Hitler

1 / 48
líderes putsch hitler 1923. Los líderes del Putsch de Múnich 1923. De izquierda a derecha: Pernet, Weber, Frick, Kriebel, Ludendorff, Hitler, Bruckner, Rohm, Wagner.

1 / 48

Los líderes del Putsch de Múnich 1923. De izquierda a derecha: Pernet, Weber, Frick, Kriebel, Ludendorff, Hitler, Bruckner, Rohm, Wagner.

Foto: CordonPress

aniversario putsch hitler en 1939. Adolf Hitler dando su discurso anual en la cervecería de Munich donde, años antes, llevó a cabo el golpe de estado.

2 / 48

Adolf Hitler dando su discurso anual en la cervecería de Munich donde, años antes, llevó a cabo el golpe de estado.

Foto: CordonPress

hitler en prision tras el putsch de 1923. De izquierda a derecha: Adolf Hitler, Emil Maurice,  Hermann Kriebel, Rudolf Hess y Friedrich Weber en una imagen durante su encarcelamiento en la fortaleza Landsberg.

3 / 48

De izquierda a derecha: Adolf Hitler, Emil Maurice, Hermann Kriebel, Rudolf Hess y Friedrich Weber en una imagen durante su encarcelamiento en la fortaleza Landsberg.

Foto: CordonPress

4 / 48

Primera edición de 1925

"Esta edición es parte de la historia, una parte importante de la historia que jamás debería de ser olvidada", afirma Ben Jones, consultor de Mullock's, a National Geographic España.

Foto: Mullock's, Specialist Auctioneers & Valuers

5 / 48

Adolf Hitler, autor de 'Mein Kampf' ('Mi lucha')

Foto: Mullock's, Specialist Auctioneers & Valuers

6 / 48

Más de 30.000 euros

El libro, con encuadernación en vitela y letras doradas en relieve en el lomo, tiene un precio de salida de 28.000-30.000 libras esterlinas (unos 32.000-34.000 euros).

Foto: Mullock's, Specialist Auctioneers & Valuers

7 / 48

Número 19

El libro, una edición limitada de 500 ejemplares, lleva el número 19.

Foto: Mullock's, Specialist Auctioneers & Valuers

8 / 48

El "viejo y buen camarada" Esser

Una parte de la dedicatoria escrita y firmada por Hitler dice lo siguiente: "Hermann Esser, el viejo y buen camarada, con ocasión de la Navidad de 1925".

Foto: Mullock's, Specialist Auctioneers & Valuers

9 / 48

Escrito por un lingüista alemán

Estadísticas, prensa y organizaciones del judaísmo en Estados Unidos y Canadá, un libro escrito en alemán por Heinz Kloss, un eminente lingüista alemán que visitó Estados Unidos en 1936-1937.

Foto: Library and Archives Canada

10 / 48

Libro de Adolf Hitler

En el exlibris o etiqueta en el reverso de la tapa aparecen el águila imperial, la esvástica y el nombre de Adolf Hitler.

Foto: Library and Archives Canada

11 / 48

'Retrato de una chica'

Retrato de una chica (¿1916?), pintura al óleo atribuida a Adolf Hitler. Su firma aparece arriba a la izquierda. En el cuadro, pintado por Hitler en Fournes-en-Weppes o en Wavrin, en el norte de Francia, aparece una mujer en un entorno rural, con un pañuelo rojo sobre la cabeza, una horca sobre el hombro derecho y una blusa abierta con sus pechos parcialmente descubiertos.

Foto: Auktionshaus Weidler

12 / 48

Parte posterior

Parte posterior del lienzo atribuido a Adolf Hitler.

Foto: Auktionshaus Weidler

13 / 48

Biografía de Hitler

El Retrato de una chica ha sido atribuido al dictador, entre otros por Werner Maser, un historiador alemán y un reconocido biógrafo de Adolf Hitler.

Foto: Auktionshaus Weidler

14 / 48

Charlotte Lobjoie

El cuadro de Charlotte Lobjoie y una fotografía de ella, quien supuestamente fue la amante de Hitler durante la Primera Guerra Mundial.

Foto: Auktionshaus Weidler

15 / 48

Obra mediática

La televisión japonesa se interesó por el cuadro, que fue exhibido en galerías de arte de Japón.

Foto: Auktionshaus Weidler

16 / 48

Inspección del cuadro

Inspección del cuadro por un experto.

Foto: Auktionshaus Weidler

17 / 48

Carta de Sotheby's

La casa de subastas Sotheby's realizó una propuesta para vender la obra, pero en su momento los propietarios no la quisieron vender.

Foto: Auktionshaus Weidler

18 / 48

Auschwitz-Birkenau

Birkenau fue construido justo un año después que Auschwitz, en 1941. Fue el segundo campo de concentración del complejo y también el más grande. Albergó hasta 100.000 presos y fue utilizado para los exterminios en masa.

19 / 48

Entrada a Auschwitz I

La entrada principal a Auschwitz recibía a los prisioneros con el lema Arbeit macht frei (el trabajo te hace libre), un eslogan utilizado por el Gobierno de Weimar y rescatado por el régimen nazi.

Foto: AgeFotostock

20 / 48

Pabellones de Auschwitz

En estos pabellones, o bloques, se encontraban algunas de las habitaciones donde vivían hacinados los prisioneros, los baños, la sala de castigo, celdas y el centro administrativo. En ellas también vivían algunas familias de las SS. Actualmente en ellos se encuentran las pertenencias de las víctimas, mobiliario y las fichas de algunos de los prisioneros.

Foto: AgeFotostock

21 / 48

Entrada Birkenau

La entrada principal a Birkenau es una de las imágenes más reproducidas de Auschwitz. Era la más grande de los tres campos de concentración, ya que por ella entraban los trenes directamente con los prisioneros.

Foto: AgeFotostock

22 / 48

Una cárcel gigantesca

Todo el recinto estaba vallado para evitar que los presos pudiesen escapar. Algunos de ellos aprovecharon las descargas eléctricas para suicidarse.

Foto: AgeFotostock

23 / 48

Ruinas de las cámaras de gas

En Birkenau había cuatro crematorios con cámara de gas que fueron destruidos por el régimen nazi antes de la llegada del ejército soviético, el 27 de enero de 1945.

Foto: AgeFotostock

24 / 48

El muro de los fusilamientos

Este muro, donde fueron asesinados miles de prisioneros, se encuentra situado en Auschwitz I. Actualmente se encuentra tal y como lo dejó el régimen nazi, aunque en él en vez de cuerpos, pueden verse flores y velas.

Foto: AgeFotostock

25 / 48

Auschwitz-Birkenau memorial

El memorial por el más de un millón de víctimas que perdieron la vida en Auschwitz se encuentra en Birkenau. En él se hace alusión a los prisioneros de todos los países.

Foto: AgeFotostock

26 / 48

Nosotros los trabajadores hemos despertado

Este cartel de las elecciones de julio de 1932 muestra al trabajador alemán iluminado a través del nacionalsocialismo e imponiéndose sobre sus oponentes. Se lee: "Nosotros, los trabajadores, hemos despertado. Estamos votando al nacionalsocialismo "

Foto: US Holocaust Memorial Museum

27 / 48

El judío errante

Cartel de la película Der ewige Jude, dirigida por Fritz Hippler en1940.

Como parte de su ataque a los judíos en tiempos de guerra, el Ministerio de Propaganda recurrió a las películas como medio para difundir mensajes antisemitas. Der ewige Jude, dirigida por el jefe de la División de Cine del Ministerio de Propaganda, fue considerada como un "documental sobre el mundo judío" que pretendía desenmascarar la supuesta influencia perniciosa de la "raza parásita judía" en la sociedad alemana. A pesar de los esfuerzos de Goebbels para promocionarlo, la película fue un fracaso de taquilla.

Foto: US Holocaust Memorial Museum, courtesy of Museum für Deutsche Geschichte

28 / 48

Hitler - Cartel de las elecciones alemanas de 1932

Las técnicas modernas de propaganda -incluidas imágenes fuertes y mensajes simples- ayudaron a que Adolf Hitler, nacido en Austria, fuera un extremista poco conocido en Alemania, y uno de los principales candidatos a la presidencia del país en 1932.

Foto: US Holocaust Memorial Museum/photo by Heinrich Hoffmann

29 / 48

El pueblo votará al nacionalsocialismo

Cartel electoral del año 1932 del Partido Nazi alemán.

Foto: Library of Congress, Prints and Photographs Division

30 / 48

El portador del estandarte

The Standard Bearer es una de las casi 10.000 obras de arte de propaganda nazi y militar alemán de las que el ejército de EE. UU. se apoderó después de la guerra. Esta y otras 400 obras de arte de la era nazi que aún se consideran cargadas políticamente permanecen hoy bajo la custodia del ejército estadounidense.

Foto: US Army Center of Military History

31 / 48

Hitler sobre Alemania

Imagen de portada de un panfleto político del Partido Nazi de la campaña electoral de Hitler en 1932.

Foto: Josef Berchtold / US Holocaust Memorial Museum, courtesy of Randall Bytwerk

32 / 48

Julius Streicher

En la imagen, el acusado del Tribunal Militar Internacional -TMI-, Julius Streicher, editor de Der Stürmer, durante el juicio de Nuremberg. En su convicción, el TMI dictaminó que Streicher sabía de los asesinatos en masa de los judíos de Europa y que sus artículos en Der Stürmer pidiendo la "aniquilación de la raza judía" eran una incitación directa al asesinato y constituían un "crimen contra la humanidad". El veredicto de Streicher continúa moviendo el debate legal de cuándo la propaganda del odio se convierte en una incitación al genocidio.

