El lobo deja de ser una especie cinegética

El Gobierno ha publicado en el Boletín Oficial del Estado una orden ministerial que modifica el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), con el fin de incluir a todas las poblaciones de lobo ibérico (Canis lupus) de España. Por tanto, su caza está prohibida.

A partir de hoy, todas las poblaciones de lobo ibérico de España pasan a estar incluidas en el LESPRE, lo que prohíbe su caza.

A partir de hoy, todas las poblaciones de lobo ibérico de España pasan a estar incluidas en el LESPRE, lo que prohíbe su caza.

Foto: iStock

Desde febrero de este año, el Gobierno había anunciado la preparación de los trámites para incluir a todas las poblaciones de lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

Así, el pasado martes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una Orden que establece que este cánido deja de ser una especie cinegética y pasa a formar parte del LESPRE, lo que implica que su caza queda prohibida.

Dicha orden establece dos disposiciones adicionales: una de ellas referida a que la captura de ejemplares, fijada con anterioridad a la entrada en vigor de esta orden, podrá seguir aplicándose si cuenta con el consentimiento de las autoridades autonómicas.

Todas las poblaciones de lobo ibérico pasan a formar parte del LESPRE, lo que implica que su caza queda prohibida

Para ello es necesario, entre otras cuestiones, que no haya otra solución satisfactoria tal y como señala el catálogo de medidas de protección del ganado ante eventos de depredación del lobo publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Asimismo, se deberá justificar que la medida de captura de ejemplares no afecte negativamente al estado de conservación favorable de la especie y a la existencia de perjuicios importantes para el ganado en las explotaciones afectadas, según informa EFE.

La segunda disposición añade que la estrategia de conservación y gestión del lobo en España será aprobada por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, antes del 31 de diciembre de 2021, y se publicará en la página web del Miteco.

La orden ministerial cuenta con el respaldo del Comité Científico, que entiende que el estancamiento de la población de lobo ibérico en los últimos años y la congelación de su área de distribución ─a pesar de la existencia de hábitats adecuados para su desarrollo más allá del noroeste peninsular─, se ha producido como consecuencia de la elevada tasa de mortandad no natural que soporta la especie.

Ambientalistas celebran la protección del lobo

Diversas organizaciones ambientalistas han acogido satisfactoriamente la Orden del Gobierno, ya que lo consideran un avance para la conservación de este animal y para el equilibrio de los ecosistemas.

Para el coordinador del partido Alianza Verde, Juantxo López de Uralde, la protección del lobo supone "una magnífica noticia que llevábamos años esperando" y ha indicado que su partido velará porque las administraciones garanticen dicha protección y cuenten con recursos suficientes para fomentar la ganadería extensivay su convivencia con la especie.

Los ambientalistas exigen más medidas que permitan la coexistencia del lobo y la ganadería

Por su parte, Ecologistas en Acción explica que la Orden gubernamental llega tras “años de denuncias, estudios, manifestaciones, informes y procesos judiciales" con los que han reclamado la protección del lobo. Además, exigen medidas que potencien la coexistencia del lobo y la ganadería como la persecución de la caza ilegal y reclaman que se "deje de alimentar el conflicto social" entre el lobo y los ganaderos.

El enfado del sector ganadero

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han acusado al Gobierno de condenar a la ganadería a su extinción al incluir al lobo ibérico en el LESPRE.

La inclusión del lobo en el listado de especies protegidas ha caído como "un jarro de agua fría" sobre los ganaderos ─han destacado las organizaciones representativas─, que han lamentado la decisión del Gobierno "a pesar de las muchas reuniones, los intensos diálogos, los múltiples argumentos y la total oposición de las comunidades con presencia de lobo".

Los ganaderos han pedido la dimisión de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, pues consideran que su departamento ha tomado una decisión "tendenciosa e ideológica, basada en la falsedad de que el lobo está amenazado en España".

Las organizaciones agrarias defienden que la mejor gestión no equivale a la total protección de la especie

"Es una medida tomada desde los despachos y no desde los pueblos. Cualquiera que viva en el medio rural y conviva con el lobo sabe que la mejor gestión no es la total protección", han apuntado.

A su juicio, el blindaje del lobo es un "ataque a la ganadería y a las razas autóctonas de la península Ibérica", ya que prevén que aumenten los ataques al ganado, las pérdidas y el despoblamiento.

Sanciones económicas y penales

La inclusión de los cánidos que viven al norte del Duero en el listado permite que no solo su muerte quede sancionada, sino también su comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizada, según informa EFE.

La inclusión en el LESPRE permite que no solo su muerte quede sancionada, sino también su comercio y captura, entre otros

Ecologistas en Acción recuerda que con la entrada en vigor de la Orden gubernamental "la persecución del lobo pasa a ser un delito tipificado" en el Código Penal castigado con "pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a 24 meses" así como con la inhabilitación de dos a cuatro años del derecho de caza o de pesca.

En la imposición de esas sanciones se guarda la adecuación con la gravedad del hecho, teniendo en cuenta criterios como la magnitud del riesgo que supone la conducta infractora y su repercusión; la cuantía, en su caso, de los daños ocasionados; su trascendencia por lo que respecta a la seguridad de las personas o bienes protegidos por esta ley o el grado de intencionalidad apreciable.

Comité Científico, que entiende que el estancamiento de la población de lobo ibérico en los últimos años y la congelación de su área de distribución ─a pesar de la existencia de hábitats adecuados para su desarrollo más allá del noroeste peninsular─, se ha producido como consecuencia de la elevada tasa de mortandad no natural que soporta la especie.

Perros y lobos, dos cánidos con cerebros muy diferentes

Más información

Perros y lobos, dos cánidos con cerebros muy diferentes

*SINC, el Servicio de Información y Noticias Científicas, es la agencia de noticias científicas de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT)