Mediolanum, el banco que piensa en las personas

La entidad italiana salvó en 2008 a miles de clientes de los efectos de la quiebra de Lehman Brothers, con un coste de 120 millones de euros.

Mediolanum, un banco distinto

Vídeo: Mediolanum

Mediolanum

Con la quiebra del Lehman Brothers en 2008, muchos clientes de Banco Mediolanum que habían invertido en productos estructurados creados por el grupo con bonos de Lehman Brothers, se vieron afectados. Ante esta situación, Mediolanum demostró el compromiso con dichos clientes, quienes recuperaron dinero invertido. Fue un acto voluntario por parte de la entidad que demostró ser un banco responsable y comprometido con sus clientes, ya que no tenían ningún tipo de obligación de hacerlo. “Darles la espalda era quebrar su confianza e ir en contra de nuestros principios”, relata Massimo Doris, consejero delegado e hijo de Ennio Doris, fundador y presidente de Mediolanum.

Una acertada decisión

La decisión de rescatar a los clientes de los efectos de la quiebra fue una de las más acertadas de la historia del Grupo. Al año siguiente, el sector financiero vivió uno de los peores años de su historia y Mediolanum logró su récord histórico de crecimiento. “No es un mero eslogan: en Mediolanum, el cliente es nuestra prioridad”, concluye Massimo Doris.

Así ocurrió todo

En Banco Mediolanum, el banco español propiedad del grupo italiano, la inversión total en productos estructurados usando bonos de Lehman Brothers ascendía a 45 millones de euros. Tras la trágica crisis financiera, los clientes de Mediolanum coincidieron en afirmar que en todo momento se sintieron informados y respaldados por la entidad y por sus asesores financieros, los Family Bankers. La solución llegó a finales de octubre de 2008 con la modificación del producto inicialmente creado. Se sustituyó el bono de Lehman por uno de otra entidad, de manera que al vencimiento del producto el cliente recuperó el dinero invertido. El coste de la operación, 120 millones de euros, lo asumieron los accionistas mayoritarios.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?