta establecer nuevos récords durante los últimos años. Si la hipótesis fuese correcta, los rayos cósmicos deberían enfriar el planeta, pero lo cierto es que está ocurriendo todo lo contrario.

 

Foto: NASA

3 / 376

The Elegant Elephant's Trunk

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Stars & Nebulae

La Nebulosa de la trompa del Elefante (vdB 142) es parte de una región de formación estelar que se encuentra a 2.450 años luz de distancia en la constelación de Cefeo y, según el fotógrafo, es probablemente una de las nebulosas más bellas que está formando activamente estrellas.

AS-RC380 380mm Ritchey-Chretien reflecting telescope at f/8.5, Astrodon RGB Gen2 I-Series True-Balance filters, ASA DDM85 mount, Moravian G3-11002 camera, RGB composite, 32-hour total exposure

 

Foto: Lluís Romero Ventura / Insight Investment Photographer of the Year 2019

4 / 376

A Horsehead Curtain Call

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Stars & Nebulae

El objetivo principal del fotógrafo es exhibir la oscura Nebulosa de la Cabeza de Caballo, recortada por las cortinas de hidrógeno de fondo. En este mosaico de dos paneles, el filtro de hidrógeno alfa de banda estrecha muestra detalles fuertes y delicados con un contraste sorprendente. La Nebulosa Cabeza de Caballo (Barnard 33) es muy difícil de ver, incluso con telescopios muy grandes. La astrónoma escocesa, Williamina Fleming descubrió la nebulosa en una placa fotográfica en 1888. En la esquina inferior izquierda se encuentra la Nebulosa de la Llama también conocida como NGC 2024. Todo el complejo es parte de la Nube Molecular de Orión, situada a una distancia de aproximadamente 1.500 años luz de la Tierra.

Takahashi FSQ-106ED 106 mm apochromatic refractor telescope at f/5, Paramount MyT mount, SBIG STF-8300M camera, Hydrogen-alpha filter, two-panel mosaic, 16-hour total exposure

Foto: Bob Franke / Insight Investment Photographer of the Year 2019

5 / 376

Statue of Liberty Nebula

Fotografía ganadora en la categoría: Stars & Nebulae

Estos son dos nebulosas muy separadas la una de la otra. La de la derecha, NGC 3576, está más cerca de la Tierra, y su forma proporciona el título de esta imagen. Ambos son viveros estelares activos, iluminados y moldeados por la radiación de estrellas jóvenes enérgicas, que muestran una espectacular variedad de estructuras y colores. Adquirido con filtros de banda estrecha, el esquema de color de la imagen compuesta sigue el estándar de la paleta de Hubble de tres colores.

Astro-Physics 167 mm apochromatic refractor telescope at f/7.2, Astrodon SII, H-alpha, and OIII 3 nm filters, Astro-Physics 1100GTO mount, Apogee Atlas U16M camera, narrowband, SII-Ha-OIII composite, 16-hour total exposure

Foto: Ignacio Diaz Bobillo / Insight Investment Photographer of the Year 2019

6 / 376

Across the Sky of History

Fotografía ganadora en la categoría: Skyskapes

Esta imagen mística de varios álamos marchitos fue tomada en la región mongol de Ejina, en el histórico Reino de Xi Xia. La resistencia de los álamos a la erosión ha llevado a una formación extraordinaria de un paisaje desolado y cuando cae un meteorito, sus formas parecen criaturas antiguas en un desierto deshabitado.

Canon EOS 5D Mark IV camera, 20 mm f/2 lens, ISO 6400, 10-second exposure

Foto: Wang Zheng / Insight Investment Photographer of the Year 2019

7 / 376

Galactic Lighthouse

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Skyskapes

Esta foto muestra a Orión sobre el faro de Hirtshals en el norte de Dinamarca. El fotógrafo salió a fotografiar el cielo nocturno después de una intensa lluvia, por lo que el terreno, principalmente de arcilla, era muy resbaladizo. A pesar de deslizarse por la arcilla húmeda, para capturar la imagen, el fotógrafo dice que valió la pena.