Foto: US Holocaust Memorial Museum/National Archives and Records Administration

33 / 48

VINNITSA

La propaganda antisemita nazi con frecuencia vinculaba a los judíos con los temores de sus audiencias alemanas y extranjeras. Este cartel, exhibido en la Unión Soviética ocupada por los alemanes para fomentar el fervor antisoviético y antisemita, usa el estereotipo del sanguinario "comisario bolchevique judío" para asociar "el judío" con el asesinato de más de 9.000 ciudadanos soviéticos en Vinnitsa, Ucrania, una atrocidad cometida por la policía secreta de Stalin en 1937-38. Las fuerzas alemanas descubrieron la masacre en mayo de 1943.

Foto: Library of Congress, Prints and Photographs Division

34 / 48

"Detrás de los poderes enemigos: el judío"

Durante la Segunda Guerra Mundial, los propagandistas nazis frecuentemente describieron a "el judío" como un conspirador que tramaba la dominación mundial actuando tras los bastidores de las naciones en guerra con Alemania. Esta caricatura representa al "financiero judío" que manipula a los Aliados, Gran Bretaña, los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Foto: US Holocaust Memorial Museum, gift of Helmut Eschwege / Artista: Hanisch, 1942

35 / 48

1940

En el inicio de la ocupación alemana de Francia, Hitler visitó París y quiso subir a la torre Eiffel, pero los trabajadores sabotearon los ascensores y sólo pudo fotografiarse en la explanada del Campo de Marte.

Foto: Bpk / Scala / Firenze

36 / 48

Hitler y Himmler

Adolf Hitler felicita a Heinrich Himmler, en una fotografía que fue portada del Illustrierter Beobachter en octubre de 1943.

Foto: AP Photo / Gtres

37 / 48

Klara Hitler, la madre de Adolf Hitler

Klara Pölzl (1860 - 1907) era el nombre de soltera de la madre de Adolf Hitler. Murió de cáncer de mama a los 47 años. 

Foto: Creative Commons

38 / 48

Alois Hitler, el padre de Adolf Hitler

El padre de Adolf Hitler (1837-1903) fue un funcionario de aduanas austríaco famoso por ser el padre del dictador más conocido de la historia. La imagen es de 1901, dos años antes de morir por un infarto de miocardio.

Foto: Creative Commons

39 / 48

Hitler de niño

Adolf Hitler en la escuela superior a los 14 años de edad, alrededor de 1904, cuando ya no vivía en Braunau am Inn. Hitler es el último a la derecha en la fila superior. 

Foto: AP Photo / Gtres

40 / 48

Casa natal de Hitler

La casa natal de Adolf Hitler en Braunau am Inn, un municipio austríaco situado justo en la frontera con Alemania. 

Foto: Kyodo via AP Images / Gtres

41 / 48

"Nunca más el fascismo"

La piedra de granito situada frente al inmueble reza lo siguiente: "Por la paz, la libertad y la democracia. Nunca más el fascismo. Millones de muertos nos lo recuerdan".

Foto: Kerstin Joensson / AP Photo / Gtres

42 / 48

Casa natal de Hitler

Adolf Hitler nació en una de las habitaciones de la planta superior durante la tarde del 20 de abril de 1889. 

Foto: Kerstin Joensson, file / AP Photo / Gtres

43 / 48

Centro para discapacitados

Fotografía de marzo de 1983 que muestra el cartel que había en la puerta principal de la casa natal de Hitler. Durante un tiempo acogió un centro de día para personas con discapacidad.
 

Foto: AP Photo / ph / stf / Gtres

44 / 48

Hitler posando

El canciller Adolf Hitler posando en una fotografía de 1939. 

Foto: AP Photo / Gtres

45 / 48

Това би могла да очаква ЕВРОПА отъ болшевизма [This is what can be expected if Europe succumbs to Bolshevism], 1944

En numerosas ocasiones los mapas de propaganda mostraban a los líderes de los bandos contrarios representados por arañas. En este caso es Adolf Hitler el que extiende sus patas por toda Europa.

Foto: The Map House / Anon

46 / 48

Castillo de Ksiaz

El castillo de Ksiaz en Walbrzych, al suroeste de Polonia. En 1944, el castillo de Ksiaz formó parte del Proyecto Riese, un proyecto de construcción de la Alemania nazi que incluyó la creación de un complejo subterráneo bajo el castillo para construir una fábrica de armamento, un sistema de búnkeres e incluso se ha hablado de un cuartel general para Hitler, pero la función de estos túneles no está del todo clara.

Foto: Czarek Sokolowski / AP Photo / Gtres

47 / 48

Adolf Hitler inaugura los Juegos Olímpicos

Adolf Hitler inaugura los Juegos de la XI Olimpiada ante 100.000 espectadores en el Estadio Olímpico de Berlín, el 1 de agosto de 1936.

Foto: Berliner Verlag / Archiv / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

48 / 48

Adolf Hitler y sus secuaces

Adolf Hitler y otros altos cargos nazis durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. Hitler estaba acompañado por Rudolf Hess, Joseph Goebbels y Hermann Göring. La mujer de la cámara a la derecha es Leni Riefenstahl.

Foto: dpa / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?