Registran el vuelo de murciélago más largo de la historia: 2.400 kilómetros, de Rusia hasta los Alpes

El épico periplo fue realizado por un murciélago de Nathusius, un pequeño mamífero volador de apenas el tamaño de una caja de cerillas y que con una envergadura alar de tan solo 25 centímetros ha batido todos los récords de distancia realizados por la especie.

Pipistrellus nathusii

Pipistrellus nathusii

Foto: iStock

Las migraciones son uno de los fenómenos más espectaculares y curiosos del reino animal. Especies que de manera individual o en grupo, por tierra, mar y aire, viajan cientos o incluso miles de kilómetros para encontrar pareja, alimento o un lugar más cómodo para vivir. Desde salmones que remontan ríos para reproducirse en sus cabeceras, pasando por serpientes de cascabel que cruzan reptando las grandes llanuras de Estados Unidos, hasta llegar a las grandes migraciones a nivel planetario de las ballenas, el reino animal esta repleto de ejemplos ante los que no podemos hacer otra cosa que maravillarnos.

El último de ellos es la gran migración realizada por un pequeño murciélago de la especie Pipistrellus nathusii, de cual se informaba esta semana en un artículo publicado en la revista especializada Mammalia titulado Bats can migrate farther than it was previously known: a new longest migration record by Nathusius’ pipistrelle Pipistrellus nathusii (Chiroptera: Vespertilionidae)

Y es que una joven hembra del conocido como murciélago pipistrelle de Nathusius, acaba de lograr, con sus apenas 7 gramos de peso y 25 centímetros de envergadura alar, superar la distancia más larga jamás registrada para un individuo de la especie, volando unos 2.400 kilómetros desde Rusia hasta los Alpes franceses. La marca supera en 260 kilómetros el anterior récord de vuelo registrado, realizado entre Letonia y España.

Murciélagos transfronterizos

La hembra de murciélago fue anillada en el año 2009 por investigadores rusos en la Reserva de la Biosfera Natural de Darwin en el Óblast de Vólogda, y voló durante 63 días cruzando Europa antes de que su cuerpo fuera encontrado en Lully, un pequeño pueblo cercano a los Alpes franceses. Sin embargo, aunque la distancia exacta registrada en línea recta es de 2.486 kilómetros y dado que los murciélagos no vuelan en línea recta, los investigadores piensan que el pequeño pipistrelle podría haber recorrido hasta unos 3.000 kilómetros siguiendo la costa del mar Báltico, la cual también usan otras especies de murciélagos en sus migraciones.

"Es una sorpresa muy grande", explica el autor principal del artículo, el doctor Denis Vasenkov, del Instituto Severtsov para Problemas de Ecología y Evolución de Moscú y la Academia Rusa de Ciencias. "Pensamos que nuestros murciélagos estaban migrando a países del sureste de Europa y otros países vecinos, no a Francia".

La ecolocalización, el secreto de los murciélagos para "ver" en la oscuridad

Más información

Murciélagos, reyes de los suspiros en el aire

Además, en Europa son raros los casos de murciélagos que vuelan más de 1.000 kilómetros. Incluso en climas tropicales, algunos murciélagos solo migran hasta los 2.000, por lo que los investigadores aún desconocen porque este ejemplar decidió tomar una ruta tan larga. Entre las hipótesis, el equipo de Vasenkov sugiere que la hembra de pipistrelle podría haberse perdido durante su ruta de migración regular.

Entre otra de las posibilidades, y dado el caso de anterior récord, los investigadores también barajan que quizás las migraciones largas en esta especie son más comunes de lo que se pensaba con anterioridad, y que la especie, más proclive a hibernar en árboles y espacios abiertos que en cuevas, al contrario que otros de sus congéneres, podría haberse desplazado a tanta distancia para buscar un clima más cálido en el que pasar el invierno.

Una migración plagada de obstáculos

El extraordinario viaje del murciélago salió a la luz gracias a la cooperación entre investigadores. Fue así que el doctor Jean-François Desmet del Grupo independiente de Investigación e Información sobre la Fauna en los Ecosistemas de Montaña, en Francia, quien encontró al ejemplar en los Alpes y envió la información sobre el etiquetado del murciélago al doctor Igor Popov en la Universidad Estatal de San Petersburgo, quien se la hizo llegar a Vasenkov el año pasado.

En el futuro, Vasenkov y la coautora del trabajo, la doctora Natalia Sidorchuk, tienen la intención de continuar su trabajo anillando y registrando murciélagos para obtener más información sobre las rutas de migración y cómo se orientan los murciélagos durante estas. "Esperamos también poder obtener un seguimiento por GPS del murciélago más grande de Rusia, el nóctulo mayor", cuenta Sidorchuk.

El interés en la migración de los murciélagos en Europa ha crecido dramáticamente en los últimos años a medida que en el continente se continúan construyendo nuevos parques eólicos, causantes de cientos de muertes cada año entre las poblaciones de murciélagos a causa de un fenómeno llamado barotrauma, en el que un cambio de presión en el aire provocado por las aspas de los aerogeneradores provoca una fuerte hemorragia en los murciélagos que acaba con su vida. "Por todo ello, comprender las rutas de migración de los murciélagos será indispensable para planificar nuevos parques eólicos y para asegurarse de que estas muertes se minimicen" concluyen los autores.

¿Cuánto sabes sobre murciélagos?

Más información

¿Cuánto sabes sobre murciélagos?