El Nyiragongo entra en erupción y obliga a evacuar la ciudad de Goma

El volcán entró en erupción en la tarde de ayer y se puso en marcha el plan de contingencia para evacuar Goma, capital de la región de Kivu del Norte. El gobierno de la República Democrática del Congo ha lamentado el fallecimiento de 5 personas en un accidente de tráfico durante la evacuación mientras los residentes han vuelto a la ciudad a lo largo de la mañana.

La población se agolpa en los alrededores de Goma para observar la erupción del Nyiragongo.

La población se agolpa en los alrededores de Goma para observar la erupción del Nyiragongo.

Foto: Justin Kabumba / AP

El volcán Nyiragongo entró en erupción pasadas las 19:00 horas (hora local) del sábado 22 de mayo y obligó a poner en marcha el plan de contingencia para evacuar la ciudad de Goma, capital de la provincia congoleña de Kivu del Norte, situada a tan solo 20 kilómetros del volcán. Las fuentes locales aseguran que en torno a las 18:00 de la tarde el cielo se tiñó de rojo y el volcán desprendió un fuerte olor a azufre, lo que encendió todas las alarmas tras la erupción ocurrida hace dos décadas en el mismo lugar: en aquella ocasión, 400.000 personas fueron evacuadas, 120.000 se quedaron sin hogar y 245 perdieron la vida.

El portal de noticias congoleño Actualité informa de que la lava se detuvo en los suburbios de Goma, concretamente en el barrio de Buhene, donde al menos 500 casas han sido arrasadas por el río de lava proveniente del volcán. Constant Ndima, gobernador de la provincia de Kivu del Norte, ha comunicado el fallecimiento de cinco personas a causa de un accidente de tráfico durante la evacuación. En el balance provisional no se han tenido que lamentar más pérdidas mientras que el presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, ha interrumpido su viaje por Europa para monitorizar la situación desde el terreno.

La lava llegó hasta las inmediaciones de aeropuerto de Goma, en la República Democrática del Congo.

La lava llegó hasta las inmediaciones de aeropuerto de Goma, en la República Democrática del Congo.

Foto: Justin Kabumba / AP

Tal y como ha informado a los medios el portavoz del portavoz del Gobierno congoleño, Patrick Muyaya, el primer ministro Jean Michel Sama Lukon se reunió de urgencia con el consejo de ministros para evaluar la situación, analizar la crisis y lanzar el plan de evacuación de Goma. La lava llegó hasta las inmediaciones del aeropuerto de la ciudad y la población buscó refugio durante toda la noche tras la frontera de Ruanda.

La población congoleña cruza la frontera de Ruanda de vuelta a Goma tras la estabilización de la situación del volcán.

La población congoleña cruza la frontera de Ruanda de vuelta a Goma tras la estabilización de la situación del volcán.

Foto: Justin Kabumba / AP

A medida que el flujo de lava ha perdido intensidad la población ha vuelto a la ciudad de Goma a lo largo de la mañana. La actividad sísmica podría haber desatado la erupción de este volcán congoleño que alberga en su interior un lago de lava permanente, lo que lo hace uno de los más peligrosos del mundo, pues en sus inmediaciones viven alrededor de dos millones de personas.

"Estamos a salvo. Se notaron signos precursores de una posible erupción hace dos semanas, pero no se tomaron muy en serio. Aparentemente la situación aún no ha terminado" afirma Katcho Karume, investigador del Observatorio de Volcanes de Goma, en un llamamiento a no bajar la guardia vía correo electrónico con este medio. El volcán está situado en las montañas Virunga, en la rama oriental del Gran Valle del Rift, una de las regiones más biodiversas de África.

En las erupciones previas del Nyiragongo se detectó un desencadenante estrechamente relacionado con la actividad sísmica: en el año 2002, la erupción de este volcán puso en peligro la ciudad de Goma tres días después de que se registrase un terremoto de 4,6 puntos en la escala de Richter en Bukavu, una ciudad a 90 kilómetros al sur de Goma.

Las entrañas del Nyiragongo, el volcán más peligroso del planeta

Más información

El volcán más peligroso del planeta