Canon EOS 6D camera, iOptron SkyTracker camera mount, 24 mm f/2 & f/2.8 lens, 10 x ISO 160 to ISO 3200, 10 x 8–88-second exposures

 

Foto: Ruslan Merzlyakov / Insight Investment Photographer of the Year 2019

8 / 376

Flower Power

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Skyskapes

La columna de escape del lanzamiento del cohete Falcon 9 tomó la forma de una flor durante el lanzamiento.

Nikon D750 camera, 50 mm f/8 lens Sky: ISO 1600, 5-second exposure Foreground: ISO 50, 25-second exposure

 

 

Foto: Brandon Yoshizawa / Insight Investment Photographer of the Year 2019

9 / 376

Death of Opportunity

Fotografía ganadora en la categoría: Planets, Comets & Asteroids

Esta es una secuencia de imágenes a través de la oposición perihelica de Marte en 2018 y que siguió el progreso de la gran tormenta de polvo global marciana.

Celestron C14 355 mm Schmidt-Cassegrain reflecting telescope at f/26, Astronomik RGB filters, Celestron CGX-L mount, ZWO ASI290MM camera, mosaic of multiple stacked exposures

 

Foto: Andy Casely / Insight Investment Photographer of the Year 2019

10 / 376

Jupiter Unravelled

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Planets, Comets & Asteroids

En esta imagen de Júpiter se pueden ver tormentas de todas las formas y tamaños, junto con la famosa Gran Mancha Roja cerca del centro. La luna Io y su sombra también son visibles ya que fueron capturados en tránsito. La imagen se compuso a partir de múltiples imágenes obtenidas durante un período de cinco días. Todas las imágenes se ensamblaron manualmente para formar la imagen final.

Celestron C14 355 mm Schmidt-Cassegrain reflecting telescope at f/22, Losmandy G11 mount, ZWO ASI290MM camera, mosaic from 30,000 stacked exposures

Foto: Damian Peach / Insight Investment Photographer of the Year 2019

11 / 376

Black Saturn

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Planets, Comets & Asteroids

Esta imagen fue tomada en una noche cálida de agosto usando un filtro de metano para revelar, como bandas oscuras, las altas concentraciones de este gas en la atmósfera de Saturno.

Home-built 444 mm Dobsonian Newtonian reflecting telescope at f/11.9, ZWO CH4 filter, Home-built Equatorial Tracking Platform, ZWO ASI290MM camera, multiple stacked exposures

Foto: Martin Lewis / Insight Investment Photographer of the Year 2019

12 / 376

The Active Area

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Our Sun

Esta imagen muestra una mancha solar en la creciente región activa 12714 y revela una dinámica de plasma dramática, con los diferentes tonos de color que representan la temperatura variable del plasma.

Sky-Watcher Equinox ED120 refractor telescope, Daystar Quark Chromosphere filter, Sky-Watcher EQ6 Pro mount, FLIR Grasshopper GS3-U3-23S6M camera, 3780 mm f/37.5 lens, 120 x 0.012-second exposures

Foto: Gabriel Corban / Insight Investment Photographer of the Year 2019

13 / 376

A Little Fireworks

Fotografía ganadora en la categoría: Our Sun

Un primer plano del limbo solar con lo que parecen fuegos artificiales en el período mínimo del ciclo del Sol. Un grupo de prominencias se recorta contra el fondo del espacio. La tonalidad se ha invertido para expresar la profundidad y el contraste de las características de la cromosfera del Sol.

