El fotógrafo Andoni Canela inició hace cuatro años la ambiciosa aventura de retratar a los grandes felinos de la Tierra en su hábitat natural, intentando mostrarlos tranquilos, impasibles y obviando su presencia. Una empresa complicada, pero que trajo consigo unos resultados de una belleza monumental. Sus fotografías hipnotizan, pero es la magnífica presencia de sus protagonistas la que deja sin palabras. El valor de estos grandes felinos transciende a sus belleza física y se encuentra en la posición que ocupan dentro de su hábitat. Los leones, tigres, pumas o leopardos son, sin lugar a dudas, los grandes depredadores de su entorno, se encuentran en lo más alto de la cadena trófica y son básicos para el equilibrio de los ecosistemas que habitan. Y ese peso que recae en ellos se está viendo afectado por su precario estado de conservación, las persecuciones a las que son sometidos y la destrucción de sus hábitats.

Como dijo en su día el gran paleontólogo y divulgador Stephen Jay Gould, no lograremos ganar esta batalla por la salvaguarda de las especies y los ecosistemas si no conseguimos forjar un vínculo emocional entre nosotros y la naturaleza. Sin duda, estas imágenes cooperarán en buena medida a esa gran causa.

Apúntate a nuestra newsletter y consigue el calendario 2020 dedicado al proyecto "Un año entre felinos".