¡Que no se te apague la luz para salvar al planeta!

El vidrio, el papel, orgánico, aceite, pilas y hasta electrodomésticos, tenemos en nuestra conciencia que reciclar es básico si queremos ayudar al medio ambiente, pero ¿qué pasa con las bombillas? Te contamos cómo seguir echando una mano al entorno.

Reciclar las bombillas es uno de los grandes retos medioambientales del futuro

Reciclar las bombillas es uno de los grandes retos medioambientales del futuro

Reciclar las bombillas es uno de los grandes retos medioambientales del futuro

Nos encanta pasear por la naturaleza, descubrir lugares únicos y pensar que lleva allí miles de años y así seguirá, pero lo cierto es que la acción del hombre no siempre ayuda a que esto sea así. Y gracias a asociaciones como Ambilamp, descubrimos que si esas acciones son para reciclar, entonces hay esperanza de seguir ayudando al medio ambiente.

Se trata de una asociación sin ánimo de lucro que nace como solución al problema del reciclaje de bombillas, fluorescentes y LED, que en ningún caso deben ir al contenedor de vidrio sino a unos especialmente diseñados a tal efecto.

Y es que hay un alto porcentaje de personas que, por desconocimiento la mayoría, no las recicla o lo hace en puntos que no son adecuados para ello. Por eso, Ambilamp ha creado una amplia red de recogida de estas piezas, con más de 35.000 puntos distribuidos en contenedores cercanos a ferreterías, supermercados o tiendas de iluminación. Por supuesto, también pueden acercarse a un Punto Limpio.

La cifra alcanza los 200 millones

El objetivo no parece nada descabellado, ya que, como aseguran desde la propia entidad, desde que empezaron con esta andadura se ha alcanzado precisamente este año la importante cifra de 200 millones de bombillas recicladas, un hito pero no el fin, solo una marca más en el camino que se debe seguir.

Además, estamos hablando de un país como el nuestro, donde de manera incluso inconsciente llevamos toda la vida reciclando y reutilizando cosas de manera natural, como libros de texto, ropa de hermanos mayores, comida e incluso vidas, ya que somos el país número uno del mundo en donación de órganos.

Ambilamp ha creado una amplia red de recogida, con más de 35.000 puntos puestos cercanos a ferreterías, supermercados y tiendas de iluminación

Así que, si llevamos toda la vida haciéndolo y somos generosos con los nuestros y el medio ambiente, ¿por qué no empezamos a hacer lo mismo con bombillas, fluorescentes y LED’s?

Los objetivos de Ambilamp son claros: cerrar el ciclo de vida de la bombilla y luminaria haciendo posible un tratamiento final sostenible; dar servicios a todos los productores de lámparas y/o luminarias que quieran cumplir con sus obligaciones medioambientales, investigar y desarrollar el sistema de recogida y reciclaje y sobre todo, concienciar, educar y sensibilizar a todos los agentes implicados en cumplir con estos objetivos de protección y mejora del medio ambiente.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?