Astro-Physics Stowaway 90 mm apochromatic refractor telescope at f/20, Coronado SolarMax 90 mm etalon filter, Astro-Physics German Equatorial mount, Point Gray Research Grasshopper camera, 33-millisecond exposure

 

 

Foto: Alan Friedman / Insight Investment Photographer of the Year 2019

14 / 376

Shells of Elliptical Galaxy NGC 3923 in Hydra

Fotografía ganadora en la categoría: Galaxies

Esta es una imagen profunda de la peculiar galaxia elíptica NGC 3923. La galaxia presenta innumerables capas concéntricas como resultado de fusiones pasadas con otras galaxias cercanas. Investigaciones recientes han documentado 42 capas concéntricas en NGC 3923, más que en cualquier otra galaxia conocida. Dispersas por todo el campo de visión, lejos, en el fondo distante, se encuentran muchas otras galaxias. Algunas incluso son visibles a través del brillo difuso de NGC 3923.

Homebuilt 12.5” Serrurier Truss Newtonian telescope at f/4, Losmandy G-11 mount, QSI 683wsg-8 camera, L-RGB composite, 41 hours 38 minutes total exposure

 

Foto: Rolf Wahl Olsen / Insight Investment Photographer of the Year 2019

15 / 376

Hydrogen Sculptures in the Large Magellanic Cloud

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Galaxies

Esta imagen en hidrógeno alfa de alta definición de la Gran Nube de Magallanes muestra las partes más activas de nuestra galaxia vecina, en términos de átomos de hidrógeno ionizados por estrellas energéticas. La más prominente es la Nebulosa de la Tarántula en la esquina inferior derecha, con su tormentoso núcleo en forma de araña rodeado de filamentos en forma de arco. El resto del marco está salpicado de acumulaciones y capas de hidrógeno ionizado, formadas por los intensos vientos estelares.

Astro-Physics 167 mm apochromatic refractor telescope at f/7.2, Astrodon 3 nm hydrogen-alpha filter, Astro-Physics 1100GTO mount, Apogee Alta U16M camera, mosaic of 145 x 20-minute exposures

 

 

 

Foto: Ignacio Diaz Bobillo / Insight Investment Photographer of the Year 2019

16 / 376

Andromeda Galaxy

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Galaxies

Este es un primer plano de nuestra vecina Andromeda realizadoa partir de un mosaico de tres fotografías. La imagen también muestra las galaxias satélite, Messier 32 y Messier 110, que se encuentran en la constelación de Andrómeda y se acercan a nuestra galaxia a unos 300 kilometros por segundo. Se espera que la Vía Láctea y la Galaxia de Andrómeda colisionen en unos 5.860 millones de años, fusionándose en una galaxia más grande.

Takahashi FSQ 106ED 106 mm apochromatic refractor telescope at f/4, IDAS LPS 2" filter, Sky-Watcher EQ6 Pro mount, Canon 550D camera, ISO 1600, mosaic of multiple exposures

Foto: Raul Villaverde Fraile / Insight Investment Photographer of the Year 2019

17 / 376

Into the Shadow

Fotografía ganadora en la categoría: Our Moon y ganadora absoluta de la competición.

Esta imagen muestra las 35 fases del eclipse lunar total del 21 de enero de 2019 en una fotografía. Las fases estaban tan juntas que se mezclaban perfectamente en una imagen continua que capturaba la sombra de la Tierra. En el borde de la sombra aparece un raro tono azul, la sombra de la capa de ozono de la Tierra. Las secuencias se tomaron con espacios de 3 minutos usando un obturador remoto preprogramado. Se apilaron entre sí utilizando las débiles estrellas de fondo como guía para que el fotógrafo pudiera revelar la órbita real de la Luna.

250 mm Newtonian reflecting telescope at f/4, Sky-Watcher EQ6 Pro mount, Sony Alpha 99 camera, HDR composite of multiple exposures

Foto: László Francsics / Insight Investment Photographer of the Year 2019

18 / 376

Crescent Moon During the Day

Fotografía ganadora del segundo premio en la categoría: Our Moon

No siempre es posible fotografiar la Luna con tanto detalle durante el día. La imagen muestra los cráteres lunares con el cielo azul del día como telón de fondo.

