Asiria

1 / 13

1 / 13

Los harenes en Asiria

El rey asirio Assurbanipal y su esposa beben bajo un emparrado. Relieve asirio. Siglo VII a.C. Museo Británico. En Oriente, muchas casas reales usaban los harenes para garantizar la perpetuación de su dinastía. 

2 / 13

Los asirios

La esposa principal del rey de Asiria tenía gran relevancia dentro de la corte. Sin embargo, tan sólo salía del palacio para participar en ceremonias religiosas, asistir a actividades políticas o realizar giras de inspección relacionadas con la gestión de su patrimonio. Pero la mayor parte de su vida transcurría en sus apartamentos privados en palacio, una zona que recibía el nombre de bitanu. Allí convivía con las esposas secundarias del soberano y con sus hijos. El acceso al bitanu se hallaba muy restringido y vigilado, y la vida en él se regía por un estricto reglamento. 

3 / 13

La India mogol

Tras la conquista musulmana de la India por parte de los mogoles, a partir del siglo XII se instauró la costumbre de recluir a las mujeres en una zona de la vivienda destinada exclusivamente a ellas, llamada zenana, donde se consideraba que estaban a salvo de miradas indiscretas. Los emperadores mogoles hicieron lo mismo en los palacios reales, donde las zenanas se convirtieron en verdaderos universos femeninos. Se cree que en el palacio de Fatehpur Sikri llegaron a convivir más de cinco mil mujeres. En la imagen una mujer fuma en narguilé mientras es atendida por otras en un harén. Miniatura india. 1750.

4 / 13

Imperio Otomano

El harén era una institución de vital importancia y estaba regido por el jefe de los eunucos. Las mujeres vivían allí bajo unas rígidas normas y una estricta jerarquía. En primer lugar estaba la sultana valida, madre del sultán; tras ella, la primera esposa del soberano o la madre de su primogénito, y después venían sus esposas secundarias y favoritas. En último lugar estaban las concubinas. En total, el harén podía estar formado por más de mil personas, entre esclavas, eunucos y los hijos de todas las mujeres.

5 / 13

Odalisca

Portando una bandeja en un harén otomano. Óleo por Jules Joseph Lefebvre. Siglo XIX. Museo Pera, Estambul.

6 / 13

Relieve en alabastro

Relieve en alabastro oscuro completamente destrozado.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

7 / 13

Sacrilegio

El Estado Islámico alega que las obras promueven la idolatría, lo que supone una violación de la ley islámica, según su interpretación fundamentalista.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

8 / 13

Relieves amontonados y destrozados

Varios relieves amontonados y destrozados.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

9 / 13

Estructuras arquitectónicas derruidas

Las tropas iraquíes han entrado en Nimrud y han examinado sus estructuras arquitectónicas derruidas.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

10 / 13

Relieve fragmentado

Relieve fragmentado que muestra un rey asirio divinizado.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

11 / 13

Destrucción total

Un soldado iraquí contempla la destrucción total del sitio arqueológico de Nimrud.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

12 / 13

Dos años de destrucción

El Estado Islámico se apoderó de la antigua Nimrud en junio de 2014 y a continuación la destruyó utilizando vehículos militares pesados.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

13 / 13

Montaña de fragmentos

Un soldado iraquí posa sobre una montaña de relieves fragmentados.

Foto: Hussein Malla / AP Photo / Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?