Kymco_cabeceraOK             

Valencia

Me gusta estar en forma y corro todas las mañanas por el cauce del río Turia. Empiezo a la altura del Pont de las Arts, dejo atrás las emblemáticas Torres dels Serrans 1, paso bajo el puente de Calatrava, enfilo hacia el Palau de les Arts 2 y a la altura del Oceanogràfic 3 doy la vuelta. ¡Una maravilla de recorrido! Luego, salgo volando con mi Kymco hacia el trabajo. Soy fisioterapeuta y no me puedo retrasar: atiendo a pacientes en un centro de rehabilitación en la avenida del Cid o me desplazo al domicilio de ellos. Con la moto puedo cumplir el programa diario. Luego suelo comer algo ligero que llevo hecho de casa, pero hoy es viernes y he quedado con dos amigos en la barra del Central Bar del Mercado Central 4 donde nos espera una “tonyineta”: un bocadillo de atún, aceitunas, tomate y huevo duro. Después tomaremos el café por los alrededores de la plaza de la Reina, cerca de la Seu y de la Torre del Micalet 5. No podré demorarme mucho: a las cinco tengo clase de técnicas avanzadas de fisioterapia en un centro de la avenida Blasco Ibáñez. Pero no importa, porque volveremos a vernos por la noche en La Pepica, donde seguiremos contándonos la vida y riendo con una paella y la playa de Malvarrosa 6 delante.

Movilidad, economía y ecología

Recorreré más de 25 km con mi KYMCO, gastaré unos 2 euros de combustible1, dejaré un rastro mínimo de CO2, llegaré a todos los sitios aunque el tráfico esté complicado y podré aparcar con facilidad2.

1Valor calculado con un precio medio de súper 98 de 1,52 euros litro en agosto de 2014.
2Las motos ocupan tres veces menos espacio en circulación que un coche, reducen el tiempo de circulación entre un 50 y un 70% y reducen las emisiones de CO2, NOx y PM2,5. (Commuting by Motorcycle: impact analysis. Transport & Mobility Leuven. 2011).
 

ACCEDE A LA GALERÍA DE IMÁGENES

 Kymco

Kymco