TMB 130 Super Planetary 130 mm apochromatic refractor telescope at f/9, Sky-Watcher EQ6 Pro mount, Sony ILCE-6300 camera, ISO 100, 1/40-second exposure

Foto: Rafael Ruiz / Insight Investment Photographer of the Year 2019

19 / 376

Seven Colour Feather of the Moon

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Our Moon

Esta imagen que muestra la magnífica corona de la Luna junto al movimiento de las nubes se asemeja a las pinceladas de una pintura. El fotógrafo usó docenas de imágenes para construir la composición. Para Yiming Li esta es una de las imágenes más bellas que ha tomado del objeto más brillante y grande en nuestro cielo nocturno.

Canon EOS 6D camera, 100 mm f/2.8 lens, ISO 400, 50 x 1-second exposures

Foto: Yiming Li / Insight Investment Photographer of the Year 2019

20 / 376

Saturno

Foto: NASA / ESA / A. Simon (Goddard Space Flight Center) / M.H. Wong (U.C. Berkeley)

21 / 376

Exoplaneta K2-18b y su estrella anfitriona

Foto: ESA / Hubble / M. Kornmesser

22 / 376

La colisión de dos galaxias

Hace aproximadamente 100 millones de años, una galaxia más pequeña se hundió en el corazón de la galaxia de la Rueda del Carro, creando breves ondas de formación estelar. La primera ondulación que aparece como un anillo exterior azul brillante alrededor del objeto más grande, irradiando luz ultravioleta, fue visible para el telescopio GALEX. Los grupos de rosa a lo largo del anillo azul externo son rayos X (observados por Chandra) y radiación ultravioleta. Una combinación de luz visible e infrarroja captadas por el Hubble y el Spitzer, representan el anillo interno amarillo-naranja y el centro de la galaxia, y que conforman la segunda onda de choque, creada en la colisión. Los tonos verdes pertenecen a la luz visible de estrellas más antiguas y menos masivas. Aunque los astrónomos no han identificado qué galaxia colisionó con la galaxias de la Rueda del Carro, se pueden ver dos de las tres galaxias candidatas en esta imagen en la parte inferior izquierda del anillo, una como una burbuja de neón y la otra como una espiral verde

Foto: NASA/JPL-Caltech/STScI/CXC

23 / 376

El arcoíris del molinillo

Esta imagen de Messier 101, también conocida como la galaxía del Molinillo o M101, combina datos en infrarrojo, visible, ultravioleta y rayos X del Spitzer y otros tres telescopios espaciales de la NASA. Los colores rojos muestran la luz infrarroja, como la vio el Spitzer. Estas áreas muestran las zonas en la galaxia donde se forman las estrellas. El componente amarillo es la luz visible, observada por Hubble. La mayor parte de esta luz proviene de las estrellas, y trazan la misma estructura en espiral que las líneas de polvo que se ven en el infrarrojo. Las áreas azules son luz ultravioleta, emitida por estrellas jóvenes y calientes que se formaron hace aproximadamente 1 millón de años y que fueron observadas por GALEX. Las áreas más calientes se muestran en púrpura, donde Chandra observó la emisión de rayos X de las estrellas que explotan y mueren. M101 es un 70% más grande que nuestra Vía Láctea, con un diámetro de aproximadamente 170,000 años luz, y se encuentra a una distancia de 21 millones de años luz de la Tierra.

Foto: NASA/ JPL Caltech

24 / 376

Una araña espacial vigila a estrellas jóvenes  

Ubicada a unos 10.000 años luz de la Tierra en la constelación del Auriga, la nebulosa de la Araña reside en la parte exterior de la Vía Láctea. Combinando datos del Spitzer y el Two Micron All Sky Survey (2MASS), la imagen muestra nubes verdes de polvo iluminadas por la formación de estrellas en la región. A la derecha, contra el fondo negro del espacio, se encuentra un brillante grupo de estrellas llamado Stock 8. La radiación de este cúmulo forma un cuenco en las nubes de polvo cercanas.

