Antártida

51 / 69

51 / 69

Continente antártico

Distribución de las especies existentes de Trechisibus, Tasmanorites y Nothofagus y el lugar del hallazgo del fósil A. balli en el glaciar Beardmore.

Imagen: NOAA / Allan Ashworth

52 / 69

Territorios reclamados en la Antártida - 1956

Foto: CIA

53 / 69

Una camada polar

54 / 69

Espeleología por cuevas de hielo

El deshielo de los meses más cálidos de la Antártida permite crear cuevas naturales de hielo en muchos de sus glaciares. Una de las excursiones que el hotel ofrece a los huéspedes y que permite conocer la belleza más oculta del lugar. 

Foto: White Desert

55 / 69

La Antártida

En el verano austral la Antártida cuenta con luz las 24 horas del día. El sol baja hasta la línea del horizonte a medianoche regalándonos imágenes como esta. 

Foto: White Desert

56 / 69

Polo Sur

Entre las excursiones de White Desert está la opción de volar hasta el Polo Sur, la parte más meridional del planeta, donde se encuentra la estación científica de Amundsen-Scott. 

Foto: White Desert

57 / 69

La inmensidad de la Antártida

Hasta ahora el turismo en la Antártida se limitaba a viajes en grandes barcos que llegaban hasta su costa. El interior del continente era territorio desconocido y exclusivo de exploradores y científicos. 

Foto: White Desert

58 / 69

White Desert

Vistas de los iglús construidos con fibra de vidrio de White Desert. En total está compuesto por seis de ellos equipados con habitaciones, baño, salón, comedor y biblioteca. 

Foto: White Desert

59 / 69

Comedor de White Desert

Los interiores están cuidados al detalle para hacer las pequeñas estancias confortables. Entre el mobiliario cuenta con sillas Saarinen cubiertas de piel para mantener el calor. Todas las estancias disponen de calefacción generada por las placas solares de sus exteriores. 

Foto: White Desert

60 / 69

Colonia de pingüinos

El precio de la estancia incluye algunas excursiones como la visita a una de las colonias de los pingüinos emperadores que habitan en la Antártida. 

Foto: White Desert

61 / 69

White Desert, Salón

El hotel cuenta con varias zonas comunes donde los huéspedes pueden relajarse mientras charlan unos con otros. En total, la capacidad de White Desert es de 12 personas. 

Foto: White Desert

62 / 69

Habitaciones de White Desert

Los dormitorios de White Desert cuentan con una capacidad de dos personas. Todos ellos disponen de calefacción y de baño privado en su interior. 

Foto: White Desert

63 / 69

Lavabos de White Desert

Para el agua de las duchas se ha utilizado el caudal de los lagos de sus inmediaciones que se calienta gracias a la energía solar. 

Foto: White Desert

64 / 69

Entorno

La belleza de la Antártida fue la que inspiró al explorador Patrick Woodhead a crear este hotel ecológico en medio de la inmensidad del continente antártico. 

Foto: White Desert

65 / 69

Los iglús de White Desert

El hotel se encuentra situado en la  Tierra de la Reina Maud, un sector de la Antártida Oriental cubierto de enormes bloques de hielo de gran espesor. 

Foto: White Desert

66 / 69

Las bases científicas españolas en los polos

España cuenta en estos momentos con dos base científicas en la Antártida: la Juan Carlos I, en la Isla de Livingston desde 1988, y la Gabriel de Castilla, desde 1989 en la Isla Decepción, ambas en las cercanías de la Península Antártica. La importancia del Trineo de Viento está en que supone una alternativa económica para que los científicos españoles puedan seguir trabajando en los círculos polares e incluso puedan viajar al corazón del continente para realizar sus trabajos de investigación sin que la inversión sea muy alta. El vehículo es fácilmente transportable en el modelo de avión que viaja los polos.

Foto: Tierras Polares

67 / 69

Canal Beagle y la Antártida

La navegación a través del canal entre bloques de hielo, con sus bahías e islotes bañados por aguas transparentes para avistar una increíble diversidad de fauna es una experiencia inolvidable. Hay excursiones diarias  que recorren el Cabo de Hornos, la Isla de los Estados, las Islas Bridge, Los Lobos, Los Pájaros y Faro Les Eclaireurs. Otra posibilidad fascinante y misteriosa es conocer la Antártida, en trayectos de ocho a diez días de duración. 

Gtres

68 / 69

Glaciar Pine Island, Antártida Occidental

La Antártida Oriental parece bastante estable, pero algunas partes del manto de hielo de la Antártida Occidental están siendo socavadas por un océano cada vez más caliente. Su futuro, como el de Groenlandia, es muy incierto.

Foto: Maria Stenzel

69 / 69

A la deriva

Este iceberg desgajado del borde de la Antártida podrá flotar durante años, mientras se derrite y libera en el mar su reserva de agua dulce. Con el tiempo, las moléculas de agua se evaporarán, se condensarán y volverán a caer sobre la Tierra en forma de precipitación.
 

Foto: Camille Seaman