Hallado el que quizá fuera el último pterosaurio

Descubierto en Australia, Ferrodraco lentoni, con unos 4 metros de envergadura pudo ser la última especie de pterosaurio en surcar los cielos

Ferrodraco lentoni

Ferrodraco lentoni

Foto: Swinburne University of Technology / T.R.T.

Ferrodraco lentoni

El descubrimiento de una especie previamente desconocida de pterosaurio que podría haber resistido hasta el período Turoniano -entre hace 90 y 93 millones de años- en el continente australiano, se publica esta semana en la revista especializada Scientific Reports. El artículo, titulado Ferrodraco lentoni gen.et sp. nov., a new ornithocheirid pterosaur from the Winton Formation (Cenomanian–lower Turonian) of Queensland, Australia, describe el espécimen de pterosaurio más completo que se haya encontrado en Australia.

El fósil hallado incluye partes del cráneo, cinco vértebras y varios elementos del ala. Los hallazgos sugieren que pudo ser un superviviente tardío del clado Anhanguera, el cual era creído extinto con anterioridad, hace entre unos 100 y 94 millones de años, durante el periodo cenomaniano.

Un asombroso abrigo de pterosaurio de muchas texturas

Más información

Un asombroso abrigo de pterosaurio

2

Fotografías

Los pterosaurios son conocidos por los fósiles descubiertos en todos los continentes, pero sus restos son a menudo incompletos y fragmentarios debido a que sus huesos son delgados y huecos. Además, el registro fósil particular de pterosaurios en Australia, el cuál cuenta con apenas 15 especímenes conocidos e incompletos, es especialmente escaso.

Adele Pentland, autora principal del estudio y sus colegas bautizaron la especie descrita en la Formación Winton de Queensland, como Ferrodraco lentoni en base a los términos latinos "ferrum", hierro -en referencia a la preservación del espécimen- y "draco", dragón.

Cráneo y mandíbula fósil de Ferrodraco Lentoni

Cráneo y mandíbula fósil de Ferrodraco Lentoni

Foto: Pentland et al.

En base de la forma y las características de sus mandíbulas, las cuales incluían sendas crestas tanto en su pieza superior como inferior, y los dientes en forma de espiga, los autores identificaron el espécimen como perteneciente al clado Anhanguera, también hallado en Brasil, China e Inglaterra.

La comparación con otros pterosaurios anhanguerianos sugiere que la envergadura de Ferrodraco era de aproximadamente cuatro metros. Los autores también informan una serie de características dentales únicas, incluidos los dientes frontales pequeños, que distinguen a Ferrodraco de otros anhanguerianos y lo identifican como una nueva especie. Además los hallazgos sugieren a su vez que los anhanguerianos pudieron haber sobrevivido durante algún tiempo en Australia después de haber desaparecido de el resto de lugares del mundo.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?