Foto:

25 / 376

Una obra maestra

Ubicada a 1.500 años luz de la Tierra, la nebulosa de Orión es el punto más brillante en la espada de la constelación de Orión. Cuatro estrellas masivas, denominadas colectivamente el Trapecio, aparecen como una mancha amarilla cerca del centro de la imagen. Los datos de las luces visible y ultravioleta del Hubble aparecen como remolinos de color verde que indican la presencia de gas calentado por la intensa radiación ultravioleta de las estrellas del trapecio. Estrellas más lejanas aparecen como manchas verdes y las estrellas en primer plano como manchas azules. Mientras tanto, la vista infrarroja de Spitzer expone las moléculas ricas en carbono conocidas hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se muestran aquí como briznas de rojo y naranja. Los puntos de color amarillo anaranjado son estrellas jóvenes incrustadas en capullos de polvo y gas.

Foto: NASA/JPL-Caltech/STScI

26 / 376

El Spitzer revela humo estelar

Messier 82, también conocida como la galaxia del cigarro Cigarro o M82, es un semillero de estrellas jóvenes y masivas. En luz visible, aparece como una barra difusa de luz azul, pero en esta imagen infrarroja, los científicos pueden ver enormes nubes rojas de polvo expulsadas al espacio por los vientos y la radiación de esas estrellas. Messier 82 se encuentra a unos 12 millones de años luz de distancia en la constelación de la Osa Mayor.

Foto: NASA/JPL-Caltech

27 / 376

La galaxia espiral Messier 81

Esta imagen infrarroja de la galaxia Messier 81, o M81, revela carriles los de polvo iluminados por la formación estelar activa en los brazos espirales de la galaxia. Ubicado en la constelación norte de la Osa Mayor (que incluye el Big Dipper), M81 también está a unos 12 millones de años luz de la Tierra.

Foto: NASA/JPL-Caltech/K. Gordon (University of Arizona) & S. Willner (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics)

28 / 376

Las nubes torturadas de Eta Carinae

La estrella brillante del centro de esta imagen es Eta Carinae, una de las estrellas más masivas de la Vía Láctea. Con alrededor de 100 veces la masa del Sol y al menos 1 millón de veces su brillo, Eta Carinae libera tal cantidad de energía que ha erosionado la nebulosa circundante. La visión infrarroja del Spitzer nos permite ver el polvo de la nebulosa, que se muestra en rojo, así como las nubes de gas caliente y brillante, que parecen verdes.

Foto: NASA/JPL-Caltech

29 / 376

El Spitzer espía al espectacular sombrero

Ubicada a 28 millones de años luz de la Tierra, Messier 104, también llamada la galaxia Sombrero o M104, es llamativa por su orientación hacia nuestro planeta. Las observaciones del Spitzer fueron las primeras en revelar el suave y brillante anillo de polvo -visto en rojo- que rodea la galaxia. La vista completa de Spitzer también muestra que el disco está deformado, resultado probablemente del un encuentro gravitacional con otra galaxia. Las áreas agrupadas que se ven en los bordes lejanos del anillo indican regiones de formación de estrellas jóvenes.

Foto: NASA/JPL-Caltech/STScI

30 / 376

Estrellas bebé envueltas en una manta de polvo cósmico

Las estrellas recién nacidas se asoman desde debajo de su manto de polvo en esta imagen de la nebulosa Rho Ophiuchi. Llamado "Rho Oph" por los astrónomos y ubicado a unos 400 años luz de la Tierra, es una de las regiones de formación estelar más cercanas a nuestro propio sistema solar. Las estrellas más jóvenes en esta imagen están rodeadas de discos polvorientos de material a partir del cual se están formando las estrellas y sus potenciales sistemas planetarios. Las estrellas más evolucionadas, que han perdido su material natal, son azules. La nebulosa blanca extendida a la derecha del centro es una región de la nube que brilla con luz infrarroja debido al calentamiento del polvo por estrellas jóvenes brillantes cerca del borde derecho de la nube.

