Ya hay más de 1.300 linces en la península Ibérica

Acaba de publicarse el nuevo dato del censo de linces ibéricos (Lynx pardinus) en la península, certificando la recuperación del felino más amenazado del planeta, con una población total de 1.365 ejemplares y un crecimiento del 20% respecto el año anterior.

Dos cachorros de lince ibérico

Dos cachorros de lince ibérico

Foto: MITECO

Corría el año 2000 cuando los biólogos alertaron de la gravísima situación en la que se encontraba una de las especies más emblemáticas de España, el lince ibérico. Tan solo quedaban 100 ejemplares de este entrañable felino de orejas puntiagudas y figura estilizada. Diversos organismos, particulares y organizaciones ambientales se pusieron manos a la obra para evitar su extinción y, pasados unos cuantos años, los esfuerzos están dando sus frutos.

La población de lince ibérico se sitúa a día de hoy en 1.365 ejemplares, lo cual supone un incremento de más del 20% respecto a los datos presentados en 2020. Sin embargo, a pesar de los esperanzadores números que indican la recuperación imparable de este felino, todavía existen ciertas amenazas que continúan presentes en su día a día, como atropellos, caza ilegal, venenos, cepos... Como apuntan desde WWF, "el lince estará fuera de peligro cuando su población se multiplique por tres y alcance los 3000-3500 ejemplares y cuando desaparezcan o, al menos, se reduzcan al mínimo sus amenazas".

Dónde hay más linces ibéricos

​Según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, de los 13 núcleos poblacionales registrados en la península Ibérica en 2021, 12 se encuentran ubicados en España, con 1.156 ejemplares. De entre esos 12 núcleos españoles, 5 se ubican en Andalucía (con 519 individuos), 3 en Castilla-La Mancha (473 individuos) y 4 en Extremadura (164 ejemplares). De esta manera, un año más Andalucía vuelve a ser la comunidad autónoma española que lidera los datos poblacionales, con casi la mitad de los ejemplares repartidos por todo el país. Sin embargo Castilla-La Mancha ha sido la comunidad donde se ha registrado el mayor aumento poblacional, con un 45% de incremento en un solo año.

De manera más específica, en Andalucía, los núcleos que más ejemplares registran son los de Andújar-Cardeña (200 individuos), y Guarrizas (164), seguidos de Doñana-Aljarafe (94), Guadalmellato (44) y Sierra Norte (17). Por su parte, en Castilla-La Mancha destacan el núcleo de Montes de Toledo (221), seguido por los de Sierra Morena Oriental (170) y Sierra Morena Occidental (82). Por último, en el caso de la comunidad de Extremadura, el núcleo principal es el de Matachel (121), seguido por los de Ortigas (20), Valdecañas/Ibores (14) y Valdecigüeñas (9).

El lince continúa en peligro

Sin lugar a dudas, los datos del censo son esperanzadores. Sin embargo, como explican desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, "ponen de manifiesto la necesidad de mantener la cautela sobre el futuro de la especie, dar continuidad a los programas de conservación, y favorecer la implementación de medidas que contribuyan a la mejora de las diferentes poblaciones del lince ibérico en ambos países (España y Portugal). La especie sigue estando en peligro, y legalmente considerada “en peligro de extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas".

El aumento de la cantidad de ejemplares del lince ibérico muestra como, con la suficiente voluntad, se puede conseguir recuperar especies que están en peligro de extinción. Eso sí, tampoco hay que olvidar que mantener estos datos requiere de la misma voluntad de cara al futuro.

Lince ibérico: radiografía de un renacimiento

Más información

Lince ibérico: radiografía de un renacimiento