Nepal triplica su población de tigres desde 2009

Nepal acaba de conseguir unas cifras históricas en la conservación del tigre al contar con una población de 355 ejemplares en libertad, una cifra que prácticamente triplica los números del año 2009, cuando tan solo quedaban 121.

Con estas cifras, Nepal se convierte en el líder mundial en la conservación del tigre.

Con estas cifras, Nepal se convierte en el líder mundial en la conservación del tigre.

Foto: iStock

Corría el año 2010 cuando se celebró la Cumbre Internacional del Tigre en San Petersburgo. En aquella ocasión, los líderes de 13 de los países que contaban con ejemplares de esta emblemática especie de felino (Bangladesh, Bután, Camboya, China, India, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Rusia, Tailandia y Vietnam) se reunieron para llegar a un acuerdo en materia de conservación con un objetivo ambicioso: duplicar la población de tigres en libertad en sus regiones para 2022.

La especie se acercaba a la extinción de manera preocupante y las medidas no tardaron en surtir el efecto deseado, pues países como Nepal tomaron la delantera y aumentaron sus esfuerzos para proteger las poblaciones de tigres en libertad. El pasado 29 de julio, con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Tigre, el gobierno de Nepal anunció que la población de tigres dentro de sus fronteras había alcanzado un total de 355 ejemplares, situándose a la cabeza en materia de conservación de la especie a nivel global.

El último censo indica que hay 128 tigres en el Parque Nacional Chitwan, 125 en el Parque Nacional Bardiya, 41 en el Parque Nacional Parsa, 25 en el Parque Nacional Banke y otros 36 en el Parque Nacional Shuklaphanta, elevando el total hasta los 355, una cifra histórica dada la tendencia decreciente de las poblaciones de este felino hace tan solo 13 años.

Ahora, el objetivo de Nepal es conseguir minimizar las interacciones entre felinos y humanos para evitar problemas de coexistencia.

Nepal: de 121 tigres a 355 en poco más de una década

El aumento de la población de tigres de Bengala (Panthera tigris tigris) desde 2009 en este montañoso país de Asia ha sido meteórico: de acuerdo con los datos del censo de 2009, únicamente 121 tigres sobrevivían en Nepal, cifra que se incrementó hasta los 198 en 2013 y que terminaría llegando hasta los 235 en 2018. Los datos del último censo indican que la población de tigres ha llegado hasta los 355 ejemplares en libertad, creciendo en 120 ejemplares en los últimos 4 años, lo que equivale prácticamente a triplicar su población en poco más de una década.

"Estamos implicados para apoyar las iniciativas de conservación gubernamentales y estas cifras tan alentadoras son el resultado del trabajo conjunto. Ahora, nuestro esfuerzo deberá centrarse en mantener esta población y en colaborar para reducir el creciente conflicto entre tigres y humanos", afirma Narendra Man Babu Pradhan en una nota de prensa, coordinador del Programa de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en Nepal.

El objetivo inicial de Nepal para el año 2022 era conseguir una población total de 250 tigres en libertad,una cifra que se ha superado en 105 ejemplares. Esto convierte al país en el líder mundial en la conservación del tigre, pero se da en un contexto en el que lasinteracciones entre estos grandes felinos y el ser humano son crecientes y cada vez más problemáticas.

"Queda mucho trabajo por hacer en cuestión de gestión efectiva del hábitat, promoviendo la coexistencia entre humanos y tigres, manteniendo el número de estos felinos, minimizando el impacto de grandes infraestructuras en su hábitat y fortaleciendo el conocimiento, la investigación y la monitorización de las poblaciones", ha añadido Ram Chandra Kandel, director general del Departamento de Conservación de la Naturaleza de Nepal. Una vez se han alcanzado los objetivos marcados, la meta de Nepal es conseguir minimizar las interacciones entre felinos y humanos para evitar problemas de coexistencia.

Encuentran microplásticos en el Everest

Más información

Encuentran microplásticos en el Everest