Xenofóforos: gigantes unicelulares de las profundidades

Halladas 4 nuevas especies de organismos unicelulares gigantes a 4.000 metros de profundidad en el fondo del océano Pacífico

Espécimen de Abyssalia sphaerica

Espécimen de Abyssalia sphaerica

Foto: Slim Chraiti / Universidad de Ginebra

Un proyecto conjunto entre científicos del Centro Nacional de Oceanografía del Reino Unido -NOC- y las universidades de Hawaii y Ginebra han descubierto cuatro nuevas especies de xenofóforos unicelulares gigantes: unos seres del reino de los protistas pertenecientes al filo de los foraminífereos. El hallazgo, realizado en las profundidades del océano Pacífico se detalla en el artículo titulado Xenophyophores (Rhizaria, Foraminifera), including four new species and two new genera, from the western Clarion-Clipperton Zone (abyssal equatorial Pacificpublicado esta semana en la revista especializada European Journal of Protistologyy ,donde se recoge la descripción de las nuevas especies clasificadas en dos nuevos géneros: Moanammina y Abyssalia.

Descenso al abismo: expedición a los cañones de Ningaloo

Más información

Expedición a los cañones de Ningaloo

4

Fotografías

Dichas especies se describieron según su morfología y los datos genéticos de los especímenes recolectados con el vehículo Lu'ukai de la Universidad de Hawaii en una expedición a la zona occidental de Clarion Clipperton -CCZ- una vasta franja del Océano Pacífico de hasta 4.800 metros de profundidad destinada a la minería de aguas profundas.

"Los xenofóforos son uno de los tipos más comunes de organismos grandes hallados en las llanuras abisales de CCZ, por lo que el nombre del segundo género fue elegido para reflejar esto" explicaAndrew Gooday, profesor del NOC, autor principal del artículo, y quien detalla que: "'Moana' parecía un nombre apropiado para uno de los géneros, ya que es la palabra hawaiana que significa océano".

Encuentran restos de plástico en el punto más profundo del océano

Más información

Hallan plásticos en el lugar más profundo del océano

Al igual que otros tipos de foraminíferos, los xenofóforos construyen unas conchas denominadas testas o caparazones, conformadas con las partículas que obtienen del ambiente circundante. Se trata de estructuras elaboradas que pueden alcanzar tamaños de más de 10 centímetros.

Moanammina semicircularis sp. nov., la nueva especie del género Moana tiene una testa en forma de abanico de alrededor de 8 centímetros. Otras dos especies nuevas, Abyssalia foliformis sp. nov. y Abyssalia sphaerica sp. nov., género nombrado en relación a su hábitat, los fondos abisales del océano, tiene caparazones que se asemejan más bien a una hoja plana y una esfera casi perfecta respectivamente. De ambas llama poderosamente la atención su composición ya que sus espículas están conformadas de esponja de vidrio. La cuarta nueva especie es Psammina tenuis sp. nov., que tiene una testa delicada, delgada, en forma de placa.

Moanammina semicircularis

Moanammina semicircularis

Foto: Jennifer Durden / Craig Smith / Deep CCZ Project

"Estas cuatro nuevas especies y dos nuevos géneros han aumentado el número de xenofóforos descritos en el abismo CCZ a 17, lo que representa un 22% del total de organismos conocidos de este grupo", comenta Gooday. "¡Esta parte del Océano Pacífico es claramente un punto crítico de diversidad de xenofóforos!", añade.

"¡La abundancia y diversidad de estos organismos unicelulares gigantes es realmente sorprendente!" comenta por su parte el oceanógrafo Craig Smith, de la Escuela de Ciencia y Tecnología del Océano y la Tierra de la Universidad de Hawaii, también coautor de la publicación y científico jefe del crucero RV Kilo Moana en el que partió la expedición.

Desafío en el abismo del océano

Más información

Desafío en el abismo del océano

14

Fotografías

"Los vemos en todas partes en el fondo marino, de numerosas formas y de tamaños diferentes. Claramente estos xenofóforos son miembros muy importantes de las ricas comunidades biológicas que viven en la CCZ. Entre otras cosas, proporcionan microhábitats y posibles fuentes de alimentos para otros organismos", destaca Smith, y añade:"necesitamos aprender mucho sobre la ecología de estos extraños protistas si deseamos comprender completamente, por ejemplo, cómo la minería del fondo marino, abundante en la zona, podría afectar a estas comunidades abisales.

Compártelo