NASA/JPL-Caltech/Harvard-Smithsonian CfA

31 / 376

Estrellas gigantes producen olas

Esta imagen del Spitzer muestra a la estrella gigante Zeta Ophiuchi y la onda de choque frente a ella. Visible solo con luz infrarroja, el arco de choque es creado por los vientos que fluyen desde la estrella generando ondas en el polvo circundante. Ubicada aproximadamente a 370 años luz de la Tierra, Zeta Ophiuchi eclipsa a nuestro Sol: es aproximadamente 6 veces más caliente, 8 veces más ancho, 20 veces más masivo y aproximadamente 80.000 veces más brillante. Incluso a su gran distancia, sería una de las estrellas más brillantes del cielo si no estuviera en gran medida oscurecida por las nubes de polvo que la rodean.

Foto: NASA/JPL-Caltech

32 / 376

Las 7 hermanas posan para el Spitzer

El cúmulo estelar de las Pléyades, también conocido como las Siete Hermanas, es un objetivo frecuente para los observadores del cielo nocturno. Esta imagen de Spitzer se acerca a algunos miembros de la hermandad. Vistas en el infrarrojo, las estrellas parecen flotar sobre un lecho de plumas. Los filamentos que rodean las estrellas son polvo, y los tres colores representan diferentes longitudes de onda de luz infrarroja. La porción más densa de la nube de polvo aparece en amarillo y rojo, y las afueras más difusas aparecen en tonos verdes.

Foto: NASA/JPL-Caltech

33 / 376

La nebulosa de la Hélice

Localizada a unos 700 años luz de la Tierra, la nebulosa de la Hélice, con forma de ojo, es una nebulosa planetaria, o los restos de una estrella similar al Sol. Cuando estas estrellas se quedan sin su suministro de combustible interno, sus capas externas se hinchan; la nebulosa se calienta por el núcleo caliente de la estrella muerta, llamada enana blanca, que no es visible en esta imagen, pero se encuentra en el medio del "ojo". Nuestro Sol se convertirá en una nebulosa planetaria cuando muera en unos 5 mil millones de años. Este espectacular objeto celeste, una estrella moribunda que se desenmaraña en el espacio, es por igual uno de los objetos favoritos de astrónomos aficionados y profesionales. Spitzer ha cartografiado la estructura exterior expansiva de esta nebulosa de seis años luz de ancho, y ha sondeado la región interior alrededor de la estrella muerta central para revelar lo que parece ser un sistema planetario que sobrevivió a la caótica agonía de su estrella anfitriona.

Foto: NASA/JPL-Caltech / J. Hora (Harvard-Smithsonian CfA)

34 / 376

Alan Beam, Astronauta de la misión Apolo 12

Foto: NASA

35 / 376

Sistema de anillos de Urano en infrarojo cercano

Esta imagen muestra la luz solar reflejada. Entre los anillos principales, que se componen de partículas del tamaño centímetros o más grandes, se pueden ver láminas de polvo. El anillo de Épsilon que se ve en las nuevas imágenes térmicas se encuentra en la parte inferior.

Foto: UC Berkeley / Imke de Pater /Seran Gibbard / Heidi Hammel

36 / 376

La atmósfera y los anillos de Urano en longitudes de onda de radio

Esta imagen muestra por primera vez la emisión térmica, o el calor, de los anillos de Urano, lo que ha permitido a los científicos determinar su temperatura. Las bandas oscuras en la atmósfera de Urano en estas longitudes de onda muestran la presencia de moléculas que absorben las ondas de radio, en particular el gas de sulfuro de hidrógeno. Las regiones brillantes como el punto polar norte - el punto amarillo de la derecha -Urano está inclinado- contiene muy pocas de estas moléculas.

Foto: UC Berkeley/Edward Molter/Imke de Pater

37 / 376

Los anillos de Urano

Esta serie de imágenes muestra el sistema de anillos de Urano capturado en diferentes longitudes de onda por los telescopios ALMA y VLT.

Foto: Edward Molter /Imke de Pater / Michael Roman / Leigh Fletcher

38 / 376

Representación artística de un cuásar frío

Esta concepción artística representa un cuásar que ya ha despejado el centro de la galaxia de gas y polvo, y cuyos vientos ahora se están propagando a las afueras de la misma. Pronto, no quedará gas ni polvo, tan solo un cuásar azul luminoso.

Foto: Michelle Vigeant

39 / 376

Representación artística de un cuásar

Los cuásares se forman cuando el agujero negro situado en el centro de una galaxia comienzan a "engullir" toda la materia que se encuentra a su alrededor. Durante este proceso y formando lo que se conoce como un disco de acreción, todo el material que rodea al agujero negro súper masivo se precipita hacia su centro de un modo parecido al que lo haría el agua que se escapa por un sumidero. Y durante este proceso, las velocidades alcanzadas por la ingente cantidad de materia en movimiento dan lugar a la liberación de una descomunal cantidad de energía en forma de ondas de radio, luz, infrarrojo, ultravioleta y rayos X, que hacen de los cuásares los objetos más brillantes del universo conocido.

Foto: NASA

40 / 376

Recreación artística de una superfulguración solar

Foto: NASA / D. Player

41 / 376

La primera imagen de la cara oculta de la Luna

El 7 de octubre de 1959 el satélite soviético Luna 3 tomaba las primeras imágenes de la cara oculta de la Luna.

Foto: NASA

42 / 376

Pioneer 10

El 3 de diciembre de 1973 la Pioneer 10 de la NASA se convierte en la primera sonda espacial en alcanzar la órbita de Júpiter.

Foto: NASA

43 / 376

El primer viaje a Mercurio

El 29 de marzo de 1974 la sonda Mariner 10 de la NASA se convierte en la primera en realizar un vuelo sobre el planeta mercurio.

Foto: NASA

44 / 376

La llegada del hombre a la Luna

El 20 de Julio de 1969 Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convertían en los dos primeros hombre en posarse en la Luna a bordo del modulo Lunar Eagle de la misión Apolo 11.

Foto: NASA

45 / 376

El Apolo 8 y la cara oculta de la Luna

El 21 de diciembre de 1968 se produce el primer vuelo espacial tripulado por humanos en torno a la Luna. Se trata también del primer vuelo espacial humano en entrar en la influencia gravitatoria de otro cuerpo celeste. Su tripulación fue la primera  en la historia en ver la cara oculta de la Luna, así como los primeros en observar la Tierra desde nuestro satélite.

Foto: NASA

46 / 376

El primer hombre en el espacio

El 12 de abril de 1961, a bordo de la Vostok 1, Yuri Alekséyevich Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior.

Foto: Gtres

47 / 376

Luna 2

El 14 de septiembre de 1959 el Luna 2 de la URSS se convertía en el primer objeto terrestre en impactar en la Luna. En la imagen podemos observar a su predecesor, el Luna 1, el cual se convirtió en el primero en acercarse a las inmediaciones selenitas.

Foto: Cordon Press

48 / 376

Módulo de servicio de la Misión Apolo 11 fotografiado desde el módulo lunar

Foto: NASA

49 / 376

Aterrizaje límite

En el momento en el que Armstrong y Aldrin aterrizaron en la Luna, el módulo lunar disponía de combustible para menos de un minuto de maniobras. Si descender les hubiera llevado tan solo unos segundos más, tendrían que haber abortado la misión.

Foto: NASA

50 / 376

Un trozo de Luna

Durante la misión los astronautas recogieron aproximadamente 22 kilos de muestras de minerales lunares para analizar en la Tierra la composición de nuestro satélite natural.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?